VERANO

09 septiembre 2014

Nula evolución en lo organizativo

PUGNATOR
Altar y Trono se conchabaron para dividir la sociedad medieval en tres estamentos: oratores, pugnatores y laboratores.

Los oratores eran los clérigos, gente de sotana cuyo oficio consistía en embau­car a los humildes para que soportaran los abusos de los podero­sos con la promesa de un premio (el cielo) o la amenaza de un castigo (el infierno).

Los pugnatores eran los nobles y caballeros que supuestamente defendían a la sociedad de camorristas y abusones, o sea, de ellos mismos.

Finalmente, los laboratores eran el sufrido pueblo, los aperreados currantes que doblaban el espinazo de sol a sol para mantener, con el fruto de su trabajo, a las otras dos clases improductivas.

Con el sudor de los humildes, las clases privilegiadas se cons­truían sus castillos e iglesias y les dejaban lo justo para que no se ahilaran de hambre. El infante don Juan Manuel (el aristócrata autor del Libro del conde Lucanor) señala: "Como son menguados de entendimiento pueden caer en grandes yerros non lo entendiendo, por ende son sus estados peligrosos para el salvamento de las almas."
Toma ya.

LABORATORES
No ha quedado mucho testimonio material de estas pobres gentes que habitaban chozas miserables, poco más que zahúrdas. Por eso la falsa idea que tenemos de la Edad Media es la de sus palacios, catedrales y castillos, los monumentos construidos con el producto de la explotación de aquellos desgraciados.

La Iglesia había conseguido el respeto y el acatamiento de los bárbaros. Después remató su magistral jugada reinstaurando el Imperio romano bajo su tutela (o, al menos, una sombra del Im­perio romano).
El año 800, el papa León III coronó a Carlomagno, hijo y heredero de Pipino, con el antiguo título de los césares romanos, Imperator Augustus.
El rey franco se convertía en el defensor oficial de la Iglesia y en su brazo armado.

¿Vuestras mercedes encuentran muchas diferencias con la actual situación de los habitantes currantes de España? Quizá la más importante sea que ya no infunden terror los clérigos, salvo entre los islamistas.

POST DATUM 
Ruego a los quisquillosos en lo religioso que se abstengan de buscar patas de lobo a este post ya que lo relatado es pura HISTORIA, no panfleto contra nadie. Y que salvando el miedo a los "dictados" de los clérigos de entonces, el resto sigue siendo lo mismo con otros nombres.


12 comentarios:

  1. Pongamos, según dices, que los nobles han sido sustituídos por los políticos, los obispos y abades por los banqueros, y la gleba por los currantes de todo tipo. Está claro que los últimos sostienen toda la pirrámide, con lo que el modelo organizativo sería igual que el medieval.

    Sospecho que los únicos que se han escapado a este tipo de organización social son los países nórdicos con su aguado socialismo y su sistema igualitario de trato entre personas. Quizá herencia de la época vikinga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JORGE
      Sí, esa es la idea de mi post. Que cambiando algunos tipos de dominantes todo lo demás y su funcionamiento sigue siendo igual.

      Eliminar
  2. La situación actual puede ser parecida, pero con un pero, entre los laboratores han surgido ciertas neocastas --funcionarios, sindicalistas- que pretenden vivir de los demas, y que se creen con privilegios legados, no de dios, sino de sus santos cojones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Efectivamente, esas castas nacidas de entre los laboratores habría que situarlas en la parte correspondiente a los ajenos a ellos. Por ejemplo, como dices, los funcionarios y sindicalistas.

      Y por razón de una leyes que se han fabricado para que tales parásitos entren en el estamento de la segunda categoría, el de los mantenidos.

      Eliminar
  3. El poderoso, al que también van dirigidas las reconvenciones eclesiásticas (a veces), siempre ha tenido la opción de comprar las bulas y si no, hablamos con el obispo y mandamos al vocero a Senegal a ver si se contagia del ébola.
    Así de duro ha sido siempre el panorama y así continúa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      En efecto, los pugnatores han vivido siempre en un régimen de privilegios, privilegios logrados a costa del sudor de sus plebeyos. Con bulas o con excepcionalidades (recuérdese que los divorcios no existian ni existen pero sí las anulaciones de matrimonios de reyes y nobles, antes y ahora).

      Eliminar
  4. Lo cierto es que también es historia que las dos revoluciones importantes del siglo XVII y XIX (la francesa o de derechos y la industrial o de eliminación de esos derechos) cambiaron bastante ese panorama.
    En el fonso son los mismos perros con distointos collares pero nadie tiene ahora cojones para decir lo que decía el infante D. Juan Manuel.
    Por otra parte y viéndolo de manera objetiva, la revolución de la burguesía que inicia en el siglo XVII y culmina en el XX ha hecho que vivamos muchísimo mejor que en la edad media. Aunque el ébola sea la nueva peste negra.
    Por eso los que añoran (no se como pueden tener añoranza o nostalgia de algo que no vivieron y que es objetivamente peor que lo que viven.
    P.D.: Como verás Tella, yo tampoco (y sabes como pienso) he hecho referencia a la iglesia, aunque ya está uno un poco hartito de que todo el mundo (se que no es tu caso) se fcrea con derecho a achacar a la iglesia todos los males del plantea, sin ver que allí donde hay víctimas de la enfermedad, guerra, hambre, o penurias, está la Iglesia dejándose la vida por seguir a Cristo amando a sus hermanos (Disculpa, si no lo escribo reviento)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFAS
      Sí, hubo dos revoluciones e inclsuo un intento de Reforma de la Iglesia corrompida pero en España en todos los casos se contrarrestó o bien con la Contrareforma de los jesuitas para que esas ideas luteranas no calaran, o bien con los cien mil hijos de San Luis para que las ideas de los Ilustrados no penetraran en tierras de caciques.

      Naturalmente que jamás el ser humano ha vivido, mayoritariamente, con las comodidades de ahora pero tal logro es consecuencia del avance de las Ciencias (Médica, Ingenieril, arquitectónica, defensas sanitarias, vacunas anti plagas, etc.). Y con la desaparición de la casta aristocrática como fuerza dominante tras las dos guerras mundiales.

      No quito, más bien ensalzo siempre, las actividades humanitarias de los clérigos cuando lo son. Lástima que los que en la Iglesia se han dedicado a mejorar la vida humana en cualquier parte sean los mínimos.

      Yo recuerdo que en tiempos del Invicto había en España más de cien mil religiosos (entre clero masculino y femenino) que salvo excepcionalidades como la de educar en colegios de forma honesta a los mozos y mozas, no eran más que un lastre. Hablo así porque viví bajo la feroz dictadura nacional-católica en donde mucho más que el distador mandaban los arzobispos, los párrocos y los freires conventuales que aterrorizaban con el infierno a los pobres campesinos.
      Pero no es de eso de lo que trato en el post. Simplemente del hecho de que los tres estamentos organizativos de la sociedad medieval perviven bajo otros nombre (políticos, banqueros, sindicalistas, etc. y currantes) .

      Eliminar
    2. Ya se que no era tu objetivo ese, disculpa. Es solo que uno tiene que soportar a muchos "antireligiosos" que nos olo no saben lo que dicen sino que se rmeten a que un día conocieron un cura malo en el cole y desde ese día todos son malos.
      Solo hacerte un matiz, aseguras que son menos los clérigos que se dedian a actividades humanitarias son los menos.
      Yo me voy a permitir discrepar. Hay muchos que son intolerantes, irrespetuosos, dictadores y analfabestias. (y en tiempos del invicto como señalas muchos más, pero hicimos un concilio), pero los que están dejándose la vida por los otros son legión. Pero son legión silenciosa. Yo conozco muchos, con nombres y apellidos. Ahora mismos en Africa, los sanitarios que están poniendo en peligro la vida con el asunto del ebola, no son de "medicos sin fronteras" o "medicos mundi", son fundamentalmente clérigos y/o hermanas religiosas. Igual que en la India o en Afganistán o Pakistan donde un vecino mío al que conocí desde bebe, está con 28 años acigiendo a mujeres (muchas de ellas musulmanas) a las que los talibanes asesinan solo por ser mujeres o cosas peores y que el mismo ha sobrevivido a 6 atentados contra su vida.
      Como esos hay legión , pero callan.
      Los que se dejan ver son los clérigos que nunca ni han estado alli (yo sí estuve, por eso los respeto) ni estarán allá.
      Por lo demás llevas toda la razón, son los mismos perros pero con distintos collares.

      Eliminar
    3. DON CHAFAS
      De acuerdo. Tú sabes de eso muchísimo más que yo y no pongo en duda nada de lo que cuentas.
      Pero sí he conocido la época aquella en que los hijos de los campesinos de Zamora, Salamanca, Valladolid, etc. etc. no veían más porvenir que ser unos destripa-terrones o meterse en un convento. Y entraban a mansalva.

      Luego con la democracia la mayoría de aquellos de los que hablo se salieron porque ya tenían unos estudios que les habían proporcionado gratuitamente en los seminarios y conventos.
      La mayoría de aquellos de los que hablo se metieron a políticos profesionales. En el País Vasco no hay una docena de políticos hoy que no sean exconventuales.

      Eliminar
  5. Pues yo, como buen quisquilloso religioso, estoy tremendamente molesto con el post.

    Y lo dejo,que tengo que seguir currando para que Montoro no pase hambre.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Normal dado que eres miembro de la Iglesia adventista del Séptimo Día, esa que no reconoce al domingo como festivo porque son más de celebrar el Yom Kippur en lunes.

      A todo esto, ¿No eras antes de la Iglesia del Segundo Gran Despertar?

      Eliminar