Paisaje relajante

14 septiembre 2014

Lutero, visto desde la orilla

Las indulgencias eran unas cedulillas escritas en latín y selladas con aparatosos sellos pontificios que indultaban al pecador y le permitían hurtarse del doloroso trámite del purgatorio. Incluso se podía rescatar de las llamas a los parientes ya muertos, porque las había con efecto retroactivo y endosables a familiares o amigos.

Nunca la Iglesia trincona había estado tan boyante: había con­seguido colocar en el mercado un producto totalmente imaginario, sin coste alguno de producción, que los ávidos consumidores le quitaban con plata contante y sonante.

Nada bueno dura para siempre, como saben las personas de cierta experiencia.

En 1516, el monje agustino alemán Martín Lutero, el aguafiestas de esta historia, visitó Roma y se quedó cstupefacto al constatar el boato y la desvergüenza reinantes en la corte pontificia. Riadas de peregrinos llegados de toda Europa hacían cola para ascender penosamente, de rodillas, la Scala San­ta a fin de postrarse ante el paño de la Verónica. Los creyentes más crédulos (valga la redundancia) gastaban sus ahorrillos de toda una vida de sacrificio en indulgencias que les aseguraran un buen tránsito a la vida eterna (otros cedían sus propiedades a la Iglesia con el mismo fin).

Era Lutero feo y corpulento, sanguíneo de carácter, despejado de frente y de ideas, con una quijada voluntariosa y una mirada que, en el retrato que le hizo Lucas Cranach, expresa firme­za y determinación. Cuando regresó a Wittenberg, nuestro fraile redactó un documento contra la codicia y los errores de la Iglesia y lo clavó en la puerta del convento. Las hojas impresas circularon profusamente por las universidades y estudios de Europa.

Fue un aldabonazo para la conciencia de mucha gente. Lutero abogaba por una reforma de la teología y de las costumbres. Había que regresar al Evangelio, a la pureza del primer cristianismo. Desprendámonos de todos los añadidos que entorpe­cen la relación del hombre con Dios. Nada de eso,es necesario: el pecador se salva a través de la fe.

LEON X
El fraile no dejaba títere con cabeza. El papa León X manejó torpemente el asunto: primero le restó importancia ("Esto es la obra de un borracho, cuando esté sobrio se le pasará", dijo). Después, cuando supo que Lutero arremetía contra las indulgencias (su saneada fuente de ingre­sos), encontró en sus escritos algo más que indicios de herejía: "¿Ese patán se atreve a interpretar las Escrituras, una facultad reservada a los pontífices?"  Y excomulgó a Lutero.

Lutero no quería apartarse de la Iglesia, pero se tomó muy a mal que el papa lo declarara hereje y apóstata: "¿Apóstata yo? ­replicó­.

Ya emba­lado, produjo nuevos escritos contra la Iglesia, siempre apoyados en sólidos argumentos teológicos. La imprenta los difundía por toda Europa.
Lutero se atrevía a expresar en voz alta lo que mucha gente ilustrada pensaba en conciencia, pero no se atrevía a manifestar por miedo a la represión (el humanista Erasmo de Rotterdam, entre otros): que la Iglesia debería purificarse y retornar al Evan­gelio vivo de las Sagradas Escrituras.
Lutero sabía que los que se enfrentaban a la Iglesia o le exi­gían reformas acababan en la hoguera, así que se curó en salud, abandonó la escena y se refugió en el castillo de Wartburg, don­de, suelta ya la brida, arreció en sus ataques a la institución. También tradujo la Biblia al alemán.

Otras voces contestatarias se sumaron a la suya, con los mismos o parecidos argumentos. Un legista francés, Calvino, se instaló en Ginebra y la convirtió en una ciudad­-iglesia sometida a rígidas normas morales. Los calvi­nistas valoraban mucho el trabajo . Estas novedosas ideas encantaron a la burguesía comercial y facilitaron muchas conversiones.

Desde entonces se habla, quizá exageradamente, de la Europa calvinista, la del norte, afecta al trabajo, y la Europa católica, la del sur, afecta a la vida más contemplativa.

CALVINO
Disipada la polvareda teológica, en Europa quedaron cuatro bandos protestantes: luterano, reformado, anglicano e iglesia li­bre. El anglicano no era muy distinto del católico, excepto en que no obedecía al papa. Los católicos se salvaban practicando buenas obras o comprando indulgencias.

Las doctrinas de Lutero se extendieron por el norte de Europa : Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega, Islandia y Finlandia). El calvinismo cundió por Francia, Holanda, Inglaterra, Suiza, Polonia y Hungría.
De pronto, el estupendo negocio de la Iglesia romana se iba por el fregadero reformista. En Roma, los cardenales evaluaron los daños: el rebaño se había reducido a la intransigente España (con Portugal), a Irlanda y a algunas regiones de Francia, Alema­nia y Suiza.


18 comentarios:

  1. Respuestas
    1. DON TRECCE
      Gracias. No es posible en un Blog tratar el tema en profundidad porque sería muy largo y eso aburre.

      Eliminar
  2. A la iglesia de Roma se le fue una buena fuente de ingresos, pero España se metió en el avispero y se dejó en el asunto casi toda su hacienda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO DE FILIPINAS
      Tal cual lo dices : Carlos V se metió, con los dineros que sacaba de España, en un montón de guerras contra los luteranos y lo único que consiguó es que se consolidara aún más la Reforma.

      Eliminar
  3. Esto en otros ámbitos no ha cambiado nada en absoluto...O te apuntas "al saqueo" o te vas del partido...En España de esto la canallesca política sabe mucho...Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS
      Sí, ahora son los políticos los que han imitado a aquella Iglesia y están metidos de lleno en vendernos humo, que es muy barato, a cambio de dejarles vivir en plenos saqueos permanentes.

      Eliminar
  4. Que duda cabe la iglesia pagó su avaricia; la pena es lo ya comentado, el sinfin de guerras y conflictos que todo esto generaría.

    Yo me atrevería a decir que lo de ahora con los politicos es peor: antes si tenias muchos pecados, pues cogias y comprabas la indulgencia esta, si querías. Ahora papa estado te mete 100 impuestos a la que miras a otro lado, impuestos que te serán sustraidos de nomina directamente o de cada compra que hagas, lo quieras o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Como bien indicas lo de los políticos termina siendo mucho peor porque nos saquean sin comprar nada importante a cambio, con sólo ir a tomar un café o comprar un pan. E incluso sin adquirir nada, con sólo tener una nómina o una cuenta en un Banco.

      Aquí, como siempre han hecho los señoritos gobernantes, en vez de sumarse a la Europa reformista que tan necesaria era, se inventó la ContraReforma a cargo de los jesuítas y nos metieron en interminables guerras por las tierras holandesas y belgas.

      Eliminar
    2. La reforma no era tampoco la panacea, y no nos hubiera salvado de las guerras y lo que vino después..... La cuestión religiosa era solamente fundamental para la masa, los gobernantes que manejaban el cotarro iban a otra cosa. Los principes alemanes que apoyaron a Lutero, (o los suizos calvinistas) no lo hacían para mejorar las costumbres y la religión, sino para desviar el comercio de las arcas de Roma a las suyas propias.... En realidad buscaban liberarse del poder religioso... Porque lo de comprar indulgencias para ir al cielo directos es un comercio vil y rastrero, buena forma de engañar y lavar las conciencias de los "ricos"... pero lo de los calvinistas y otros protestantes, que proclaman que el éxito en el mundo es señal de que dios esta de tu parte, (y que por tanto pases a dejar el diezmo por mi congregación)... mismos perros, diferentes collares. Probablemente Lutero iba bien encaminado y realmente buscaba la mejora en la práctica religiosa, pero sus "descendientes" han seguido por otros caminos (igual que le pasó a cristo), la contra-reforma tenía buenas bases teóricas, pero su aplicación también dejó mucho que desear.... Algo parecido ha pasado y sigue pasando en sudamerica con la teología de la liberación...

      Por otro lado, algo que se obvia cuando se quiere apoyar la idea de que la europa del norte es superior economicamente por su religión, o acusar al retraso de la europa del sur a su religión católica es que los estados alemanes más ricos, Baviera, Baden-Wuttenberg y Hesse son de mayoría católica, especialmente Baviera de donde proviene Ratzinguer....

      La Europa de la edad moderna era algo mucho más complejo, se salía de una forma de vida y la iglesia católica no se supo subir al carro a tiempo... o sí, porque pese a todo ahí siguen.

      Eliminar
    3. DON CSC
      Excelente comentario. Y estoy de acuerdo en que bajo la guerra permanente de católicos y protestantes subyacía un inmenso interés económico y político.

      Claro que, como indicas, lo de ir al cielo directamente pagando a los curas un papelillo se pasa de estafa y fraude. Eso es trilerismo a los sociata andalús.

      Sí, Baviera y Baden son católicas y por cierto las regiones hoy de más alto nivel económico. No obstante, los british se llevaron a América del Norte su puritanismo calvinista y en ello basaron la propia Constitución actual USA, y el modo de entender la vida. Lo cual muestra que no les fué mal con tales ideas.

      Hoy ya a casi nadie interesa todo esto y ha tenido que dimitir un Papa para que otro reforme una situación que es aún peor que la que halló Lutero en Roma.

      Eliminar
    4. La gran ventaja de USA en su fundación es que es literalmente el primer país con libertad de culto, en todas las colonias los fundadores habían huido (más o menos) de Inglaterra para poder practicar su religión libremente, no solo puritanos sino de otras ramas protestantes e incluso católicos.... Esta libertad de culto lo hace muy avanzado y evita que la constitución vaya por un camino "confesional", y el punto donde realmente aciertan es en abandonar que el ejercicio del poder es divino, y por tanto bueno "per se", consideran lo contrario que es algo humano, y por tanto imperfecto y de ahí que se precise una separación de poderes real, los llamados "checks and balances", y se ve la nación no como una tribu sino como la unión de voluntades individuales. Algo que viendo a nuestros "nacios" particulares (cantábricos los suyos y mediterráneos los míos) sigue siendo una revolución enorme... ellos lo lograron en 1776, y nosotros seguimos en 2014 como en la edad media.... Aquí en España nos quedamos cortos en 1812, y cada vez a peor.

      Eliminar
    5. DON CSC
      Perfectamente de acuerdo con todo lo que explicas. Yo no lo hubiera dicho mejor y por tanto acepto como mías todas esas consideraciones que haces. Desde la primera a la última letra.

      Eliminar
  5. Oferta y demanda, y el consumidor decide, la problema viene del monopolio o el oligopolio... de todos modos todo esto se soluciona fácilmente, se niega la mayor y todo solucionado.

    Y para que no digas que me quedo en lo anecdótico y dejo al margen lo verdaderamente importante he de decir que su prima de Vd de hoy es, sencillamente, magnífica, todo lo que no encontraremos nunca en una feminazi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Ambos a dos hace tiempo que "negamos la mayor" y no tenemos problemas de los monopolistas de "la salvación del alma". Claro que yo diría que tú has recibido, por aquello de que te matas a trabajar, bastante influencia de los calvinistas.

      Me siento "magnífico" tras reconocer vos que la portada de hoy es de su agrado. MUCHAS GRACIAS.

      Eliminar
  6. Si mi abuelita (que D. tenga en los Cielos) llega a leer este artículo, hubiera tenido un soponcio y abandonado este mundo antes de la fecha fijada. La sola mención de esos nombres, Lutero y Calviño, hacía que se santiguara cuatro veces seguidas.
    Un servidor, como vivía en el extranjero y no iba a clase de religión, todo lo que se relata es nuevo y ambos personajes me parecen muy majos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Sin duda alguna que si su abuela lee este post organiza unas novenas en pro de la salvación de un apestado como yo. Afortunadamente ya nadie se preocupa de estas cuestiones pero hay que recordarlas porque nos costaron, a los españoles, montones de guerras.

      Respecto a las clases de religión he de decirle que en ellas a Lutero y Calvino le trataban como lo haría su abuela. Yo he tratado de no ofender a los muy religiosos mirando la figura y entorno del Lutero con perspectiva NEUTRAL.

      Eliminar
  7. A pesar de ser católico, espero que Dios, en su infinita misericordia, haya tratado a Lutero con benebolencia; porque ciertamente sus intenciones eran buenas.
    Pero siemdo un poco más estrictos, Lutero solo fue el vocero de una reforma de la iglesia que era no solo necesaria sino imprescindible.
    La reforma de la práxis eclesial en ese momento se hizo de dos maneras, una la de Lutero (de la que realmente no fue él el "ideólogo" sino Melantchon) que tuviéxito no por ser más cercana al pueblo sino porque como liberaba a los príncipes alemanes de Roma (y por lo tanto del emperador) fue inmediatamente acogida por ellos y la contrarreforma católica que desemboca en Trento.
    Ambas tenían razón. La Iglesia no `podía seguir como estaba.
    Ambas se equivocaron. La reforma protestante, como su éxito no fue teológico (Melantchon era un pestiño de mucho cuidado y más pegado de si mismo que el creador del Loctite) acabó en unas guerras de religión (entre protestantes que fueron mucho peores para la población de base que las que tuvieron contra el emperador) que se pueden leer muy bien en el famoso libro "Q" de Luther Blisset y otras contra en emperador que se llamaron de religión pero fueron meras guerras por el poder.
    Al menos la contrarreforma no acabó en guerra. Acabó en Trento que en mi modesta opinión fue un paso atrás para los católicos, pero algo había que hacer porque el escándalo era mayúsculo y como esa sí fue una reforma teológica, sólo nos afecta a quienes nos decimos católicos.,Por otra parte, Tella. El Papa anterior no ha dimitido. Ha renunciado que es distinto. Mucho antes que esta nueva reforma de la curia (que no de la Iglesia) de Francisco, se hizo la reforma (esta sí) de la Iglesia que fue el Concilio Vaticano II.
    La Iglesia que conocieron mis abuelos y la de hoy, se parecen como un higo a una castaña. Los católicos reformamos despacio, pero lo hacemos firmemente. Espero grandes cosas de Francisco, pero probablemente son diferentes a las que esperáis los que estáis lejos de Roma. Hay cosas que este Papa no cambiará. Me bastaría conque empezara por mostrarle al mundo que el caminoe s el amor y no el dinero. Estoy seguro que a Él también pero de lo que no estoy seguro es de que los consiga.
    Nota; Las diferencias entre la Teología Luterana y el CV II, dejando a parte el tema de la justificación por le fe y la obediencia a Roma, son tan escasas que se pueden escribir en un post it. Otra cosa es lo que los protestantes actuales se parecen a Lutero que no es mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFAS
      Me encanta el modo de girarse sobre uno mismo que teneís algunos y que Sancho Panza lo achacaba a razones muy particulares. Dices que Francisco no ha dimitido sino que ha "renunciado" y yo como de terminología Teológíca no sé mucho me limito a expresarte lo que dice la RAE :

      "dimitir = Renunciar, dejar el cargo que se desempeña"

      ":renunciar = dimitir, abdicar, abandonar, desertar, retirarse, cesar, desistir, rehusar".

      Desde el punto de vista de la Filosofía Tomista ¿cual es la diferencia?

      Estamos de acuerdo, entonces, en que tanto en tiempos de León X como en los actuales tiempos era necesaria una REFORMA de la Iglesia.
      Respecto a lo que consideras "reforma" lo del Concilio V. II, disiento porque sus conclusiones no se han plasmado más que en las formas de ritual, y no en el fondo. Las misas de espaldas y en latín por lo contrario, etc., no son más que encalados de cal a edificios necesitados de sustituir todo el entramado de vigas.

      Creo que de verdad se está iniciando una verdadera Reforma con Francisco, siempre que le dejen y no lo asesinen como sucedió con el anterior reformador y que vivió 30 días.

      Prefiero no hablar de Trento porque me recuerda a los "acuerdos de Chamberlain con Hitler".

      Hace mucho que la feligresía o pueblo no afiliado a variadas organizaciones religiosas de signo ultraconservador, está reclamando que se aborde de una vez temas sencillos como los de celibato de clérigos, sometimiento de arzobispos a toda dictadura por pura conveniencia (Pio XII con los nazis, los obispos chilenos con Pinochet, idem con los espadones argentinos, etc.) así como esas amenazas sobre el destino del hombre si no acata los mandamientos bíblicoa judaícos, además de la discriminación de la mujer en los cargos eclesiásticos, y muchísimas otras cuestiones que son ya propias de estudio psicológico.

      Creo sinceramente que Lutero ( al menos dando la cara) hizo mucho bien denunciando la existencia de una casta eclesial absolutamente ajena a lo que establecian los Evangelios.

      Personalmente lamento lo único que de los rituales vaticanistas me gustaba = LA SOLEMNIDAD de sus ceremonias religiosas.

      Eliminar