VERANO

09 marzo 2014

Tártaros o Cosacos

VIEJO TÁRTARO
Todos los tártaros de Crimea se han dormido de pequeños escuchando las mismas historias. Golpes a la puerta de casa y 10 minutos para empacar. Vagones de tren hasta los topes rumbo al interior de Rusia. Por el camino, los hombres arrojando en marcha los cuerpos de familiares que morían de hambre y de frío.

Son historias replicadas con troquel por abuelos y abuelas que sobrevivieron a las deportaciones masivas de las segunda mitad de los años 40. Se calcula que unos 200.000 tártaros vivían en Crimea hasta que Stalin los expulsó, acusándoles de haber colaborado con Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.

Desde que la bandera rusa ha sustituido a la ucraniana en la plaza central de la ciudad el calendario parece correr marcha atrás en Simferopol. Y el ritmo es vertiginoso.
El Parlamento ha anunciado una anexión preliminar a Rusia y todos los diputados se preparan para abrazar el rublo. A las banderas ucranianas de los primeros días les han seguido otras con la hoz y el martillo sobre fondo rojo.

"Mientras haya soldados rusos patrullando por Crimea temeré por mis hijos", dijo una tártara recién llegada a Lviv.
NUEVO EXODO DE LOS TARTAROS DE CRIMEA

Pero ahora los tártaros están mucho más organizados y han amenazado con boicotear el referéndum previsto para el 16 de marzo. Los tártaros que hay en Crimea suponen, con 300.000 habitantes, más del 12% de la población de la península y crecen demográficamente más que el resto.

Los tártaros son los conocidos como COSACOS de la vieja Rusia. Hay una novela del maestro Cholojov titulada "El Don apacible" en donde se percibe al máximo la forma de ser de esta minoría, la primera que luchó contra los comunistas de Lenin en 1917, defendiendo al Zar.

En el siglo XIII entraron en Europa con las hordas mongolas de Gengis Kan pero desde el XVI están sometidos a los rusos. Eran errantes, viviendo en tiendas portátiles y son una sola cosa con el caballo. Comian carne cruda que no cocinaban sino que la preparaban debajo de la silla de su caballo. Probablemente son los descendientes de las huestes (Hunos) de aquel Atila que casi elimina el imperio romano y la civilización occidental en el año 451.

ACOTACIÓN 
Las mujeres cosacas eran famosas por su independencia y espíritu; participaban en los mismos trabajos que los hombres y también compartían la camaradería en el campamento. Debían criar a sus hijos, atender la agricultura y los negocios y cuidar los bienes mientras sus maridos se encontraban en campaña militar, pero, en ocasiones, familias enteras de cosacos seguían a las tropas con todas sus pertenencias, y las mujeres llegaban a luchar junto con los hombres. Las mujeres cosacas gozaban de libertades, trato igualitario y mucho respeto desde el siglo XV, algo que para muchos se antojaba inimaginable.

COSACOS

13 comentarios:

  1. Hola, Javier:

    La mujer tártara, como la defines, era ya en ese pueblo el centro y sostén de la familia, un ejemplo a imitar por muchas de las actuales, que no han aprendido la lección. La preparación de la carne parece la misma que hacían los húngaros, según leí en un libro de historia.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON XESÚS
      Sí, esas mujeres cosacas tenían parecidas costumbres a las mujeres de aquí de no hace mucho porque todo giraba en derredor de ellas.
      Ahora con la historia de las "igualdades" se han convertido en currantas para otros y han perdido el señorío que tenian en una casa porque ahora viven solas y sin familia. Dan miedo a los hombres.

      Eliminar
    2. cosacos y tartaros no es lo mismo, hay que estudiar un poquito

      Eliminar
  2. Casi siempre, cuando se dan conflictos de este tipo, hay un grupo que sufre las consecuencias sin que nadie le haga demasiado caso. Los tártaros se han visto entre dos fuegos, los ucranianos por un lado, los rusos por otro y ellos, los más débiles, en el medio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Sí, sin duda alguna. Estos son los paganos de entre dos grupos de eslavos, ucranianos y rusos, y que son despreciados historicamente por ambos.

      Además tienen el estigma de haber sido siempre la Guardia Personal del Zar, porque los zares se fiaban de su lealtad más que de todos los demás grupos militares. Algo parecido le sucedía a Franquito : su guardia personal era la Guardia Mora. Y es que tampoco se fiaba mucho de los militares suyos.

      Eliminar
  3. Pobres, de nuevo en el ojo del huracán y sin buscarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Vuelven a apalearlos. Esos y yo debemos de ser parientes porque también a mí siempre me están sacudiendo por alguna parte.

      Eliminar
  4. Se me olvidaba.
    Me gustan mucho los calcetines de las chicas.¿ Son de Armani?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Buen gusto demuestras. Tanto los calces como los guantes son de tu tierra : de ZARA.

      Eliminar
  5. Qué poco se habla de los genocidios comunistas, por qué será...intuyo que tiene que ver bastante con la filiación de tantos intelectuales, cineastas y plumíferos varios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA
      Intuyes bien. Porque el hecho o la acción de darle mucha publicidad a unos actos es tarea siempre de esos que denominamos "intelectuales", y que en otros tiempos como cuando Sartre, Picasso, Orwell, y tantísimos, crearon las denominada " noción de cultura de masas", y bajo ella vivimos siempre. La diferencia está en que ahora esa tendencia la montan gentes que ni sabe leer ni escribir.

      Eliminar
  6. Europa y sus pueblos siempre han sido un polvorín. El Viejo Continente está repleto de Historia (e historias) que, por mucho que se empeñen un puñado de burócratas en sus despachos oficiales, no es fácil olvidar o perdonar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Es como comentas, que Europa está llena de una Historia de pueblos desaparecidos por mor de burócratas y déspotas de turno. Eso me recuerda que a los que crearon el Estado Belga habría que fusilarlos si vivieran (con esa mezcla de franceses y holandeses), o los denominados "llanitos" o andaluces sajonizados.

      Y no vayamos a Africa en donde crearon los ingleses una serie de Estados cuyos integrantes se odiaban a muerte. Lo que me extraña es que los TIROLESES aún no hayan creado sus propias reivindicaciones raciales.

      Eliminar