Juana Felisa Isabel culturizándose

04 junio 2015

Uxue Barcos y el "puzle" Navarra


Una Navarra ilusionada y otra aterrada digieren los resultados electorales del 24 de mayo. Las grandes empresas mastican la incertidumbre, la educación concertada teme el apagón público y corren rumores de destrucción de papeles en el Gobierno. Las peñas de San Fermín preparan pancartas de "agur" a UPN tras 19 años al frente de la Comunidad foral.

Uxue Barkos (Pamplona, 1964), puro nervio de verbo elocuente y carcajada navarra, es la cara de Geroai Bai llamada a liderar el cambio entre el nacionalismo vasco y la izquierda que, si se constata, sacudirá a una sociedad fracturada, con unos apoyos muy fragmentados y el temor a que Navarra se confunda con el País Vasco.
Nacionalista, con el español como lengua materna, casada con un gallego que vive en Chamberí, con grandes amistades en Madrid, desliza cuatro noes :
1.No convocará referéndum de unión al País Vasco, 2. no reclama la independencia de España, 3. no impondrá el euskera y 4. no obligará a colocar ikurriñas.

El problema, o uno de ellos: que su aliado deberá ser forzosamente la izquierda abertzale. Con reuniones encaminadas a hacer el encaje de bolillos que exigirá su investidura como primera presidenta nacionalista. Para conseguirlo,  tiene que reunir a cuatro partidos; en realidad, a tres: EH Bildu (8 escaños), Podemos (7) e Izquierda-Ezkerra (2), aunque al PSN (7) también lo quiere atraer para tumbar a UPN (15 escaños) y PP (2).

En la televisión pública vasca (ETB) estuvo 17 años, presentando el teleberri y como corresponsal en Madrid: pronunciación contundente, ojos firmes, melena morena suelta. El ministro Cristóbal Montoro dice de ella: "Ha dignificado la política".
Y entonces vino el cáncer.  De los 100 efectos secundarios que podía tener, tuvo "105". El pelo se le cayó antes de tiempo, en la primera sesión. El Congreso se deshizo en aplausos el día en que volvió a la tribuna, desmejorada, con gafas y el pelo sedoso ausente, la cabeza envuelta en un pañuelo claro.
Muchos siguen mirando hoy atónitos el puzle que han dejado las urnas. Tras una legislatura convulsa de Gobierno en minoría (Yolanda Barcina expulsó al PSN en un acto de soberbia que le salió mal) y unas instituciones paralizadas.
En 2015, más de 800 asesinatos después, la izquierda abertzale se postula como miembro del Gobierno y prevé hacerse con el Ayuntamiento de Pamplona.
Dice Barkos, achicando los ojos, un poco a la defensiva, que no espera que la presión de EH Bildu ponga en riesgo el relevo.

(Leyre_Iglesias)


12 comentarios:

  1. De los 4 noes planteados., veremos cuantos cumple. No creo en estos mesías del cambio. Y Navarra, C.A rica donde las haya, ya veremos si traga esos "cambios".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      En sí ésta es la representante del PNV en Navarra, y como tal peneuvera resulta muy poco fiable. Secundo tu comentario.
      Además va a permitir o apoyar que el próximo alcalde de Pamplona sea de Batasuna.
      Todo esto es consecuencia del fracaso de Psoe y Pepé.

      Eliminar
  2. En cualquier caso, complicado y preocupante.

    ResponderEliminar
  3. Con su pan se lo coman.... nadie aprende en cabeza ajena, no les doy más de 4 años en el poder, aunque en ese tiempo pueden hacer mucho mal, pero los navarros lo merecen, por no haberles parado los pies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC
      Es increíble que los navarros, tan suyos siempre y tan orgullosos de su historia y reyno, se hayan dejado llevar por los nacionalistas peneuveros de la BARCOS, la cual tiene que pactar forzosamente con los BATASUNOS.

      También San Sebastián votó hace cuatro años a los BILDUTARRAS pero en estas ultimas ya no han sacado apenas votos, con la ciudadanía escarmentada por la ineptitud e imposiciones estúpidas de los bildutarras.
      Espero que les pase lo mismo a los NAVARROS.

      Eliminar
  4. Navarra, hasta ahora la región más próspera y con mayor nivel de vida de España, y entre las primeras de Europa, está al borde de derrumbe, de caer en el acantilado del radicalismo abertzale e izquierdista. A un paso de perder ese esplendor por a sinrazón de unos votantes que se han dejado engañar por la verborrea de los fieles al Coletas (incluidos los pro-etarras). Una región, un reino, históricos, con más de mil años de historia, reflejados en las cadenas de su bandera, las cadenas de las Navas de Tolosa que Sancho VII rompió para dar comienzo a tan gloriosa victoria y que hoy amenzan con perder sus señas de identidad y su cultura para fundirse en el falso mito vasco inventado por un loco a finales del XIX.

    RIP Navarra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CAROLVS.
      Estupendo resumen de la situación y la Historia y no hay posibilidad de añadir nada, más que lo de rubricar lo que dices.

      Si levantara cabeza Sancho VII, con sus dos metros y pico que medía, los alancea como al Miramamolín.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Dan mucha pena los navarros con la perspectiva que tienen en adelante.

      Eliminar
  6. 1.No convocará referéndum de unión al País Vasco, 2. no reclama la independencia de España, 3. no impondrá el euskera y 4. no obligará a colocar ikurriñas

    ¿Y se junta con los de Bildu? ¿Que es lo que tiene en común con Bildu?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON REPUBLICA.
      Pues que los dos son nacionalistas y Geroa Bai es PNV, siempre apoyando a Batasuna. Dice lo de los 4 NOES para despistar porque el PNV hará exactamente lo contrario.

      Eliminar