Prima CATRIONA

29 abril 2016

Los Doce “COÑOS” más famosos de la Historia de la Humanidad

1 .- ¿Cuándo “coño” va a parar de llover? (Noé, 5000 A.C.).  
2- ¿Cómo “coño” se te ocurrió ese teorema? (La madre de Pitágoras, año 126 A .C.). 
 3 ..- ¡¡¡Coño, qué calor!!! (Juana de Arco, año 1431). 
 4- ¿Cuándo “coño” vamos a llegar? (Cristóbal Colón, año 1492). 
 5 .- ¿Cómo “coño” queréis que pinte el techo? (Miguel Ángel, año 1566). 
 6 .- ¿Qué “coño” has tomao Julieta? (Romeo, año 1595). 
 7 .- ¿De dónde “coño” han salido todos estos indios? (General Custer, 1887)
 8 .- ¿Por dónde “coño” entra tanta agua? (Capitán Smith, SMS Titanic, 1912). 
 9 .- ¿Por qué “coño” no entendéis ésto? (Einstein, Año 1938). 
 10 .- Vamos Mónica, ¿qué te pasa? ¿Quién “coño” se va a dar cuenta? (Bill Clinton, 1997). 
 11 .- ¿Qué “coño” hacemos ahora? (ZP, año 2009)
.
 12 .- ¿A ver qué “coño” recorto ahora? (Rajoy, año 2012). 
Por Enrique Tarrago


28 abril 2016

Canfranc, esplendor y cierre



El 18 de julio de 1928 el rey de España Alfonso XIII inauguraba oficialmente esta estación. A las cinco de la mañana llegó el primer tren con los invitados al acto.

A las diez llegó la división de Montaña, formada por 1.200 hombres y dos grupos de Artillería. Bajaron desde las alturas de los Pirineos maniobrando.
Y a las once llegó el tren regio. El Rey vestía uniforme de capitán general de diario. Y a las once y media llegó el tren eléctrico que llevaba al presidente de la república francesa, Gaston Doumergue, y su séquito.
Todo con la solemnidad que la obra requería. Su situación estratégica hizo que Canfranc se convirtiera en un paso de primer orden. Durante los años treinta el esplendor rodeó a la población que albergaba la estación, y siguió así hasta los inicios de la Segunda Guerra Mundial.

TUNEL DE SOMPORT-Transfonterizo

El Pirineo aragonés fue durante esos años un lugar de paso de aquellos que huían del régimen nazi, y uno de los pasos de los trenes que llevaban el wolframio y el hierro españoles para ser utilizados por la industria armamentística alemana.
Pero también de espías nazis y aliados en el que confluyeron personajes anónimos que arriesgaron sus vidas para proporcionar información con la que hacer frente a la maquinaria bélica alemana.

Redes de espías, estafadores, individuos de toda índole anduvieron por los alrededores de esta fantástica estación. Y luego llegó la decadencia.
Tras la Segunda Guerra Mundial se interrumpió el tráfico de viajeros, que ya no se recuperó jamás. El 27 de marzo de 1970 se cerró al tráfico internacional después del derrumbe del puente de L’Estanguet, tras el descarrilamiento de un tren francés.
Desde entonces todo ha sido decadencia e intentos por conseguir recuperar al menos el atractivo innegable de una estación mítica que se encuentra en un lugar increíble.




Canfranc (Huesca) 18/7/1928. Inauguración solemne. S.M. el Rey don Alfonso XIII y el presidente de la Republica francesa, Gaston Doumergue en los momentos en los que quedo abierta la comunicación ferroviaria entre Francia y España a través del túnel de Somport

27 abril 2016

El miedo de los demócratas

Hay algo sobre lo que apenas se incide, incluso ahora: la amenaza de Podemos para la democracia.

Esa estrategia negativa, a lomos de la indignación, pasa por buscar enemigos.
Por demás, esos ataques de Iglesias, provocando las risotadas de su clientela, tienen ecos chavistas del Aló Presidente.

Sucedió en la presentación de un libro de Liria, ideólogo de su cuerda, quien sostiene que al final estará Podemos, partido único, y una gran oposición golpista. Una alegre premonición venezolana.

Cuando Iglesias se refería a "la cara de miedo de los periodistas" tiene razón aunque se equivoca. No se trata de pavor, como quien se encuentra un tigre en la selva, sino el temor racional ante un fenómeno inquietante con cinco millones de votos y un millón más de IU en negociación que los puede convertir en el partido hegemónico de la izquierda sobre un PSOE errático.

No es el único partido que presiona o manipula al periodismo, profesión por demás con la autoestima averiada por la crisis y la miopía de los editores. Sencillamente Iglesias progresa en su "batalla épica del bien y el mal", donde los podemitas se reservan el papel de purificadores.
Como ese "los borbones a los tiburones" de su querida Irene Montero, que es el estilo marca de la casa. Por las mismas, la Universidades son templos sagrados. Maniqueísmo básico.

Con la prensa sucede lo mismo: o les sirve o no sirve.

 (Teodoro León)


26 abril 2016

Las solteronas y su "poder"

La "solterona", consecuencia de una sociedad que no concebía a la mujer sin matrimonio. Hoy, las tornas han cambiado por completo: hay cada vez más mujeres independientes, se reivindican como tales por convicción y, como si se hubieran convertido en una palanca social, son consideradas un grupo de interés prioritario para líderes políticos o empresas.
Solteras, sí, y con otro tipo de compromiso. Los solteros siempre estuvieron mejor vistos que ellas.

Ahora, la igualdad llega incluso al terreno de la percepción. "Estamos viviendo la aparición de la mujer soltera como norma, no como excepción", argumenta un tal Traister en su ensayo. "Y también la creación de una población enteramente nueva: mujeres adultas a las que no se las define por el hombre con el que se casan ni dependen de su pareja económica, social, sexual ni reproductivamente".
En España, en 2014, íbamos por 32 años de media nupcial y 8,6 millones de mujeres solteras, un millón más que sus homólogos masculinos. Y nunca antes estas féminas tuvieron más posibilidades de seguir solteras, sobre todo si están bien formadas y ganan más que los hombres.


25 abril 2016

Un país DESNORTADO

Si un estudiante coreano me preguntase qué fue ETA, se lo resumiría así: fue una organización terrorista que intentó independizar al País Vasco de España con una campaña brutal e indiscriminada de asesinatos y secuestros que duró cuarenta años, destinada a desmoralizar a los españoles y lograr que el Estado cediese ante el separatismo.

Si el estudiante me preguntase cómo acabó aquello, entonces le contaría que ETA fue derrotada policialmente por la democracia española, por tres motivos: por la firmeza y unión contra ella de la sociedad y los partidos constitucionalistas; por la visión de Aznar y Garzón, que cercenaron su aparato civil y financiero, y porque tras el inimaginable atentado del 11-S, el terrorismo perdió todo atisbo de justificación y se quedó sin santuarios en Occidente (léase aquí Francia).

Si el coreano quisiese saber quién es Otegui, también se lo diría: un terrorista de ETA, al servicio de sus designios hasta el final, y que cuando vieron que estaban siendo derrotados, contribuyó a blanquear a la banda para lograr su pervivencia en política.
Según los jueces, Otegui forma parte del conglomerado que provocó los mayores pesares sufridos por los españoles desde la Guerra Civil.

Pero hoy España es un país que no se respeta.

España es ese país donde en su segunda mayor ciudad, Barcelona, se ha prohibido instalar una pantalla en la calle para ver los partidos de la selección en la Eurocopa (por supuesto, si fuese para animar a Islas Feroe, se tolerarían pantallas, botellón, vuvuzelas y majorettes).
A ese proyecto totalitario atiende que se eliminen los toros por decreto, o que se multe por rotular en español, siendo el idioma más hablado.

España es el país donde se filtran los datos fiscales de los contribuyentes (un delito)  y aquí "no pasa na", o donde la banca pagó chantajes mafiosos durante años sin decir ni pío.

(Luis Ventoso)


24 abril 2016

Tras el INVICTO, lo acaecido

Lo que las bases no pueden entender es que sus líderes han sabido interpretar las señales: los presidentes y vicepresidentes del mundo libre (norteamericanos, alemanes, franceses...) respaldan con su presencia la monarquía restaurada en don Juan Carlos.
Estos mismos líderes que permiten a Carrillo vivir tan ricamente en París y viajar por toda Europa y a los jóvenes socialistas moverse libremente por el mundo libre los han llamado al orden: "Nada de jugar a los revolucionarios, ¿eh? España pertenece a Occidente. Olvidaos de eso de la vuelta de la tortilla. España debe progresar con Occidente. Debéis ser flexibles con lo meramente ideológico en beneficio de lo práctico. Ayudemos a que la transición de dictadura a democracia sea pacífica y sin sobresaltos y podréis seguir viviendo estupendamente como hasta ahora."

Los líderes de la izquierda que deseaban labrarse un porvenir en este bonito y sacrificado oficio de presidir un partido toman nota: los que reparten el bacalao en Occidente quieren una izquierda domada y civilizada. Más te vale aceptar porque no te van a permitir otra. Incluso, si te pones tonto, te pueden romper la columna vertebral por tres sitios. 
Si en tiempos de Franco te jaleaban y hasta te subvencionaban cuando predicabas la revolución contra la dictadura franquista, ahora no te van a consentir que alborotes contra la monarquía que están tutelando. No son sólo los intereses de España los que están en juego, sino el equilibrio político internacional. España está en la zona de influencia del bloque capitalista: una monarquía no está mal, puede ser un factor de estabilidad, como las otras monarquías domesticadas de Europa. 

Así lo han comprendido millones de españoles (bueno, quizá millones sea excesivo, digamos miles, los más politizados: los franquistas se convierten en liberales de toda la vida, sin dejar de señalar que el franquismo tuvo sus cosas buenas; los monárquicos juanistas se hacen juancarlistas y olvidan sus peregrinaciones a Estoril cada 24 de junio, onomástica de don Juan, a llevarle bandejas de plata al pretendiente (que él después revendía a un joyero lisboeta); los estalinistas se hacen eurocomunistas; los falangistas se refundan socialdemócratas; los leninistas se vierten en moldes socialistas, y los anarquistas se decantan unos por el socialismo y otros por el comunismo más moderado, dependiendo de dónde vean el puchero más alcanzable.

El terremoto ideológico afecta también a la Iglesia: curas de cilicio y ejercicios espirituales en criptas y covachas santas descubren que el cristianismo es amor y, ya libres de tonsuras y de maxifaldas, se encaman alegremente con sus devotas más sumisas, con premura de gañán extremeño, buscando recuperar el tiempo perdido, o directamente ahorcan los hábitos y forman una familia y opositan a profesor dé secundaria (preferentemente de latín o filosofía).

La misma evolución ideológica se observa en el profesorado: los que defendieron y divulgaron el orden franquista en las aulas, evolucionan a demócratas y liberales de toda la vida e incluso se hacen detener venialmente por la policía o multar por el gobernador civil en su anhelo por figurar y por proveerse de un currículum de beligerancia democrática que maquille sus años de complacencia, cuando no complicidad, con el franquismo.

Pasan los días (y los meses, y pasarán los años) y no se producirá la vuelta de la tortilla ni el ajuste de cuentas que unos esperaban y otros temían. Tampoco hay necesidad de referéndum para que el pueblo español decida si quiere monarquía o república. Se lo dan escogido personas más preparadas, que saben mejor lo que le conviene.

Se charla de política mientras se ojea el material humano en busca de algún chorbo o de alguna jay con el/la que encamarse para aprobar esa asignatura pendiente de todos los españoles: los años perdidos de la revolución sexual que nunca llegó por culpa de Franco y de los curas y monjas  del colegio.

"Murciano", idioma difisil

Con el objetivo de hacer frente a la barrera idiomática que parece erigirse entre Murcia y el resto del universo, Israel Box, profesor de Educación Infantil de profesión y humorista de vocación, ha creado el primer traductor murciano-español, español-murciano. A través de la cuenta de Twitter @traductormurcia reivindica el gracejo de los habitantes de la Región y pretende acercar algunas de sus expresiones al resto de la humanidad en su forma más pura y primigenia.

ENGLISH: Go up.
ESPAÑOL: Subir.
MURCIANO: Sube pá riba.
ENGLISH: Go down.
ESPAÑOL: Bajar.
MURCIANO: Baja pá bajo.
Una vez expuestos mis argumentos, dime
¿Llevo o no llevo razón?
Acho,
¿Éh o no éh?
Póh ya ehtá.
¿Me has escuchado?
¿Maoio?

MEDIDAS UNIVERSAL Mililitro, centilitro, decilitro, litro, decalitro
MURCIA Una Chispica, una Chispa, Miajica, una Miaja, a Punta Pala.
PALABRAS MALSONANTES
¡ME VÁH A TOCAH ER PIJO!
 
  Arturo Pérez-Reverte ✔ ‎‎@perezreverte Oído Murcia: comisión de Ciencias Humanas de la RAE acepta "paparajote". Entrará en el Diccionario cuando lo refrende el pleno. Enhorabuena.

21 abril 2016

La Naturaleza NO es sabia

Nos cuenta JUAN MANUEL SABUGO que la "Naturaleza ni es sabia ni es buena". Y lo explica.
La tecnología y la ciencia han otorgado al hombre oportunidades y medios inimaginables. Los científicos e ingenieros llevan siglos mejorando la vida de las personas, descubriendo curas, diseñando máquinas, facilitándonos las tareas o guiando nuestro desarrollo artístico. Sin embargo, paradójicamente, la buena prensa y el cariño popular están del lado de la naturaleza, de lo telúrico.
Casi nadie se atreve a cuestionar frases como "la naturaleza es sabia", "no te hará daño, es natural" o "no te tomes eso, es todo químico".

A Charles Darwin, como a tantos científicos, le costó muy caro hacer públicas sus investigaciones. La sociedad no supo entender sus afirmaciones acerca de la descendencia del hombre en su evolución como especie. Las mofas públicas se convirtieron en una moda social. Una de las muestras más bochornosa (que aún perdura) fue la utilización de su caricatura con cuerpo de mono en uno de las más famosas bebidas espirituosas de España: Anís el Mono.

La mayoría de la gente conoce a Darwin y su Teoría de la Evolución pero de una manera errónea. Suele atribuirse una sabiduría natural en dicho proceso, y nada más lejos de la realidad. Las especies se adaptan al medio gracias a mutaciones en su ADN. Pero esas mutaciones se producen de una manera fortuita.
Sólo el azar y las radiaciones del sol permiten el cambio. No hay inteligencia oculta que guía a la evolución, no hay sabiduría ni intención, sólo mera casualidad.

No hay mayor desatino que destruirse a uno mismo. Éste es el principio de las enfermedades autoinmunes. El sistema inmunológico trata de combatir a los intrusos, trata de mantener a raya los agentes externos que puedan dañar nuestro cuerpo. Sin embargo, gran parte de las peores enfermedades se deben a que nuestro sistema inmunológico confunde a agentes propios, producidos por nuestro cuerpo, con agentes externos. Nuestro organismo intenta destruir parte de su propio organismo. Y la paradoja es que esa defensa equivocada provoca un deterioro más o menos grave en nuestra salud.
En muchas ocasiones la inteligencia humana es capaz de distinguir lo erróneo del proceso, pero es evidente que la naturaleza no entiende de razonamientos. Es ridículo renegar de lo natural. Es parte de nuestro ser y motivo de disfrute.
Sin embargo, resulta incomprensible la confrontación generada entre lo natural y lo fabricado por el hombre. Solemos utilizar la palabra "artificial" como sinónimo de falso, de copia, de algo carente de valor real, engañoso.
No es ésta la posición que se merece la tecnología y la ciencia dentro de los logros de la humanidad, la mayoría de las veces como defensa del inhumano comportamiento de la naturaleza.

NOTA DEL BLOG. Sí hay acciones de la Naturaleza que son muy sabias : la creación de esas yogurinas que gustan algunas veces de venir por este blog y otras muchas más. Pero aún le queda mucho por evolucionar a la Naturaleza, en su azaroso devenir, hasta que deje de producir seres como los políticos que tenemos en España.

20 abril 2016

Ritos funerarios

El ser humano es la única especie que entierra a sus difuntos, una práctica que se remonta a los neandertales. Y cada religión tiene su propio rito.

Judaísmo, según explica David Levy, "todo empieza antes del fallecimiento, pues es de suma importancia acompañar a la persona en sus últimos momentos para que pase bien del mundo terrenal al espiritual". Antes del entierro, el cadáver se lava para su purificación (los hombres a los hombres y las mujeres a las mujeres) y se envuelve en un sudario blanco. La cremación está prohibida y la sepultura debe realizarse en tierra. Antes se enterraba el cuerpo directamente sin ataúd, pero al cambiar las leyes sanitarias ahora se usan féretros, en los que no se ponen flores, pero sí lleva en la cabecera una Estrella de David y se puede colocar encima del mismo una pequeña piedra, en señal de que su ser querido ha estado presente en la despedida.
En el entierro, los familiares directos se desgarran una prenda (kria) como forma de expresar su dolor. Dicha vestimenta se sigue usando durante semanas.Quienes están de luto deben permanecer en el hogar y no responder ni a saludos. No pueden rasurarse ni arreglarse y tienen que recitar el kadish. Las mujeres no pueden usar cosméticos. vida normal.


Budismo, Dentro del budismo hay muchas lecturas y muchas escuelas distintas, pero hay una idea básica sobre la eternidad de la vida. La muerte no es tanto el fin de la vida sino el comienzo de otra, indica Enrique Caputo, director General de Sokka Gakkai de España. Los budistas creen en la reencarnación aunque no la llaman así. Piensan que el ser humano es sólo el transmisor de una energía ininterrumpida, de fuerzas acumuladas durante existencias anteriores. Es la rueda sin fin del karma..El ritual funerario varía según la corriente budista. Se suele leer el Libro de los Muertos al difunto para ayudarle en el "bardo" o estado intermedio entre esta vida y la siguiente. El cadáver se prepara con formol para que permanezca en casa siete días antes de la cremación (se incinera para permitir que el espíritu se libere del cuerpo) y durante ese tiempo los monjes van a rezarle. Las cenizas se suelen esparcir en un río. Durante 49 días familiares y amigos presentan ofrendas como bebidas y alimentos.

Católicos, Si la persona está entre la vida y la muerte, tenemos dos rituales: la unción de enfermos y la recomendación del alma (una bendición presentando al fallecido al Dios que le acoge, explica el reverendo Carracedo). Y ya en el entierro se hace una eucaristía. No es fácil dar gracias en el final de la vida, pero hay que hacerlo. También es importante, al año o a los seis meses hacer una misa de recuerdo, porque aunque parezca una tontería para la familia es muy importante notar que la gente se sigue acordando de aquella persona que falta.
El ritual no dice nada especial a la hora de vestir al cadáver. Se puede enterrar el cuerpo o incinerarlo, pues tampoco hay indicación específica sobre qué elegir. El ataúd se suele adornar con flores.


Testigos de Jehová, sobriedad sin símbolos. Se habla de la persona, de sus convicciones, de aspectos positivos suyos... Se hace el velatorio en un sitio sobrio, sin símbolos religiosos. Por lo general optan por la cremación y lo importante es que los familiares se sientan muy apoyados por la Comunidad..

Islam, el Islam enseña que la muerte es un decreto divino y que puede llegar en cualquier momento. No es más que el fin de una etapa y el inicio de otra en el ciclo vital de una persona. Se recomienda afrontar esos momentos diciendo 'Todos somos de Dios y a Él hemos de volver', es decir, con aceptación y paciencia, mostrando la tristeza pero no ira y furia", explica Abdelaziz Hammaoui,  Los musulmanes creen en la resurrección (no en la reencarnación), en que la muerte es el comienzo de otra fase de la existencia en el Jardín o en el Fuego. Tras el fallecimiento, al difunto se le coloca sobre el costado derecho orientado hacia la Qibla. El cadáver se lava (las mujeres se encargan de las mujeres y los hombres de los hombres) se le cierran los ojos y se le cubre el cuerpo con tela blanca de algodón..La incineración está prohibida. El cuerpo se entierra orientado hacia la Meca.

I. F. Lantigua)


19 abril 2016

NEGUEV, ordenadores sustituyen a bombas


Dos modernos edificios se levantan a la espera de otros diez para formar uno de los parques tecnológicos más peculiares.
Bajo un sol abrasador, el enclave pretende ser la incubadora mundial de ciberseguridad.

A hora y media en coche desde Jerusalén o en tren desde Tel Aviv, 
"Beer Sheva será no sólo la cibercapital de Israel sino uno de los lugares más importantes de ciberseguridad", promete el jefe de Gobierno, Benjamín Netanyahu.

IBM, Deutsche Telekom y EMC participan en este proyecto mitad público y mitad privado.

Las empresas extranjeras ya han invertido más de 500 millones de millones dólares en compañías cibernéticas locales. Gracias a más de 250 empresas dedicadas a este campo, la exportación cibertecnológica alcanza los 3.500 millones de dólares.
En Beer Sheva ya trabajan 1.200 empleados en seis startups de cibertecnología, y se prevé que la cifra se doble.
No se puede entender el milagro tecnológico en Israel sin la cantera de la "Unidad 8200" de la Inteligencia militar que capta comunicaciones y descifra códigos. De hecho, unos 35.000 soldados (incluidas las unidades de seguridad cibernética) serán trasladados a las inmediaciones del parque.

También está involucrada la vecina Universidad Ben Gurion del Néguev, que desarrolla siete ciberprogramas. Es el comienzo para uno de los países más ciberatacados en guerra invisible con Irán, donde los ordenadores sustituirán a las bombas.

 (Sal Emergui)

18 abril 2016

De cuando el Invicto....dos

Por estas fechas, la CIA (Central Intelligence Agency) organiza en Londres un seminario dedicado al futuro político de España y Portugal. La guerra fría perdura y los americanos no pueden consentir que la estratégica península Ibérica caiga en manos de Gobiernos satélites del bloque comunista.

El caso es que Franco, aunque.decrépito, no parece dispuesto a entregar la cuchara. Todavía tiene fuerzas para comparecer en el palco del estadio Bernabéu y soportar la plúmbea XVIII  Demostración Sindical del Primero de Mayo: tres mil trabajadores realizando ejercicios gimnásticos y figuras.

En el palco presidencial, los príncipes de España, los duques de Cádiz y el Gobierno en pleno. El pacífico y despolitizado ciudadano que firma resmas de letras para adquirir el utilitario apenas percibe que, en las altas esferas, los políticos han comenzado la competición por los mejores puestos frente al vacío de poder que dejará la muerte del dictador.

En la tertulia de canónigos que se reúne los viernes en el bar Sanatorio, el tema del día es el escándalo que dio el otro día en la tele el escritor Camilo José Cela cuando le preguntaron por las tres palabras de uso corriente que deberían incluirse en el diccionario de la Academia y respondió "coño, carajo y cojones"
—A mí se me cayó el breviario de las manos —confiesa don Pinicio.
—Y yo dormí mal esa noche —apunta don Fulgencio, el organista
—. Esto, cuando Franco estaba mejor, no pasaba.
__Hombre, es que la tele la ve todo el mundo y eso es pecado de escándalo, tercia don Próculo.

Al igual que los canónigos, varios millones de españoles quedaron pasmados ante el televisor antes de intercambiar incrédulas miradas.
¿Habéis oído lo que yo he oído?
Sí, decididamente, algo está cambiando.



17 abril 2016

De cuando el "Invicto" patinaba ya

Teófilo y Visitación han decidido cambiar de coche, que el Seat 600 tiene ya unos añitos, doce para ser exactos, los niños han crecido y se les ha quedado pequeño.
Cuando salen a pasear se fijan en los coches que van viendo aparcados a lo largo de la acera. Después de ver los precios se deciden por un Simca 1200. Lleva razón el anuncio:
"Simca 1200: los coches son como una prolongación de las personas. Por eso sirven como signos externos de muchas cosas. Signos externos de riqueza, de poder, de nivel social, de lujo y, por supuesto, también de inteligencia. Como los Simca 1200."

El socio de Teófilo, Alberto Cabezón, como son siete de familia tiene más gastos y no alcanza a adquirir un Simca 1200. Al final se decide por el Mini Cooper 1300, 137.800 pesetas franco de fábrica y equipado con todos los adelantos: limpiaparabrisas de dos velocidades, encendedor eléctrico y luneta térmica.
Con el parque móvil acelerando hacia Europa, y creciendo vertiginosamente en calidad y cantidad, sólo falta añadir unas carreteras razonables e insuflar un poco de respeto por el Código de Circulación, a ver si conseguimos dejar de ser el primer país europeo en muertos por accidente de circulación.
En España no se puede hablar todavía de consumo desenfrenado como en otros sitios de Europa, pero los signos inequívocos se van manifestando. Dora, la mujer del Chato Puertas, está encantada con el autoservicio de neón y aluminio que han abierto en la zona comercial de Puerta de Hierro.
Ay, Gusti —le dice por teléfono a su amiga Angustias—, es que se compra de lo más cómodo. Tú entras en la tienda por un torniquete y coges un carrito y vas paseando por unos pasillos que tienen a un lado y a otro latas, sobres, pastas, botellas, ca-jas..., todo lo que se te ocurra. Tú vas echando cosas al carrito y al final llegas a un cajero que te cobra lo que llevas y toma nota para enviártelo a casa. Comodísimo, todo envasado y sin tener que esperar a que te pesen los garbanzos ni te midan el aceite. 
—No sé adónde vamos a llegar.
Por lo pronto mi Fonso, que ha estado en Andorra, viene diciendo que allí te dan el dinero sin firmar papeles, sólo con meter un carné del banco en un aparato.
—Eso ¿cómo va a ser?
Como lo oyes. Se llama tarjeta de crédito. Dice Fonso que es como en la feria. ¿Te acuerdas de la barraca aquella en la que metías dos pesetas en una raja y le dabas al botón de tu signo del zodiaco y por otra raja te salía un papel con tu suerte? Pues esto es lo mismo: tá metes la tarjeta, le das al botón de los dineros que quieres y por la rendija te da los billetes.
—¡Qué barbaridad, qué adelanto! Oye, pero en la feria era un hombre que había detrás del cajón.
—Eso le he dicho yo a mi Fonso, pero dice que todo lo hace una máquina muy pequeña. Para mí que es lo mismo, pero habrán metido a un enano.

El mensaje está claro: libertad, futuro, eficacia. Arruinadas por los autoservicios, cierran tiendas de comestibles y droguerías de toda la vida, las de diseño modernista y anaqueles de madera hasta el techo. En sus locales se instalan rutilantes qficinas de cajas de ahorros de moderno diseño con abundancia de aluminio, acero y cristal. Los carpinteros de madera se reciclan en carpinteros de aluminio.
Los que no acaban de reciclarse son los enchufados del Régimen, la apesebrada legión que lleva treinta años sin dar golpe. Oigamos un testimonio esclarecedor: "En 1974 gané mis oposiciones y me destinaron de funcionaria del Estado a la Delegación de Hacienda de Palma de Mallorca. En la oficina había otra compañera auxiliar y un inspector, pero también un teniente coronel, un comandante, un capitán, un teniente y un subteniente en situación de reserva. 
Dichos mandos llegaban a las 9.15 horas y a las 13.30 horas se iban cada cual a su casa. ¿Qué hacían en la oficina? Alguno curioseaba algún escrito antiguo, otros repasaban el Diario Oficial del Estado para enterarse de los ascensos y ceses de los militares y otros leían tranquilamente el periódico local. El trabajo de todos lo hacíamos las dos auxiliares. Creo que en todas las administraciones del Estado de España había cientos y cientos de emboscados como éstos, que ocupaban las plazas de otras personas y cobraban dos sueldos."

Trabajar, lo que se dice trabajar, es posible que no todo el mundo trabaje, pero a consumir se apunta todo quisque. Acercarse a Europa, ésa es la ilusión del español de a pie, que ve la tierra allende los Pirineos como el País de Jauja. Muchos obreros regresan a sus pueblos después de haber vivido en el extranjero como "trabajadores huéspedes" con ahorrillos suficientes para adquirir una finquita o una casa, para montar un bar o un taller mecánico.
Cuentan a parientes y amigos maravillas de la vida que llevaron allí, de lo organizado que está todo, de lo bien que funcionan esos países. No cuentan, por cierto pudor disculpable, las miserias y dificultades pasadas, los trabajos extenuantes o peligrosos ni la precariedad en la que han vivido para ahorrar lo que traen.
También contribuyen a la europeización de España los millones de obreros europeos que el señuelo de vacaciones baratas atrae cada verano a los hoteles de la costa mediterránea. Para el español, Europa es libertad (especialmente, libertad de costumbres), progreso, bienestar y, sobre todo, consumo.
La talla media del español aumenta a pasos agigantados y ya ha alcanzado la de algunos países europeos como el Reino Unido. Cada vez se ven menos españoles redrojos como Mediopeo o Alfonso Guerra, que revelen las deficiencias alimentarias que padeció la población española en los años duros de la posguerra. Es más, nunca se vio tanto gordo en el ruedo nacional. La gente empieza a hacer dieta, incluso hay anuncios de dieta.

En Marbella, el gueto para millonarios y gentes adineradas, abre sus puertas Incosol, una clínica de cinco estrellas donde te cobran un pastón por hacerte pasar hambre con cuatro calditos aguachinados. El impulsor de la idea, y uno de los principales accionistas, es el inquieto marqués de Villaverde, siempre explorando nuevos horizontes en los que satisfacer sus inquietudes profesionales.

(Información de Eslava Galán)

16 abril 2016

Los "Daltónicos" de la Bandera

CADIZ


Ayuntamientos españoles que han ondeado la bandera morada y que lo es así porque el inventor de esa tricolor era daltónico y confundía los colores.

AYAMONTE


ALICANTE


PAMPLONA


VALENCIA


ZARAGOZA

15 abril 2016

Abril, cloacas al descubierto

En abril estamos asistiendo a la apoteosis de la corrupción, el blanqueo y la evasión.
En este mes hemos presenciado el desbordamiento de las alcantarillas; la cloaca del globo ya no puede drenar tanta porquería.
Hemos descubierto a cientos de ladrones que se sientan en los parlamentos y tienen como los ratones muchos escondites para ocultar sabanazos y evadir impuestos. Hemos visto en los telediarios cómo la Guardia Civil se lleva después de ponerle pulseras a banqueros y barandas, un sambenito posmoderno, sin caperuzas de cartón, aunque empujándole la cabeza en la lechera.

En los papeles de Panamá están los dueños del mundo y los que lo gobiernan: banqueros, políticos y familias reinantes.
El pillaje de los que tienen patente de corso ha salido a la superficie y ha probado lo que ya alguno intuyó antes de que se inventara el capitalismo y la plusvalía: con dinero se compra el paraíso, ahora sin ángeles, pero con la gracia de la exención.

En la España campesina de los romances, durante el mes abril se esquilaba a las ovejas.

Raul del Pozo


14 abril 2016

Para las feministas leninistas



Las llaman 'mujeres sobrantes' ('sheng-nu') porque tienen más de 25 años y están solteras. Viven con el estigma de no tener pareja en China, un país en el que el número de hombres es muy superior al de mujeres.
En la cultura nacional, no casarse es una falta de respeto, acaso la mayor afrenta que puede causarle una mujer a su familia.
La culpa es de un corto documental en el que varias mujeres chinas cerca de la treintena cuentan las dificultades que enfrentan cada día por no tener pareja, lo incomprendidas que se sienten y la presión social que deben aguantar. A su lado unos padres que, lejos de aliviarlas, elevan la angustia con sentencias como "sólo moriré en paz si te casas".

La toma del mercado del matrimonio expone esta problemática en poco menos de cinco minutos: mujeres bellas, inteligentes y con las ideas muy claras que se derrumban cuando sus progenitores les imploran que se comprometan. "Debes encontrar un marido. Sólo moriré en paz si te casas", dice el padre de una de las protagonistas.
El problema está tan enraizado en la cultura china que también para esto han creado una solución. O así al menos lo ven ellos: un mercado de matrimonios en Shángai.
Las imágenes muestran una enorme plaza abarrotada de personas, padres e hijos que publican sus perfiles en una suerte de tómbola del amor: cuánto ganan, en qué trabajan, si tienen casa propia o vehículo particular. Todo sirve para 'vender' el producto: el mercado es un escaparate y los jóvenes su mercancía.


13 abril 2016

Los gánsteres están integrados en la sociedad

El acento aragonés de Leopoldo Abadía es tan impecable que parece hecho aposta. Desde que publicó el libro 'La crisis Ninja y otros misterios de la economía actual' no ha dejado de salir en televisión para explicar los recovecos de la crisis y su blog cuenta ya con más de cinco millones de visitas.
A sus 82 años, ríe a carcajadas en cuanto le surge una oportunidad; tiene todo el aspecto de ser un hombre feliz. Su último libro se titula 'Yo de mayor quiero ser joven'.

- Yo me esperaba encontrar un libro sobre cómo envejecer bien, pero al leerlo he visto que parece el libro de un revolucionario. ¿No es algo mayor para eso?


 - Bueno, yo no quería ser revolucionario. Igual sí, ¿no?, pero me ha salido sin querer. Hombre, hablo de la revolución civil, que es algo que digo hace tiempo, pero no en el sentido de salir a la calle a poner barricadas, sino en el sentido de que maduremos todos un poquito, que en cuanto algún cantamañanas diga alguna cantamañanada, tú, yo y el otro le podamos decir que no diga tonterías. El sentido de la revolución civil es que seamos un país con 46 millones de personas con criterio.
 - ¿Llegaremos a verla?
- No lo sé, lo que sí es cierto es que me gustaría que la viéramos. Este año es de elecciones y me parece que estamos haciendo bastantes tonterías. A mí lo que me gustaría es que, cuando alguien haga una oferta de esas maravillosas, todos hagamos dos preguntas: cuánto cuesta esto y de dónde sacamos el dinero. No sé si lo veremos, pero yo me quedo tranquilo cada vez que lo escribo. Por lo menos si le convenzo a uno, pues uno menos o uno más, depende de cómo se mire. Hay que procurar que los demás tengan criterio. Así se hace la revolución.
- Lo que pasa es que todos pensamos que la gente son los demás y que la revolución la hagan los otros.
 - Así es. Fíjese que siempre se mueren los otros, que hasta ahora es verdad.
 - Eso no falla, es matemático.
 - Lo de los otros pasa siempre. Si hay alguna noticia un poco espectacular, como lo de Panamá, todos tendemos a decir qué sinvergüenzas son todos esos, pero igual usted y yo somos sinvergüenzas en otras cosas y no hemos podido llevar nuestros millones a Panamá por falta de materia prima. Por eso, uno de los aspectos de la revolución civil es que seamos cada uno responsables de nuestros actos.
 - Sea sincero. ¿Usted sale en los papeles de Panamá?
- No, hijo mío, no. Por falta de materia prima.
 - Entonces es un don nadie. Hoy en día para ser alguien hay que salir en ellos.
- Pues mira, chico, es que soy un desgraciado, ya se ve que no me llega ni para salir en los papeles de Panamá. Ha habido mucha gente que se ha aprovechado de eso, y hablamos de los papeles de Panamá y no de los de Andorra, Suiza... Porque hay más papeles, no son los únicos, y seguramente no son los más importantes. 
- ¿Todos somos honrados hasta que nos dan la oportunidad de dejar de serlo?
- Es que ser honrado cuesta, como cuesta ser leal o sincero. Hay una cosa que repito en el libro tres veces porque cuando me sale una frase bonita la exprimo.
- Exprímala otra vez.
- Lo peor de cosas como los papeles de Panamá es que la gente, los normalitos, lleguemos a pensar que eso es lo normal. Pues mira, no. Yo digo que la frase acertada es que lo anormal, cuando se hace muchas veces, no se convierte en normal sino en anormal frecuente, que es distinto. En estos momentos estamos viviendo muchas anormalidades pero hay que darse cuenta de que lo que está mal está mal, que no me digan a mí que esto lo hace todo el mundo.
- Una frase de su libro es 'la decencia se vive en casa' ¿Qué tipo de familia han tenido los que salen en todos estos papeles?
- O han tenido unos hogares de pena o han sido unos hogares muy bonitos pero los niños no se enteraban de nada o han tenido malas compañías. Si yo tengo un hijo que hace esas cosas me quedaría bastante chafado desde el punto de vista de padre. La educación de los hijos es responsabilidad única de los padres. Les llevamos a colegios que nos parecen buenos y ya está, pero a los niños no los educa el colegio.
- Yo no sé si llevaría a mis niños a una escuela de hijos de banqueros.
- Lo que dice es muy normal. Yo me lo plantearía, pero habrá que ver cómo es el hijo del banquero, porque igual resulta que es un chaval majo. Lo mismo que yo no llevaría a mis hijos a un colegio donde estudiaran los de Al Capone, tampoco los llevaría a otros sitios. Lo que pasa es que como creo que no hay colegios para hijos de banqueros sino que hay colegios a los que van algunos hijos de banqueros, pues unos se compensarán con otros.
- ¿Los gánsteres están integrados en nuestra sociedad?
- La respuesta es sí. Lo que pasa es que a medida que van apareciendo sus nombres los que se desintegran de la sociedad son ellos. Yo conozco a algún personaje de estos al que antes veía mucho por el barrio y ahora no le veo nunca. Pero sí que forman parte de nosotros, están integrados y a veces en puestos muy altos y con muchos tomando notas de lo que hacen porque son un ejemplo para la ciudadanía.
- '¿Hay algún ingenuo que se crea que los padres de la patria saben quién es su hija?'. Esta frase la ha escrito usted hace poco. ¿Somos un país huérfano?
- La ventaja que yo tengo es que todo lo que escribo pasa una censura: se lo doy a leer a mi mujer y si ella da el visto bueno sale. Yo creo que, tal y como están ahora los padres de la patria, primero no saben qué es la patria. Segundo, lo poco que saben les importa tres pitos y tercero, que lo que se espera de la gente del Parlamento, que intenten mejorar el país y demás, no es lo que se encuentra. Ves determinados espectáculos que te hacen preguntarte a qué han venido al Congreso estos tíos en vez de ir al circo Alegría y además en vez de pagar para ver los payasos hacen el payaso ellos.
- Según usted, 'la mayoría de los partidos políticos ha montado un tinglado de suciedad viscosa y pestilente a su alrededor'.
- La reconozco y es verdad. Yo por ejemplo creo que el Partido Popular ha sido un modelo de despilfarrar millones de votos. Un partido que funcionando normal podía haber salido normal ha conseguido estar desprestigiado absolutamente debido a la charca pestilente en la que se ha metido. La palabra todos no hay que decirla nunca, pero a mí me apetece decir que todos los partidos han creado charcas pestilentes. Puede haber alguno que no, pero lo que se ve es charcas alrededor de muchos. 
- El problema de las charcas es que cuesta salir de ellas.
- Claro, cuesta mucho. Debe de costar porque en el momento en el que están pringados muchos, el despringue es difícil. Si me van dando unos eurillos majos al mes, es difícil decir que a partir de ahora no los recibo o que voy a denunciar todo eso. 
- ¿Por qué no se prepara a bien morir en vez de hacernos perder el tiempo con sus planes de futuro?
- Ja, ja, qué asqueroso eres.
- Lo ha escrito usted, ¿eh?
- Y además ha debido pasar la censura. Yo creo que con mi trabajo actual, con la tele, con estas cosas que hago, atender a la familia, ocuparme de mis amigos y poniendo mi conciencia en paz con Dios ya me estoy preparando para morir. Esta conversación que ahora tengo con usted ya es preparación para morir, no se crea. Y planes de futuro, mire, yo no los hago porque ya queda poco. Cuando alguien me pregunta cómo veo mi futuro le respondo que corto, ¿cómo lo voy a ver? Para bien morir uno tiene que prepararse todos los días de su vida y cuando tiene 82 años uno se da cuenta de que trabajando y haciendo una vida normal te estás preparando. Y ya está, ya te mueres bien, con estilo.

 JAVIER GUILLENEA


12 abril 2016

Refugiados, colonialismo, población europea desinformada



Así pues, ¿qué hacer con los cientos de miles de desesperados que esperan en el norte de África, huyendo de la guerra y el hambre, tratando de cruzar el mar y de encontrar refugio en Europa?

Hay dos respuestas principales. Los liberales de izquierda manifiestan su indignación ante la forma en que Europa está permitiendo que miles de personas se ahoguen en el Mediterráneo; su propuesta es que Europa debe demostrar su solidaridad y abrir sus puertas de par en par.
Los populistas anti-inmigrantes reclaman que debemos proteger nuestro estilo de vida y dejar que los africanos resuelvan sus problemas. 

El populista anti-inmigrante también sabe muy bien que, abandonados a sí mismos, los africanos no conseguirán cambiar sus sociedades.
¿Por qué no? Porque nosotros, los europeos occidentales, estamos impidiéndoselo. Fue la intervención europea en Libia lo que sumió al país en el caos. Fue el ataque estadounidense a Irak lo que creó las condiciones para el surgimiento del ISIS.
La guerra civil en curso en la República Centro Africana entre el sur cristiano y el norte musulmán no es sólo una explosión de odio racial; se desencadenó por el descubrimiento de petróleo en el norte: Francia (relacionada con los musulmanes) y China (relacionada con los cristianos) están peleando por el control de los recursos petroleros mediante testaferros.
El Congo encontró que el conflicto en el país gira principalmente en torno al acceso, control y comercio de cinco recursos minerales claves: coltán, diamantes, cobre, cobalto y oro. Tras la fachada de la guerra racial, vislumbramos por tanto el funcionamiento del capitalismo global.
El Congo ya no existe como un estado unido; se trata de una multiplicidad de territorios gobernados por caudillos locales que controlan su parcela de terreno con un ejército que, por regla general, incluye a niños drogados.
Cada uno de estos caudillos mantiene relaciones comerciales con una empresa o corporación extranjeras que explotan la riqueza, sobre todo minera, de la región. Lo irónico del asunto es que muchos de estos minerales se utilizan en productos de alta tecnología, como ordenadores portátiles y teléfonos móviles.
Basta con retirar de la ecuación las empresas extranjeras de alta tecnología y se desmorona todo el edificio de la guerra racial alimentada por viejas pasiones.

Está claro que este aumento de "estados fallidos" no es una desgracia no intencionada sino también una de las formas en que las grandes potencias ejercen su colonialismo económico. Se impone, por tanto, ampliar la perspectiva: los refugiados son el precio de la economía global.

A los refugiados debe garantizárseles su seguridad, pero también les debe quedar claro que tienen que aceptar el lugar de residencia que les asignen las autoridades europeas, además de respetar las leyes y normas sociales de los estados europeos: ni la más mínima tolerancia a la violencia religiosa, sexista o racial venga de donde venga, ni derecho alguno a imponer la propia forma de vida o religión a los demás, respeto a la libertad de cada individuo a abandonar sus costumbres comunitarias, etc.

Estas reglas deberían establecerse y aplicarse con claridad, mediante medidas represivas (contra fundamentalistas extranjeros, así como contra nuestros propios racistas anti-inmigrantes) en caso necesario.

Por Slavoj Zizek
(filósofo y crítico cultural, es profesor en la European Graduate School)