VERANO

30 mayo 2017

Facebook y Twitter

Manuel Vilas, narrador y poeta, piensa que "las redes sociales alimentan un atavismo de la raza humana: la necesidad de ser vistos y oídos para confirmar que existimos y estamos vivos". "Si no nos ven los demás, estamos muertos, y nadie quiere estar muerto", continúa, y sostiene que Facebook y Twitter han "tabernizado" internet.
El escritor Del Molino también halla cierto espíritu español en esta tendencia a opinar sobre todo: "El ágora, el mentidero, el pasillo, la peluquería y la taberna son ahora hilos de Facebook". Ese tópico sobre ser español y, por ende, saber de todo e incluso a atreverse a decirlo está, según el también periodista y escritor Juan Soto Ivars, en la base de la pirámide de esta opinatitis que nos circunda.

Dice Vilas que "la gente que interviene en las redes busca otro atavismo: el aplauso". Buscan, en el fondo, amor. La gente necesita amor y lo busca en los sitios más insospechados. Todos los que intervienen en las redes están muertos de soledad.
"Un señor o señora bien enamorado de otro señor o de otra señora no tiene tiempo para las redes", sopesa.
Y da pistas sobre la importancia real que puede alcanzar algo sucedido en redes sociales: "No hay cosa más triste en la vida que un tuit sin un "me gusta" o muro de Facebook con tres amigos, eso da una pena infinita".

Rebeca Yanke


19 comentarios:

  1. No me gustan esas redes sociales en donde además hay mucho iletrado.
    Sospecho que también los hay exblogueros fracasados que en esas redes siguen estando más sólos que un baturro en Finlandia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CARMELO.
      Ni a mí tampoco. No he entrado nunca para no dejar huella alguna porque por ahí averiguan los que espian hasta el color de los calzoncillos de los internautas.
      Es muy probable que haya blogueros fracasados que han terminado en esos sitios, en donde tampoco creo les hagan mucho caso.

      Eliminar
  2. No necesito para nada los aplausos de nadie ni tengo la más mínima soledad.

    No me atraen nada esos sitios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA PAOLA.
      Lo que demuestra que eres persona cabal e inteligente, sin necesidad de que nadie sea tu virtual amigo en Internet.

      Eliminar
  3. En la Oficina de Seguridad del Internauta afirman que los modos de jakear a las personas que usan internet es a través de sus incripciones en redes sociales.
    Y lo encuentro de lo más lógico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MOLLARRI.
      Efectivamente ya hace años que los expertos advertian de eso que informas. Y de cuidar de borrar el historial de navegación.
      Justamente para ser lo contrario de los que van a las redes sociales : un anónimo.

      Eliminar
  4. Dice la entrada que : "El ágora, el mentidero, el pasillo, la peluquería y la taberna son ahora hilos de Facebook".
    Y sinceramente creo que esa es la clave del éxito de esas redes. Así como la falta de preparación cultural necesaria para mantener un blog de opinión serio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FLORENCIO.
      Eso parece. Que los cotillas de toda índole, desde Trump hasta la maruja más insignificante son los más asiduos a tales lugares virtuales.

      Eliminar
  5. Esas redes sociales son de chismorreo equivalente a la telebasura. Van de maravilla para la gente que está o se siente SÓLA. No uso tales placeres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS.
      Estoy plenamente de acuerdo con lo que comentas. Y se deduce, por lo que parece la afición del gentío ahora, que hay mucho solitario necesitado de comunicarse por la vía que sea.

      Eliminar
  6. Puedo compartir el primer parrafo, no así el segundo. Cierto es la gente busca el retuit, el me gusta, el .. esto es así. Pero es como el opinar, cuando uno opina, ¿no gusta de ser escuchado? ¿o acaso conocen a alguien que cuando opina disfrute de ser ignorado?

    Dicho esto, las redes sociales son mucho mas que eso, muchisimo mas. Yo al principio las ignoraba en esa creencia que no eran sino una reunión de porteras, un poco al estilo de lo que dice la que ha escrito lo de hoy. Pero luego he visto el otro lado, que no es sino la incontrolable marea de informacion entre personas afines (o no, según cada uno), alejado de los mainstream, y de los medios que deciden QUE nos enseñan, que NO nos enseñan, y sobre todo, COMO nos lo enseñan.

    Esas redes sociales, en lo importante, son un punto de encuentro entre personas que comparten muchisima informacion: que puede ser cierta, que puede ser falsa, pero que desde luego es mucho mas completa que la basura vomitada desde radios, tvs, y periodicos.

    ACtualmente los gobiernos bregan, y consiguen en parte, que estas redes actuen de CENSORAS si se detectan ciertos idearios, llegando al absurdo en muchas ocasiones. Esta semana vi al unico clerigo musulman, en Australia, que alertaba sobre su propia comunidad, indicando hay MUCHOS elementos radicales. Bien, ante la expansion del mensaje de este iman, unico caso que yo conozco de autocritica dentro del islam, ¿que han hecho?, bloquear su perfil de facebook, acojonante.

    Son herramientas de comunicacion muy muy poderosas, no se queden sus mercedes en la reunion de porteras, como me pasaba a mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Gracias por la información. Pero a mi entender son lo importantes que dices, y que lo creo, por la ausencia de criterio de la mayoría de los que acceden a ellas.
      Son, entonces, el modo de influir barato de quienes en otros medios no tendrían el menor efecto,

      Eliminar
  7. Más pena da tener cien mil amigos en Facebook y ninguno en la vida real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Sin duda. Y a los que eso sucede son los más asiduos a las redes sociales. Por su soledad en la vida aunque vivan rodeados de familiares.

      Eliminar
  8. Me parece natural, en el ser humano, el deseo de ser alabado, destacado o agasajado. Existe desde las cavernas. ¿A quién no le agradaba que la maestra le dijera que "eres el más listo de la clase"? ¿O recibir la felicitación del jefe por un trabajo bien realizado? Mientras no me molesten, que de momento no lo han hecho, pueden escribir en las redes todo lo que les apetezca. A mi no me interesa, como a J.L. Perales, ¿a qué dedica el tiempo libre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      No, si a los que no entramos en esas redes nos resulta indiferente lo que suceda en ellas. La cuestión que se plantea es el para qué o porqué entra la gente en ellas.

      Al parecer, según algunos porque muchos se sienten muy solitarios. Y conforme a lo que dice SEÑOR OGRO los muy vivales las usan para manipular a las gentes que entran en las redes porque tienen una influencia brutal.

      Como ni vuestra merced ni un servidor precisamos de ningún aplauso ni hay predicador capacitado para modificar nuestras esencias de convicciones, allá ellos los que vayan a esos sitios.

      Eliminar
  9. A mi este escrito de Rebeca Yanke, acompañada con los otros que nombra me suena más a pataleta de periodista de opinión que ve que sus lectores se le escapan que a otra cosa.

    Las redes sociales no dejan de ser otro medio de comunicación que como bien dice el sr. Ogro pueden tener aplicaciones positivas, y también como dicen otros negativas. Pero en el fondo la gente seguimos siendo iguales, lo que ahora se ven más las chorradas que hacen algunos y lo tontos que son sus seguidores.

    Yo no le veo mucha diferencia a actitudes como comprar y leer revistas como el "Hola" o seguir en "Instagram" a cualquier celebridad del momento. La acción tiene la mismna naturaleza, el chafardeo, el problema más que para el usuario es para el editor de revistas, que pierde clientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Un me gusta" en Facebook y un comentario bajo de la foto de una chica bastaron para desatar la furia de Alex Pittito, de 15 años, que acabó empuñando una pistola y descerrajando tres tiros al autor de lo que él debió de considerar una traición que había de pagarse con sangre. El joven asesino confeso es, además, hijo de un capo de la 'Ndrangheta, la mafia calabresa, y la víctima no era otro que su mejor amigo, Francesco Prestia, de la misma edad. La chica, una adolescente que les gustaba a ambos."

      Eliminar
    2. Seguro que si le hubiera visto mirarle las piernas por la calle también le habría metido tres tiros... los hay que no rigen y por demás les das un móvil, tableta u ordenador. Como decía mi abuelo, "Donde no hay mata no hay patata"

      Eliminar