Juana Felisa Isabel culturizándose

12 abril 2016

Refugiados, colonialismo, población europea desinformada



Así pues, ¿qué hacer con los cientos de miles de desesperados que esperan en el norte de África, huyendo de la guerra y el hambre, tratando de cruzar el mar y de encontrar refugio en Europa?

Hay dos respuestas principales. Los liberales de izquierda manifiestan su indignación ante la forma en que Europa está permitiendo que miles de personas se ahoguen en el Mediterráneo; su propuesta es que Europa debe demostrar su solidaridad y abrir sus puertas de par en par.
Los populistas anti-inmigrantes reclaman que debemos proteger nuestro estilo de vida y dejar que los africanos resuelvan sus problemas. 

El populista anti-inmigrante también sabe muy bien que, abandonados a sí mismos, los africanos no conseguirán cambiar sus sociedades.
¿Por qué no? Porque nosotros, los europeos occidentales, estamos impidiéndoselo. Fue la intervención europea en Libia lo que sumió al país en el caos. Fue el ataque estadounidense a Irak lo que creó las condiciones para el surgimiento del ISIS.
La guerra civil en curso en la República Centro Africana entre el sur cristiano y el norte musulmán no es sólo una explosión de odio racial; se desencadenó por el descubrimiento de petróleo en el norte: Francia (relacionada con los musulmanes) y China (relacionada con los cristianos) están peleando por el control de los recursos petroleros mediante testaferros.
El Congo encontró que el conflicto en el país gira principalmente en torno al acceso, control y comercio de cinco recursos minerales claves: coltán, diamantes, cobre, cobalto y oro. Tras la fachada de la guerra racial, vislumbramos por tanto el funcionamiento del capitalismo global.
El Congo ya no existe como un estado unido; se trata de una multiplicidad de territorios gobernados por caudillos locales que controlan su parcela de terreno con un ejército que, por regla general, incluye a niños drogados.
Cada uno de estos caudillos mantiene relaciones comerciales con una empresa o corporación extranjeras que explotan la riqueza, sobre todo minera, de la región. Lo irónico del asunto es que muchos de estos minerales se utilizan en productos de alta tecnología, como ordenadores portátiles y teléfonos móviles.
Basta con retirar de la ecuación las empresas extranjeras de alta tecnología y se desmorona todo el edificio de la guerra racial alimentada por viejas pasiones.

Está claro que este aumento de "estados fallidos" no es una desgracia no intencionada sino también una de las formas en que las grandes potencias ejercen su colonialismo económico. Se impone, por tanto, ampliar la perspectiva: los refugiados son el precio de la economía global.

A los refugiados debe garantizárseles su seguridad, pero también les debe quedar claro que tienen que aceptar el lugar de residencia que les asignen las autoridades europeas, además de respetar las leyes y normas sociales de los estados europeos: ni la más mínima tolerancia a la violencia religiosa, sexista o racial venga de donde venga, ni derecho alguno a imponer la propia forma de vida o religión a los demás, respeto a la libertad de cada individuo a abandonar sus costumbres comunitarias, etc.

Estas reglas deberían establecerse y aplicarse con claridad, mediante medidas represivas (contra fundamentalistas extranjeros, así como contra nuestros propios racistas anti-inmigrantes) en caso necesario.

Por Slavoj Zizek
(filósofo y crítico cultural, es profesor en la European Graduate School)

12 comentarios:

  1. ¿Europa ha hecho cosas mal?, indudablemente.
    Pero por los clavos de cristo, vale ya de este masoquismo extremo. Si los musulmanes matan, cuando pueden, como siempre han hecho desde hace 1400 años, ¿es culpa de Europa?, no.

    Demostrado está, que los intentos economicos por ayudar, suelen ser catastroficos, repito, esta demostrado. Si ayudamos politicamente, se nos acusa de imperialistas, y de querer unicamente los recursos naturales. ¿Entonces? ¿en que leches quedamos? ¿ayudamos o no?. Eso por no hablar de esta Europa de los necios, que ve muy mal muchas cosas, pero que si hay que mandar soldados, no, que eso esta feo y que los pueden matar, que vaya al yanki, para luego de regalo insultarles

    Lo que tampoco se puede olvidar en estos paises en conflicto, dichos conflictos llevan vigentes en no pocas ocasiones durante siglos. El hecho de que occidente pusiera unas fronteras artificiales, con tiralinea, no ayudo a solucionarlos.

    El colmo del escrito es ver escrito de forma inherete el termino racista, junto al de antiinmigracion. ¿Sostiene acaso el autor que si la horda de indocumentados y no pocos salvajes que nos inviden fueran blanquitos y rubios, no diriamos muchos lo mismo?. El tal Zizek se puede enrollar el escrito y meterselo por donde no asoma el sol. Oiga, yo estoy en contra de esta inmigracion, y la raza de los sujetos me da lo mismo. SI podria hablar de su cultura y es que el hecho de ser musulmanes, creo no ayuda nada a su integracion, es mas, lo imposibilita, y por tanto no se les deberia dejar pasar.

    pd: ayer lei una noticia de un politico progre, que acogio a un inmigrante. Este somali creo recordar, le dio por el culo, lo violo. Fue a la carcel, y ahora le han expulsado del pais. Bien, pues salia el sodomizado, diciendo que le daba pena lo expulsaran, porque entendia ya habia pagado la pena en la carcel. ¿Cabe un tonto mas?, siempre, pero empieza a faltar el aire.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Muy bueno tu comentario, y muy completo.
      Sobre este tema hemos comentado en muchísimas ocasiones en estos últimos años y siempre algunos llegamos a la misma conclusión : Con echar la culpa por los progres a los europeos se soluciona la responsabilidad y por tanto es de obligado sentir el acoger hasta a los zulús que deseen hacerlo.
      A mí, como aficionado a la Historia, siempre me recuerdan estas cosas a la mentalidad de aquellos griegos, cultivados y sofisticados además de muy comerciantes, que perdieron a más de la mitad de sus poblaciones luchando para impedir que los bárbaros persas los invadieran.
      E iban a las batallas tanto mozuelos de 15 años como viejos de 60 (en aquella época los de 60 eran muy viejos).
      Y gracias a la tenacidad y buen saber de aquellos Temistocles, Milciades y Leonidas pudo luego formarse la europa de Roma y su actual heredera, salvándonos de ser hoy mayormente como los iraquiés.

      Con la teoría del autor del artículo, que lo he puesto para hacer saber lo que opina alguna "progresía", hasta los hindués tendrían derecho a invadirnos porque Inglaterra los sojuzgó en el XIX. Y se bebió su té.

      Eliminar
    2. El hecho de que occidente pusiera unas fronteras artificiales, con tiralinea, no ayudo a solucionarlos

      Es cierto que eso se hizo durante la época colonial plantar líneas rectas. Pero también se debe tener en cuenta que ya no son colonias, y que pueden modificar esas líneas como quieran.

      También habría que recordar que eso mismo se hizo en Europa tras finalizar Guerras. Nos lo hicimos a nostros mismos.


      Bien, pues salia el sodomizado, diciendo que le daba pena lo expulsaran, porque entendia ya habia pagado la pena en la carcel

      Un lobotomizado más. Para que no digan que no se pueden lavar el cerebro. Pues nada, en vez de expulsarlo, ¿Lo metemos en su casa para que lo vuelva a violar?

      PD: Me ha recordado una carta supuestamente escrita por un ministro canadiense: http://pimientosfritos.blogspot.com/2010/03/estimada-ciudadana-comprometida.html

      Eliminar
  2. Está claro que detrás de la mayoría de los conflictos hay razones económicas o como poco geoestratégicas, que no dejan de estar emparentadas con la economía, por más que se disfracen con otras disculpas.
    Hay veces en las que en países multiculturales, que han vivido en cierto equilibrio, de repente las distintas etnias o creencias se tiran los trastos a la cabeza y cuando se hurga un poco en la herida, se encuentran nuevos yacimientos o el control de ciertas áreas que cobran una importancia que antes no tenían.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Sí, eso es así. Pero lo ha sido siempre desde hace miles de años. Lo que no obsta para que los europeos u occidentales tengamos el derecho a defender nuestras fronteras y modos de vida.

      Ya en los años 1950 el historiador Arnold Toymbee publicó un libro titulado "Occidente y el Mundo" en el que preconizaba que dado que Occidente durante siglos había colonizado al resto del Mundo, un día los habitantes de ese "Mundo" vendrían a intentar vengarse.

      Como le decía a SEÑOR OGRO, también los griegos colonizaron comercialmente Asía Menor o Turquia y toda Europa del sur pero jamás permitieron, hasta la llegada de las legiones romanas, que los bárbaros los invadieran. Y derrotaron a los imperios de Ciros y Darios para salvar su CIVILIZACIÓN.

      Gracias a aquellos bravos atenienses y espartanos hou no somos idénticos a los iraquiés. En todo.

      Eliminar
  3. Bonito artículo, un cúmulo de chorradas pero que le llevan a una interesante conclusión:

    A los refugiados debe garantizárseles su seguridad, pero también les debe quedar claro que tienen que aceptar el lugar de residencia que les asignen las autoridades europeas, además de respetar las leyes y normas sociales de los estados europeos: ni la más mínima tolerancia a la violencia religiosa, sexista o racial venga de donde venga, ni derecho alguno a imponer la propia forma de vida o religión a los demás, respeto a la libertad de cada individuo a abandonar sus costumbres comunitarias, etc.

    Con esto totalmente deacuerdo, con lo del neocolonialismo capitalista... que les den dos duros... no es así y no lo ha sido nunca, el problema de que estén descolonizados es que entre ellos no se soportan y predomina la ley de la selva, necesitan un control. De oro, diamantes, coltan y derivados mineros no entiendo nada, pero si entiendo de recursos madereros, y supongo que con las minas funcionan igual que con los bosques. No les importa nada un pimiento, y lo menos importante para ellos es la vida de otro, a la que sales de la familia del que manda, los demás no le importan nada sean de la misma etnia o de una diferente. Sus valores son tan diferentes de los nuestros que no podemos casi ni llegar a comprender lo que hacen, como lo hacen y porqué lo hacen. A mi me mandaban los leñadores a capazos, sin formación, sin herramientas adecuadas y sin preocupación por la seguridad.... y cuando hablabas con el responsable te decía, que no pasaba nada que había muchos sin trabajo. Y para lo más difícil te los mandaban de otra etnia a la que le tenían algo de manía, y si te pones pesado no les importa amenazarte de que los accidentes pueden pasarle a cualquiera.... En muchas cosas están en la edad media, en otras han llegado más o menos al siglo XIX y en otras están en el siglo XXI y van a otro ritmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Muchas gracias por la información que facilitas debida a tu experiencia muy valiosa en el tema.
      Me ha quedado claro que la vida del prójimo entre ellos les importa un carajo y que se utilizan los unos a los otros de forma mucho más brutal que lo que puedan hacerlo los colonialistas, cuando los ha habido.

      Tanto los africanos como los islamistas de cualquier parte no han llegado aún al siglo XVI nuestro ni lo harán nunca. Para cuando produzcan un Mozart, Velazquez, Goya, Leonardo, Bellini, Churriguera, Vaux-le-Vicomte (Versalles), Juan Herrera (Escorial) o Vaux-le-Vicomte,Frank Owen Gehry,Norman Foster, etc. etc., estaremos los europeos en el siglo XXXV.

      Eliminar
  4. Cuestión complicada donde las haya. Como siempre las alegorias de las izquierdas en cuanto a las guerras. Dos son las principales bases de este discurso. La primera que todo lo que sucede tiene una causa económica. La segunda que Occidente y el hombre blanco tienen, en general, la culpa de todo.

    En cuanto a la idea de que todo tiene una causa económica, es una teoría que viene de la base marxista de la izquierda, aunque no sólo las personas de izquierda lo piensan. En el fondo, se trata de la falsa idea de que la guerra crea riqueza.

    La guerra destruye riqueza y supone un gran desperdicio de talento y recursos, una fuente de inseguridad y un obstáculo para el comercio. Desde un punto de vista económico, bombardear a los sirios o a los afganos es mucho peor negocio que venderles teléfonos, tablets, aerogeneradores, zapatillas deportivas, refrescos, trenes, coches y servicios financieros. Naturalmente hay quien piensa que el mercado de las armas es la base de la economía occidental. Normalmente se trata de personas que no tienen ni idea del peso real que tiene en la economía la venta de armas.

    El petróleo es otro de los sospechosos habituales cuando del origen de conflictos armados se trata. La primera guerra de Iraq se supone que tuvo como causa el control del petróleo del Golfo Pérsico, aunque no fue Occidente quien invadió Kuwait. La segunda guerra de Iraq también se dijo que tuvo como causa el control del petróleo, y naturalmente todo lo que sucede ahora tiene supuestamente que ver con el control del petróleo. Y llamemoslo petróleo, coltán diamantes, oro o lo que sea.

    Son la base de las teorías conspirativas. Hoy tenía un discusión con un compañero de trabajo acerca las teorías conspirativas o como los gobiernos "imperialistas" propagan virus y provocan guerras para controlar la población mundial. Ay Virgencita mía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAVICHU.
      Efectivamente esa corriente zurdosa que se ha apoderado de los esloganes de nuestra sociedad propaga lo que comentas : que la culpa de todos los males tercermnudistas provienen de la codicia y la explotación occidentales. Lo cual, como bien aclaras es más falso que el discurso de Pedro Sánchez para convernos de que España necesita convertirse en Venezuela gracias a Pablo Iglesias.

      Las teorias conspirativas tienen a veces alguna base pero muy limitada y todo depende de a lo que se denomine CONSPIRACIÓN. Para mí cada vez que abre la boca un zurdoso huelo tras sus palabras la pantalla de que sus intenciones son las contrarias a la de lo que dicen.

      Y ya cuando, como comentas, hablan de "virus inoculados por Usa o Francia en países hostiles, es mejor ver una peli de los Picapiedra.

      Eliminar
  5. El artículo rezuma retorica marxista: el mundo se ha movido siempre en base a la economía, el diablo dinero, y Occidente ha explotado al resto del mundo, que ahora está resabiado y quiere tomarse la revancha recuperando aquello que le fue usurpado. Así de sencillo se justifica la claudicación a la que están abocándonos los gurús progresistas. Lástima que muy pocos recuerden cómo, tras los procesos de descolonización, fue la ideología soviética la que se desparramó por toda África, arrasando lo bueno (que lo hubo, y mucho) aportado por la metrópoli. El materialismo se imponía, y, fieles a las tesis, el diablo dinero se convirtió en rey, o señor de la guerra.
    Compartiendo mucho de los que se ha comentado, don Javier, reconozco que la solución al problema es difícil. Propondría la construcción de un muro muuuuuy alto alrededor de Occidente, y el muro tendría una puertecita muy pequeña por la que pasarían, de uno en uno, aquellos que comulgaran con los valores grecolatinos, o judeocristianos. El petróleo, el gas, los recursos naturales necesarios, hasta no encontrar sustitutos, serían comprados al exterior... y si por alguna de aquellas razones el exterior no quisiera venderlos, apelaría a la guerra. Simple y claro... ¿o alguien duda que si los bárbaros tuvieran el poderío bélico necesario no lo utilizarían para borrarnos del mapa?
    A falta de ese poder, el caballo de Troya de la ideología viene servido por la izquierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      Así de cierto ciertísimo es lo que comentas como el hecho gravísimo de que los conservadores del siglo XX no han sabido elaborar una ideología consistente, irrebatible y oponible a las falacias que se inventó Lenin.

      La mayoría de los ciudadanos europeos somos proclives a pensar en términos de primacia de las libertades junto a la seguridad individual y colectiva. Por ello tenemos gobiernos no marxistas hasta en tanto el PERICO nos meta uno por la puerta de atrás. Al estilo del Gorila Rojo.

      Los griegos, fenicios,romanos y nuestros ancestros locales montaron unas sociedades basadas en el libre comercio y en el intercambio de mercancias. No en la inculcación de ideas occidentales salvo durante el periodo de la cristianización a KRISTAZOS de los indios americanos.

      Los que han inculcado las ideas anti-todo eso han sido los predicadores marxistas que además pretenden destruirnos mediante la sustitución de nuestra cultura por una bárbara y totalizadora del ser humano.

      Eliminar
  6. "Fue la intervención europea en Libia lo que sumió al país en el caos. Fue el ataque estadounidense a Irak lo que creó las condiciones para el surgimiento del ISIS."

    Totalmente de acuerdo, aunque parece que la gente no quiera oírlo. Lo siento, pero en los últimos años nos hemos dedicado a derrocar regímenes para sustituirlos no se sabe por qué cosa, regimenes que a) eran favorables a Europa y b) dictadores o no, al menos mantenían estabilidad. Algo completamente incomprensible.

    ResponderEliminar