PARQUE ALDERDI EDER de San Sebastián

10 abril 2017

La venganza de Marvin


Marvin tuvo una discusión con el ayuntamiento de Granby causada por la instalación de una planta de cemento justo al lado de su negocio, bloqueando de forma arbitraria el acceso por carretera al taller. Después de agotar todos los recursos legales, el humilde mecánico vio como la Justicia falló a favor de la compañía de cemento y le condenaba, prácticamente, a cerrar.
Marvin reclamó al menos que le permitieran crear con su propia excavadora un acceso a su taller. También esto se lo negaron.

Cuando le solicitaron desalojar definitivamente el taller, el mecánico colgó un aviso de "Se Vende" y se preparó para la guerra: "Ha llegado el momento de que las personas razonables adoptasen decisiones irrazonables". Con un meticulosamente trabajo de meses modificó su excavadora modelo Komatsu D355A para que fuera una máquina blindada, imponente, una fortaleza con ruedas.
La cabina de la excavadora fue protegida por láminas de acero e instaló cámaras de video para ver desde su pequeño bunker lo que estaba ocurriendo fuera. Además, Marvin hizo acopio de un armamento que incluía un revólver Magnum, un rifle Barret M82 calibre 50 o un rifle de la variante FN FNC semi-automático apuntando al frente, entre otras armas.

El 4 de junio de 2004 salió de su escondite con su excavadora blindada y arremetió con todo lo que encontró a su paso. Ese mismo año  Marvin  había descubierto que su esposa le engañaba con otro hombre.
La furia del mecánico se dirigió en primer lugar a la planta de hormigón con el que había comenzado todos sus males, según él. El buldócer se empotró contra la planta destruyendo parte de su esqueleto. En pocos minutos otros dos edificios y múltiples vehículos son totalmente arrasados por la fuerza de la mole construida por Marvin.

En el centro de la ciudad, la policía intentó detenerlo pero fueron recibidos a balazos y arrollando. El sheriff Glen Trainor logró escalar a la cima del buldócer en movimiento y realizó 37 disparos con su pistola para tratar de penetrar en la coraza de acero. Sin conseguir su objetivo, Trainor saltó como pudo de la máquina y pidió que trajeran explosivos. Pero ni los explosivos ni otra máquina de gran tonelaje logran para a Marvin.

Tras una hora de enfrentamientos y caos absoluto el bulldozer había derribado 13 estructuras por completo, pero al mismo tiempo estaba seriamente dañado por los múltiples explosivos de la policía.

Los SWAT rodearon la máquina y, tras más de 7 millones de dólares en daños, la batalla terminó. La policía empleó explosivos para abrir el tanque y descubrir a Marvin Heemeyer muerto tras haberse pegado un tiro con una pistola. Fue la única víctima mortal de ese día de furia.



10 comentarios:

  1. Cuántas injusticias como esta llevan a la desesperación de quienes las sufren. Sin aprobar el uso de la violencia, a veces uno entiende que a ciertas personas se les crucen los cables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Debe de haber, como comentas, montones de justicieros a cuenta de injusticias judiciales o burocráticas que cada hora se practican, y probablmente en número ínfimo de venganzas en comparación a los hechos injustos.
      Los únicos que nunca se tomaron la justicia por su mano fueron las víctimas de Eta y lo lógico hubiera sido que lo hubieran hecho.

      Eliminar
  2. Impresionante el MARVIM en su tanque viéndolo en el video.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON RODOLFO.
      Sí, resulta impresionante ver actuar a ese blindado por esa urbanización.

      Eliminar
  3. Cuando los burócratas convierten en impotente a un ciudadano, es cuando se desata la más ancestral furia destructiva en muchos.
    Marvim lo hizo concienzudamente y con pleno saber de que era su última acción.Debió de morir muy satisfecho de su "obra".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA PAOLA.
      Imagínate de hasta dónde se hallaría harto de soportar injusticias el Marvin para terminar así.

      Eliminar
  4. Me gusta mas el estilo de un agricultor, tambien americano, al que denegaron un credito al parecer de forma ilogica. El tipo cogio la sulfatadora, la lleno de estiercol, y baño toda la entrada del banco con mierda por kilos. Creo recordar habia un video. Epico, y menos peligroso que lo del tanque este

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Me gusta ese FUSILAMIENTO CON MIERDA que practicó el agricultor que mencionas sobre los bancarios de su sucursal. Y muchas sucursales bancarias de todas partes se la tienen ganada a pulso para que otros hicieran lo mismo.

      Lo de Marvin ya es un hartazgo hasta el cegamiento de las entendederas. Y le comprendo.

      Eliminar
  5. El motor de esa excavadora debía de ser potentísimo ya que además de soportar el peso de las planchas de acero que le puso el Marvim, destruyó pabellones completos como si fueran de papel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ARMANDO.
      Sí, la motorización de ese armatoste convertido en blindado debió de ser de las que gustan a los gringos : con montones de caballos-fuerza y a prueba de obstáculos.

      Eliminar