15 junio 2011

Opinión de Lord Byron, siglo XIX, sobre madrileños y vascos

En 1809, al ser declarado mayor de edad, Lord Byron emprendió una serie de viajes en los que recorrió España, Portugal, Grecia y Turquía. A su regreso publicó, como memoria poética de su viaje, los dos primeros cánticos de La peregrinación de Childe Harold, que le valieron rápidamente la fama.


 
"SOBRE MADRID y los MADRILEÑOS"


Aunque el madrileño pueda pensar que es un paraíso, la capital realmente es poco querida por el resto de la nación. Despierta en ellos, ciertamente, orgullo y apela a su interés, pero también es cierto que todos los individuos que contribuyen a engrosar la muchedumbre de cazadores de fortuna prefiere, en lo hondo de su corazón, la capital de su propia provincia.

Muy equivocado, por tanto, estaba Bonaparte cuando se imaginó que la toma de Madrid serviría para conseguir el dominio sobre el país entero, como ocurrió en el caso de París, Viena y otras capitales. El conjunto de la población de Madrid, que está formada por emigrantes de todas las otras provincias, se caracteriza por un tono metropolitano y cortesano de superioridad (...)

Los habitantes de la ciudad piensan que Madrid es la “envidia y admiración”de la humanidad: hablan de ella como de la capital de España, es decir, del mundo, porque, quien dice España dice todo (...)




"SOBRE  EUSKERA y los VASCOS"


Euscara es el nombre adecuado de cierta lengua o parler, que se suponía haber dominado en todo España en otro tiempo, pero que actualmente está confinado a varios distritos de las vertientes española y francesa de los Pirineos, limitados por las aguas del golfo. Mucho vago, erróneo e hipotético se ha dicho y escrito respecto a esta lengua. Los vascos aseguran que era la lengua original no sólo de España, sino que también de todo el mundo y que de ella derivan los restantes lenguajes; pero los vascos son un pueblo muy ignorante y poco saben de filología. Por ello, debe adscribirse muy escasa importancia (...)

En mi juventud adquirí en los libros un ligero conocimiento del Euscarra. Lo aumenté durante mi estancia en España; y mezclándome con vascos llegué a comprender en cierto grado el lenguaje hablado y aun a hablarlo, pero siempre muy lentamente, pues para hablar tolerablemente el vascuence, es necesario el haber vivido en el país desde pequeño. Son tan grandes las dificultades para alcanzarlo y tan extrañas sus peculiaridades, que es muy raro encontrar a un extranjero que posea destreza en la conversación. los Españoles consideran tan formidables los obstáculos, que tienen un proverbio que dice que Satanás vivió 7 años en Vizcaya y que se marchó sin poder comprender ni ser comprendido (...)

Físicamente los vascos son de estatura media, activos y atléticos. Poseen complexiones y rasgos bellos y en apariencia no tienen el menor parecido con ciertas tribus tártaras del Cáucaso. Su bravura está fuera de duda y se les considera como los mejores soldados de la corona española; este es un hecho que corrobora la suposición de su origen tártaro, porque los tártaros son la raza más belicosa de todas y la que ha producido conquistadores mas notables.

Son fieles y honrados y capaces de una adhesión muy desinteresada; amables y hospitalarios a los extraños (...)

Si el inglés viviera ahora seguiría teniendo la misma opinión sobre los madrileños pero menudo susto se iba a pegar con los actuales "baskos".

Tellagorri

51 comentarios:

  1. Anda, cucha tú qué bien los caló el inglés. Dices que si volviera por tierras españolas seguiría pensando lo mismo sobre los madrileños, y añado yo que sobre todo si visitara algunos de nuestros blog, lo orgulloso que se iba a quedar al leer nuestros comentarios y comprobar que acertó de lleno. Quién se lo iba a decir a Carolvs, a Aspi y a Isra, ya antes de nacer Lord Byron los caló bien calados.

    En cuanto a los vascos, en algo tenía razón, los varones son muy bien parecidos, suelen tener caras angulosas y delgadas. Y algunos aún hacen honor a esa valentía de la que habla el inglés.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Ya sabíamos que algunos de los más bravos marinos de guerra españoles fueron vizcainos. Por otro lado, hay quien opina que el vascuence es el superviviente de la lengua que los íberos hablaban en toda la España peninsular que habitaban. ¿Qué sabe de este particular el hidalgo Tellagorri?
    Quedo a sus pies, esperando respuesta ... (Como decía Groucho, el mejor de los marxistas: "Póngame a los pies de su señora, que ya me iré yo levantando")

    ResponderEliminar
  3. Este inglés se ve que andaba despistado porque donde decía que los madrileños nos creemos que centro del universo, quería decir que somos el centro del universo...muy acertado el hecho de la atipatía de los provincianos que en el fondo odian la capital a la que al mismo tiempo no pueden dejar de venir...una ciudad metropolitana y hecha a base de forasteros como NY. Curioso decir que España era igual a decir el mundo, una España que aún dominaba el mundo por aquellas fechas...

    ...de los vascos qué decir, está claro que han cambiado mucho: de fieles vasallos y soldados de SM a bildus tontaínas gritando independencia...

    PD: ayer nuestro alcalde sufrió un intento de agresión a las puertas de su casa por parte de un grupo de "indignados" que se enfrentaron a él por culpa de la prohibición de ciertos conciertos el día del orgullo gay que sobrepasaban los límites acústicos permitidos. No me cabe la menor duda que los allí presentes eran de las juventudes sociatas y que en la sombra estaba el Rubal moviendo los hilos...

    ResponderEliminar
  4. DOÑA ELENA
    Sabía que te iba a gustar que un british pensara hace doscientos años lo mismo que tú y yo sobre los "madrileños", los que "se creen el ombligo del mundo".

    Sobre la valentía de vascos ha sido traladada a VASCAS.
    Tengo que irme y ya seguiré luego con vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  5. El nacionalismo ha logrado convertirnos en un pueblo de cobardes, de gentes poco receptivas, endogámicas y cerradas; e ignorantes y enemigas de su propia Historia.

    Siguiendo con el dicho de Satanas que se cita, decir que Satanas no se fue, se metió en el Partido (donde no hace falta saber euskera)y desde ahí completó su obra de envilecimiento.

    ResponderEliminar
  6. Los mejores soldados de la corona española, ahí es ná. Muy oportuno post, si señor. Byron, lost in traslation, inventor del turismo revolucionario, por la independencia griega y tal.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  7. Como comprenderás admito las opiniones que un pervertido soltó mientras en estado de embriaguez era sodomizado por alguno de sus animales de compañía.

    La capital de España y del mundo es Madrid y punto, la cual, a poca distancia, sigue a Complutvm (capital del conocimiento y la cultura), y quien diga lo contrario desconoce la verdad absoluta.

    En cuanto a los vascos (y vascas que diría aquél), pues eso, que en cuanto huelen a maketo su amabilidad brilla por su ausencia, todavía recuerdo con que amabilidad nos trató una camarera de Zarauz, si no llega a ser porque vamos acompañados de la princesa probablemente nos habría puesto la comida en el suelo, junto al plato del perro, eso sólo puede indicar una cosa que es "vox populi", la envidia que nos tienen en todas partes a los de Madrid.

    Por cierto, sabemos si opinaba algo de la esplendorosa Córdoba..., es que me sorprende que estando esta "maravillosa" ciudad perdiese el tiempo con los aldeanos madrileños

    addenda- un besito Elena

    ResponderEliminar
  8. FUGITIVO
    Siento haber tardado pero he estado fuera en misión inaplazable.
    Para mí el vascuence y el amazig de los bereberes son idénticos.
    Para demostrarlo te remito a mi post en este blog en =
    http://tellagorri.blogspot.com/2009/05/vascos-adn-y-linguistica-dan-origen.html

    ResponderEliminar
  9. CAROLVS
    Es curioso que allí en donde pasan sus días de vacaciones los madrileños, sea en Alicante, Málaga o San Sebastián y Santander, se han ganado la ANTIPATIA de los lugareños. Les pasa igual a los bilbainos.

    Los alemanes llaman a los berlineses como "BOCA GRANDES" o bocazas, por ser muy parecidos a lo que son los madrileños en España.

    Personalmente me remito a la opinión docta y experimentada de la jodía cordobesa respecto al tema de los madrileños.

    ResponderEliminar
  10. SEÑOR OGRO
    Lo que menos esperaba Byron era que el Diablo se apoderara de la voluntad de ALGUNOS vascos hasta demonizarlos.
    Vas bien encaminado.

    ResponderEliminar
  11. DON JSOÉ ANTONIO
    Ya ves, en un tiempo, los vascos "los mejores soldados de la Corona española".
    Cómo cambian las cosas con el tiempo y el entontecimiento creado por tanto cura carlistón.

    ResponderEliminar
  12. DON ISRA
    Lo que vuecencia diga que no osaré contradecirle.

    Esto me recuerda lo que decían de sí mismos los portugueses : El Mayor Imperio do Planeta", a sus barcos los llamaban "O terror dos mares" y a su Caballería militar "Con más de cuatro mil patas de cabalho".

    ResponderEliminar
  13. Otro para ti Isra.

    La capital del mundo nunca ha sido Madrid, sí Córdoba, quieras o no, esa es la realidad histórica que se puede comprobar leyendo a cualquier historiador español o extranjero.
    Es lo que hay.
    Además, no se trata de una opinión poco objetiva como la tuya, se trata de la realidad:

    Córdoba fue la capital de la Hispania Ulterior en tiempos de la República romana, o de la provincia Bética durante el Imperio romano y del Califato de Córdoba durante la época musulmana, cuyos dirigentes gobernaron gran parte de la Península Ibérica. Según los testimonios arqueológicos, la ciudad llegó a contar con alrededor de un millón de habitantes hacia el siglo X, siendo la ciudad más grande, culta y opulenta de todo el mundo.(según Wikipedia)

    Adenda.- Isra, otro besito "pa" las heridas del alma.

    ResponderEliminar
  14. Veo que conoces los libros de viajes del XIX. Yo soy un gran aficionado a esos libros. Me encanta leer a los extranjeros en la Piel del Toro: Gautier, Ford, etc. El que más me gusta es la Biblia en España de Georges Borrow alias "Don Jorjito el Inglés", el vende Biblias. Debió ser curiosa aquella España isabelina, en plenas guerras carlistas, pronunciamientos, casticismo, romanticismo, etc, etc. ¡Si alguna vez inventasen la máquina del tiempo! Veo que los madrileños ya éramos los malos de la película, el Madrid de los manolos y los majos... y eso que aún no habían llegado las zarzuelas, ni los pichis,....ni mi equipo de fútbol, el odiado..¡REAL MADRISSSS!Jsajajaja
    Saludos Tellagorri.

    ResponderEliminar
  15. Me parece que este Lord Bayron, cuando estuvo por Madrid, "chulapa mía", no se entero de na, o como dice Isra estuvo demasiado entretenido siendo sodomizado por algún animal de compañía de los muchos que pululaban por la Puerta de Moros, porque decir que los madrileños ""Los habitantes de la ciudad piensan que Madrid es la “envidia y admiración”de la humanidad"", se queda un poco corto, no solamente somos envidiados por tener una ciudad abierta donde todos son bien recibidos, sino que envidian la forma de ser del madrileño, mezcla de razas y culturas que supieron encontrar su sitio en esta maravillosa ciudad, donde el pueblerismo inicial, supo abrirse a nuevas culturas, donde nadie es extraño, y ahi tenemos el café gijon, y otros cafés A finales del siglo XIX por Madrid se extendían los cafés como ahora se extienden los bancos. La costumbre de tomar café en un lugar público especialmente diseñado para ello comenzó en Viena puede que hacia el siglo XVIII o quizá antes, pero en seguida se aclimató perfectamente en el sur de Europa, debido fundamentalmente al buen clima, que permitía la existencia de las célebres "terrazas" a lo largo de casi todo el año.Fueron precisamente estas tertulias, capitaneadas en su mayoría por personajes célebres de los campos de las artes y la intelectualidad, la política, los toros y la cultura en general, las que popularizaron los cafés e incluso los convirtieron en famosos. Entre los que han alcanzado la consideración de la posteridad están El Colonial, Fornos, Café de Oriente, la Flor y Nata, el Café de Pombo y el Café Gijón. Todos ellos albergaron en sus humeantes senos una o varias tertulias, de las que tanto abundaron entre el final del siglo XIX y los primeros treinta años del siglo XX, los años de la "bohemia madrileña". En cuanto a los ilustres marinos Vascos, o vascones, nada que añadir, a lo dicho por este Lord ingles que sabría mucho de navegación, pero muy poco de relaciones humanas, solo decir que con Madrid se equivoco, o no supo moverse por los sitios correctos.Y al que no le guste Madrid, que pase de largo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Por cierto, respecto a los Bascones con Be, esos libros ya hablan de los antepasados de los "bildueros" actuales. Ya Cervantes se mofa en el célebre episodio de lucha entre el vizcaíno y el manchego, y en los muros de Salamanca. Ya Borrow los tiene por indomables, aunque trabajando en el servicio doméstico de la época. Respecto a su patriotismo en el Ejército español es cierto y si no, ver la historia de las conquistas de América, con sus conquistadores al lado de los castellanos y extremeños. En la Enciclopedia Dalmau Carles, es decir, la equivalente republicana de la franquista Álvarez, leo en el apartado de la geografía política española, que las provincias vascongadas son de elevado patriotismo. Vascongadas era el nombre que daban los liberales decimonónicos y los franquistas al actual País Vasco.
    Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar
  17. PLAS, PLAS, PLAS, Bravo doña ELENA.

    Ansí se responde a los capitalinos presumidos y chulapos.

    Pero hay un detalle que debieras de recordarles a tus amigos de MadriZ : A mediados del siglo IX (852-856) , es atribuida al emir cordobés Muhammad I, la FUNDACIÓN DE ESA CIUDAD CON EL NOMBRE DE MAGERIT. La ciudad se ubicó en un emplazamiento protegido por su altura y difícil acceso. De reducidas dimensiones, contaba con un castillo y estaba rodeada por una muralla con torres cuadradas.

    Uséase, un puesto de avanzadilla y frontera de los CORDOBESES.

    En 1561, el rey Felipe II trasladó de improviso la corte a Madrid. Desde esa fecha y hasta la actualidad, excepto un breve lapso en que se llevó a Valladolid, la ciudad ha sido la capital de España.

    Toda su "chulería" se le deben a Felipe II, que era un mustio.

    ResponderEliminar
  18. DON JUAN
    Todos esos escritores viajeros que citas, los leí de joven, resultaban una gozada :Georges Borrow, Gautier, Ford, Byron, etc. etc.

    Luego habeís degenerado : el Madrid de los "pichis", de la Zarzuela, del equipo de FURBO, de los Ministerios y las agencias para poder entrar en ellos ( chanchullos típicos de siempre), etc.

    En fin, siempre me asombra el NACIONALISMO FEROZ de los madrileños. Hoy os habeís reunido unos cuantos ( de eso se trataba para veros reaccionar)y seguís, como no, con el "De Madrid al Cielo".

    ResponderEliminar
  19. DON MANUEL
    Menos mal que no han tenido un Polikarpo madrileño porque son Uds., los madrileños, más feroces nacionalistas que catalanes y vascos juntos.
    Qué solidaridad de madrileñismo, díos.

    Nadie les niega sus cafés, tertulias, intelectualismo, etc. etc. etc., pero si llegan a ser el Paris de Napo los demás españoles hubieramos tenido que emigrar.

    ResponderEliminar
  20. DON JUAN
    Voy a darte mi particular visión sobre dos temas que citas :
    A. El vizcaino del Quijote. Si observas, cada vez que el Caballero se enfrenta a alguien a grupo, vease los cabreros, los guardias de los galeotes y sus presos, el ventero y sus putas, el Duque que da una Insula a Sancho, etc. etc., todos le toman por un CHIFLADO. Y sin embargo sólo hay un personaje en toda la obra que sí le toma en serio y se bate contra él por "sentirse ofendido como hombre de honor", y es el VIZCAINO.

    B.- Las provincias VASCONGADAS no comenzaron a denominarse así hasta las Cortes de Cadiz en 1812. Hasta entonces todos los vascos eramos llamados, sucesivamente, como "cántabros" y "vizcainos".
    Unicamente en tiempos de las invasiones árabes y la formación de resistencias en Asturias y Navarra ( a cargo de francos dominadores de toda la zona como los Aznar y los Iñiguez o Eneco Arista) se calificaba de VASCONES a las tribus de las tres zonas que forman hoy Vasconia y que estuvieron bajo soberanía astur, navarra, aragonesa y castellana.

    ResponderEliminar
  21. Me parece muy digna de respeto la opinión de Byron; pero, después de todo, encuentro más interesante la que podamos tener usted y yo, amigo Javier, o cualquier otro español de hoy.

    ResponderEliminar
  22. TIO CHINTO
    En efecto, lo que cuenta es la opinión de los que hoy habitamos España pero la cuestión es que hay tanta rivalidad de regiones y ciudades que, a la mínima, salta la chispa. Sea por Byron o sea por el FURBO.

    ResponderEliminar
  23. Jajajaja, no creas que soy nazi onalista de Madrid. Soy madrileño como tú vasco. Eso no me hace madrileñista. Como historiador tuve que estudiar su historia, al estudiar en mi pueblo. Me gusta la zarzuela porque la he mamado, lo cual no quita para que pique mucho más alto: música clásica o rock. Te diré que una vez leí que nuestro admirado Baroja dijo que el nazi onalismo se quitaba viajando. Siempre quise viajar y por fin ya puedo hacerlo. Nunca me quedé estancado viendo el Guadarrama, siempre quise ver qué había detrás. Lo que pasa es que siempre estará el pichi castizo que ese sí que no ve más allá de...la Puerta del Sol o Cibeles. Soy madridista, pero nada fanático, como imagino que tu serás del equipo blanquiazul del Txuri Urdín. Respecto al nombre Vascongadas acierto.
    Saludos Tellagorri.

    ResponderEliminar
  24. No me gustaría pecar de "provinciana" pero si lo tengo que ser por decir lo que pienso, no me importa.
    Es verdad, en Madrid somos muy felices muchas gentes de uno y otro lado, hasta los catalanistas. El madrileño es acogedor y agradable. Nunca me he sentido, ni me han hecho sentir forastera con ellos. Siempre que puedo voy a Madrid con ilusión.
    La verdad es que Madrid es mi segunda capital.
    La historia de España es tan grande que lo que dice de los vascos , L. Byron, como valientes caballeros podemos dar fe de ello en el sur de España que junto a castellanos y navarros, los caballeros vizcainos dieron su sangre para echar a la morisma invasora. Y aquí se quedaron y tuvieron hijos. Llegamos a ser durante mucho tiempo capital de España y de las Indias gracias al conjunto de todos los españoles.
    Pienso que esto es lo que nos hace grandes, ver lo bueno y positivo que tiene cada parte de esta gran nación. No nos hace falta quitar méritos a otras partes de España porque cada una tiene una larga y hermosa historia a sus espaldas.
    La mía es cuna de dos grandes emperadores romanos, pero eso no es nada comparado con lo que vino después donde todos éramos todos.



    Saludos.
    Muy bonita reseña, amigo Javier.

    ResponderEliminar
  25. DON JUAN
    Has dado una definición que me encanta y que resume todo eso de lo que hablamos cuando se refiere a localismo : PICHI CASTIZO.

    Ya sé que no eres localista y cada uno defiende su lugar de origen, como es debido. Lo que me admira es la unión de los PICHI CASTIZOS cuando creen que se les ofende desde allende el Guadarrama o desde Despeñaperros abajo.

    Don Pío tiene frases célebres, tal como citas, como esa de "El nacionalismo se cura viajando y el carlismo leyendo". "Las tres cosas más molestas de mi tierra son los carabineros, los curas y las moscas". Etc. etc.

    ResponderEliminar
  26. DOÑA ELEONORA
    Tienes muchísima razón y estoy de acuerdo con lo que dices. Pero el trasfondo de todo esto está en el PIQUE existente entre una cordobesa y yo por un lado, y unos PICHI-CASTIZOS madrileños por la otra. Es asunto viejo y de fondo amistoso.

    ResponderEliminar
  27. Una corrección a doña Elena: Madrid sí ha sido capital del mundo, de hecho lo fue durante todo el reinado de la Casa de Austria cuando desde la villa y corte se regían los destinos del imperio universal

    ResponderEliminar
  28. Por cierto reciente estudios, de hace una semana hablan que Madrid no fue fundada por el morasme sino por los visigodos...así lo atestiguan los restos encontrados en una fosa junto al Palacio Real

    ResponderEliminar
  29. ONOREVOLE CAROLVS
    Eres un "Pichi castizo". Si no llegas a ir a Italia e Inglaterra te veo fundando un Partido Nacionalista madrileño con más abertzalismo que el Polikarpo.

    ResponderEliminar
  30. Aaah, pues nada, seguid. Yo os leo. Mientras no llegue la sangre al río, nada.

    :)

    ResponderEliminar
  31. Jajajaja sí mis años por Italia e Inglaterra además de otros viajes allende los Pirineos me sirvieron de mucho

    ResponderEliminar
  32. ¡Coño Carolus! no sabía nada de eso. A ver si informas más de ese hallazgo arqueológico. Sería una bomba el decubrimiento del Madrid visigótico.
    Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar
  33. Ah, "me sólvidaba" una buena descripción de Madrid, nada halagüeña, por cierto, es la del gran Martín Santos, hijo de militar, nacido en Larache y enamorado de la Bella Easo donde residió. En los inicios de su famosa Tiempo de Silencio, en las primeras páginas, la descripción es real, de aquél Madrid sórdido y franquista de los años 40. Por desmitificar, desmitifica hasta el mito de los más izquierdistas: el episodio del "NO PASARÁN, MADRID SERÁ LA TUMBA DEL FASCISMO". También mis madrileños preferidos de ficción son los Andrés Hurtado de El árbol de la ciencia o el Manuel de La busca. También Shanti de Andía, Zalacaín, Yurrimendi el fantástico o el mismo Tellagorri.
    Saludos de nuevo desde la tórrida Villa y Corte, lugar de PICHIS CASTIZOS.
    Jajajajajajaja.

    ResponderEliminar
  34. No se que Madrid ni que Vascongadas visito Lor Byron, que dicho sea de paso, era un poco relamido. A mi Madrid me gusta, me gusta porque cada vez que voy es como si fuese de allí, porque es una ciudad amable para el forastero, por la gastronomía y por todo.

    Y Vascongadas lo mismo, aunque no voy todo lo que me gustaría. Se que para muchos, sobre todo en pueblos, la vida allí es un infiermo, y aún así la sigo echando de menos. Aunque eso de que son guapos, será ahora, por la mezcla. Los rasgos vascos puros dan a algunas mujeres un aspecto muy peculiar, por decirlo a lo fino.

    ResponderEliminar
  35. DON JUAN
    No he leído "Tiempo de Silencios", secuestrada en su día, pero Don Pío describe muy bien el Madrid del hambre y la miseria, el anarquismo, etc. en su trío de la LA LUCHA POR LA VIDA y que la componen "La Busca", "Mala Hierba" y "Aurora Roja".
    Avísale a CAROLVS de que el "Tellagorri" al que te refieres es el de Zalacain el Aventurero de Baroja, no vaya a pensar cosas raras el ABERTZALE éste. Está a un milímetro de crear el "Díos, Madrid y Patria".

    ResponderEliminar
  36. Menos mal que el Byron no menciona a Cataluña en sus escritos, o éso me parece. Las ciudades y sus gentes son maravillosas o repugnantes, según le haya ido a uno en sus correrías. Lo demás, son palabrería para rellenar el libro de viajes.

    ResponderEliminar
  37. DOÑA CANDELA
    Oiga, vuecé, un respeto y mejor vista que los "vascones" semos bellos como dioses y no esmirriados como los maketos.

    Respecto al prototipo ese de muller al que te refieres son unicamente las BATASUNAS, que lo son porque han nacido FEAS de cullons y además llevan apellidos extremeños o andaluces. No vayamos a confundir.

    ResponderEliminar
  38. DON BWANA
    Como siempre estoy de acuerdo porque suele poner la ebullición en su punto. Cada quién escribe según sus particulares gustos y parciales observaciones. Pocos se libran de ello.

    Pero a cuenta de las tales opiniones del Lord escribidor, he aquí que hoy nos ha brotado todo un mundo de "nacionalistas madridistas" muy al estilo de Prat de la Riva a lo catlán.

    ResponderEliminar
  39. Pues ya no tiene excusas para leerlo. Leerá como acierta de lleno en la descripción y cómo dice que los del NO PASARÁN fue una excepción. El resto es desolación y cosa de Pichis Castizos y Horteras, jajaja.

    ResponderEliminar
  40. Carolvus, cuando en Madrid y en el resto de las ciudades más importantes del mundo se tiraba la mierda a la calle, Córdoba contaba ya desde el s.X con alcantarillado y alumbrado.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  41. DOÑA ELENA
    No sé si has leído mi comentario de que MAJERIT o Madrid la fundó un Emir de CÓRDOBA. Con eso está dicho todo.

    ResponderEliminar
  42. Sí lo he leído Tella, pero tampoco quiero hacer mucha sangr a los de Madrizzz, sobre todo por Juan, que está demostrando ser un madrileño cabal, conocedor de la historia y nada chovinista.

    Tampoco entiendo las chuminás que dicen nuestros amigos blogueros sabiendo que tú los dejas planchaos en un santiamén.

    ResponderEliminar
  43. Hola cordobesa. De eso se trata de conocer tu propia casa y la de los demás para enriquecerse con lo diferente. Cuando voy a Córdoba o a Donosti, intento empaparme de ellas, ver a sus gentes, tomar salmorejos y pintxos, escuchar guitarreo o txistus. Soy muy crítico con Madrid. Con mi ciudad tengo amor-odio, casi tanto como James Joyce con Dublín y los del Sein Fein (batasuno-bildueros a lo irlandés, con su IRA o ETA particular). No sabes cómo me han avergonzado por las Españas y el extranjero algunos imbéciles de mis paisanos con sus pichicasticismos horteras.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  44. Madrid le pese a quien le pese es la leche, hay de todo y para todos...oye eso de Dios, Madrid y Rey quedaría bien pa mi partido carlistón, cambiando las chapelas por las boina chulapa jajaja...

    ResponderEliminar
  45. CAROLVS
    Por ahí empezaron los antecesores de los batasunos y ese camino llevas tú, pero te garantizo que no voy a participar en ninguna carlistada que organices.

    ResponderEliminar
  46. D.CAROLVS, de boina chulapa, na de na, gorrilla chulapona, como los organilleros.
    Dñª.Elena, si viene usted a Madrid, chulapa mia, voy a hacerla emperatriz de Lavapies, pa que vea usted las verbenas, y se marque un chotis en un ladrillo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  47. D.Manuel, estaré encantada de bailar ese chotis en uno o en medio ladrillo.
    Dos veces estuve en Madrid y las dos disfruté muchísimo, pero jamás me invitaron a bailar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  48. De eso se trata Juan, de amar tu tierra, quererla y patearla para descubrirle nuevos rincones, y hacer lo mismo en otros lugares, visitarlos abiertos a lo que nos podamos encontrar, sin prejuicios y con todos los sentidos dispuestos a disfrutar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Seguro que si viviera hoy en día, nos hubiéramos reído de la descripción que hubiera hecho de vascos y catalanes.

    Best seller seguro jejeje

    ResponderEliminar