PERIGORD-Tierra de Foie y Trufas

05 marzo 2014

Mali bajo tutela europea

Varias patrullas de un comando de operaciones especiales del ejército maliense se mueven sigilosamente en la oscuridad del desierto. Van fuertemente armadas con fusiles AK47, ametralladoras ligeras PKM, lanzagranadas RPG y fusiles de precisión y se desplazan en pickups artillados. Su objetivo es cazar al líder yihadista Yahia Djouadi, jefe de la katiba Al Ansar.

El comando tiene órdenes de capturar a Djouadi con vida y neutralizar la célula terrorista, pero antes de que pueda asaltar la casa y detenerle, Djouadi la abandona sorpresivamente. Una de las patrullas le sale al encuentro y embosca la pickup del líder yihadista. El escolta de Djouadi resulta muerto, pero el jeque y el conductor son capturados. En la casa, dos terroristas mueren en el asalto que realiza otra de las patrullas. 

Todos los movimientos son observados desde el cielo por un avión no tripulado lanzado por el Ejército español. El Raven, de fabricación estadounidense, se deja escuchar con un zumbido y devuelve imágenes en blanco y negro a través de su cámara de visión nocturna. El pequeño dron apenas pesa dos kilos y se lanza como si se tirara al aire un avión de papel. Desde tierra, dos operadores lo manejan bajo la atenta mirada del comandante Jorge Mariano Pérez, jefe de instructores de Operaciones Especiales.

Asistimos a esta simulación nocturna para poner a prueba las capacidades aprendidas por los 36 alumnos de la sección Comando del batallón Balanzan, que está siendo adiestrado en la base de Koulikoro por las tropas españolas, en el marco de la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea en Mali (EUTM-Mali).

"Son muy disciplinados y subordinados. Como soldados son buenos, pero están mal organizados", explica el comandante. Ésta es su séptima semana de instrucción y, al término de la décima, el batallón será enviado a combatir al norte de Mali.  La misión europea tiene como objetivo refundar el ejército del país africano, que se desintegró cuando en enero de 2012 se desató un conflicto en el norte del país. Una rebelión tuareg declaró entonces la independencia de las provincias de Gao, Tombuctú y Kidal, pero meses después fue desplazada por grupos yihadistas, que impusieron la ley islámica.

El fracaso del ejército provocó un golpe de Estado que, liderado por el capitán Sanogo el 21 de marzo de 2012, derrocó al presidente Amadou Toumani Touré. Francia lanzó en enero de 2013 la operaciónServal, que recuperó el norte y que continúa desplegada sobre el terreno, con 2.300 hombres combatiendo a los remanentes yihadistas aún activos en Gao y en los montes Ifoghas.

Otra misión, esta vez de la ONU, la Minusma, con 6.400 uniformados, también combate en el norte. En paralelo, 23 países de la Unión Europea pusieron en marcha EUTM-Mali, que ha desplegado 560 militares. España, con 114 uniformados, es a día de hoy su principal contribuyente, casi a la par que Francia, con 113 efectivos. Al mando está el general francés Bruno Guibert.

"Antes, los artilleros disparaban a ojo y no existía ningún tipo de precisión de fuego", explica la teniente Almudena Viedma Gallego, del Grupo de Artillería de la Brigada Paracaidista, que enseña a su equipo a hacer los cálculos para orientar los morteros y los lanzacohetes.

"Lo más difícil fue lograr que entendieran que las balas podían matarles. Ellos creen en su magia y en sus cri-cri (amuletos) con poderes para parar las balas", explica uno de los instructores españoles.

R. Meneses


6 comentarios:

  1. Labores que no encuentran agradecimiento en esta sociedad paleta, inculta y ajena a la realidad del mundo y de la historia. Manda huevos que alguno se entere unicamente cuando salen a hacer el chorras por ignotas zonas y son secuestrados o masacrados.

    Mucha suerte a estos soldados, que vuelvan todos con salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Nos pasa que nadie quiere saber nada de las cosas bien hechas de un país porque favorece "al partido contrario" y estamos en la patria de los HINCHAS forofados.

      Sí, que tengan mucha suerte todos esos milicos que han ido a ayudar instruyendo militarmente a quienes pueden parar a los islamistas de esa zona.

      Eliminar
  2. Lo de los amuletos es muy fuerte, pobrecillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo MAMUNA lo de loa amuletos esos también se daba aquí en la guerra civil : los requetés llevaban un escapulario denominado "Detente, bala" y les decían sus capellanes castrenses que con él eran inmunes a morir de balazos. Así cayeron como moscas gentes de la Navarra más brava.

      Eliminar
  3. Pero como podemos, ni siquiera pensar en hacer moderno un país que cree en los "cri-cri"
    Este es el verdadero problema del África subsahariana, que se unen en cóctel explosivo una cultura sin valores, una tiranía sin control, un analfabetismo sin remedio y una hipocresía europea sin límites.
    No hay solución, Íñigo, no hay solución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor CHAFACHORRAS
      Esos que creen en el "cri-cri" podrán ser considerados como pertenecientes a una "civilización" cuando tengan sus propioas equivalentes a Mozart, Velazquez, Goya, Cervantes, Kant, etc.

      Entre tanto es casi mejor dejarlos en la selva formando tribus que se suben a los árboles.

      Eliminar