VERANO

18 febrero 2013

Hijos de Gran Bretaña



La visión tradicional de la invasión de Britania por las tribus germanas está cargada de pasión independientemente del punto de vista que se utilice,  no solo celtas y romanos, sino a veces de las propias fuentes anglosajonas, hablan de devastación y muerte a sangre y fuego de las gentes de la isla.

Para empezar, no solo podemos hablar de tres pueblos germanos bien diferenciados, a saber, anglos, sajones y jutos   ( tal como nos indica Beda el Venerable). Lo cierto es que el galimatías de pueblos es importante, y a esa tríada ya dicha podríamos añadir cuanto menos otra en la que se mezclarían ALAMANES, FRISIOS y FRANCOS, al menos que se sepa.

Lo cierto es que desde el siglo II y III ya se tiene noticia de estos pueblos, y muchas de las fortificaciones romanas para contener el pillaje estaban guardadas por mercenarios germanos. El origen geográfico de los conquistadores podemos situarlo en la región del continente que se extiende entre la península de Jutlandia y la desembocadura del Rhin.

Al contrario que otros pueblos como los Godos o los Suevos, los germanos que pasaron a Britania tenían gran vocación marítima, y en sus actividades piráticas se ha querido ver un precedente de lo que cuatro siglos después harían los vikingos por buena parte de Europa.

Si bien sus maestros-astilleros aún no eran tan diestros como lo serían los vikingos, podemos decir que frisios, sajones, jutos o anglos dominaban ya una técnica constructiva y de fabricación naval que sin duda no pasó desapercibida a los piratas escandinavos. En las naves que llegaron a Britania en estos tiempos tenemos los ancestros de los drakkars vikingos.

Las principales diferencias entre los navíos de este tiempo y los dragones vikingos estiban en que los anglosajones daban gran importancia a los remos, con velamen y mástil aún poco desarrollados, así como en las dimensiones más pequeñas. Sin embargo el armazón, aún de quilla más reducida, se construía de forma similar, con la unión superpuesta de planchas con clavos, y consiguiendo el esbelto perfil característico de las naves vikingas.

Los SAJONES, junto con los anglos, son el pueblo que más renombre ha adquirido con el tiempo. A ello contribuyó sin duda el hecho de que los celtas britanos utilizaran solo este nombre, al referirse al conglomerado germánico de pueblos invasores. Tolomeo es el primero que los cita, en el siglo II dC, y los ubica al sur de la península de Jutlandia. Lo cierto es que hablamos de las gentes más dinámicas de toda la zona, por lo que pronto asimilarán a otros pueblos es su devenir hacia el sur, hasta la desembocadura del Weser, y llegando hasta el Elba por el este.

Además eran brillantes saqueadores ya desde finales del siglo II, incluyendo en sus itinerarios tanto las costas continentales como las de Britania.  Mientras, en Britania, había ya contingentes de sajones en calidad de mercenarios de Roma. El resto de sajones, los que decidieron no emprender la aventura britana y quedaron en tierra, acabarían por someterse a los carolingios tras feroz resistencia, aceptando forzosamente el cristianismo a principios del siglo IX.

Los ANGLOS son el otro gran pueblo que desembarcó en la isla, que al igual que los sajones, fundaría varios de los reinos más poderosos de Britania. Su origen lo encontramos también al sur de la península de Jutlandia, en Schlewig, más concretamente en la región oriental, donde aún existe el nombre de Angel (o Angeln). También se les sitúa en la isla de Fyn, en el Báltico. Se cree que fueron directamente a Britania, con lo cual no podemos asignarles aventuras previas como a los sajones, aunque la similitud de ambos pueblos es tal que no podemos descartar nada, ni siquiera que muchas de las acciones de rapiña sajona no fueran compartidas por los anglos.

El JUTO es considerado un pueblo menor en comparación con los dos anteriores. Lo cierto es que aunque se les asigna la colonización de Kent, la isla de Wright y de otras regiones britanas, su identidad como pueblo desaparece con el tiempo. Su origen le encontramos también en Jutlandia. Los restos encontrados en Kent nos hablan de presencia juta allí, pero nos hablan también de otros pueblos como los francos – hay quien dice que los jutos en realidad eran francos del bajo Rhin - y otros vestigios de origen escandinavo, noruego sobre todo.

El último gran pueblo de la zona son los FRISIOS. Su origen continental está en parte de la actual costa holandesa y en las islas Frisias. Contingentes de este pueblo partieron hacia Britania, y Procopio los nombra como un pueblo más en la invasión, sin embargo la mayoría permanecieron en el continente, y es muy probable que ocuparan el vacío dejado por los sajones.

De todo lo cual nos queda el conocimiento de que los ingleses y los alemanes tienen un origen común en cuanto a habitantes. Al final todos juntos y mezclados terminan invadiendo las playas levantinas y mallorquinas.


NOTA DEL BLOG : ¿Qué pueblos vivían en Britania durante el periodo pre-romano? Había al menos tres grandes grupos célticos repartidos por las islas, a saber, los BELGAS, los BRITONES y los GAÉLICOS (instalados en Irlanda). Las tribus más importantes, entre otras, eran los TRINOBANTES, con capital en Colchester, al norte del Támesis, mientras que la desembocadura y la zona baja del río lo ocupaban los CANTIOS. Los brigantes tenían su capital en York. Al norte de los trinobantes estaban los ICENOS, los CATUVELLAUNOS al norte de Londres, mientras que al sur estaban los REGNENESES. Los DOBOUNI al este de Gales, a orillas de Severn, y los CORNOVOS hacia el oeste, mientras que la llanura de Salisburi, emplazamiento del  círculo de Stonehege, la ocupaban los DUROTRIGES. En la actual Escocia vivían los PICTOS, un pueblo del que apenas se sabe nada, poseedores de una lengua por descifrar.


8 comentarios:

  1. Sea cómo fuere, da una grima del carajo ver nuestras playas con tanto descendiente de sajón, anglo, juto y la madre que los parió. Todos rojos cómo gambas y con sandalias con calcetines... brrrr, claros exponentes de la grandeza de los pueblos que los precedieron.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON PEDRO
      Y es que además vienen mirando por encima del hombro a los nativos, como si ellos fueron los civilizados y nosotros los indios.

      Lo que pretendo difundir es que tanto ingleses como holandeses o suizos son todos de origen germánico, salidos de lo más profundo de las selvas que entonces eran los territorios teutónicos. Precisamente en eso se basaba el Adolf para sus teorías arias. Lo que a todos ellos se les olvida es que los LATINOS les hemos dado sopas con honda tanto en tiempo de Julio Cesar como con nuestros Tercios.

      Eliminar
  2. LA pérfida albion, con sus invasiones de borrachos, centollos en playa y hooligans. Los mismos que luego nos llaman PIGS y que se autoerigen en focos de occidente mientras en el seno de Londonistan nacen tribunales islámicos. Sin duda hay un cambio de ciclo donde a Europa le va a tocar ser, sino el culo, si un actor secundario. Estamos abocados a ello por el nihilismo que todo lo corroe.

    De todas formas, si dejaran a un nacionalista "normalizar" esto de los pueblos nordicos, lo dejaba todo en sajones y maketos, y arreglado; y facha el que opine lo contrario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Hace ya muchas décadas que los british dejaron de ser lo que aparentaban y son, como comentas, un país lleno de alcohólicos, musulmanes y chulos-de-putas.

      Si, dejas a los Loritz de turno clasificar el Mundo y sería algo como lo que dices : sajones y maketos. Ellos que son mitad celtas y mitad bereberes o africanos. Como tú y yo. ¿No te has fijado en la obsesión de los nacionalistas por crear ONGs de Ayuda al Sahara? Es la llamada de la sangre.

      Eliminar
  3. Y si no es por Churchill habrían acabado hermanados con los nazis, e inclusive Hitler evitó por todos los medios enfrentarse a GB no tanto por una cuestión de geoestrategia militar como sentimental pues los consideraba "cercanos".

    Dios los cría... igualico que catalufos y etarras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Así es. Y no sólo por simpatias raciales de Adolf sino que había demasiados british que admiraban a los germanos y estaban dispuestos a secundarle, empezando por el que iba a ser rey del Imperio, Eduardo VII.

      Sé algo de alemán, tipo chapucero para andar por calles buscando un café, y me he fijado en que hay montones de palabras alemanas que son idénticas a las inglesas aunque se pronuncien de forma diferente.

      Eliminar
  4. siempre estupendo conocer todos estos pormenores históricos de los jutos, de los jutos,de los anglos,de los sajones, de los hijos de la Gran Bretaña.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Ya ves que anglos y sajones ( además de Jutos y frisios) no son originarios de las islas sino de origen totalmente germánico.

      Lo mismo sucede con los holandeses y con los flamencos de Bélgica.

      Eliminar