Juana Marisa Isabel culturizándose

03 enero 2016

El copión de Cook

JAMES COOK
James Cook siguió en 1769 calcadas las rutas de los mapas españoles del XVI y XVII, robados en Manila por Alexander Dalrymple, que conducían al misterioso continente austral

El último gobernador británico de Manila, Dalrymple, ordena la toma de la mayor parte de los fondos documentales de la ciudad.

Dalrymple sabe lo que hace. Manila era el centro documental y cartográfico español más importante del Pacífico. Pudo obtener un tesoro bibliográfico y cartográfico: toda la labor mapística de Urdaneta, quien fue agustino, documentación que, perfeccionada, seguía en uso por los marinos españoles de entonces y que actualmente sigue desaparecida.
Las anteriores expediciones inglesas al Pacífico habían sido un fracaso, con algunas depredaciones corsarias. Dalrymple reconoce en sus escritos que en los primeros sesenta años del siglo XVIII no había nada que la navegación inglesa hubiera aportado a la geografía del Pacífico.

Esto iba a cambiar y se haría con mapas españoles. Dalrymple dispuso de mucho material cartográfico español: la narración fundamental, se encuentra en el denominado Memorial de Arias: en donde se relata el viaje del piloto Juan Fernández en 1576, quien en un viaje desde Chile y ciñéndose a la latitud 40º constante, llega a una tierra que Dalrymple no duda que es el continente Austral.

Será ese derrotero el que el Almirantazgo imponga a Cook. He aquí un resumen que demuestra la ocultación de uno de los viajes más planificados y secretos de la historia. El robo de mapas españoles y su seguimiento conforme a lo descrito por pilotos españoles de varios siglos anteriores.

J. M. LANCHO


8 comentarios:

  1. Después de lo de Américo Vespucio, lo de la cosmografía y los mapas no fue lo nuestro.

    ResponderEliminar
  2. DON ULTIMO.
    Sí, sí era avanzadísimo tema español el de la Cartografía. Lo que siempre ha sucedido es que hemos sido rapiñados por los PIRATAS en todo momento y esos por excelencia son casi siempre de nacionalidad british.

    ResponderEliminar
  3. Los británicos siempre han sabido aprovecharse del trabajo previo de otros, que después han hecho ver como propio. Creo que han hecho una magnífica labor de marketing consigo mismos, al contrario de otros (¿en quién estaré pensando?) que parece que se dedican a menospreciar a sus compatriotas, cuando no a olvidarlos por completo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      No hay que olvidarse de que descienden de VIKINGOS, tribus piratas por excelencia y que tuvieron un rey vikingo llamado Canuto I, al que después desalojaron los normandos, también piratas de profesión.

      Entre esos genes y los germánicos de mercantilismo, son pueblo de TENDEROS a gran escala.

      Aquí, tal como dices, nos fabricamos leyendas contra nosotros mismos.

      Eliminar
  4. Hay, los hijos de la Gran Bretaña.
    Por cierto su prima Cándida se me hace conocida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA.
      Los HIJOS DE GRAN BRETAÑA siempre han sido más rapileros que los gitanos de Triana.

      No me extraña que prima Cándica te suene de aspecto porque tú acostumbras a tratar con bombones así.

      Eliminar
  5. Los hay que se vanaglorian incluso de sus piratas mientras nosotros echamos a los pies de los caballos a todos nuestros héroes y las gestas que hicieron grande el nombre de España.
    Así nos luce el pelo, don Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      Así nos luce el pelo.
      Tal como dices esos rapiñeros de profesión y con apariencia de tenderos han sido una cuadrilla de piratas dirigidos por sus reyes.

      Nosotros tenemos alguna que otra estatua de los héroes pero la población ignora hasta quienes eran y qué hicieron. Estoy seguro de que 9 de cada 10 españoles no sabrian hoy nada de lo que fueron los almirantes Gravina, Churruca, Blas de Lezo o los artilleros Daoiz y Velarde, por ponerlo facilito.

      Eliminar