Paisaje relajante

18 abril 2016

De cuando el Invicto....dos

Por estas fechas, la CIA (Central Intelligence Agency) organiza en Londres un seminario dedicado al futuro político de España y Portugal. La guerra fría perdura y los americanos no pueden consentir que la estratégica península Ibérica caiga en manos de Gobiernos satélites del bloque comunista.

El caso es que Franco, aunque.decrépito, no parece dispuesto a entregar la cuchara. Todavía tiene fuerzas para comparecer en el palco del estadio Bernabéu y soportar la plúmbea XVIII  Demostración Sindical del Primero de Mayo: tres mil trabajadores realizando ejercicios gimnásticos y figuras.

En el palco presidencial, los príncipes de España, los duques de Cádiz y el Gobierno en pleno. El pacífico y despolitizado ciudadano que firma resmas de letras para adquirir el utilitario apenas percibe que, en las altas esferas, los políticos han comenzado la competición por los mejores puestos frente al vacío de poder que dejará la muerte del dictador.

En la tertulia de canónigos que se reúne los viernes en el bar Sanatorio, el tema del día es el escándalo que dio el otro día en la tele el escritor Camilo José Cela cuando le preguntaron por las tres palabras de uso corriente que deberían incluirse en el diccionario de la Academia y respondió "coño, carajo y cojones"
—A mí se me cayó el breviario de las manos —confiesa don Pinicio.
—Y yo dormí mal esa noche —apunta don Fulgencio, el organista
—. Esto, cuando Franco estaba mejor, no pasaba.
__Hombre, es que la tele la ve todo el mundo y eso es pecado de escándalo, tercia don Próculo.

Al igual que los canónigos, varios millones de españoles quedaron pasmados ante el televisor antes de intercambiar incrédulas miradas.
¿Habéis oído lo que yo he oído?
Sí, decididamente, algo está cambiando.



6 comentarios:

  1. De Camilo Jose Cela me acuerdo de la celebre entrevista con la Mila, en la que explica sus fazañas con la palangana llena de agua. Muchas risas.

    Muchas cosas cambiaron, y en contra de deseos y opiniones, no siempre a mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Recuerdo la fantasmada aquella de CELA con lo de la palangana en TV.

      Efectivamente muchas cosas cambiaron afortunadamente, pero hubo cambios que fueron nefastos y trajeron las corrupciones de ahora. Y la relativización de asuntos que eran medio sagrados y lo siguen siendo.

      Tú quizá no recuerdes que ante unas declaraciones del obispo de Bilbao, monseñor AÑOVEROS, el bobo del sustituto de Carrero, ARIAS NAVARRO, mandó un avión a Sondica para expulsar del país al citado obispo. A lo que la CURIA ROMANA reaccionó comunicando al Gobierno español que si echaban a Añoveros quedarían automaticamnete EXCOMULGADOS el Jefe del Estado y el Jefe del Gobierno.

      Eliminar
    2. Todo se encuentra buscando.... lo de la palangana.

      https://www.youtube.com/watch?v=t0d6K9x8CuA

      No se que es mejor, si la seriedad de Cela, el cabezazo que mete la Mila o la cara de circunstancias del tercero, que parece JM García

      Eliminar
    3. DON CSC.
      Para mí lo mejor es el cabezazo que mete la Mila. El otro sí es José maría García y no sabe qué hacer ante tamaña gilipollez del Cela.

      Eliminar
  2. Viendo refritos sacados del baúl de los recuerdos, compruebo que antes se fumaba en la TV, se decían tacos literatos y el vocabulario, alejado de la corrección política, no se autocensuraba para no ofender a alguna de las corrientes progresistas de hoy que tanto mentan la libertad de expresión para según qué cosas, y casi todas relacionadas con ellos, por supuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      En los tiempos finales del Invicto (1974 y 1975) no existía, como dices, mariconadas de correcciones políticas en el lenguaje. Pero había un bunker de sotanados, falangistas, opusdeistas y milicos de edad que se escandalizaban de imágenes de mujeres escotadas y de palabros-tacos.
      La clave de ese bunker estaba en TRES personajes de El Pardo que controlaban todo (dado que el jefe no se enteraba de casi nada y le metían goles por todas partes) y estaba formado por LA COLLARES o esposa del ínclito, por su yernísimo el de Villaverde y por el maembrillo de Arias Navarro.

      Todo ese deterioro de seriedad y falta de sentido común provenía de la muerte de Carrero Blanco, único capaz de mantener a raya a los familiares del Invicto.

      Eliminar