PERIGORD-Tierra de Foie y Trufas

04 marzo 2014

Los cañones que volatilizaron

Son admirables la brillantez y la precisión con que, hace casi setenta años, Orwell nos describe esta peculiar forma de relacionarse que tienen los nacionalistas con la Historia. Nosotros, los españoles de hoy, tenemos cada día demostraciones evidentes de lo que señalaba el genial escritor británico.

Pero este afán por cambiar el pasado (ya los antiguos griegos sabían que los dioses lo podían todo, excepto, precisamente, eso: cambiar el pasado) lo podemos encontrar hasta en los más nimios detalles de todo lo que roza el mundo de fantasía de los nacionalistas, según anunciaba Orwell. Y a este respecto es muy aleccionador lo que ha ocurrido con el escudo de Guipúzcoa.

El escudo de Guipúzcoa desde 1513 hasta 1990 estaba formado por tres árboles sobre unas olas de plata y azul, la imagen de un rey sentado en su trono y doce cañones. La imagen del rey está en el escudo desde 1466 y, según dicen los especialistas en heráldica, representaría a alguno de los reyes de Castilla que tuvo especial relación con Guipúzcoa, quizás Alfonso VIII o Enrique IV, que era el monarca que reinaba cuando se añadió la imagen regia al escudo.

Los doce cañones se añadieron en 1513 por decisión de la Reina Juana la Loca en conmemoración de la batalla de Velate. En esta batalla o escaramuza, que tuvo lugar en el puerto de igual nombre a finales de 1512, los guipuzcoanos, fieles a Fernando el Católico, atacaron a las tropas franco-navarras que se retiraban después de haber fracasado en su intento de conquistar Pamplona, que, con la Navarra del sur de los Pirineos, ya se había incorporado plenamente a la Corona de España.

En Velate los guipuzcoanos, entusiastas defensores de los intereses del Rey Católico, provocaron la fuga de las tropas enemigas y se apropiaron de unos cuantos cañones.

Aunque durante quinientos años los guipuzcoanos hayan tenido esos cañones en su escudo, los nacionalistas de nuestro tiempo no pueden tolerar que la realidad les estropee su fantasía. Para ellos, que quieren demostrar que Navarra es parte indisoluble de su País Vasco mítico, el hecho de que los guipuzcoanos atacaran a la facción de los navarros que no estaban de acuerdo con la unión de Navarra a España les resulta insoportable. Y que el escudo lo recordara constantemente, aún más insoportable.

Por eso, en 1990 eliminaron los cañones del escudo. Y ya puestos a eliminar, en ese mismo momento también eliminaron la imagen del rey, aunque llevara aún más años en el escudo de Guipúzcoa. Porque mantener a un rey de Castilla en el escudo de Guipúzcoa es reconocer la secular e íntima relación de la provincia vasca con el resto de Castilla y de España.

Y ya se sabe que la fantasía nacionalista se sustenta en el mito de que los vascos (guipuzcoanos incluidos) han pasado siglos resistiendo a los invasores españoles que les han oprimido con saña y crueldad.

La desaparición de los cañones y del rey del escudo de Guipúzcoa pone de relieve las curiosas relaciones que los nacionalistas tienen con la Historia. Son buenos ejemplos de cómo construyen las fantasías en las que quieren vivir y cómo cultivan su creencia de que el pasado puede ser alterado según su voluntad, como magistralmente explica Orwell.

Esperanza Aguirre

11 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Amigo MAMUNA es lo que más les sobra : FANTASÍA.
      Lo mismo que quitaron los cañones convirtieron a los primeros habitantes de Guipúzcoa que eran VÁRDULOS y por tanto CELTAS, en baskos pre-egipcios, o sea de cuando Noe le daba a la botella.

      Eliminar
  2. Grandisima leccion de historia.
    Y es grande porque nos enseña como opera el nacionalisto, en todas las esferas. Es la ingenieria social a todos los niveles, modificando la realidad, pasado y presente, para manejar a su antojo el futuro.

    Hay que apuntar como en una sociedad con todos los medios a su alcance, con el mayor poder comunicativo de la historia, con toda la educacion y cultura a su alcance, es absolutamente permeable y debil frente a los totalitarismos de toda la puta vida. Traga, y traga, y vuelve a tragar. Y los que mas tragan el sistema, es la.. juventud, antaño punta de lanza en la rebelion social. Tremendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Es muy importante lo que dices : que con los medios como jamás se han tenido para acceder a la cultura y a los conocimientos, los nazios los han hecho inservibles para la juventud actual. A ninguno se le ocurre averiguar simplemente el porqué hasta 1990 el escudo provincial tenía 12 cañones y ahora NO.
      El que lo quitó fue el Diputado General MURUA, analfabeto clásico de los dirigentes peneuveros y cuya profesión era la de profesor de TORNOS en la Escuela Profesional. A mayor ignorancia, mayor osadía. Lo de siempre.

      Este tema ya lo publicó en su blog hace unos años Tellagorri. Y ahora es la ESPE la que lo saca.

      Eliminar
    2. "modificando la realidad, pasado y presente"

      Tus palabras me han recordado a 1984, en el que la hemerotecas y biografías eran constantemente reescritas para adaptarse a las posiciones políticas del momento.

      Eliminar
  3. Lo de los cañones del escudo es una de las tantas tontadas que han escrito y enseñado en las ikastolas. Bueno, mejor dicho su negación. Más triste es que han borrado de la Historia del país a todos aquellos intelectuales, artistas pintores, escultores, etc. que NO ERAN NACIONALISTAS.

    Para ellos no existen ni han existido ni Maeztu ni Unamuno, ni Baroja, ni Aldecoa, ni Zuloaga ni los grandes arquitectos de principios del XX que construyeron el nuevo San Sebastián, ni siquiera lo más evidente : que desde 1200 somos subditos de Castilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo LUIS VILLAR gracias por tu visita.
      Todo eso que comentas es absolutamente verdad y han hecho desaparecer de la memoria colectiva a todos los prohombres destacados por sus capacidades intelectuales.
      Quieren una sociedad ruralizada con muchos "bertsolaris", estilo Yemen.

      Eliminar
  4. Lo leí en ABC y no me importa nada releerlo, parece mentira a los extremos que son capaces de llegar para ocultar y falsear a placer acorde a sus mentirosos y enfermizos fines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA
      Espe es guipuzcoana de origen y conoce muy bien todos los aconteceres de aquí desde que están los nazios, y además tiene cultura histórica.
      Esos enfermizos talibanes del PNV han creado una sociedad completamente analfabeta y rural, tal como dices.

      Eliminar
  5. Los nazionalistas son así: unos quitan los cañones del escudo y otros ponen estrellas en la bandera. No tienen remedio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, DON BWANA, cada chiflado con su obsesión y los de nuestra tierra han caído en la más tonta : la superstición, estilo africano, unido a una codicia nunca vista antes en gentes vascas.

      No, no tienen remedio. Pero hay que dejar constancia de las paranoias.

      Eliminar