VERANO

10 abril 2014

Qué diferencia

ARCABUCERO
Por aquella época el imperio que crecía en América y las nuevas tierras descubiertas por la expedición de Elcano al dar la vuelta al mundo, los españoles teníamos la posibilidad, en vez de malgastar nuestra mala leche congénita en destriparnos entre vecinos, de volcarla por ahí afuera, conquistando cosas, dando por saco y yendo como nos gusta, de nuevos ricos y sobrados por encima de nuestras posibilidades.Y claro, la peña nos odiaba como es de imaginar; porque guapos no sé, pero oro y plata de las Indias, chulería y ejércitos imbatidos y temibles teníamos para dar a todos las suyas y las del pulpo.

Y quien tenía algo que perder buscaba congraciarse con esos animales morenos, bajitos, crueles y arrogantes que tenían al orbe agarrado por la entrepierna. Porque háganse idea: sólo en Europa, teníamos la península ibérica (Portugal estaba a punto de nieve, porque Carlos V, encima, se casó con una princesa de allí que se rompía de lo guapa que era), Cerdeña, Nápoles y Sicilia, por abajo; y por arriba, ojo al dato, el Milanesado, el Francocondado (que era un trozo de la actual Francia), media Suiza, las actuales Bélgica, Holanda, Alemania y Austria, Polonia casi hasta Cracovia, los Balcanes hasta Croacia y un cacho de Checoslovaquia y Hungría.

Así que calculen con qué ojos nos miraba la peña, y qué ganas tenían todos de que nos agacháramos a coger el jabón en la ducha. El que peor nos miraba, turcos aparte, era el rey de Francia, un chulito guaperas de quiero y no puedo llamado Francisco I, cursi que te mueres, con mucho quesquesevú y mucho quesquesesá. Y François, que así se llamaba el pavo en gabacho, le tenía a nuestro emperata Carlos una envidia horrorosa y estuvo dando la brasa con territorios por aquí e Italia por allá, hasta que el ejército español  le dio una estiba horrorosa en la batalla de Pavía, con el detalle de que el rey franchute cayó en manos de una compañía de arcabuceros vascos a los que tuvo que rendirse, imaginen el diálogo, errenditú barrabillatik (o te rindes o te corto los huevos, en traducción libre)

De Hernani era el energúmeno que le puso la espada en el pescuezo, y el monarca parpadeando desconcertado, preguntándose a quién carajo se estaba rindiendo y si se habría equivocado de guerra.

CLEMENTE VII
Pero bonito, lo que se dice bonito, y que también pasó en Italia, fue lo del papa: éste se llamaba Clemente VII, y podríamos resumirlo psicológicamente diciendo que era un hijo de puta con balcones a la plaza de San Pedro, traidor y tacaño, dado a compadrear con Francia y a mojar en toda conspiración contra España. Pero le salió el chino mal capado, porque en 1527,  el ejército imperial (seis mil españoles que imagínenselos, diez mil alemanes puestos de cerveza hasta las trancas y marcando el paso de la oca, dos mil flamencos y otros tantos italianos hablando con su mamma por teléfono) tomó por asalto las murallas de Roma, hizo 40.000 muertos sin despeinarse y saqueó la ciudad durante meses.

Y no colgaron al papa de una farola porque el vicario de Cristo, remangándose la sotana, corrió a refugiarse en el castillo de Sant’Angelo.

Arturo P. Reverte
Académico



8 comentarios:

  1. Ahora se nos cuelan 230 inmigrantes y nuestra policia ni puede dispararles bolas de goma no se vayan a herir los invasores ilegales. Y una vez entran, no podemos echarlos por donde han venido e incluso les dejamos quedarse en península y usar nuestros escasos recursos en ellos. O tenemos a etarras asesinos que llegan a concejales, diputados y aspiran a presidentes autonomicos.

    Yo creo que siempre hay un punto en medio entre la agresividad del año 1500 y la actitud de niñata de beata que gastamos ahora mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Ahora nos toman por el pito del sereno hasta los negritos del Africa Oriental, con colacao o sin él. La diferencia es brutal y en aquel entonces se actuaba en España más o menos como ahora lo hace Francia, Usa o China.
      ¿Cómo van las relaciones con nuestros primos bilbainos ricos?

      Eliminar
  2. ¡Ja, ja, ja! He disfrutado como un enano de ese agudo resumen histórico. La diferencia con la triste actualidad es que, no sólo nos dejamos invadir tranquilamente por toda clase de chusma , sino que ni siquiera pasamos por la piedra a las mujeres de los invasores. Los Pizarros y Corteses estarán revolviéndose de asco en sus tumbas.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR BWANA
      Los pobres Cortés, Pizarro y sus huestes deben de sentirse humillados y harto agraviados, ellos que, como bien comenta, se pasaban por la piedra todo lo que no llevara pantalones.
      Y ya ve que un paisano mío le quitó los humos al gabacho. Ahora los de Hernani son casi todos de Batasuna.

      Eliminar
  3. Según se lee en Internet, en páginas de Historia, los 189 guardias suizos que protegían al papa decidieron entregar su vida por salvarle. Los Guardias Suizos aguantaron la embestida el tiempo que pudieron, sobreviviendo tan solo 42. No obstante su sacrificio no fue en vano y el papa pudo huir al castillo de Sant´Angelo mediante un túnel oculto que lo comunicaba con El Vaticano salvando así su vida. El castillo fue sitiado y el Papa Clemente VII quedó retenido.

    El Papa se rindió el 6 de Junio y accedió a pagar un rescate de 400.00 ducados y prometer la cesión de Parma, Piacenza, Civitavecchia y Módena.

    ResponderEliminar
  4. AMIGO JORGE muchas gracias por esa detallada información.
    Había leído hace muchos años que el papa de disfrazó de curilla para escapar de los asaltantes de Roma.

    Mérito tuvieron aquellos guardias suizos que hicieron frente a un ejército invencible.

    ResponderEliminar