Primas de Almendralejo

30 enero 2015

El pensador de los bosques

Cuenta una leyenda malaya que los hombres y los orangutanes vivían en perfecta armonía (hoy se sabe que compartimos con ellos hasta el 97% del genoma). Un día, los primeros comenzaron a comunicarse en un lenguaje que los orangutanes aprendieron pero se negaron a usar, por miedo a que los hombres los convirtieran en esclavos.

Estaban tan aterrados que dejaron el mundo de los humanos y se refugiaron en las altas copas de los árboles, donde decidieron ponerse a pensar.

Miles de años después, "el hombre de los bosques" (significado de orang Utan en malayo), conocido también como "el pensador de la jungla" vive medio aíslado.

La deforestación salvaje de las selvas de Malasia e Indonesia y la caza furtiva de crías, para venderlas a los zoos, hacen que sea cada vez más difícil encontrar grupos de orangutanes en libertad. Se está quedando sin una tranquila morada donde meditar.

Los primatólogos coinciden en que los orangutanes se parecen a nosotros en muchos aspectos relacionados con el comportamiento. Su vida social es rica, procesan una gran cantidad de información, generan alianzas con otros miembros, son capaces de utilizar instrumentos, de cruzar ríos sirviéndose de palos...
Es impactante ver cómo nos parecemos. Los mismos gestos, la misma mirada, los mismos movimientos... Un escalofrío general estremece a los observadores humanos.

(Por  Barreno) 


29 enero 2015

Odio de los zurdosos al uso popular del coche

Siempre me ha llamado la atención que allí en donde gobiernan los sociatas  y comunistas, como los de Bildu,  etc.,  ponen toda clase de restricciones y trabas al uso del automovil e incitando u obligando al uso de medios colectivos. El coche les emerge (en su mentalidad) como una muestra palpable, visible y clara de los beneficios del capitalismo y de la globalización.

El automóvil permite a cada individuo experimentar directamente y por sí mismo los sentimientos de libertad y de progreso. Es obvio que todo el mundo siente que el coche le permite desplazarse allí donde quiera y cuando quiera.

Esta sencilla pero fundamental autonomía ha convertido el coche en objeto de culto y veneración para muchos individuos. Para el ciudadano occidental, el coche (junto con la comida, el vestido, la vivienda y, en cierto modo, la televisión y el teléfono) es una de las herramientas más importantes de su vida.  Un producto en apariencia elitista pero que, gracias a los métodos de producción capitalistas, se ha conseguido extender a las masas. Ya no hay familia sin uno o varios automoviles en la mayor parte de Occidente. Y comienza a extenderse masivamente en China e India.


La ofensiva contra el coche es variada (impuestos, peajes, carriles bicis, multas sinsentido, etc.) dirigidos a aminorar su uso (matriculación, circulación o sobre hidrocarburos). Las excusas son variadas (la contaminación y el calentamiento global, la histérica escasez del petróleo o su superior siniestralidad) y a la postre todas irrelevantes. Los enemigos del automóvil (que a su vez son enemigos de todo lo que el automóvil representa como la ciencia, la razón, el capitalismo, la autonomía y el bienestar) insisten en que debemos cambiar nuestros hábitos y nuestra vida, para hacer uso de medios colectivos.

Según insisten ellos, el transporte público y las bicicletas han de situarse en la vanguardia de las preferencias de uso por los ciudadanos. El problema es que, por ese mismo razonamiento, tampoco tiene sentido imponer el uso de la bicicleta a todas aquellas personas que prefieren el coche.


Así mismo, es evidente que el desmedido clamor por el uso del transporte público tiene mucho de pulsión colectivista, porque :
Primero, decenas de personas se apilan como ganado en un mismo compartimiento. Segundo, el individuo pierde la capacidad de adaptar el medio de transporte a sus gustos (no podemos decorar el metro, ni poner la música que nos gusta por los altavoces). Tercero, la autonomía del automóvil no es comparable a la del medio de transporte de masas; por mucho que las rutas mejoren, es evidente que ni los trenes, ni los autobuses, ni los metros serán capaces de dejarnos "en la puerta" de nuestro destino.  Cuarto, el transporte colectivo también reduce la privacidad e intimidad de la que podemos gozar en un automóvil.
De la misma manera que nadie está dispuesto a renunciar a la lavadora o al frigorífico, el coche constituye un elemento indispensable para nuestra vida cotidiana. Eliminarlo supone un frontal ataque a nuestro autonomía individual y bienestar ; la mayoría de la población sigue negándose a suicidarse. 
Practicando el irracionalismo más disparatado, los ecologistas pretenden que el hombre se coloque al servicio de las plantas, los insectos, las ranas o las bacterias. Como dijo Al Gore, no queda claro que la vida humana posea un valor superior al de los árboles. De hecho, muchos ecologistas ya han decidido que tiene un valor incluso inferior.

El ataque contra el coche representa un ataque contra nuestro modo de vida y nuestra naturaleza humana. Un claro síntoma de la terrible enfermedad intelectual llamada "ecologismo".



28 enero 2015

Cómo era la Carcel Real de Sevilla

CARCEL REAL DE SEVILLA en 1598
El escritor G.Jambrina, en su libro sobre la vida de M. Cervantes, describe cómo era la prisión en la que encerraron a Don Miguel por supuestos fraudes en la recaudación de harina para la Armada (no hubo tales fraudes, lo que sucedía era que estaba obligado a recaudar unas cantidades concretas por zonas y los ricos de los pueblos se negaban a entregarselas), y en cuyas paredes imaginó por primera vez las andanzas de su hidalgo manchego.

La Cárcel Real de Sevilla era la más importante de la ciudad; se encontraba al comienzo de la calle de las Sierpes, muy cerca de la plaza de San Francisco. En ella había tres puertas. La de entrada o rastrillo era la llamada puerta de oro, por ser esta la más provechosa para los guardias, ya que, desde allí, se repartía a los delincuentes según el lugar que merecieran sus culpas y el mucho o poco dinero que pudieran pagar. En el interior, se encontraba la de plata, en la que los porteros cobraban por quitarles a los presos que tenían dinero las penas que ellos mismos les habían impuesto; en ella, una aldabilla avisaba cuando llegaba un recluso nuevo.

Por último, tras subir unas escaleras, se hallaba la de cobre, que conducía a varias galerías, donde de nuevo había que aflojar la bolsa. En la planta baja, había un patio rectangular con una fuente en medio, una galería y catorce calabozos, que eran de alquiler o de pago, para uno o dos presos y los huéspedes que estos admitieran, incluidas sus mujeres legítimas o sus barraganas

Asimismo, disponía de cuatro tabernas y bodegones, dos tiendas donde, entre otras cosas, se podía comprar verdura, fruta, aceite, vinagre, papel y tinta, varias tablas de juego y algunas otras dependencias. A este patio podían bajar los de las galerías de arriba, salvo los que estuvieran incomunicados en los llamados aposentos fuertes. En él se formaban, durante el día, muchos corrillos para conspirar o conversar de sus cosas, y eran frecuentes las peleas.

La comida, por lo general, venía de fuera, por lo que continuamente acudian mujeres, familiares y amigos con la pitanza. Los visitantes podían entrar y salir sin necesidad de autorización quedando el asunto a la memoria del portero, que solía ser un gran fisonomista, pero que también podía equivocarse, a veces de manera deliberada. De ahí que en el zaguán hubiera siempre un gran trasiego, al menos hasta las diez de la noche, que era cuando cerraban las puertas, lo que facilitaba la huida de algunos presos y todo tipo de desmanes.

La Cárcel Real, como casi todo en Sevilla y en buena parte del reino, estaba controlada por La Garduña, a través de los llamados "valientes" o sicarios. Estos constituían la aristocracia del patio y de los aposentos de la cárcel, mientras que los pobretes, miserables y andrajosos eran la clase vil, al servicio de los primeros; fuera quedaban los bondadosos, los débiles y los encogidos, que solían ser víctimas de las extorsiones, desdenes y amenazas de los otros.

La hermandad de la Garduña (pura mafia como las de ahora) era la encargada de mantener el orden y la disciplina y de controlar y gestionar todo lo que entraba en ella, pues el alojamiento y la manutención corrían a cargo del preso. De modo que los que no tenían medios de fortuna se veían obligados a prestar algún servicio o a realizar algún trabajo para poder comer algo y tener un hueco donde dormir. Asimismo, los "valientes" cobraban por los derechos de limpieza y de alumbrado del patio;y, a los que podían permitírselo, les alquilaban la compañía de mujeres para juergas y dormidas.

Por supuesto,también tenían su propia cofradía religiosa y, con frecuencia, hacían procesiones en el patio, paseando una imagen de la Virgen y del Nazareno y pidiendo limosna a los demás presos a punta de cuchillo, que era algo muy digno de ver.

Cervantes cuando ingresó en la Cárcel Real de Sevi­lla, acababa de cumplir cincuenta años, una edad a la que muchos no llegaban, pues, por unas cosas u otras, la mayoría moría antes. Y, sin embargo, él había logrado sobrevivir a un duelo, varias campañas militares, cinco años de duro cautiverio, diversos ataques y agresiones, alguna que otra misión secreta y peligrosa en Orán y para Felipe II, por no hablar de las numerosas desgracias, desventuras y desilusiones que había padecido.

DON MIGUEL IMAGINANDO A DON QUIJOTE Y SANCHO

27 enero 2015

Aquel volantazo que ahora es igual de necesario

DON TORCUATO
Sucedió el 18 de noviembre de 1976. A las 21.35, las Cortes franquistas aprobaron la Ley para la Reforma Política con 435 votos de los 531. Entre los noes, los de  Guerra Campos, obispo de Cuenca, y Blas Piñar, jefes de los ultra-derechistas.

El sí mayoritario supuso para casi todos los procuradores votantes el harakiri político. Y, a la vez, el enterramiento final del régimen un año después de morir Franco.

Torcuato Fernández Miranda, presidente de las Cortes, la mano que escribió el cambio de régimen con la inspiración de EEUU y Alemania y con Juan Carlos y Suárez de grandes actores, pronunció una frase totalmente vigente:
"De la ley a la ley a través de la ley". O sea, la abolición de las Leyes Fundamentales del franquismo desde las Cortes franquistas, para acto seguido poner en marcha el proceso que desembocó en la Constitución democrática.

Este ejemplo debería servir a los partidos, empezando por el PP y el PSOE, para poner en marcha un cambio con harikiri político incluido y la elaboración de nuevas leyes. Las que den independencia a los Jueces, expulsen del Congreso a los diputados minimamente imputados en procesos de corrupción, eliminen el 80% del gasto público asignado a los políticos (con inclusión del borrado de organismos como el Senado), reasunción de competencias educativas y sanitarias por el Gobierno central, prohibición de todo tipo de subvenciones y de aforamientos, y especialmente la modificación de la Ley Electoral con la desaparición de las circunscripciones autonómicas (un voto catalán o vasco deben de ser idénticos a los votos de uno de Burgos o de Almeria).

Si no lo hacen, al igual que aquel día de 1976, estarán empujando a que ganen y gobiernen, ahora o dentro de tres años,  los que son copias de las huestes de Tsipras.

De paso no cuesta nada regular que jamás saldrán de las prisiones los que como Pujol o Bárcenas, han robado a catalanes y españoles, hasta que devuelvan lo ARRACIMADO de los erarios públicos. Con el dinero devuelto de todos esos directivos de Cajas de Ahorros y Bancos saqueados se podrían financiar pensiones dignas y nuevos puestos de trabajo.

LOS COCODRILOS POLÍTICOS  a AFRICA

26 enero 2015

Ojo con los seguros de vida

Todo empieza la madrugada del 14 de febrero de 2011 con la llamada angustiada de Rosa Durán, la empresaria y esposa de Alfonso Triguero, al 112.  La mujer llama angustiada y dice: “¡Ay, que está todo revuelto! Estábamos los dos acostados y a mi marido le han pegado un tiro”. El hombre, en efecto, está tumbado, muerto. Le han disparado con una escopeta, a bocajarro.  Rosa, la esposa de la víctima, cuenta que dormía con su marido cuando hacia las tres de la madrugada, la despertó “un ruido muy fuerte”. Salió corriendo al pasillo, llamando a voces a su marido y a su hijo, que dormía en el cuarto de enfrente. El hijo, que tiene 28 años, se despertó y cogió la escopeta de su cuarto, bajó al salón y vio que la puerta de la calle estaba abierta. Aseguró a la Guardia Civil que se asomó y vio salir a varias personas dentro de un Huyndai rojo.

Algo no les cuadra a los investigadores: el bolso y la cartera de Rosa, la mujer, siguen allí, intactos, y nadie ha forzado la puerta de entrada a la casa.  El arma del crimen con la que mataron a Alfonso Triguero es una escopeta que los asesinos dejaron en la casa. No parece muy profesional. Lo malo para la esposa y el hijo del asesinado fue que además esa escopeta era del novio de la otra hija de la víctima.

Los análisis del arma y el cartucho muestran que hay ADN de la madre y del hijo mayor, cuyas huellas están también en el gatillo de la escopeta. La mujer no sabe explicarlo. La historia de esta mujer y su hijo se va derrumbando a cada paso que da la Guardia Civil…

HIJO del ASESINADO
Y así, cuatro meses después del crimen, la juez acusa del crimen a la madre y al hijo y ordena que entren en prisión. Y entonces el joven José Carlos parece romperse. Asegura: “Allí estábamos dos personas y yo no he sido, no me voy a comer este marrón. Yo dije que había sido un robo porque mi madre me dijo que había entrado alguien en la casa, pero visto lo visto pudo hacerlo mi madre”.

El 25 de septiembre, un jurado los declaró culpables a los dos del crimen y los condenó a 17 años y medio de prisión a cada uno. La sentencia se hizo pública el 3 de octubre y se citó a los dos acusados, que comparecían cada semana en el juzgado, para comunicarles que debían ingresar en prisión.

¿Dos acusados de asesinato saben desde finales de septiembre que están condenados, que les esperan 17 años de prisión a cada uno, y están en la calle durante días, hasta que les citan para comunicarles lo que ya saben? Así ocurrió y así pasa muchas veces con delitos, por ejemplo, de tráfico de drogas, no tantas en casos de asesinatos. La juez entendió que no había riesgo de fuga. Y la madre, en efecto, acudió el día 9 de octubre a que le notificaran la sentencia contra ella. Anunció que iba a recurrir al Tribunal Superior de Justicia de Extremadura y mantuvo su inocencia. La jueza María Félix Tena, contra el criterio de la fiscalía, la volvió a dejar en libertad.

El hijo, que ya dijo que no iba a comerse ese marrón, no apareció, claro. José Carlos Triguero Durán es hoy un asesino en busca y captura. Todo indica que se fugó por la porosa frontera de Portugal, dejó en el pueblo su coche, pero se llevó ropa. La juez, que le había quitado el pasaporte, esta vez sí, reaccionó, y ordenó 21 días más tarde que la otra condenada, la madre, Rosa Durán, ingresara en la cárcel, donde sigue.

Meses antes de ser asesinado, Alfonso Triguero había contratado un seguro de vida. Y después del crimen, la mujer y sus hijos vendieron dos de los exitosos negocios familiares: el supermercado y el restaurante. O sea, que el hijo se ha fugado con dinero fresco.

(Luis Rendueles y Manu Marlasca)

ASESINADO y su SANTA

25 enero 2015

País ininteligible pero con idéntica "casta"

MOUSAKA
Es tradicional en castellano usar el término "griego" como equivalente a "ininteligible", lo que deviene también en algo:  incomprensible, indescifrable, enrevesado, obscuro, embrollado.

Y así es en sí este país a pesar de ser la cuna de la civilización europea. 
Resultan, los griegos, tan dificiles de entender como los mismos finlandeses, otros que son también de barrera torera aparte. Y aquí tenemos la costumbre de considerar "raros" a los gitanos, cuando son tan previsibles siempre, aunque los british miran con la boca abierta los tricornios de la policía nuestra.

BIEN, hoy han debido de obtener MAYORÍA ABSOLUTA los de TSIPRAS, el zurdoso como el Pableras español.
Porque están viviendo peor que sus padres, y ven con preocupación como sus hijos, a punto de salir licenciados de la universidad, podrían vivir peor que ellos.

En 2012 desapareció del mercado la aspirina Bayer, porque el fabricante alemán dejó de distribuirla ante la acumulación de impagos por parte de los farmacéuticos. Las aspirinas se vendían una a una de forma clandestina.  
Uno de cada cuatro griegos en edad de trabajar permanece en paro, uno de cada tres carece de subsidio alguno y ha perdido el acceso a la Seguridad Social gratuita, un beneficio que se extingue tras 12 meses de desempleo.



SIRTAKIS
Los hospitales de campaña de Médicos del Mundo, pensados para los inmigrantes ilegales, son cada vez más utilizados por los ciudadanos griegos.

Los funcionarios han sufrido de forma especial los recortes. El partido gubernamental, Nueva Democracia, sigue acusándoles de lastrar la economía. Las juventudes del partido conservador han lanzado una campaña por Internet en la que se presenta a los funcionarios como vagos, arrogantes y comunistas.

Ciertamente, en el sector público dominan los partidarios de Syriza, la potente coalición de izquierdas.
"Yo ganaba 1.600 euros brutos y ahora gano menos de mil; un profesor veterano cobra 800 y uno joven, 600. Dígame, ¿quién mantiene una familia con esos ingresos?

Las familias siguen exigiendo a los chicos que cursen al menos una carrera universitaria. En la Europa menos rica, el título universitario es aún un signo de prestigio, de relevancia social. Aunque no sirva de nada. Y aunque todos sepan que no sirve de nada.

No han sufrido las grandes fortunas. Al contrario. Un informe de Credit Suisse indica que en 2007 la alta oligarquía, 1% más rico de la población griega, poseía el 48,6% de la riqueza nacional; hoy, al cabo de siete años de crisis durísima, ese 1% posee el 56% del país. Navieros, banqueros y magnates de la comunicación han advertido varias veces al gobierno de que cualquier aumento de los impuestos sobre las rentas más altas implicaría una fuga masiva de capitales.

NOTA:  Es de agradecerles que inventaran el cocinar con el yogour turco, llamado griego, que permite digerir los más pesados y fuertes estofados de cordero.



23 enero 2015

Los pirados de Tráfico y otras suertes

LA FOTO DEL RADAR
En la escala de Murphy, ley según la cual "si algo puede ir mal, irá a peor", marcharse de vacaciones y que el coche te deje tirado recibiría un notable alto. Que te suceda en el extranjero, sería digno del sobresaliente. Y si además te llega una multa por exceso de velocidad cuando el coche está siendo trasladado por una grúa, eso ya es de matrícula de honor cum laude. 

Pues eso es exactamente lo que denunciaban esta semana  Pere y Sonia, una pareja de Barcelona a la que el Servicio Catalán de Tráfico reclama 100 euros porque la grúa que transportaba su turismo incurrió en un exceso de velocidad y fue 'cazada' por un radar.

Si la sanción de por sí ya es surrealista, la respuesta de la 'mossa' que les atendió no desmerece: "Como la grúa tiene matrícula de Andorra, el radar ha leído la española y por eso os la notifican a vosotros".

Es la última incorporación a la lista de multas de tráfico insólitas, compuesta por clásicos como saltarse un semáforo donde no hay semáforo, tocarse el pelo al volante, comerse un cruasán en bicicleta o conducir una autocaravana a 213 km/h.

A José Luis Simó le multaron por saltarse un semáforo en rojo en Palma, algo con lo que el conductor no estaba de acuerdo. Y no nos referimos al típico debate de si estaba en ámbar cuando empezó a pasar y se cambió a rojo "justo cuando estaba pestañeando" y tal. Es que en esa calle no había semáforo.

Y si nos vamos a Rusia ya el Murphy se queda obsoleto porque Vladímir Putin acaba de ordenar una bajada del precio del vodka en un intento de aplacar las iras de la población por el significativo deterioro que está sufriendo la economía del país.La afición al vodka ha sido históricamente uno de los rasgos del carácter nacional ruso.

A diferencia del vino, la bebida rusa no se puede saborear. Hay que tomarla de golpe y helada, que es como entra mejor. Se toma comiendo ahumados, ensaladilla rusa, arenques o embutido, aunque sirve para acompañar cualquier plato.Los efectos llegan algo más tarde y lo hacen de golpe. Unos segundos atrás todo se veía nítidamente y la conversación fluía sin dificultad. De repente y sin previo aviso, las imágenes aparecen borrosas y cuesta articular palabra. Si se continúa pimplando, lo normal es despertarse en la cama o en el suelo sin recordar nada de lo que ha sucedido.

Ahora sólo falta que Putin sancione las infracciones de Tráfico, infracciones al modo de España, obligando a beberse diez litros de vodka a los conductores, tal como sancionaba Pedro El Grande cuando alguien era impuntual con él..


22 enero 2015

Tsipras, O terror da Europa

¿Es un político comprometido y pegado a la realidad o un ‘loco’ inexperto con suerte que llevará al país a la ruina y romperá el euro?

Amigos y enemigos retratan al temido líder del ‘Podemos’ griego, favorito para las elecciones del 25.

Gesticula ferozmente. "Los mercados están haciendo su trabajo, que es ganar dinero", aúlla. "Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo, que es proteger los intereses del pueblo griego. Pero lo importante es quién toca la flauta. Seremos nosotros los que tocaremos la flauta y los mercados bailarán al compás".

Por primera vez, Tsipras tiene una clara oportunidad de gobernar.  A sus 40 años, sería el líder más joven de la historia del país y el primero que lleva al poder a un partido de izquierda-izquierda. Estos datos serían llamativos de por sí, pero hay algo más: Grecia es un país en caos, atrapado en la recesión y estructuralmente en quiebra.
Provoca miedo. ¿Pero está justificado ese miedo? Después de que Grecia pidiera el rescate en 2010, el paisaje político se transformó. En tres años, los dos megapartidos perdieron el 64% de sus votos: el Pasok pasó del 44% en 2009 al 3% en las Europeas. Mientras, nuevos partidos (se presentaron 43 en las elecciones europeas) obtuvieron millones de votos. Grecia incluso tiene un partido nazi en el Parlamento, aunque la mayoría de sus diputados están en la cárcel, a la espera de juicio, por delitos varios.

Los indignados se han volcado con Syriza, animados por las repetidas promesas de romper  con la troika (La UE) si llega al poder. Este tipo de promesas es lo que pone nerviosos a tantos políticos, dentro y fuera de Grecia.  Grecia debe 300.000 millones y gran parte del dinero que recibe de la troika se destina a pagar acreedores.

Tsipras, por supuesto, es marxista. Ateo, vive con su pareja, Betty Baziana, en Kypseli, una zona algo canalla de Atenas. Syriza ha permitido que algunos ex miembros del tradicional partido hegemónico de la izquierda se afilien para traer con ellos su experiencia y sus votantes más fieles. Y ha fichado también a la diputada Rachel Makri, del partido de la extrema derecha Anexartiti Ellines, quien ha manifestado ideas contra la inmigración y antisemitas.

Los anteriores gobernantes (Papandreou, Samaras, Simitis y Karamanlis) estudiaron en el extranjero y fueron ministros antes de llegar a la cúspide. Syriza no tiene suficiente gente formada, eficiente, seria y prestigiosa para formar gobierno.  Pase lo que pase, sean cuales sean las consecuencias para Grecia, la eurozona y para Europa en general, para aquel chaval  que hace 24 años luchaba por su derecho a saltarse las clases, este ha sido un viaje espectacular.

(Por Thodoris Georgakopoulos)


21 enero 2015

La viuda del bizco y Nisman

FISCAL NISMAN
El fiscal Alberto Nisman guardaba como oro en paño en su despacho de la Unidad Fiscal AMIA, a pocos metros de la Casa Rosada, una bomba de tiempo política: cientos de escuchas telefónicas relacionadas con la causa del atentado perpetrado en 1994 en la sede de la comunidad judía en Buenos Aires.

Esa información es la base de la denuncia que Nisman, muerto en extrañas circunstancias el domingo, presentó la semana pasada contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y varios dirigentes del oficialismo. Una información comprimida en 19 discos compactos que ahora está a buen recaudo en las oficinas del juez Ariel Lijo, encargado de la denuncia realizada por el fiscal.

En su acusación, Nisman sostenía que los dirigentes kirchneristas conspiraron para "fabricar la inocencia" de los ex altos cargos iraníes que presuntamente habían estado involucrados en el atentado en la AMIA.

Algunas de esas grabaciones le habrían sido facilitadas al fiscal por un oscuro personaje, el ex jefe de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia (SI) argentina, Antonio Stiusso, alias "Jaime", cesado fulminantemente en diciembre pasado por el gobierno y ahora jubilado. El superagente Stiusso entró a trabajar en los servicios secretos en los años 70 y fue ascendiendo durante la feroz dictadura argentina (1976-1983). Su tremendo poder se lo otorgaba la ingente información que fue recabando de políticos, jueces, sindicalistas, periodistas...

Todos los expedientes sobre las principales personalidades argentinas pasaban por su mano.

Stiusso siguió la pista iraní en la causa AMIA pero su trabajo, como el de Nisman, quedó en entredicho cuando Cristina Kirchner firmó el acuerdo con Teherán. A mediados de diciembre, Kirchner decidió guillotinar a la cúpula de la Inteligencia y poner al frente de los servicios secretos a un hombre de su entera confianza, Óscar Parrilli.

Stiusso fue cesado pocos días después.
Al agente que había promovido el acuerdo con los iraníes se le conoce como "Ramón Allan Héctor Bogado", según informaron fuentes judiciales al diario Clarín. Ese espía, miembro de la asociación ultrakirchnerista "La Cámpora", que dirige Máximo Kirchner, hijo de la presidenta, sería el contacto con el hombre de confianza de los iraníes en Argentina, Jorge "Yussuf" Khalil, a quien Nisman había intervenido varias conversaciones telefónicas.

El interés de Teherán pasaba por la eliminación de las "circulares rojas" de busca y captura de Interpol contra cinco ex funcionarios iraníes acusados por el atentado en la AMIA.

¿Quién "suicidó" a Nisman?

(C. G. Calero)
CRISTINA y MÁXIMO  KIRCHNER

20 enero 2015

Fugitivo profesional

El 28 de abril de 2011 este blog publicó la primera parte de las andanzas montaraces por bosques andaluces del mozo Antonio Manuel Sanchez, que ahora, escapado de la carcel, vuelve a lo suyo. Dicho post se halla pinchando en el siguiente cuadrito :

Ahora, en 2015, un periodista de El Mundo lo halla y conversa con él.

Tras patear durante media hora por algún punto inconcreto de esta serranía gaditana escuchas varios silbidos. Proceden de más arriba, aunque eres incapaz de ubicarlos. Al cabo de 30 segundos resuenan los ladridos de varios perros, esta vez mucho más próximos. Aunque no le ves, entiendes que el hombre al que buscas anda cerca. 
-¡¡¡Antonio!!! -dices hacia ninguna parte en voz alta, y el eco hace que tu voz se propague por la montaña. Ahora los perros ladran con mayor intensidad. 
-No te preocupes, sólo van a olerte -afirma una voz todavía sin rostro.

Levantas la mirada  y, de repente, surgido de la nada, aparece Antonio, el hombre cuyo rastro has seguido desde que fue capturado aquella primavera de 2011 tras mantenerse prófugo durante un lustro, el condenado al que sólo pudieron apresarlo desplegando 70 guardias civiles, perros rastreadores y un helicóptero. 

-Hola, amigo -te dice mientras te estrecha la mano derecha.
-Eres el último bandolero andaluz, ¿verdad? -preguntas tú.
-Sí, ese dicen que soy.

Acabas de conocer a Antonio Manuel Sánchez, al forajido que hace 16 meses, sin delitos de sangre en su historial delictivo, volvió a lanzarse al monte huyendo de la ley, al igual que ya hizo en 2006 y como antaño, siglos atrás, lo hicieron José María Hinojosa El Tempranillo o Juan José Mingolla Pasos Largos, nombres míticos del bandolerismo de la sierra andaluza. 

Este hombre de 44 años, que ha vuelto a fugarse de la cárcel para de nuevo echarse al monte con su morral al hombro y sus armas de caza (una lanza para matar jabalíes y un cuchillo punzante) ya no tiene ningún diente en la encía superior, y en la inferior el ardor de años de heroína, cocaína y marihuana le ha arrebatado todas las muelas, salvo una. 

Dice que va tan abrigado porque aquí es la única forma de combatir el frío del invierno que cada noche, mientras duerme en una tienda de campaña hecha a mano con remiendos de plástico, muerde sus carnes entre aullidos de lobos y peñascos que se desprenden. Pero ni siquiera tanto trapo le ha servido para librarse de ese ruido de pecho, ese borboteo que de vez en cuando escuchas y que le acompaña desde hace dos meses. 

Este bandolero del siglo XXI cuenta que tiene amaestrados a sus cuatro perros, a los que, al alba o al caer la noche, cuando más se mueven los animales, utiliza para cazar venados y puercos que luego asa a fuego de leña. También para ahuyentar a las visitas incómodas. Así, día tras día, sobreviviendo en soledad, sin contacto con ningún ser humano. Todo por no volver a ninguna prisión, donde vio asesinatos, violaciones de chavales, narcoteo, corrupción... Donde dejó de funcionarle la cabeza.

La primera vez que Antonio se echó al monte fue a principios de 2006. Habiendo pasado encarcelado 14 años e instalado por aquel entonces junto a su madre Antonio recibió la notificación de un juez para que volviera a prisión. La razón: un robo con fuerza cometido en 2002 en Oviedo, con el que se costeó los picos que calmaron su mono durante un permiso carcelario de fin de semana. Pero Antoñito, así le llamaba su adorada yaya Ana, se fugó a la montaña, que tan bien conocía por su abuelo, cazador furtivo. 

Como ahora, instalado en la sierra, asilvestrado y trabuco en mano, asaltó a senderistas, atemorizó a cazadores y a guardas de cortijos, encañonó a una pareja de guardias civiles, le acusaron de dar un palo a punta de escopeta en la gasolinera de El Bosque y se alimentó de animales salvajes

Antes de volver a ser detenido, pensó que jamás pisaría otra chirona, que ya había purgado lo suficiente entre rejas desde los 19 años que entró en Puerto I (Cádiz) hasta los 33, cuando salió de la penitenciaría asturiana. Pero le apresaron en 2011. 

-¿Te arrepientes de haberte vuelto a fugar?
 -Claro, pero mi cabeza no tiene lógica. No reacciono como la mayoría. Llevo media vida encarcelado o huyendo. Y todo sin cometer delitos de sangre. Ya he pagado bastante por mis pecados. He sido un loco animal, quillo, he llevado el demonio dentro. Pero ya no. Sólo quiero vivir en paz, sin molestar a nadie.

A los 12, cuando ya pasaba más tiempo en la calle que en su colegio del barrio de La Macarena, se hizo amigo de un gitanillo un año menor que él, Antoñito Leiva Jiménez. Fue él quien le invitó a su primera papela de heroína. Se la esnifó. Luego vendrían sirleos de bolsos a turistas, cocaína, metanfetaminas, más robos a punta de navaja o alunizajes con coches robados, los picos en vena, los porros y la venta de droga, y su primera entrada en prisión, a los 17, en Sevilla I. 

Y ahora, en este preciso instante, en busca y captura desde hace 16 meses, te muestra su lanza, su puñal hecho a partir de una lima, las cuerdas que guarda en su morral y las marcas en su tripa de cortes de navaja, el recuerdo de todas las veces que le quisieron matar en la cárcel, a la que debía tres años de condena cuando se fugó de Carmona.
 -¿Tienes miedo de que te vuelvan a coger?
 -Mucho. No quiero volver al talego. Ni mi cuerpo ni mi mente lo superarían. Estoy colapsado de todo lo que vi allí. Pero no tengo incertidumbre. Si me cazan, me quitaré la vida dentro de prisión

A.  Lozano

GUARDIA CIVIL RURAL