Juana Felisa Isabel culturizándose

19 septiembre 2016

El arroz con leche de la Gran Muralla


La Muralla tiene unos 21.196 kilómetros de largo desde la frontera con Corea del Norte hasta el desierto del Gobi. Fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987 y desde 2007 es una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo. Comenzó a construirse en el siglo 8 a. C., y se terminó oficialmente en 1644.
La maratón que cada año se celebra en la Gran Muralla es una de las más duras del mundo: no es solo correr, sino subir 5.164 escalones. Se celebra desde 1999 y cada año acuden unos 2.500 corredores de 60 nacionalidades distintas. La próxima cita es el 20 de mayo de 2017.
La mayoría de las referencias de la Gran Muralla apuntan al tramo de Badaling, situado a hora y media de carretera desde el centro de Pekín. Este tramo fue construido sobre todo durante la dinastía Ming (1368–1644).El resto de tramos que conforman la Gran Muralla en sí, se extienden desde la provincia de Xinjiang a la de Hebei, y fueron construidas en periodos que se remontan hasta el reinado del primer emperador (221 a.C).

Lo curioso es que unos investigadores han descubierto que muchas de las piedras y ladrillos que la forman están pegadas con ARROZ CON LECHE, a modo de cemento. Al parecer el arroz empapado en leche era una excelente argamasa.


10 comentarios:

  1. Imagino que a esa argamasa no le pondrían azucar y canela. Porque con tanto chino lamiendo los muros se hubieran cargado a la Muralla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ENRIQUE.
      Es de suponer que a tanto refinamiento en la argamasa no debieron de llegar.

      Eliminar
  2. Hombre, tiene gracia un postre occidental haya servido de argamasa de la mayor construcción, junto con las Pirámides. O acaso ¿Han analizado si las pirámides también están fabricadas con arroz con leche?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON AITITA.
      Vaya usted a saber si en las Pirámides también usaron arroz con leche para unir a aquellos inmensos bloques de piedra.

      Eliminar
  3. También usaban CÁÑAMO y hoy se sigue utilizando como mortero. Francia es el país pionero en la jovencísima historia de la construcción actual con cáñamo, que se inició hace solo 20 años por casualidad, con los experimentos de un autoconstructor, llamado Charles Rasetti, en la rehabilitación de su casa “Maison de Turquie”. Buscó una alternativa más ligera y aislante a los materiales anteriores e hico un relleno de mortero de cal con cáñamo entre la estructura antigua de entramado de madera. Idea que ha sido tomada poco a poco por diversas empresas francesas y ha terminado en la comercialización de un granulado de cañamiza para morteros aislantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CABALLERO.
      Buena aportación sobre modos de construcción. Ignoraba que se usaba y que también ahora se usa el cáñamo como argamasa.

      Eliminar
  4. Arroz con leche... argamasa.... ahora entiendo yo lo que pasa después de comer el arroz con leche... :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAVICHU.
      Sí, con un cuenco de arroz con leche en el estómago tienes energias cómo para recorrer las Bardenas Reales a pié.
      Eso me recuerda que la fofisana reina Isabel II se metía al día entre pecho y espalda varias fuentes de arroz con leche.Así estaba ella.

      Eliminar
  5. No me parece nada raro... si de algo debían andar sobrados los emperadores chinos es de arroz, y de mano de obra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Así era según los datos que conocemos : millones de chinos utilizados para construir de todo, tanto gigantescos barcos de madera de teka ocmo para desviar el curso de los rios o para seguir con su Muralla. Y en aquellas tierras es tradición que se cultive siempre mucho arroz.

      Eliminar