10 octubre 2018

Lo dificil de tener leninistas honrados


La sociedad española, pastoreada por una televisión de cuasi monopolio "progresista" (el gran legado de Soraya), se ha acostumbrado a asumir sus mentiras como normales. Tal deformación atiende al creciente sectarismo: cada vez son más las personas que prefieren ver el mundo con anteojos partidistas, en vez de juzgar los hechos por sí mismos.
El resultado es una doble vara de medir, o una doble moral. Si lo hace un conservador arde Troya en redes y televisiones. Si lo hace un progresista se queda en un chascarrillo menor y olvidable.

Si políticos del PP se hubiesen cepillado 32.000 euros en puticlubes con la tarjeta de una fundación pública de empleo, como en la Junta de Andalucía, nuestra izquierda de "ellas y ellos" ardería en justa furia feminista y abrasaría al partido putañero.
Si Rajoy hubiese recibido un cum laude por un churro trufado de corta y pegas, Sánchez le llamaría "indecente" (como ya hizo). Si Rajoy hubiese enchufado en cargos públicos al 36% de la ejecutiva del PP, como ha hecho Sánchez en el PSOE, se decretaría el Apocalipsis.



7 comentarios:

  1. Si basta con sintonizar con cualquier canal televisivo y la mayoría de los tertulianos, en todos los canales, sólo ven lo que les conviene a tenor de su ideologia. No hay objetividad alguna.

    ResponderEliminar
  2. Más de 500 años bajo la bota de frailes y párrocos, semi-analfabetos y enemigos de todo libro o cultura, tenemos una sociedad poco tendente a analizar cada cuestión. O las cosas se amoldan a lo que creo que CREO, o son malas per se.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con Pedro. Es muy dificil toparse con personas ecuánimes y objetivas al calibrar si un hecho o una frase determinados son aceptables, censurables o inocuas.

    ResponderEliminar
  4. Una de las virtudes de los LICEOS (Institutos de Enseñanza Primaria) franceses es el hábito permanente de obligar a los alumnos a diseccionar libros, hechos históricos o creencias populares. Es la consecuencia de haber asimilado a fondo los postulados de Descartes.

    ResponderEliminar
  5. Todo eso que dice la entrada y los comentaristas se convierte en la sopa diaria a pesar de tener el país a uno de los hombres más liberales del Mundo : Don Miguel de Cervantes. Leyendo el Quijote es como se aprende a ver las cosas con perspectiva y razonamiento. Lo malo es que en este país casi nadie ha leído el Quijote.

    ResponderEliminar
  6. En este blog lo dejé escrito en su día: la fuerza mas poderosa de España es la doble vara de medir, si la transformáramos en electricidad podriamos exportar al resto del orbe. Es nuestro hecho diferencial, y se basa en una sociedad de trincheras, cavadas estas por medios de desinformacion que a su vez son alimentados por el erario.

    Si fueramos mas ecuanimes, menos de trincheras, mas objetivos con los hechos en lugar de con los colores, otro gallo cantaria en España. Y de eso va la memoria historica, de trincheras, de varas de medir, de abandonar toda objetividad.

    ResponderEliminar

Si algún comentarista o lector del bloc lee algo de un tal METAL, hágase a la idea de que es un esquizofrénico analfabeto con vocabulario limitado a CUATRO PALABRAS INSULTANTES.
Por tanto, ni caso.