Juana Felisa Isabel culturizándose

14 marzo 2016

Mal porvenir para los de "independentzia orain"

El porcentaje de ciudadanos vascos que se muestra a favor de la independencia de Euskadi ha caído once puntos en dos años, ya que en 2014 era el 30 % de la población la que apostaba por esa vía, mientras que en 2016 defienden la independencia el 19 % de los encuestados.

Estos datos se recogen en el Sociómetro Vasco 60, que difunde el Ejecutivo autonómico, en el que se incluye la evolución experimentada por la opinión pública vasca sobre diversos temas en estos últimos 20 años.
El 38 % de las personas encuestadas se muestra en contra de la independencia, el porcentaje más amplio desde 1998 cuando se oponían a la separación de España el 24 % de los vascos.

En relación a la religión, las personas que se declaran católicas practicantes han disminuido de un 38 % a un 18 % y las no practicantes de un 44 % a un 37 %.
Ha aumentado el porcentaje de ateos (de un 8 % a un 24 %) y de agnósticos (de un 7% a un 10%).

Y como en esta tierra la Religión va íntimamente unida al nacionalismo, es normal que los creyentes políticos también dejen de ser creyentes religiosos o viceversa. Creo que la única localidad en la que la religión está al margen de la política es VITORIA.

6 comentarios:

  1. No creamos todo el monte es orégano, o en vascuence, que los curas y obispos nazionalistas representan a los catolicos vascos. Que duda cabe que esas hienas disfrazadas de pastores han hecho mucho daño. Daño a la sociedad, pero sobre todo a la iglesia, y es que como se dice, antes el pais vasco exportaba sacerdotes, seminaristas, etc.. ahora, el nazionalismo ha dejado todo como un erial, lo esperable.

    De las estadísticas, bueno, siempre hay que tomarlas con mesura, pero es buena noticia el independentismo se haya despeñado. Ahora, al PNV le da lo mismo, sigue con sus ingenierias sociales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Está claro que lo que dices de los católicos vascos va a misa de pontifical y que el nacionalismo es el causante de toda la bajada de creyentes. Pero es que el nacionalismo se ha desarrollado aquí por causa de que el pueblo era muy religioso y con tendencia total a asumir como parte de sus creencias religiosas el SABINIANISMO.

      Esos obispos y curas jamás hubieran influído como aquí en las gentes de Extremadura o de La Mancha.
      Y después el tal nacionalismo ha pervertido el espíritu religioso de los afectados. A más nacionalismo menos misioneros y menos seminaristas.

      Ahora ambos a dos, el espíritu religioso y el espíritu separatista, han caído en picado. Es lo que suele suceder cuando se mezcla pacharán con cava.

      Por otra parte creo que por mucho independentismo que los mandos inculcan a los seguidores peneuveros, esos mandos son los primeros que no tienen la menor intención de ser independientes. No les conviene para nada.

      Eliminar
    2. Los del PNV son iguales que la anécdota esa que cuentan del cura de pueblo que va a Roma (supongo que falsa, pero creible), llega el cura al vaticano y al encontrarse con un cardenal le dice, "Monseñor, tengo un problema, estoy perdiendo la fé, ¿Que hago?" a lo que el cardenal contesta "Finge, hijo mio, finge"

      Pués los del PNV lo mismo..... la mayoría de los dirigentes fingen.

      Está bien traída la unión de nacionalismo y religión, porque el nacionalismo no deja de ser una religión y sus seguidores meros creyentes. Tiene sus dogmas e incluso sus rituales... y pretende tratar a los ciudadanos como un rebaño. A menos ciudadanos que les mola ser rebaño, menos nacionalismo.... Aunque yo creo que en la caída del independentismo tiene mucho que ver el ejemplo catalán, el sentido del ridículo está muy arraigado en el carácter de los vascos y claro con la vergüenza ajena que deben tener por las cosas que hacen nuestros vecinos mediterráneos, muchos dejan de declararse independentistas. No es que no lo sean, pero les da vergüenza decirlo para que no los tomen por gilis.

      Eliminar
    3. DON CSC
      Con ese párrafo que escribes los dices todo sobre el tema :
      "Está bien traída la unión de nacionalismo y religión, porque el nacionalismo no deja de ser una religión y sus seguidores meros creyentes. Tiene sus dogmas e incluso sus rituales... y pretende tratar a los ciudadanos como un rebaño. A menos ciudadanos que les mola ser rebaño, menos nacionalismo.... Aunque yo creo que en la caída del independentismo tiene mucho que ver el ejemplo catalán, el sentido del ridículo está muy arraigado en el carácter de los vascos y claro con la vergüenza ajena que deben tener por las cosas que hacen nuestros vecinos mediterráneos, muchos dejan de declararse independentistas. No es que no lo sean, pero les da vergüenza decirlo para que no los tomen por gilis. "

      Eliminar
  2. Uy don Javier, discrepo mucho de tu opinión y la religión no va unida necesariamente al nazionalismo, por lo menos en lo que a mi tierra se refiere. De hecho, puedes llamarme antiguo, arcaico y todo lo que quieras, pero uno es muy católico, patriótico, muy foralista y monárquico pero nada nada nada nacionalista. Aqui los nacionalistas y izquierdosos hacen pacto de perdedores, nos intentan meter el vascuence hasta en la sopa, pero van de ateos y apoyan exposiciones blasfemas y otros actos de índole semejante.

    De hecho, esta es la cuna del carlismo, que no es el Sabianismo, porque nuestro "amigo" Policarpo fue la vergüenza del carlismo. Y es que ya lo dice el lema carlista: Dios (religión), Patria (España), Fueros y Rey.

    Sí, lo se, soy carlista, por lo tanto eso me convierte en antiguo, rancio, facha y meapilas, no lo puedo evitar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAVICHU.
      Nada de eso que presupones erróneamente sobre lo que pienso de los navarros y carlistones.
      A lo que me refiero es que los guipuzcoanos y vizcaínos, por ser también muy carlistas antes de Polikarpo, eran por eso mismo muy religiosos y seguan las directrices de los curas como si fueran PALABRA REVELADA.
      Por tal motivo arraigó el nacionalismo, por hacer caso a unos curas, especialmente JESUITAS, que odiaban el liberalismo y propagaban el sabinianismo como modo de evitar que el pueblo vasco se arrimara a las ideas liberales y a las de la Ilustración. Todo el discurso de los jesuitas y de los obispos del Invicto versaban sobre LOS MALES que traía el LIBERALISMO.
      Y ese espiíritu religioso de los aldeanos guipuchis y vizcaínos caló rápidamente. Por ello el nacionalismo es más hijo de sermones que de políticos.
      En tanto los navarros os manteniaís dentro del integrismo carlista, los curas trabucaires de la Ikurriña han ido penetrando también en vuestra Navarra.

      Por otra parte, el lema carlista de "Díos y Fueros" (eliminando lo de "Rey") es el mismo lema del PENEUVE (Jeltzale o Jaungoikoa eta lege Zarrak, que se traduce por Díos y Leyes Viejas o Fueros).
      Polikarpo era un carlista derrotado por tres guerras civiles contra los liberales, y se radicalizó invéntadose el NACIONALISMO VASCO, con ayuda y mucha de los jesuitas.
      Tan es así que en la cúpula de ese partido siempre hay (ocultado) algún jesuita al mando.

      Hoy os están entrando las facciones comunistas de ese nacionalismo : los batasunos. Por tanto ajenas a lo religioso.

      Un abrazo

      Eliminar