MAYO

27 abril 2017

Raul del Pozo

Se lió a golpes con aquel comisario sanguinolento, Billy El Niño. Se aupó como uno de los césares de las noches de la Transición. Estuvo en la Revolución de los Claveles. Con la misma suela pisó palacios y galpones. Casinos y marbellas.  Es supersticioso como los calós y el halago le incomoda como a los budistas.
Dice Arturo Pérez-Reverte que era el más guapo de Costa Fleming, el balandro de las madrugadas de Madrid en los años 70. Este hombre tiene una capacidad caníbal para el placer y maneja como nadie la gracia de los que saben que no existe vicio que no tenga su defensa.
Y a columna diaria.
¿Qué es un columnista?
En España es un predicador sentado y con mala leche.

Un periodista de calle como Del Pozo es un tipo que también depende de los jugos gástricos del día. De lo que siente un ladrón, de lo que emociona a un asesino, de la debilidad de un ministro, del terror de un presidente, de lo que esconden los reservados.

Intento escribir con sencillez. Y aún así algunos dicen que no me entienden. O que soy un barroco. Lo mío con el estilo es una lucha despiadada. Cuando escribo quiero ser el mejor para no ser uno de tantos. Luego está mi obsesión de no repetirme. Cuando un periodista o un columnista se repite está listo para dedicarse al deporte o dar de comer a las palomas en el parque.

Cómo llevas la inquisición que se atrinchera en las redes sociales?
Es tan fuerte ya la dictadura de lo correcto que casi no se puede ni hablar de ello. Si te sales de la horma te exterminan. Antes a los periodistas los pateaban con una obrita menor en un corral de comedias. Ahora te guillotinan cada cinco minutos decenas de tíos a la vez. Y la mayoría sin rostro.

¿Dirías que ejercen censura?
Quienes hemos conocido la censura no podemos hablar de eso con la frivolidad de algunos que no saben lo que fue aquello. Dicen que existe la censura del Ibex35, la de los partidos políticos, la de los financieros o la de los presidentes de algunos clubes de fútbol... Vale, pero yo no la he sufrido. 

¿Entonces quién ejerce hoy la coacción?
El anonimato masivo que se aloja en las redes sociales. Ahí se cocina la censura actual. Yo he sufrido linchamientos pavorosos en las redes. Pero no sé qué habría pasado con algunos de nosotros si llega a existir Twitter o Facebook en los años 90, cuando pertenecer a esta redacción suponía que te tacharan alegremente de conspirador, de fascista, de amarillista, qué sé yo.

En política, ¿dónde estás?
En mi sitio.

¿De dónde vienes?
Vengo de la izquierda, pero lejos de mí el sectarismo, el fanatismo o la camioneta.

¿Y los políticos de ahora, qué?
Son unos profesionales sin atractivo. En los años de la Transición los políticos, los poetas y otra tanta gente braceaba por no seguir avergonzándose de ser españoles. 

¿Ni siquiera para la izquierda?
Bueno, para la izquierda... Es que ahora se ha partido en dos. La izquierda verdadera nunca ha pasado de tener un 10% de los votos.

Raúl del Pozo, periodista, novelista, con buen handicap en el golf, es un gato majestuoso de estas calles, un Dostoievski con abrigo de buen paño que convierte la ceniza de cualquier noche en un golpe de gracia dispuesto a ser columna.

16 comentarios:

  1. Es un gran escritor, he leído varias novelas suyas que son excelentes, y un cinco estrellas como columnista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CABALLERO.
      Sí, del Pozo es un buen novelista y un escelente columnista. Y con una prosa muy cuidada.

      Eliminar
  2. Es de los pocos que quedan, junto con Jimenez Losantos y Perez Reverte, de aquella gran escuela de periodistas que era el diario "Pueblo".
    Todos ellos destacaron como periodistas o como escritores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MOLLARRI
      Efectivamente procede de aquella hornada de buenos periodistas que salieron del diario que dirigía Emilio Romero y de los que recuerdo a José Mª Carrascal, Pedro Rodriguez, Aberasturi, Perez Reverte y un largo etc.

      Eliminar
  3. Una de sus novelas titulada EL RECLAMO es una joya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON LUCIANO.
      Cierto, también yo leí la novela "El Reclamo" sobre la vida de los MAQUIS en la postguerra. Bien documentada y con mucha chispa para mantener al lector pendiente del libro.

      Eliminar
  4. Es curioso que los descerebrados que se meten en Twiter y Facebook hacen una censura que resulta muchísimo peor que la existente en el franquismo.
    Casi todos los intelectuales entrevistados coinciden en la existencia de esta censura. Y no atacan a Franco sino a los pensantes cultivados del país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FERNANDO.
      Sus capacidades académicas no les dan para otra cosa que para escribir mal algunos cortos mensajes con muy mala leche. Y arremeten contra todo lo que no sea zurdoso extremista y sus derivados como el feminazismo, el ecologismo bobo, el animalismo,. etc. en tanto que ellos mismos se zampan bocatas de pollo.

      Eliminar
  5. He leído dos o tres novelas suyas que eran una delicia : "Noche de Tahures", "Una derecha sin heroes", "La rana mágica".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ANDONEGUI.
      Me alegra saber que ya conoces algunas de sus novelas.

      Eliminar
  6. Pues lo siento pero el inicio de la entrevista me parece un desproposito absoluto. Tener los bemoles de decir que la censura y la coacción nacen en las redes sociales, es tenerlos muy muy muy cuadrados.

    La censura nace en los propios grupos mediaticos, que dependen de concesiones varias de las instancias politicas. Son los redactores jefes los primeros que imponen tal censura, el primer gran filtro que podemos comprobar como en lugar de informacion veraz, hay opinion y ocultacion, cuando no mentira directa.

    Luego, en las redes sociales, claro que te linchan si opinas esto o aquello ¿y?..¿un periodista de raza se puede ver influenciado por esa tonteria?..pues si alguno es influenciado, lo que debe hacer es empezar a dar de comer a las palomas o hacer periodismo deportivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Este señor escribe en el diario EL MUNDO y no creo que ahí le pongan mucha censura. Sin embargo, como él dice y también otros brillantes entrevistados, donde los linchan por sus opiniones es en las redes sociales. Y está demostrado que PODEMOS ahí, en ese territorio, tiene expertos dedicados a eso.

      Eliminar
    2. No crea don Javier. Podemos tiene mucho troll, y mucho bot dirigido por el aparataje del partido, pero si algo distingue su estancia en twitter, son los ZASCAS epicos que reciben cada dia, a cada segundo. Y es que hay mucha gente con memoria que no les pasa una.

      De El Mundo, prefiero no decir nada :-D

      Eliminar
    3. SEÑOR OGRO.
      Es curioso o al menos alecciondor que muchos de los que como Del Pozo, Losantos o Dragó provienen de una izquierda radical vigente en el franquismo y ahora la odian a muerte.

      Eliminar