MAYO

22 mayo 2017

Triste porvenir para todos


Cuando llegan las primarias las bases suelen inclinarse por el candidato más hooligan, el más combativo, el que hace más énfasis en las sagradas esencias. Incluso pueden dar la victoria a un eslogan tan delirante “no es no”, como acaba de ocurrir.

Sánchez era el candidato más radical. También el que encarnaba esa furia antisistema que a rebufo de Podemos se ha ido apoderando del PSOE, paradójicamente un partido puro de poder, el que más tiempo nos ha gobernado.
El PSOE enfermó con Zapatero, nunca se curó y con Sánchez, que ya lo metió en la UCI, ahora entrará en coma.
Pedro ha goleado a Susana, más centrista y más patriota, en una mala noche para España.

L VENTOSO

en Twitter
Ahora ya puede sacar el tercer peor resultado del PSOE en toda su historia, ha batido dos veces el record nefasto, Ahora en las próximas elecciones va a volverlo a batir, hasta hundir al PSOE.







21 mayo 2017

Academia Andaluza de la Lengua


Puede convertirse en un polo de empleo, a poco que se apliquen las recetas de desarrollo económico que desde la noche de los tiempos viene empleando con éxito el socialismo andaluz.
Está todo por hacer y se abre un campo de estudios fascinante: "Análisis socio-semántico de los términos quillo y pisha", "Bisho como sustantivo polisémico", "Génesis filológica de ozú y ole", "Variedades dialectales de la denominación de la flora en la Sierra de Cazorla"......…
El promotor de la Academia quiere que ocupe un antiguo convento sevillano, el de San Hermenegildo.
Es una demanda razonable, no vamos a embutir a la Academia en un segundo sin ascensor del barrio de la Judería, o en un galpón angosto de un polígono. La Academia, si queremos hacer las cosas bien y con mínimo lustre, necesitará de entrada un auditorio, donde conferenciar en "andaluz académico".

También una biblioteca, con obras selectas en andaluz (ya se ha traducido El Principito). Por supuesto harán falta una secretaría, archivo digital, salas con cabinas donde los alumnos puedan escuchar la correcta fonética y un cuarto de las escobas. Como estamos en Sevilla, y dado que la Academia debe honrar la tradición, sería idóneo dotar las instalaciones con un ambigú, donde apurar una Cruzcampo fresquilla y una tapa, que no todo va a ser gramática y semiótica. El convento hace falta, desde luego. De hecho, igual se nos queda chico.

Para limpiar las instalaciones se necesitará una tropa. Y no vamos a recurrir a una contrata capitalista. Lo progresista es contar con un grupo de funcionarios adscritos al "Cuerpo de Limpieza de la Academia Andaluza de la Lengua". Ahí, mínimo, cuatro empleos, que el convento es tocho. La biblioteca requerirá cinco bibliotecarios, porque entre vacaciones, Feria y Semana Santa no se da abasto.
En secretaría, al menos otros seis funcionarios, que hay mucho que organizar. Como mínimo, habrá que traer a Chomsky para la inauguración, que además de lingüista es comunista.
Pero donde hay que echar el resto es en investigación: por lo bajo, quince funcionarios.

L Ventoso



19 mayo 2017

Los chinos copian ciudades europeas enteras

El gigante asiático construyó varias réplicas de ciudades del mundo, pero la mayoría están abandonadas o habitadas en una capacidad tremendamente inferior a la real.
Yujiapu, la Manhattan china, pretendía ser el nuevo centro financiero al norte del país, pero la burbuja inmobiliaria impidió el éxito del proyecto.
Construida en el año 2007, la ciudad de Tianducheng o el Pequeño París, con réplicas de los Campos Elíseos y la Torre Eiffel, no resultó de gran interés para los chinos. La misma suerte corrió la Сiudad de Támesis, levantada al más puro estilo británico a 30 kilómetros de Shanghái, entre otros proyectos que copian estilos de ciudades y países.
La Villa Florencia, en el distrito Wuqing de la ciudad de Tianjin, es otro barrio y centro comercial construido en un estilo parecido al de la famosa ciudad italiana, y que incluso tiene su propio coliseo.



















18 mayo 2017

El tren a 0,80 cms de la puerta de casa


Juan Fernández Abad tiene 80 años, una cinta métrica de la que no se separa y una marca en el suelo justo a la puerta de casa. Con un espray verde alguien ha escrito "PA" y un círculo. PA son las iniciales de pantalla acústica.
Y la marca verde la han puesto técnicos de ADIF hace unos días, cuando por casualidad le anunciaron que el AVE que va a Murcia va a pasar por sus narices. "Vinieron y sin explicaciones nos dijeron que aquí va el muro de cinco metros del AVE", explica Juan con asombro. Se agacha a medir para demostrar que no exagera. "Mire. En esta esquina creo que son incluso menos".

Unas casas más allá está la de Juan Mateos, de 62 años, que también con cinta métrica y un purito colgando del labio inferior explica que en el murete de su porche quedará la pantalla acústica de metacrilato. "Me dijeron que no voy escuchar el tren y yo les dije que vale, que eso puede, pero que sí voy a poder tocarlo".




17 mayo 2017

Los necrófilos


La necrofilia española es un desorden colectivo de la afectividad que no tiene cura. De la heroína hay quien ha salido, pero de la necrofilia aquí no sale nadie y la única solución es conllevarla, como el independentismo.
El Valle de los Caídos es el gran minibar del más reincidente necrófilo ibérico, que es el antifranquista. Ningún terruño de España se libra de la fúnebre afección, especialmente virulenta allí donde la españolidad siempre fue más acusada, caso del País Vasco.
Rico es el arte español en temática mortuoria desde los capiteles románicos hasta Berlanga, y el PSOE,

Podemos y Cs no hacen otra cosa que continuar tan berlanguiana tradición con sus votos necrófilos.

El necrófilo cazafachas se diferencia del "niño de El sexto sentido" en que no ve a Franco en ocasiones, sino que lo ve a todas horas y en cualquier lugar: detrás de una joyería de Serrano, de un diputado pijo, de la factura de la luz o de otra final de la Champions alcanzada por el Madrid.
Su trabajo es ingente, pues tiene que luchar no solo contra el franquismo histórico sino contra el franquismo imaginario, que resulta inabarcable, del mismo modo que un obseso sexual se pone palote con la silueta de una guitarra.

BUSTOS





16 mayo 2017

¿Puede el virus WannaCry infectar el ordenador de tu casa?


No, seguramente no. A menos que seas un trabajador que ha usado su ordenador para conectarse a las redes internas de alguna de estas empresas, es muy difícil que esta variante del ransomware WannaCrypt llegue a tu dispositivo.
Ahora bien, ¿corre peligro el ordenador que tienes en casa, así en general?
Sí, claro que sí, como cualquier dispositivo que se conecte a Internet. Es lo que tiene la actualidad tecnológica: si no se tiene cuidado y se pincha en enlaces sospechosos, no se actualiza el antivirus y no se actualiza Windows, MacOS o Linux con asiduidad, tarde o temprano algún virus te hará pasar un mal trago.

¿Qué antivirus me instalo, entonces?
Hay muchas marcas y compañías con antivirus: Norton, Avast, Kaspersky, Panda...El caso es tener uno y tenerlo actualizado.

¿Cómo puedo saber que un enlace tiene un virus?
Mantenerse lejos de webs de pornografía (no todas, pero la mayoría), de descargas ilegales o de streaming que no son oficiales o tienen cierta reputación tampoco es mala idea: los anuncios de muchas de ellas suelen esconder intenciones que poco o nada tienen que ver con lo que anuncian, por sugerente que sea.Del mismo modo, si te llega un correo que no te parece muy normal, mantén mucho cuidado con cualquier archivo adjunto que tenga. Lo mismo con correos de bancos, teleoperadoras y otras grandes compañías que no esperes.

Esa red WiFi tan oportunamente abierta quizá no tenga tan buenas intenciones como tú piensas. Es muy sencillo secuestrar información cuando un ordenador se ha conectado a una red no segura, incluso si la propia red no está pensado para ello. Así que cuidado con conectarse a cualquier WiFi.
Hay que tener mucho cuidado con los pinchos USB si no se sabe a ciencia cierta de dónde vienen.


NOTA.
Personalmente y desde hace años uso para escanear cada día al ordenata el programa Malwarebytes Premium, recomendado por el comentarista SEÑOR OGRO. Y también escaneo cada 15 días con el programa anti-troyanos CAPPER-KILLER de Kaspersky, además del habitual análisis que me hace el antivirus KASPERSKY  automaticamente.

15 mayo 2017

Los asiáticos nos van a comer la tostada


Nuestro declive atiende en gran medida a que comienza una era asiática. Basta con fisgar un poco en las boutiques de facazo de Knightsbrige, en Londres, o de Ortega y Gasset, en Madrid, esas tiendas en las que los mortales del común nos limitamos a planchar la nariz sobre el escaparate. Los asiáticos son prácticamente los únicos que calientan sus tarjetas en los templos del lujo. ¿Por qué nos están comiendo las papas? Pues es fácil: trabajan mucho más que nosotros, estudian más y además son más numerosos.

Mientras un niño surcoreano vive prácticamente solo para estudiar y casi todos los padres pagan pasantías extras de refuerzo, nuestro brillante Gobierno, dentro de su gran apuesta por la cultura del esfuerzo, acaba de aprobar que los chavales españoles puedan pasar al Bachillerato con dos cates.
¿A quién le irá mejor en el mundo híper competitivo que viene: a los surcoreanos que empollan como posesos o a la dulce Generación Botellón? ¿A quién contrataría usted si fuese el jefe de una multinacional: a un joven forjado en la entrega laboral y de enormes conocimientos, o a otro muy majete, pero que curra con cuentagotas y lo primero que pregunta al llegar es cuándo se libra?

Tendríamos que cambiar nuestros paradigmas. Dejar de ver cómo algo normal que niñas púberes y niños con bigotillo de pelusa se agarren unas moñas rituales de espanto cada viernes y sábado. O explicarles que es imposible enfrentarse a estudios complejos de lengua o matemáticas con un dedo fuchicando en el "guasap" y otro dándole al "feisbuk".

LUIS VENTOSO



14 mayo 2017

El olvidado Montesquieu

¿Hay algo en el sistema institucional español que no esté corrompido? Con seguridad, muy poco. La corrupción no es una anomalía del poder. Es uno de sus constituyentes materiales.

Montesquieu lo explica en un axioma brillante: "Para que no se pueda abusar del poder, es necesario que, por la disposición de las cosas, el poder contrarreste al poder".

Algo falló en la configuración de la democracia española. No era extraño, viniendo de una larga dictadura.
Bastante fue que España acabase por entrar en una razonable normalidad europea. Pero algo falló. Y sigue fallando. Falló eso que Montesquieu cifra en la escueta fórmula "por la disposición de las cosas".

La corrección del abuso de poder no puede ser dejada al buen criterio de un individuo o de un grupo de individuos, que son parte del mismo poder cuya necrosis se les encomienda vigilar. El contrapeso de poderes, que Montesquieu busca diseñar, sólo será eficiente si es un puro automatismo de la máquina a la cual llamamos Estado.
Y ese automatismo exige que aquellos sobre quienes recae la facultad de aplicar las leyes sean herméticamente independientes de legisladores y de gobernantes. De no suceder así, la función judicial será una delegación del poder político.

ALBIAC


12 mayo 2017

El SEISCIENTOS


El Seat 600 era uno de los coches más populares de los años 60 y 70 en España. Y justo este año se celebra el 60 aniversario de la fabricación de la primera unidad en la factoría de la Zona Franca de Barcelona.
Para celebrar el aniversario, han organizado una ruta de Barcelona a San Sebastián a lomos de este mítico vehículo. Un total de 775 kilómetros a lo largo de cuatro largas etapas plagadas de recuerdos y anécdotas.
Costaba 65.000 pesetas, el equivalente a 390 euros actuales. O lo que es lo mismo, el salario de tres años de un trabajador.
Su éxito en los 60 fue tal que los coches se adjudicaban y entregaban tras esperas de hasta dos años.

Los dueños de estas reliquias recuerdan esa época en la que un 600 era un privilegio de unos pocos. Sin embargo, los pedidos se amontonaban y desbordaron las previsiones de Seat (acrónimo de Sociedad Española de Automóviles de Turismo).
El modelo Seat 600 marcó un antes y un después en España porque revolucionó la forma de moverse y de independizarse de los ciudadanos.
Vio la luz en junio de 1957 para pararse el contador 16 años después, con una cifra de alrededor de 800.000 vehículos construidos.
Fueron muchos los que aprendieron a conducir con él, a disfrutar de las vacaciones cargando con la familia, el equipaje y hasta las mascotas y rodar por la piel de toro o incluso más allá de los Pirineos.



11 mayo 2017

Leer no es sexi


En el caso de la lectura, entre otras muchas iniciativas para animarnos a leer, han hecho unos pósters preciosos con fotos de Paul Newman y de Marilyn Monroe en todo su esplendor, ambos leyendo, y debajo el eslogan: "Leer es sexi".
Bueno, pues  leer no es sexi. Leer es una experiencia honda, a veces dolorosa, casi siempre ardua (mucho más ardua que plantarse delante de la televisión o del ordenador). Leer requiere esfuerzo, concentración, constancia, paciencia, cultura, práctica y determinación.

Y si queréis que os diga la verdad, escribir tampoco es nada sexi. No hablemos ya de vivir con un escritor, un ser ensimismado y gruñón que pasa la mayor parte del día en su mundo, imaginando cosas y violentando la realidad.
Tampoco es sexi pensar. Enfrentarse una y otra vez a las propias limitaciones resulta más bien agotador y frustrante. Ni aprender alemán. Ni parir. Ni buscar una cura contra el cáncer. Ni acompañar a tu madre al médico.

Dragó






10 mayo 2017

La buenas maneras


La mala educación admite hoy muchas más variedades que antaño. Sin embargo, ya ni se conoce el canon mínimo de civilidad, que está quedando desdibujado. Ni las groserías tradicionales ni las nuevas son objeto actual de atención, porque han dejado de ser materia reglada en la enseñanza escolar y tampoco son cuestiones a las que las familias presten atención, sustituidas en estas y en tantísimas otras cosas más por las emisoras de televisión y la conexión permanente a internet. A esto se suma también la matraca de la ideología de género, que no sabes si infringes cuando te muestras caballeroso con una mujer, le dejas pasar delante o aguardas a que se siente en una mesa para hacerlo tú después.

La cortesía es, sin duda, la faz refinada del respeto al otro. No conozco a nadie al que le disguste encontrarse con alguien que dé muestras de cortesía. Aunque se abuse de ella, como sucede con los cursis, siempre son preferibles a los groseros, empeñados en exteriorizar su vulgaridad e ignorancia.


La buena educación, además, no es contraria a la naturalidad, sino uno de sus más eficaces aliados. Esa confusa ecuación actual que conecta lo espontáneo con lo que corresponde hacer nos llevará bien pronto a eliminar las puertas de los cuartos de baño o a acabar compartiendo aquello que siempre hemos hurtado a las miradas ajenas.
Ser natural no es ser zafio, sino que la zafiedad es propia de animales, cosa bien distinta y que hoy se tiende a mezclar, desafortunadamente.

Toca, pues, retornar sin complejos a las buenas maneras, a la elegancia en las formas, a la belleza de las relaciones humanas. Al respeto que unos nos debemos a otros, en definitiva.




09 mayo 2017

El 21 de Mayo nos jugamos el ser o no ser un país

Hemos soportado el dogma según el cual el pueblo nunca se equivoca, y resulta que se equivoca siempre. A todos los dogmas les llega su final.
En España, según Podemos, se sigue votando al partido más corrupto de Europa. En Cataluña, muchos ciudadanos atormentados y aturdidos continúan apoyando a una familia de saqueadores que empezó prometiendo una república como Holanda y ha acabado pensando en un Estado-ruleta como el de Mónaco, con una monarquía oligárquica y evasora sin Grace Kelly.
No tenemos los gobernantes que necesitamos sino los que hemos votado a veces por miedo, por fanatismo o por estupidez.
La próxima ocasión para jugarnos el futuro de todos está en los resultados que salgan de las primarias del PSOE el día 21 de mayo. Los socialistas españoles, ensimismados y enfurecidos, tienen que optar entre una socialdemocracia clásica y un experimento populista-plurinacional.
En las manos de poco más de 100.000 militantes está parte del futuro de esta democracia, muy lejos de la de Pericles y muy cerca de la disgregación nacional y la ruina.

RAÚL DEL POZO




08 mayo 2017

Los acosos nazis de los progres

En Leganés hay una maestra , Alicia Rubio,  una profesora de instituto que ha escrito un libro con su opinión sobre la peste totalitaria y agresiva que es la ideología de género.
Fracasada la utopía económica colectivista, es hoy el instrumento más poderoso y eficaz de la izquierda para imponer la liquidación de los valores fundamentales de la sociedad occidental abierta.

Alicia Rubio es sometida a una salvaje cacería para darle muerte civil porque ha escrito el libro "Cuando nos prohibieron ser mujeres…. y os persiguieron por ser hombres". Es un libro contra la tiranía del pensamiento emergente de los grupos de presión feministas, homosexualistas, LGTBI, animalistas o como se vengan en llamar.
Financiados por dinero público se convierten en feroces grupos de interés y tienen ya una aterradora capacidad de intimidación. Utilizan sin complejos ni pudor métodos de acoso nazis y comunistas del siglo XX.
Podemos y los referidos grupos le han declarado una "fatwa", la acosan allá donde está y han logrado ya que el Instituto la cese.
Lo que debe alarmar a todo español decente es el silencio ominoso de los partidos y del gobierno de Madrid que toleran esta salvaje agresión contra la libertad de expresión y creación.

TERTSCH

ALICIA RUBIO

07 mayo 2017

Las madres de antes


La bloguera Ana del Barrio escribe :

"las croquetas de mamá son una especie en vías de extinción. Seamos sinceras: junto con las empanadillas caseras están a punto de desaparecer. ¡No hay relevo generacional! Las madres de hoy en día no tenemos tiempo ni ganas de ponernos a preparar la dichosa bechamel con el punto exacto entre cremosa y crujiente. Además, el listón está tan alto que sólo las más valientes se atreven a intentarlo. ¿Cómo voy a superar las croquetas de mi madre? ¿Y las de mi suegra?

Viajábamos hacinados en aquellos Simcas o Seiscientos sin cinturón de seguridad; montábamos en bici y en patines sin rodilleras, coderas ni casco; íbamos a la playa y estábamos horas sin cremas protectoras...


¿Estamos locos o qué? ¿Es que nuestras madres eran unas inconscientes? ¿Cómo es posible que la generación de la EGB haya sobrevivido a todos estos peligros?
Nuestras madres se pasaban la tarde sin saber nada de nosotros. Ni falta que hacía. Sabíamos que el hombre del coco y el del saco nos acechaban, pero tampoco nos preocupaba mucho. Estábamos todo el día en la calle y éramos felices. Nada de pegarnos a las faldas de nuestras madres y, si nos acercábamos mucho, decían aquello de: "Aire, aire".
La libertad tenía sus límites y nuestro tiempo de esparcimiento se veía obligado a detenerse durante dos malditas horas al día: las que había que aguardar después de comer para hacer la digestión. Ahora, este tiempo de obligado descanso ha desaparecido por arte de magia. Los niños se bañan cuando les place y nosotras ni nos inmutamos.
Si osas lanzar la pantufla a tu hijo, al Defensor del Menor vas. Pero en nuestra época era bastante frecuente ver volar las zapatillas ante la trastada de turno. Eso sí, a la hora de esquivar éramos los amos.
Sólo había una televisión en toda la casa y todos nos arremolinábamos en torno a ella. Nada como ver juntos el eterno 'Un, dos, tres', que duraba tres o cuatro horas. Ríete tú de 'Sálvame Deluxe'. O aquellas series míticas como 'Starsky y Hutch', 'La casa de la pradera', 'Hombre rico, hombre pobre', 'Anillos de oro', 'Dinastía' o 'Dallas'.

¡Qué tiempos aquellos!



06 mayo 2017

Shoyna, el pueblo más aislado


Si existe un lugar en el mundo donde sus habitantes viven al borde de lo imposible ese es Shoyna, un pueblo costero ruso, situado en el borde del círculo polar ártico al que se conoce como el desierto más septentrional del mundo. Sobre sus dunas de arena, que se extienden por decenas de kilómetros a lo largo de la costa del Mar Blanco, viven unas 300 personas que ven como cada día sus casas son en parte sepultadas por la arena del desierto.
Sin carreteras o vías férreas los residentes de Shoyna viven prácticamente aislados del mundo, allá, en la península de Kanin, en la costa norte de Rusia.
Pero la vida (o ausencia de ella), en este pequeño pueblo de Rusia, fundado en 1930 por familias de pescadores, no siempre fue así, más bien todo lo contrario. A mediados del siglo XX cientos de personas, atraídas por la abundancia de pesca, levantaron en este lugar una cooperativa pesquera. En 1950 eran más de 1.500 personas las que vivían en Shoyna donde el negocio de la pesca era próspero tanto que la flota llegó a alcanzar en este pequeño lugar más de 70 barcos.
Poco a poco los habitantes fueron abandonando la pequeña población, que ya no podía pescar. Hoy en día, sólo trescientos habitantes viven en Shoyna, gracias a los subsidios de desempleo y las pensiones.