Pintor Robert Neffson (Nueva York)

10 marzo 2017

La Ruta de la Seda y los pastores


Oriente y Occidente nunca estuvieron separados. Al menos desde el siglo III a.C, una compleja red de caminos y caravanas, a la que luego se conoció como la Ruta de la Seda, permitió que ambos mundos se tocaran. De un sitio a otro viajaron personas, mercancías, ideas, obras de arte y hasta enfermedades y religiones.

El equipo del investigador Michael Frachetti, de la Universidad de Washington en San Luis, (Estados Unidos), ha presentado este martes un artículo en la revista Nature en el que ha mostrado que el nacimiento de la red de caminos de la ruta de la Seda fue lento y complejo.

Han averiguado que su comienzo pudo estar ligado a la compleja red de rutas de los antiguos pastores nómadas, que recorrían la región en busca de pastos frescos.
En este caso, aplicaron este sistema a la corriente de los pastores de la zona, quienes suben a las regiones más altas en verano y bajan a los valles en invierno en busca de hierba. Además, los investigadores tuvieron en cuenta la calidad de los pastos, asumiendo que los pastores de antaño usaron las rutas que les permitían aprovechar los mejores. Para ello, usaron imágenes por satélite actuales para medir la calidad y consideraron que la vegetación no ha cambiado mucho en dos milenios.

Después de aplicar este modelo a lo largo de 500 estaciones, los investigadores obtuvieron una correlación muy clara entre las rutas de los pastores y la posición de los yacimientos arqueológicos que dejó la Ruta de la Seda.

10 comentarios:

  1. Para algunos es una gran satisfacción saber que desde hace 2.300 años ha habido permanente contacto entre Oriente y Occidente, a través de las caravanas de camelleros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MARTIN.
      Estoy de acuerdo en que la noticia es muy importante por lo que sirve para explicarse esas influencias habidas entre ambos extremos del Mundo.

      Eliminar
  2. Este descubrimiento aclara algunas zonas grises de la HISTORIA que no se explicaban sobre las mutuas influencias de orientales y occidentales, especialmente antes del viaje de Marco Polo a China.
    Los relatos de la Biblia son incomprensibles sin su influencia oriental. Y la coincidencia de ideas-madre entre Confucio y Jesucristo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CABALLERO.
      Sabiamos de la existencia de conocimientos de las filosofías orientales por los clásicos pre-cristianos y ahora se explica el porqué y el cómo.
      Aquellas caravanas, cuyos caminos abrieron los pastores con sus rebaños, trasladaban además de mercancias muchas de las ideas vigentes en Oriente a Occidente y viceversa.

      Eliminar
  3. Ahora se entiende muy bien el conocimiento que los romanos y griegos tenian del RAMAYANA. El Ramayana es un libro épico escrito probablemente en el siglo III a.C. y transmitido de forma oral. Seguramente se trate de uno de los libros más importantes de la literatura hindú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TÁCITO.

      Para la época pre-cristiana los celtas irlandeses guardaban más de 10.000 manuscritos en caracteres rúnicos que hablaban del Ramayana y de la Historia de las migraciones entre India y Europa.
      Esa conexión parecía increíble sin previas comunicaciones entre ambas culturas, la oriental y la Occidental.

      Eliminar
  4. Y lo mismo sucede con las ideas religiosas de ZOROASTRO. Platón, Aristóteles y otros pensadores griegos se interesaron por sus doctrinas. También es probable que las ideas de Zoroastro influyeran en la demonología, la angelología y la escatología judeocristianas, pues se han apreciado influencias suyas en el Manual de disciplina encontrado en los manuscritos del mar Muerto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MELITÓN.
      Excelente aportación la tuya pues efectivamente Platón y Aristóteles eran sabedores de las ideas zoroástricas, propias de Persia, así como que Pitágoras trajo de los templos egipcios sus conocimientos de los números.

      Eliminar
  5. Tal como dice CABALLERO, las ideas de Jesuscristo parecen una copia de las de Confucio que vivió 500 años antes.
    La recopilación de sus Conversaciones (Analectas) es un amplio abanico de consejos referidos a los asuntos humanos. Basaba toda su filosofía moral en el ren (jen), que es la virtud de la humanidad, y a su vez está basada en la benevolencia, la lealtad, el respeto y la reciprocidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA SOFIA.
      Gracias por los datos que comentas, ya que muchos filósofos a lo largo de la Historia han comparado los principios predicados por Jesucristo con las ANALECTAS de Confucio.

      Eliminar