PRIMAS de CALAHORRA

27 mayo 2016

Un problema para el "furbo"

Katarina Sreckovic es una reportera serbia que sufrió algo insólito: fue invitada a salir del campo en un partido del Estrella Roja de Belgrado, porque los jugadores estaba más pendientes de la entrevista postpartido que de jugarlo.






Secta que suicidó a 918 personas

JIM  JONES
En un remoto lugar de la Guyana, en América del Sur, el pastor evangélico Jim Jones pronunció las últimas palabras que oyeron cientos de personas: "Acabemos con esto ya. Acabemos con esta agonía".
Ese 18 de noviembre de 1978 perdieron la vida 918 personas en un evento que los periódicos calificaron del mayor suicidio colectivo en la historia, y que protagonizó una secta con antigua sede en California.

Hoy, sigue abierto el misterio sobre el desenlace de una comunidad que había nacido como una utopía socialista y había degenerado en algo aterrador. En 1955, el pastor Jim Jones creó una secta denominada el Templo del Pueblo, cuya mayor parte de seguidores eran de raza negra.
De afiliación comunista, el reverendo Jones adquirió cierta notoriedad por su lucha contra el racismo y la defensa por los derechos de los homosexuales
En la remota Guyana fundó Jonestown (Pueblo Jones), una granja de 140 hectáreas que pretendía sobrevivir a la guerra nuclear y a los peligros de unos EE.UU., decía,  cada vez más desbocados y próximos a su final. Su cóctel doctrinal, que mezclaba pasajes de la Biblia, textos de Marx y el credo evangélico Pentecostal, atrajo a una comunidad de cerca de 1.000 personas a sudamérica.

Desde las siete de la mañana hasta las seis de la tarde, los miembros de la secta trabajaban sin descanso, niños incluidos, bajo temperatura cercanas a los 38 °C. Según los testimonios de ex integrantes de la secta, las comidas consistían en nada más que arroz y legumbres, de inferior calidad a los alimentos que recibía Jones y su familia próxima.
En caso de desobedecer las órdenes, Jones encerraba a los indisciplinados en una caja de madera minúscula. Según los testimonios más crudos, las palizas eran frecuentes, así como el uso de un "hoyo de tortura" donde Jones tiraba a los niños desobedientes en mitad de la noche.
Asustaba a los niños haciéndoles creer que había un monstruo en el fondo del pozo y, en caso de que fueron ya mayores para creer en cuentos de miedo, los amarraba desnudos para electrocutarles los genitales.
CONGRESISTA RYAN
En 1978, el congresista del Estado de California, Leo Ryan, y una comitiva que incluía a varios periodistas, familiares de miembros de la secta y un desertor de la comunidad, visitaron Jonestown. Originalmente, el líder de la secta les acogió con cordialidad y preparó un recibimiento musical para sus huéspedes. Tras varios días de visita cada vez más tensa, donde el congresista sufrió un atentado con arma blanca, Ryan invitó a todo aquel que quisiera abandonar la comunidad a regresar con él en su avioneta.
Varios miembros del Templo del Pueblo aceptaron aparentemente la invitación y se reunieron con la comitiva del congresista. No obstante, durante la reunión los miembros de la secta sacaron armas de fuego y dispararon contra Ryan y los demás.

Tras el asesinato del congresista, Jones reunió a toda la comunidad y advirtió el final del sueño socialista: "Hemos obtenido todo lo que hemos querido de este mundo. Hemos tenido una buena vida y hemos sido amados".
A continuación, los hombres cercanos al líder repartieron frascos llenos de cianuro, mezclado con zumo de uva, a las más de 900 personas que formaban la comunidad. Mujeres, hombres y niños bebieron el cianuro potásico, cuyos efectos provocan una muerte especialmente dolorosa.
Pero Jones no.
El líder aguantó en pie hasta el final increpando a los miembros de su comunidad por morir "sin dignidad", puesto que pocos pudieron contener los gritos de dolor. Él, por si acaso, se quitó la vida con el disparo de una escopeta.

CADAVERES

25 mayo 2016

PEDIMOS firmas para dedicar una calle en Pamplona a Miguel de la Quadra-Salcedo


Una iniciativa ciudadana ha lanzado en Change.org una campaña de recogida de firmas para solicitar al Ayuntamiento de Pamplona que dedique una calle de la ciudad a Miguel de la Quadra-Salcedo. Cabe recordar que el conocido reportero y aventurero falleció la pasada semana a los 84 años.

Aunque nacido en Madrid, se trasladó a la capital navarra con sólo 4 años y siempre se sintió muy vinculado a esta tierra. Los artífices de la petición la argumentan "como homenaje por llevar el nombre de Pamplona por el mundo y por su cariño hacia nuestra ciudad".

Los lectores que quieran adherirse a esta solicitud pueden hacerlo en: change.org

Fue un auténtico atleta formando parte de la sección de Atletismo del Real Madrid y consiguiendo un total de 9 campeonatos de España, seis en disco, dos en peso y uno en lanzamiento de martillo. Participó también en los Juegos Olímpicos de Roma de 1960.

De la Quadra-Salcedo era un verdadero aventurero. Desde 1961 hasta 1963, trabajó como etno-botánico en la selva del río Amazonas a sueldo del Gobierno colombiano. A su vuelta a España, en 1963, fue contratado por Televisión Española (TVE) como reportero.

En su primer trabajo tuvo que cubrir la información de la crisis de la República Democrática del Congo, donde estuvo al borde de la muerte tras ser condenado a muerte por haber rodado el fusilamiento de 300 prisioneros.

Como corresponsal de TVE cubrió la guerra de Vietnam y el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 en Chile, perpetrado por el general Augusto Pinochet, entre otros muchos acontecimientos.
Entre sus trabajos se cuentan también reportajes sobre la muerte del Che Guevara, Biafra, la guerra del Yom Kippur, el regreso de Juan Domingo Perón a Argentina o el golpe de Estado de Pinochet en Chile.
El documental 'Chile, toque de queda', sufrió la censura y no pudo verse en España hasta 18 años después de su realización, explica RTVE.

"Yo creo que he sido nómada desde siempre. De niño, cuando me perdía en los montes de Navarra, ya sentía esa llamada", relataba, hace un año y medio, en una entrevista a 'El Periódico de Cataluña'. En Navarra pasó buena parte de su infancia.

A mediados de los setenta cambió el reporterismo de guerra por el de aventura. "Eran otros tiempos y otros medios. Tenías que convivir con la tentación de tomar partido por un bando, algo que no es recomendable, ni siquiera en el caso de las causas más justas. Por eso cambié el reporterismo por la aventura. Preferí a Orellana y Amundsen", explicaba él mismo a 'El Periódico'.

"Mi experiencia me mostró que hasta los frentes de liberación popular más puros acaban corrompiéndose", añadía.
En 1979 y a sugerencia del Rey Juan Carlos creó el programa 'Aventura 92', hoy 'Ruta BBVA'. A lo largo de treinta ediciones, más de 9.000 jóvenes de todo el mundo han tenido la oportunidad de viajar por los países latinoamericanos.



Petición del comentarista JAVICHU y de este bloguero.

24 mayo 2016

¿Monja? Ni de coña


La Cuatro lo único que quería era pegar un nuevo pelotazo y parecía que este terreno, el de las pavas, estaba aún por explorar, así que se lanzaron de lleno al tema.
¿Por qué no?, debieron pensar, el asunto podría tener morbo...
El campo de las chonis, de las tipas descaradas y poligoneras de uñas largas y pintadas y extensiones estaba ya cubierto: saturación de petardas, podríamos llamar al fenómeno.

También estaba casi cubierto el tema chico busca chica en cualquiera de sus variedades. Así que cuando una productora llega con esta propuesta tan edificante en las manos, se lanzan.

Lo estoy viendo, estoy viendo reuniones entre los ejecutivos, relamiéndose con la novedad, viniéndose arriba ante la idea de haber descubierto un nuevo filón: el de las modositas con faldita y crucecita al cuello, pero a lo mejor con un puntito que, en fin, ya se sabe...

Había que afinar en el casting. Descartamos a un montón de chicas y nos quedamos con cinco jóvenes bastante recatadas. Alguna incluso feucha. No feas, feas, que eso ya hubiera sido un poco demasiado para los estándares televisivos, pero al menos un poco sosas, del montón. Eso sí, algunas de ellas con sus cosas, oye, que esto es la tele...

Juleisy, Janet, Jaqui, María Fernanda y Paloma. Cada una con sus peculiaridades. Paloma, por ejemplo: de Almería. 20 años. Dijo en el casting que "Cristo es mi hombre, para mí está vivo y me he enamorado de él". Además, un detalle: es virgen. Prueba superada, dije yo. Pa dentro,

Paloma. Juleysi estudia moda. También tiene 20 años. Ama mucho a Dios, pero, problema, tiene novio. ¿Problema? ¿Qué dices? ¡Es cojonudo!. Ese debate interior es muy interesante. ¿El novio saldría?, pregunto. Sí, si, ningún problema, Alberto se llama. Pues pa dentro también.

Janet y Jaqui son hermanas, catalanas de 23 y 23 años. Que sean hermanas es ya bueno para ser elegidas. Ahí hay tema. Janet es administrativa y amante de la naturaleza, afición que da para frases memorables como esta: "Sé que los ángeles están ahí, en los árboles". Cree que ser monja es una forma de ser feliz a contracorriente.

Y con este elenco, la verdad, no puedo entender que la cosa haya fracasado. Pero es que eran chicas monjiles, me dicen. Venga vaaaa, vamos a ser serios, por el amor de dios. Que no, joder, que no quieren ser monjas, ni de coña, vamos.

Si quisieran ser monjas, con la falta de vocaciones que tenemos, serían monjas y punto. Se presentarían en los conventos o en las órdenes religiosas y venga, pa dentro. A ver quién les iba a poner pegas, tal y como está el asunto de las novicias.

 Mariola Cubells
 Periodista



23 mayo 2016

La autodeterminación y la corrupción

Hay que avisar a los ciudadanos: las elecciones del 26 de junio, llevadas al absurdo, pondrán a los españoles ante el dilema de votar entre la peste y el cólera, entre la corrupción y el derecho a decidir.
Lo de la autodeterminación sería un suicidio asistido por algunos partidos, que luego se echarán atrás para no ser liquidados.
Y en cuanto a la corrupción, todo indica que los votantes elegirán a siglas con cientos de políticos pillados en sobornos y mordidas, como vienen haciendo desde hace 20 años.
Ante esta anomalía democrática que convierte a los votantes en cómplices, aunque no en implicados, circulan tópicos farisaicos y recurrentes: la corrupción no pasa factura a los políticos, no se castiga en la urnas, los votantes piensan que todos los políticos son iguales.

Pero la corrupción no es una trivialidad, sino una pandemia que azota al mundo entero. Obama, antes de volver a la cabaña del tío Tom, está dispuesto a pasar una escoba por los paraísos fiscales. Los papeles de Panamá han sido el primer aviso a los millonarios para que blanqueen su dinero mezclado con el de terroristas y narcotraficantes, ése que está manchado de sangre.

Es posible que en España se siga votando a los corruptos, pero la buena nueva es que éstos están cayendo como chinches. Los meten en los furgones, los pasean por los telediarios, los chapan en el maco como a los bichos que han chupado la sangre en estos años de descontrol.

Raul del Pozo


22 mayo 2016

¿Porqué se hunde España?


Me voy 200 años atrás, a Alemania. Me encuentro con el canciller Otto von Bismarck, bigotudo, con un casco que tiene un pincho encima y a quien le llamaron "el canciller de hierro" "por su determinación y mano dura". O sea, por ser un poco bruto. Recojo unas manifestaciones suyas sobre España: "Estoy firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriéndose destruir y todavía no lo ha conseguido. El día que deje de intentarlo, volverá a estar en la vanguardia del mundo".

"¿Por qué no se hunde España?". O si lo queréis plantear de otra manera, "¿cuándo se hundirá España?". Para lo que habría que contestar otra pregunta: "¿Cuándo podremos decir que se ha hundido?".

(El bloguero Tannhauser daba ayer la respuesta a Abadía : Con la desmedida sangría a que se nos somete el Estado recauda, anualmente, de cada español, los ingresos correspondientes a 184 días de su trabajo. Pero sobre todo por el mal uso que el Estado hace de lo que nos quita, la mayoría de lo cual se emplea en sostener un modelo autonómico demencial, caduco y fracasado, lleno de prebendas y privilegios de casta que constituye la corrupción e ineficiencia institucionalizadas, llegándose al límite (caso único en el mundo) de que el Estado Español financia a los partidos políticos secesionistas que pretenden destruir la unidad nacional.)

Me voy a España. Leo mis dos periódicos. Veo una noticia que me suena a escándalo farisaico, o sea, ese que consiste en rasgarse las vestiduras ante algo que ya se sabía hace tiempo. La deuda pública ha sobrepasado el 100% del PIB. Yo, que no soy un entendido, ya lo sabía. Siempre he hecho los cálculos con el PIB en un billón y la deuda, en otro billón.

Llevo meses diciendo en las conferencias que esta situación es la misma que si alguien con un sueldo de 30.000 euros debe 30.000 euros. Pues ahora, es como si debiera 32.000.

Es igual. no vale decir dos cosas: a) que la culpa es de los anteriores, aunque en algún caso sea verdad; b) que todo viene de la corrupción, los paraísos fiscales y la economía sumergida, aunque también pueda ser verdad.

Pretendo que, cuando alguno de 'estos' nos diga que no quiere pagar la deuda o que quiere distinguir la legítima de la ilegítima o que quiere gastar no sé cuántos miles de millones para gasto social, hasta el más ignorante piense que si le dice algo así a su mujer para las cuentas de su familia, le echan de casa.
¿Será que no saben? ¿Será que no quieren? ¿Será que la carga ideológica no les permite discurrir? ¿Será que es más cómodo echar la culpa a entes supraterrenales (el gran capital, la lucha de clases, la Revolución francesa traducida al español...) que hablar a la gente normal de forma normal? ¿Será...?

 Leopoldo Abadia
ADENDA DEL BLOGUERO:
Un país pusilánime ante quienes van a degüello contra él tiene mal pronóstico. Nos resignamos a ser el único país del mundo que tolera cada año provocaciones multitudinarias contra la existencia de la nación en la propia capital del Estado.


20 mayo 2016

Absenta, la droga licorera de aquellos bohemios


Licor lechoso que hoy está de nuevo de moda, pero que fue hasta hace poco una bebida maldita, prohibida en medio mundo y fuente de inspiración de la bohemia parisina, a la que están estrechamente ligados nombres como Toulouse Lautrec, Van Gogh, Picasso, Rembaud, Bodelaire, Manet… y, cómo no, Hemingway, quien, como es bien sabido, no se perdía nada que pudiera beberse, con tal de que no fuera agua.

El mejunje nació en Couvet, en el Val-de-Travers, en la frontera entre Suiza y Francia. Es un lugar desolado, cubierto de praderías y rodeado de montañas calizas, conocido en la comarca como la Siberia Suiza por su clima extremado. Sin embargo, por su altura y climatología, allí se da muy bien el ajenjo, ingrediente básico de la absenta.

La fórmula original se le ocurrió a un doctor local, llamado Pierre Ordinaire. El preparado se vendía en un principio en farmacias como medicina natural. Pero en 1797, Henri-Louis Pernod construyó la primera destilería en Pontarlier, al otro lado de la frontera, ya en Francia, y para finales del siglo XIX ya había convertido la absenta en la bebida de moda entre los intelectuales parisinos de l’art nouveaux.
El licor se toma en unas copas muy especiales, abombadas en su base, donde se ubica la absenta propiamente dicha, que es transparente. Después se coloca sobre la boca de la copa una especie de cuchara perforada que contiene un terrón de azúcar y se va echando agua sobre él, en una proporción de 3 a 5 partes de agua por una de absenta, según se prefiera más o menos fuerte.

Los azúcares y el agua le dan a la absenta su característico color lechoso y le sacan los aromas de las distintas plantas, además de matar el amargor propio del ajenjo.


(Información de López-Seivane)

19 mayo 2016

Cien años después del tiralineas

Los artífices del acuerdo, el británico Mark Sykes y el francés François Georges-Picot
Tan sencillo como un lápiz azul, uno rojo y un mapa. Así de fácil fue dar forma al Oriente Medio contemporáneo y, también, a sus problemas. El 16 de mayo de 1916, ahora hace justo cien años, Francia y el Reino Unido ratificaron el acuerdo secreto en el que durante meses habían estado trabajando el representante británico Mark Sykes y el francés François George-Picot.

Un tratado en el que ambas potencias (con el visto bueno de la Rusia de los zares) acordaban la manera de repartirse los restos del Imperio Otomano. Ni siquiera había acabado la Gran Guerra, pero el Acuerdo de Sykes-Picot ya había decidido la suerte de aquel estratégico y convulso territorio.

Una línea imaginaria en la arena trazada desde Acre (Palestina) hasta Kirkuk (Iraq) repartió el botín. En total establecieron cinco zonas: Francia controlaría lo que hoy sería Siria y su zona costera y ejercería su influencia hacia el este hasta Mosul, Reino Unido obtuvo Basora y Bagdad y un ámbito de influencia hasta lo que se convertiría en Irán.
Palestina quedaría bajo mandato internacional. Las lenguas, las culturas, los diferentes clanes y tribus de la región quedaron fuera de la ecuación.
En 1915, Thomas Edward Lawrence (más conocido como Lawrence de Arabia), agente de los servicios secretos británicos, y el alto comisario británico en El Cairo, sir Mac Mahon, prometieron al emir hachemí de La Meca, Hussein, que si se alzaba contra los otomanos reconocerían a un país árabe independiente, la Gran Arabia, que se extendería por lo que hoy es Irak, Jordania, Siria, Líbano, Palestina y la Península Arábiga.
Los británicos, también habían asegurado a los sionistas que veían con buenos ojos la creación de un “hogar nacional” para los judíos en Palestina.

Tras el atentado contra el hotel Rey David, en 1946, el Reino Unido decide que ha llegado la hora de marcharse y pasa la patata caliente a la Sociedad de Naciones.
Palestina se acaba partiendo en 1947. De aquella indefinición del acuerdo de Sykes-Picot, de aquella salida precipitada de los británicos y de la final división del territorio, proviene el conflicto capital de Oriente Medio.
LAWRENCE DE ARABIA
Cien años después, las consecuencias del tratado de Sykes-Picot son evidentes. No satisfizo las aspiraciones de los árabes, se agravó el conflicto histórico  entre sunitas y chiítas y se creó el de los árabes contra los judíos.
Se dejó en el limbo al pueblo kurdo, cuya población de entre 45 y 50 millones vive hoy repartida entre Turquía, Siria, Iraq e Irán. Y para rematar, se regaló el poder a monarquías y a poderes autocráticos.

Las guerras, el fanatismo religioso, la miseria… han sido el caro precio a pagar. Puede que a pocos les suene el tratado de Sykes-Picot en Europa, el lugar de su nacimiento, pero en Oriente Medio ese nombre retumba con cada bomba que explota en Alepo, Gaza o Bagdad.

(Cortesía del comentarista Don Javichu)

18 mayo 2016

Intelectuales canallas

GABRIEL ALBIAC
En los años de entreguerras, la tentación acabó arrastrando a los más grandes. Que adquirieron, así, responsabilidades, morales y políticas, monstruosas. Sabios de la potencia de Carl Schmitt o Martin Heidegger acabaron por ser portaestandartes del nazismo.

Talentos poéticos como los de Mayakovski, Aragon o Éluard cantaron la mayor matanza de la historia moderna: la que Stalin perpetraba en el nombre del asalto al cielo.
No hay ya sabios canallas en nuestro tiempo. Sólo canallas.

El Heidegger o el Schmitt que exaltan a Hitler lo hacen con todo el saber académico de su tiempo a las espaldas: y eso los trueca en aún más culpables.

Los penenes españoles que cantaron épicas elegías a Hugo Chávez y hoy alzan loas al estado de excepción de Maduro no acumulan más patrimonio académico que el de sus incompetencias.
Y estoy dispuesto a conceder que eso los hace menos canallas. Pero igual de funestos. Igual de indiferentes hacia la población a la que sus providenciales caudillos sangran.

A veces, en su primordial irresponsabilidad, un atisbo de realidad los roza. Así, el Errejón que constata "un hilo común entre Podemos y Marine Le Pen".
Cierto: ese hilo se llama fascismo, estación término del populismo.


Gabriel Albiac



17 mayo 2016

El fenómeno literario DOLORES REDONDO


En 2010 Dolores Redondo escribía en su casa de Cintruénigo (Navarra) sobre unos crímenes que sucedían en el Valle del Baztán y que investigaba una agente de la Policía Foral, Amaya Salazar.
Escribía con la pulsión del que sospecha que en las palabras se concreta el mundo de un modo mejor. Escribía con un entusiasmo desabrochado, en una soledad muy concurrida de hijos y marido, en un pueblo pequeño y con ese prurito reglamentario de ser una autora anónima.
Era una licenciada en Derecho con un expediente de varios curros sucesivos y, entre ellos, un restaurante en Donosti. Una biografía normal.

Cinco años después, esta mujer de voz rápida ha despachado 700.000 ejemplares de su Trilogía del Baztán, formada por "El guardián invisible", "Legado en los huesos" y "Ofrenda a la tormenta" (editorial Destino).
Es un fenómeno literario. Uno de esos tifones, cada vez más escasos en España, que llegan y generan alrededor una excitación de agentes, editores, distribuidores, comerciales, libreros y lectores. Entre todos contribuyen a descubrir y aupar al nuevo mirlo blanco.
Dolores Redondo se suma a la nómina de los que ya han pisado cumbres de ventas millonarias con libros inesperados: Carlos Ruiz Zafón, Ildefonso Falcones, María Dueñas...

Es una vasca de Pasajes (municipio pesquero cercano a San Sebastián). En su biografía, muchas muertes familiares de un solo golpe, mucha visita al cementerio, mucha liturgia de difunto. Y una niña espantada en medio de ese ambiente que adquirió en pocos años una entonación de luto.

Pasajes era un lugar donde en los años 70 (ella nació en 1969) había mucho trabajo. "Casi todos los hombres de mi familia se dedicaban a la pesca, de altura y de bajura. Algunos pasaban temporadas fuera de casa y eran las mujeres las que tenían que asumir todas las decisiones. Eso forjaba mucho. Y luego está aquello... La muerte tan constante... Me crié viendo a mucha gente destrozada a mi alrededor por la desaparición de los otros. Fue una infancia algo siniestra, dura, en un lugar espantoso lleno de camiones, de cajas de pescado, de estibadores y de peligros. A eso súmale la climatología, que era un peso más en el corazón... La literatura me reconcilió con la belleza".
Estas historias enclavijadas en el valle del Baztán llegan cruzadas de lamias (una suerte de hadas), sorgiñas (brujas), belagiles (mujeres oscuras y poderosas), el basajaun (un homínido gigante) y akelarres. Entre medias, cadáveres, sectas, niños, recuerdos...
Ha generado fans extremos y curiosos escépticos, incluso sesiones de espiritismo para algunos turistas de la lectura y de los bosques.


16 mayo 2016

El "AVE" a la Meca


En Arabia Saudí residen decenas de españoles que permanecen ajenos a las informaciones sobre las relaciones entre el consorcio que construye el AVE a La Meca y Riad que han caldeado los medios de nuestro país durante las últimas semanas: ellos, sencillamente, trabajan cada día para que el tren de alta velocidad del desierto, un prodigio de la ingeniería que ha de estar preparado para resistir temperaturas de hasta 50 grados centígrados y el efecto abrasivo de las habituales tormentas de arena de la zona, se inaugure en el plazo previsto, el primer trimestre de 2018.

"Una vez te adaptas al ritmo de vida y las condiciones del país, puedes llevar una vida bastante normal", detallan, aunque esta normalidad guarda diversos matices, ligados a la alta exigencia de un proyecto con una extensión de 450 kilómetros que discurren por un área desértica.

"Debemos adaptar nuestros horarios a las condiciones existentes. Obliga a empezar la jornada antes del amanecer e intentar desarrollar el trabajo durante la mañana evitando las horas de máxima temperatura. Ciertos trabajos, como hormigonado, soldadura de vía, neutralización… necesariamente se realizan por la noche".


Los desplazamientos entre las oficinas de Yeda y los diferentes puntos de las obras plantean, por sí mismos, un reto. También hay momentos para el descanso durante los viernes y sábados (fines de semana), aunque normalmente deben transcurrir, por los rigores de los códigos de conducta del país, en los "compounds", condominios protegidos por el ejército y sin residentes árabes, rodeados por una alambrada y un cerramiento "de muchos metros de altura".
Fuera de esas alambradas, persisten los retos, especialmente para las mujeres, que "no pueden conducir, deben respetar el código de vestimenta (la túnica hasta los pies denominada "abaya" y el pelo cubierto). y  la prohibición de consumir alcohol y carne de porcino.


15 mayo 2016

El movil para los obsesos de secretismo

Este teléfono de espías para gente corriente está impulsado por ex Navy Seals  (el cuerpo de élite del ejército de Estados Unidos) junto a un grupo de ingenieros españoles. Es posible que no hayas oído hablar del Blackphone, porque su negocio, precisamente, es el de la privacidad.
¿Qué tiene Blackphone que no tengan otros smartphones? Pues tiene exactamente lo mismo que los demás pero de manera segura, explica David Purón, vicepresidente de ingeniería de este teléfono con eslogan de profiláctico.
Parece un móvil Android al uso, pero su particularidad es que encripta todas las llamadas y mensajes para que no puedan escucharlas ni leerlos empresas, hackers o, quién sabe, Obama.

Además, tiene su propia tienda que evita descargas de apps maliciosas: la Silent Store (Tienda silenciosa).


Para garantizar la mayor seguridad posible, compartimenta el teléfono en espacios aislados para separar los datos. "Es mejor que no tengas tu aplicación bancaria al lado de la de Facebook", avisa Purón.
Los principales clientes de Blackphone están en Estados Unidos, Inglaterra y Alemania. "En otros países, como México, un teléfono así es muy valorado. Con el riesgo de los secuestros no puedes permitir que una app se cuele en tu GPS".
En Cuba, Irak, Corea del Norte, Irán o Siria han prohibido este dispositivo. Y es que no poder espiar al usuario no convence nada a los regímenes totalitarios.

Pero, ¿necesita un ciudadano de a pie un Blackphone?
"A todos nos espían. Sobre todo empresas para sacar beneficios de tu información", afirma Purón. Y añade: "El problema es cuando cruzan tus datos en diferentes dispositivos. Entonces lo saben todo de ti". "Está probado que Angry Birds saca información encriptada para China, ¿con qué fin y qué tipo de datos? No se sabe", denuncia Purón.

Las WIFIs abiertas tienen agujeros de seguridad que permiten que tus datos terminen en las manos equivocadas.
Después de que su prototipo triunfara en el Barcelona Mobile World Congress, captaron 30 millones de euros en la primera ronda de financiación y 80 en la segunda. Ahora Silent Circle está afincada en Suiza y tiene más de 200 trabajadores. Acaba de llegar al mercado el Blackphone 2, pero no lo has visto aún en ninguna tienda. En España sólo se puede comprar online y cuesta 799 euros.



NOTA. Tendré que adquirir uno para que los japos no me copien mi receta del "Bonito con tomate" pues corremos el riesgo de que sus barcos esquilmen todos los atunes del Cantábrico.

12 mayo 2016

Los heroícos de GELVES

Los Gelves, es la isla más grande del Norte de África y un escenario clave en los choques entre Occidente y Oriente. Djerba o Las Gelves vio sucederse a normandos de Sicilia, aragoneses, españoles y otomanos enfrentados durante cuatro siglos por 514 km de terreno. A principios de la Edad Moderna, el Imperio Otomano ayudó a los corsarios berberiscos a establecer una base en la isla para lanzar desde allí sus ataques.
Sin embargo, España no estaba dispuesta a ceder una isla con tanto valor estratégico. Se convirtieron los Gelves en una especie de obsesión de los españoles desde que en 1510 se hiciera la primera expe­dición seria para dominar el territorio, la cual acabó desas­trosamente por morir de sed muchos soldados y el propio general don García de Toledo. Esto provocó un profundo dolor en la Corte y el poeta Garcilaso de la Vega compuso unos versos alusivos:
¡Oh patria lagrimosa, y como vuelves los ojos a los Xelves, suspirando!

En 1559, muerto ya Carlos V, el rey Felipe II quiso emu­lar en cierto modo la gesta de su padre, para conseguir un efecto propagandístico, al comienzo de su reinado, semejan­te al de 1535. Se designó capitán general de la empresa al duque de Me­dinaceli, virrey de Nápoles, don Juan de la Cerda; y se confió el mando de la armada del mar al príncipe Andrea Doria.
Llegó la expedición al norte de Africa a mediados de fe­brero de 1560, después de detenerse primero en Sicilia y lue­go en Malta. El 7 de marzo desembarcaron las tropas en los Gelves sin oposición alguna y, tras un par de escaramuzas con los moros de allí, el jeque de los isleños y el rey de Cai­rovan se reconocieron vasallos del soberano de las Españas.
Iniciaron los ejércitos obra de reconstrucción y defensa en el castillo, lo rodearon de un amplio foso y construyeron un fuerte. Pero el turco había sido ya avisado y se armaba en Cons­tantinopla para venir a dar batalla.
En medio del desorden y de la división de opiniones acerca de lo que debía hacerse, llegó la flota turca y empezó el comba­te. Muchas naves de la flota cristiana fueron apresadas y un buen número de ellas destruidas. Cundió el pánico.
Consi­guió escapar el duque de Medinaceli y prometió venir con refuerzos. Los que se quedaron para defender el castillo su­frieron todo tipo de penalidades; calor, sed, hambre, enfer­medades y deserciones. Finalmente resolvió Sande salir a la desesperada y fracasó, perdiendo el fuerte y cayendo lo que quedaba del ejército en poder de los turcos.

Algunos de aquellos cautivos fueron llevados a Constantinopla (entre ellos el propio don Álvaro de Sande, don Berenguer de Requesens y don Sancho de Leiva).

LA TORRE DE CALAVERAS DE GELVES
Los vencedores degollaron a la mayoría de los soldados nada más tomarse la fortaleza. Mandó Piali Bajá construir una TORRE con los cadáveres a modo de trofeo, recubierta de cal y tierra. Este macabro mo­numento estuvo en pie hasta finales del siglo XIX, siendo co­nocido como borj er-Russ, la "fortaleza de los Cráneos" o la "pirámide de los Cráneos".

Hablan de esto algunos viajeros que la vieron, describiéndola, y hasta se conservan grabados de la época que la representaban en las proximidades de la fortaleza. 


Después de más de tres siglos, en 1870, a instancias del cónsul de Inglaterra, el bey (gobernador) de Túnez ordenó que se demoliera la torre y los restos fueran sepultados. Des­pués de la ocupación francesa, se honró la memoria de aque­llos héroes y se levantó un obelisco con las fechas de la expe­dición y de la inhumación de los huesos.

En España, aquella campaña quedaría ya nombrada tris­temente como el "Desastre de los Gelves". Fue una impor­tante derrota de la armada de Felipe II que la "propaganda"oficial se encargó de disimular.
Trataron de buscarse respon­sabilidades y de hallar culpables de la desorganización y la derrota final. Prueba de ello son la Relación que don Alvaro de Sande dio a su Majestad de la jornada y las Anotaciones he­chas por el Duque de Medinaceli al relato de don Alvaro de Sande, dos amplios testimonios en los que ambos militares dan las explicaciones oportunas acerca de los hechos. 

Posiblemente, la causa de que este gran desastre quedase olvidado y apenas sea conocido, se encuentre en la gran vic­toria posterior de la armada en la batalla de LEPANTO, cuya importancia y renombre fue tan grande en adelante que "se­pultó" muchos de los fracasos anteriores contra el turco.


11 mayo 2016

El avión personal de guardar en el jardín

Una "startup" (Una startup podría definirse como una empresa de nueva creación que presenta unas grandes posibilidades de crecimiento y, en ocasiones, un modelo de negocio escalable) patrocinada por la Agencia Espacial Europea (ESA) trabaja en el desarrollo de Lilium, el primer avión de despegue y aterrizaje vertical del mundo para uso personal.
Sus creadores prometen lanzarlo al mercado en 2018. Todavía no han desvelado su precio, pero, sin tener en cuenta la cuestión monetaria, cualquiera con una licencia no muy difícil de sacar y que tenga un pequeño patio trasero, una terraza o un jardín, podría ser el orgulloso dueño de uno de ellos.

Se trata de un aparato eléctrico de dos plazas que puede abrir la puerta a una nueva clase de aviones más simples, silenciosos y ecológicos. "Nuestro objetivo es desarrollar un avión para utilizarlo en la vida cotidiana", asegura Daniel Wiegand, CEO y uno de los cuatro fundadores de Lilium Aviation.




NOTA. Tanto el bloguero DON BWANA como un servidor vamos a adquirir un "parato" de esos cada uno, para poder desplazarnos a los puntos en donde sirven croissants de calidad.

10 mayo 2016

Mons y el Gran Duque de Alba

El veterano general vivió uno de los momentos más críticos de su carrera. Atacado por los "Mendigos del Mar" desde el norte, por los hugonotes franceses desde el sur, y por Guillermo de Orange desde Alemania, salió vivo con ayuda de su genio militar.
Lejos de lo que tradicionalmente se piensa, el general castellano sí consiguió derrotar, en 1568, a las fuerzas dirigidas por Guillermo de Orange, la figura más representativa de los rebeldes, y durante un tiempo pareció que la sublevación era cosa del pasado. Sin embargo, la subida de los impuestos y la sangrienta represión del Tribunal de Tumultos resucitaron la guerra en 1572 y la llevaron a un nuevo nivel.

Antes de acudir a Flandes por orden de Felipe II, Fernando Álvarez de Toledo, III Duque de Alba, había dirigido durante décadas los ejércitos imperiales de Carlos V en las empresas más destacadas. Con la llegada al trono de Felipe, el Gran Duque debió ganarse la confianza del nuevo rey, que le veía como un hombre impuesto por su padre, así como objeto de medras en las luchas cortesanas.

Tras imponerse a los franceses en Nápoles, a pesar de los esfuerzos por sabotearle de Ruy Gómez (cabeza de la otra facción cortesana), el Duque de Alba se instaló en Madrid pensando que su tiempo como militar había terminado. Como narra Juan Giménez Martín en "Tercios de Flandes" (Ediciones Falcata Ibérica), los rebeldes tomaron Brielle y expulsaron de Flesinga (Zelanda) a la escasa guarnición española, ahorcando al coronel Hernando Pacheco.

El siguiente objetivo  fue la ciudad de Middleburg, a donde acudió en su rescate el capitán Sancho Dávila, mano derecha del Gran Duque de Alba. El abulense frenó por el momento el avance enemigo y, con la inminente llegada de 2.000 infantes y el Duque de Medinaceli, pareció que la situación iba a mejorar al fin. Pero nada más lejos de la realidad; en paralelo a todos estos sucesos del norte, que habían sido auspiciados por la Reina de Inglaterra; desde el sur, Luis de Nassau se apoderó de Mons y Valenciennes al frente de un ejército de hugonotes franceses, en la primavera de 1572, posiblemente con la complicidad del Rey de Francia.

Por esas fechas supo Alba de la llegada de Medinaceli, al que no tragaba, y se le notificó que el Príncipe de Orange, hermano de Luis de Nassau, había cruzado el Rin al frente 20.000 soldados. Se trataba de un ejército endeble, que estaba formado en su mayoría por mercenarios, pero suponía abrir un tercer frente.
Los dos nobles, Alba y Medinaceli, marcharon hacia Mons con 36 cañones pesados, 8.500 soldados (a los que se sumaban los 4.000 de Fadrique, hijo de Alba) y una fachada de falsa cordialidad entre ambos.
Ahora sí, los españoles pretendían desalojar a Luis de Nassau de Mons. El riesgo estaba en quedar atrapado entre los franceses, los defensores y los refuerzos de Orange, que, para beneficio de Alba, se obcecó en la conquista de varias localidades de menor importancia, entre ellas el castillo de Weer.

En vísperas del asalto enemigo, el Duque de Alba designó a Julián Romero, otro de los ilustres capitanes del ejército de Flandes, para lanzar "una encamisada" en el campamento enemigo, esto es, un ataque nocturno llamado así porque se empleaban las camisas blancas para diferenciarse en la oscuridad.
Julián Romero penetró en el campamento de Guillermo de Orange al mando de 600 arcabuceros, provocando casi un millar de muertes por sólo 60 españoles, así como la perdida de cientos de caballos y gran cantidad de la impedimenta enemiga. Según la leyenda, incluso estuvo a punto de morir Guillermo de Orange, al que salvaron los ladridos de su perra spaniel que dormía a su lado. Se dijo, que a partir de entonces, durmió siempre con un animal de esta raza junto a su cama.

Tras la encamisada, Orange decidió marcharse en dirección a Alemania, dejando a su hermano abandonado a las fuerzas hispánicas. La victoria en Mons fue seguida por la recuperación de Ooudernarden, Terramunda, Tilemont y Malinas.
Precisamente aquí, a pesar de que las autoridades habían rendido la ciudad a Alba, se produjo un saqueo a modo de castigo ejemplar debido a que los lugareños habían acogido a Orange con tanta calidez.

MONS

09 mayo 2016

Somos corruptos según la edad, dicen las encuestas

Usted está frente a su cajero automático. Introduce la tarjeta. Le pide 100 euros y éste escupe 1.000. Los coge. Mira el comprobante y refleja que sólo ha sacado 100. Concuerda con el saldo de su cuenta.

Inquietud. Busca la cámara oculta. Nada raro. Otra mirada disimulada hacia atrás. Nadie sospechoso de estar gastándole una broma.
Sudoroso nerviosismo. Cuando está seguro de que nadie va a reclamar ese dinero, decide... entrar en el banco y devolverlo. No, en serio, decide...

Pues según la encuesta, el comportamiento ante este agradable e inesperado hecho depende, entre otras cosas, de la edad. Así, ocho de cada 10 mayores de 65 años entrarían en el banco para reintegrar ese dinero que no es suyo.
Cinco de cada diez españoles entre 18 y 29 años se quedaría con los 900 euros.
Los españoles, pues, nos quedamos en un notable bajo y los jóvenes en un sorprendente aprobado raspado.
Razones: ¿la inconsciencia propia de la edad? ¿más necesidad de dinero? ¿una cierta confusión de valores? ¿el fracaso de un sistema educativo? Probablemente todas y ninguna.

Nos escandalizamos ante lo grande (papeles de Panamá), y justificamos lo pequeño. No nos preocupa eludir el IVA en el arreglo que hace el fontanero en casa o trucamos el IRPF para que nuestro hijo pueda acceder a la beca. No es lo mismo, claro, pero la mayoría sólo llegamos a lo pequeño.

Somos españoles. Y el español es la única lengua del mundo que tiene en la picaresca un género literario específico.


08 mayo 2016

Ejecución por Garrote

"Deseando conciliar el último e inevitable rigor de la justicia con la humanidad y la decencia en la ejecución de la pena capital", Fernando VII firmaba en abril de 1832 la abolición en España de la pena de muerte en la horca "mandando que en adelante se ejecute en garrote ordinario la que se imponga a personas del estado llano; en garrote vil la que castigue los delitos infamantes sin distinción de clase, y que subsista el garrote noble para los que correspondan a la de hijosdalgo".

El garrote consistía en una cuerda atada a un palo o una argolla de hierro que permitía al verdugo estrangular mediante un torniquete a la víctima, que podía estar sentada o de pie, aunque siempre atada a un poste o una silla adosada al poste, describe Eladio Romero García en su libro "Garrote vil".
El reo moría por rotura del cuello o fractura de la columna cervical, "lo que esencialmente constituía una dislocación de la apófisis de la vértebra axis" que provocaba "el inmediato coma cerebral y consecuentemente el rápido fallecimiento", según detalla el doctor en Historia.

Nacido en el mundo romano o acaso antes, fue empleado en muchos países, incluida China (...), aunque al final donde más acabó arraigando fue en España y sus colonias, relata Romero García, que resalta cómo "en aquellos tiempos siempre se consideró el garrote como una forma más humana de ejecución, frente a la lista de crueles maneras de matar que comenzaba con la hoguera y podía concluir con el descuartizamiento".

Felipe V ya había aprobado en 1734 el garrote en lugar de la decapitación o el degüello para los nobles. La horca, considerada infamante, quedaba reservada a los plebeyos porque "morir sentado resultaba más digno que hacerlo suspendido en el aire. El garrote noble exigía que el condenado fuera trasladado en caballería y con la cabeza descubierta, mientras que en el vil debía hacerse en burro y el reo iba al revés y con la cabeza cubierta. Aunque la denominación de "garrote vil" desapareció del Código Penal en 1848, el nombre pervivió entre la gente.

"A mí me pueden venir sueltos o esposados, con la cara cubierta o descubierta..., me da igual. La cosa es rápida haciéndolo bien (...). Se sientan, les pongo el asunto y ya no se mueven", decía Vicente López Copete, que en 1954 agarrotó a Enrique Sánchez "el Mula". Copete iba a ser el último verdugo español, ya que le correspondía ejecutar a Salvador Puig Antich en 1974, pero por esas fechas fue condenado por estupro. El anarquista catalán y el alemán Georg Michael Welzel, ejecutados el mismo día con escasos minutos de diferencia, fueron los últimos de una larga lista.

Esta pena capital sería abolida definitivamente por la Constitución de 1978.

Antonio López Sierra, Vicente López Copete, VERDUGOS.