VERANO

04 junio 2017

Hace 50 años


La dictadura era a veces errática y los periodistas estaban deseosos de ir metiéndole cuñitas y algún puyazo.Un banquero aún bastante pequeño pero con ambiciones pensó, azuzado por un amigo periodista recién regresado de una larga estancia en países democráticos, que se podía intentar promover una reforma liberal para el posfranquismo, que evidentemente estaba a la vuelta de la esquina.

Convenció a otros tres bancos (entre cuatro la cosa parecería más seria y respetable), compraron un pequeño vespertino y, con un equipo jovencísimo  hicieron de él una de las pocas voces del cambio en aquella España todavía acallada. Estabamos en 1969.
La única, incluso, a partir del brutal cierre por el Régimen del otro periódico, el llorado "Madrid".

Fue un pequeño milagro porque la empresa sostuvo a sus periodistas frente a las alcaldadas y los caprichos de ministros como Sánchez Bella.
Pero en 1974 el nuevo presidente del Gobierno, Arias Navarro, hizo saber al banquero que veía muy mal que apoyase a ese grupo de rojillos y liberales, y que sus negocios podrían sufrir. El banquero abandonó y sus tres compañeros de viaje, que sólo estaban allí por compromiso con él, perdieron todo interés y buscaron escapatoria.
El día en que encontraron a un aventurero catalán que aceptó quedarse (¡por una peseta!) con el diario, se largaron, el director tuvo que dimitir y la aventura terminó penosamente.

Moraleja: Sin independencia empresarial no subsiste la independencia editorial. Protagonistas de la historia: el banquero, Emilio Botín Sanz de Sautuola; sus tres compañeros en la aventura, Banesto, Central y March; el diario, Informaciones; su director, Jesús de la Serna; el aventurero, Sebastián Auger. Y entre aquellos jóvenes periodistas estaban Felipe Sahagún, Justino Sinova, Juan Luis Cebrián, Ángel Luis de la Calle, Fernando Jáuregui, Abel Hernández, José Luis Martín Prieto, Juan Pedro Quiñonero, Forges, Peridis, Moncho Alpuente, Rafael Marichalar, José Vicente Hernáez...


Victor de la Serna






14 comentarios:

  1. Los banqueros son muy asustadizos, siempre, con el Poder. Lo contrario que con los clientes y los ciudadanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CARMELO.
      Sí, los manipuladores del DINERO siempre han sido y son cobardes ante la amenaza de perder una porción del mismo.

      Eliminar
  2. Ese Botin fue un depredador inmisericorde en su Cantabria con los deudores de su Banco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ANDONEGUI
      Imagino te refieres a una biografía existente sobre el BOTIN abuelo de la actual ANA PATRICIA, y en la que se le retracta como un inclemente usurero que arruinó a muchos amigos de su tierra al prestarles dinero que sabía no iban a poder devolver. Luego se quedaba con las propiedades de los deudores.

      Eliminar
  3. Al diario "Madrid" le dinamitaron incluso el edificio. Los ministros discípulos de Fraga.
    Esa plantilla periodistica del Informaciones era de primera calidad. Y tenian que lidiar con los ministros más cabestros del régimen.
    Sin el Madrid y sin el Informaciones sólo quedaba la Prensa del Movimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JORGE.
      Recuerdo haber visto en la TV en blanco y negro la VOLADURA del edificio que albergaba al diario Madrid. Creo que fue obra del ministro opusdeista SANCHEZ BELLA.

      Eliminar
  4. De los diarios Madrid, Informaciones y del "Pueblo" de Emilio Romero salieron los mejores posteriores profesionales del periodismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MELITON.
      Efectivamente fué así. Tuvimos la suerte de poder leer durante años a auténticos profesionales como Justino Sinova, Martin Prieto, Felipe Sahagún y los Peridis, Forges, etc.

      Eliminar
  5. Hasta hace poco trabajaba cerca de donde estaba. Tan sólo queda una placa.
    Ahora trabajo cerca de donde estaba Arriba, del que queda también una placa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO
      Vaya, eres testigo, mediante placas de los restos, de la eliminación de la opinión escrita que realizaron aquellos iletrados ministros de Información y Turismo.

      Eliminar
  6. Lo peor de leer estas cosas, es constatar que en plena democracia, los medios siguen dependiendo de los politicos; que cosa tan lamentable.

    ResponderEliminar
  7. SEÑOR OGRO
    Yo creo que además de seguir dependiendo de los políticos, lo peor es que ya no hay profesionales con talla y se limitan los que escriben a rellenar lo rutinario.
    Al menos aquellos de 1969 tenian espíritu creativo y de meter goles a la censura impuesta.

    ResponderEliminar
  8. Los bancos (los grandes bancos), funcionan con sus estrategias económicas que van más allá de prestar dinero, buscan salidas a futuro, tratando de tender puentes con quienes ellos preveen que pueden hacerse con el poder a corto o medio plazo, pero sin perder los lazos con quienes lo detenta en la actualidad. Si hay que jugar a dos cartas, lo hacen sin pudor, al fin y al cabo su ideología viene trazada por algo tan prosaico como el dinero. Poco poéticos, pero son los que mandan y la poesía y el poder no suelen ir de la mano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Cierto. Y siempre juegan en Política a todas las bazas. Por eso los políticos suelen tratar de sacarles préstamos para no devolver y según qué Partido sea les suele salir bien.

      Eliminar