Paisaje relajante

09 junio 2016

La beauté de pegarte la torta a elección

Cada año, PrivateFly, empresa de referencia en el alquiler de aviones o avionetas, consulta a sus usuarios por las pistas de aterrizaje en el mundo que más les han emocionado o impresionado. Miles de personas (7.500, en concreto) votaron entre febrero y marzo para elegir a sus favoritos de este año. En total participaban 115 aeropuertos, incluidos los elegidos por el jurado de expertos. Y estos son los que obtuvieron más votos.

Malta
El aeropuerto más votado en esta edición ha sido el de Malta. Un miembro del jurado explicó: «En medio de un mar azul, la pequeña y aislada isla rocosa aparece de repente y se entiende inmediatamente la importancia geopolítica estratégica de Malta durante miles de años, tanto por mar como -más tarde- por aire, en el centro del Mediterráneo.»


NIZA

Uno de los usuarios que votó por este aeropuerto afirma: "No hay nada como acercarse a la Costa Azul, entre mar y montaña. En invierno es mágico, si nos fijamos en las aguas azules del mar Mediterráneo y los Alpes con la nieve blanca... Sencillamente precioso". Es el tercer aeropuerto más importante de Francia, en número de pasajeros, tras el Charles de Gaulle y el de Orly, ambos en París.


Queenstown -NUEVA ZELANDA


Queenstown Airport fue el primer aeropuerto en la clasificación de 2015. En esta ocasión, es el tercer destino más votado. En cualquier caso, una pista de aterrizaje mítica en estos términos de belleza incontestable. En invierno, las montañas brillan por la nieve, y en verano, por el sol. Los días claros incluso se ve el Mount Cook. En 2015 se contabilizaron 1,5 millones de pasajeros.




BARRA
Esta es una oportunidad de aterrizar en una pista de arena de playa, cuando lo permite la marea. Es el único del mundo donde sus operaciones se realizan sobre la superficie de una playa. El Aeropuerto de Barra se halla en la ancha bahía de Traigh Mhor en la punta norte de la isla de Barra, que forma parte de las Hébridas Exteriores (Escocia), en Reino Unido.


PRINCESA JULIANA
Se encuentra en la parte holandesa de la isla de Saint Martin. Maho Beach es mundialmente famosa por los aviones que sobrevuelan el arenal. Quizá en ningún otro lugar del mundo aterricen tan cerca. Tanto, que en algún momento, parece que los bañistas pudieran acariciar las ruedas. La pista de aterrizaje solo tiene 2.300 metros, por lo que los pilotos se ven obligados a posar el avión muy cerca del comienzo del asfalto, lo que a su vez les obliga a rozar esta playa turística.

4 comentarios:

  1. No me gusta volar, pero meteria el areopuerto de Bilbao, esa trampa mortal a la que se nubla un poco, y al que se prima por motivos politicos.

    Ahora, lo del avion ese que pasa junto a la playa, insuperable, el horror definitivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Sí, ahí falta Bilbao o su aeropuerto. Una de las veces que venía yo en un vión se metió en la zona ajardinada, fuera de pistas y no le dimos a un hangar por milagro.

      Ahora está chungo lo de "coger un avión y plantarte donde haga falta", porque entre unos chafeurs de viones que están bastante pirados y unos controladores que deben de hacer mucho crucigrama para pasar el rato, no está nada claro que sea mejor volver al burro para viajar.

      Eliminar
  2. Si, desde luego que lo del aeropuerto de Bilbao es mítico. Lo del aeropuerto de San Martín es impresionante, hay cantidad de vídeos en Youtube. impresiona bastante, pero un coñazo de cuidado el ruido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAVICHU.
      Ya veo que coincidimos varios sobre las "bondades" del aeropuerto de Bilbao.
      Ese de San Martín será muy vistoso pero, como comentas, el ruído en la palaya tiene que ser insoportalle.

      Eliminar