VERANO

04 marzo 2014

Falaces estadísticas basan las prohibiciones

El periodista Santiago Navajas hace un ejercicio de "Lógica" al analizar las medidas prohibicionistas de nuestro Estado, y la conclusión deviene en lo irrisorio que resultamos administradores y administrados de este país.

Veamos : "Como tantas otras veces, el argumento que relaciona el casco en la bicicleta con mayor seguridad es únicamente de sentido común (ese "conjunto de prejuicios acumulados", como lo definió Einstein). Porque los datos muestran que los ciclistas no sufren mayor proporción de daño craneal que pasajeros de coches y peatones, por lo que si los ciclistas se ven obligados a ir con casco, también se debería extender la obligación ¡incluso a los automovilistas!. Y eso nos llevaría a la próxima fase: la obligación de llevar casco, rodilleras y coderas a los peatones. E incluso más protección a los que viajan en coche, que deberían ir como si fuesen conductores de Fórmula 1."

Porque cuando se hace uso de las estadísticas en serio y no de una forma sesgada, las conclusiones suelen ser sorprendentes...por ejemplo para el que sostiene que hay que prohibir la tenencia de armas porque constituyen un riesgo sin tener en consideración que, en coherencia estadística, tendríamos que prohibir también... ¡las piscinas! ya que las estadísticas lo que muestran es que mientras que se produce una muerte de niños por cada 11.000 piscinas, sólo se produce una muerte por disparo por cada millón y pico de armas, por lo que la probabilidad de morir en una casa con piscina es aproximadamente cien veces mayor que la de morir jugando con el arma que hubiese en otra casa.

Según la D.G.T. se producen cinco mil casos de traumatismos craneo-encefálicos de ciclistas y esa estadistica exige el uso del casco. ¿Cinco mil ciclistas sufren anualmente traumatismos craneoencefálicos? Pero si sólo murieron 67 ciclistas el año pasado.

Esta respuesta es un buen ejemplo de falacia ignoratio o de elusión de la cuestión. Y, después, tendriamos que seguir con caídas en la calle de peatones, sobre todo personas ancianas.
Siguiendo la lógica de su argumento, la D.G.T. tendría que obligar a llevar casco a los automovilistas y a los ancianos, además de a los ciclistas y a los peatones. Y quizá también a los que acostumbran a llevar la barbilla a la altura de los ojos de los demás. (Esos que miran por encima a los demás por el riesgo de fostia que es seguro se van a dar.)

El intervencionismo estatalista en España está aumentando en todos los sectores.


18 comentarios:

  1. Ya puestos ... deberíamos salir de casa con una armadura medieval e introducidos en un tanque de doble coraza antimisiles y capaz de navegar como submarino en caso necesario. Por tierra y mar. Volar no, que me da vértigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROMERO LANDA
      Claro, tal cual lo expones.
      Ese afán intervencionista de los políticos contra los ciudadanos termina siendo RIDÍCULO en sus fundamentos porque lo basan en ESTADISTICAS, y en base a ello debieran de de prohibir salir a la calle a los vejetes sin escolta de media docena de enfermeras.
      Y dado que uno es "vejete" no me molestaría llevar una escolta de media docena de guapas vestidas de blanco.

      Eliminar
    2. ¿Ve, Don Javier? Si es que todo tiene su punto, en este caso las minifaldas de las enfermeras si todas son como la Monroe, jejejejejejeje. Don Javier, que le comprendo, que yo no estoy jubilado todavía pero tampoco soy joven de 40 ... o sea ... que voy dirigiéndome al club.

      Eliminar
    3. DON ROMERO LANDA
      Aunque a la Marilyn le llegaran a la mitad de buenorra, me conformaba.
      Te garantizo que la mejor época de la vida, estando sano, es cuando se vive de jubilado. Sin comparación a ninguna otra.

      Eliminar
  2. Con la cantidad de dosas importantes a las que podrían dedicar este tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Pero es que sospecho que nuestros políticos no tienen puñetera idea de hacer nada IMPORTANTE. Por eso juegan con nosotros a incordiarnos con jilipolleces. Y lo malo es que ni siquiera caen en la cuenta del tamaño de esas jilipolleces que imponen.

      Eliminar
  3. Exacto. Se me ocurren miles de cosas más importantes, pero el Estado es así. Una máquina de legislar y moldear a su gusto y antojo. Mientras tanto, los legislados, encadenados cada día más, en un proceso silencioso en el que no se dan cuenta de lo que pierden cuando se aprueban leyes tan absurdas como las que se exponen.
    ¿Las estadísticas? Bua... Sólo sirven para corroborar intereses, jamás para contradecir idioteces, don Javier.
    Antaño, a los grandes líderes, se les llamaba "estadistas", pero en España, ese concepto jamás se entendió del todo bien. Para muchos, un estadista es aquel que, con nocturnidad y alevosía, te cocina una encuesta del CIS.

    País.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Cualquiera que se ponga a pensar en la palabra GASTOS, saca de su encéfalo algo así como 500 proposiciones de eliminación por ser innecesarios para el bien común y unicamente aplicables en beneficio de los políticos.

      Los legislados, como dices, cada vez más sometidos a absurdas normas y cada día más ahogados en el sobrevivir.

      Buena frase esa = " ¿Las estadísticas? Bua... Sólo sirven para corroborar intereses, jamás para contradecir idioteces"

      Eliminar
  4. Las prohibiciones solo vienen de su afan de mandar, que se vea que tienen poder para molestarv al projimo, el casco en la bicicleta es una estupidez, salvo en competición, dada la escasa velocidad de las bicicletas; de los 67 ciclistas muertos, muy pocos lo son por caida, ya que la mayoría de ellos lo son por atropello o colisión y al carecer de otra carrocería que el propio cuerpo, las lesiones y no solo de cabeza acostumbran a ser graves.
    Estos días de temporal en Donosti, nos encontramos cada tres por cuatro, espacios acotados y prohibido el paso a diferentes sitios por el temporal, en su afan de tratarnos como si fueramos menores de edad, según ellos para evitar desgracias; les parecera poca desgracia el tener que aguantar a esa casta parasitaria de los políticos.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAIME
      Sí, cuando prohiben algo deben de sentirse unos Nerones en pleno esplendor, pobrecillos. Y el casco, tal como comentas, para pasear en bici es una estupidez como la catedral de La Almudena o del Buen Pastor.

      En relación a lo que comentas de los accesos a los destrozos por galernas ( que les denominen "ciclogénesis" o "ciclotoribios" da lo mismo porque siguen siendo las habituales galernas o "temporales de mar") me encuentro con que no puedo asomarme al malecón que tengo a 50 metros de mi casa porque está todo prohibido.
      Sí bastante desgracia y peligro sufrimos con aguantar a la Castaza. Las galernas son hasta benefactoras de la sociedad en COMPARACIÓN con los políticos.

      Eliminar
  5. Hola, Javier:

    Ayer vi el programa de Toñi Moreno, Entre Todos, en el que un señor casi ciego, habitante de Avilés, denunciaba el hecho no resuelto de que lo habían trasteado en siete u ocho ocasiones, ciclistas que "pilotaban" por la acera. Por fin, el programa consiguió que compareciesen unos policías municipales que prometieron seguuir el tema desde más cerca, porque la normativa no prevé que los ciclistas vayan por la acera. Sí por la calzada de no existir carril-bici.

    Creo que ni en Pontevedra, donde la querencia estalinista y peatonalizdora, que ha convertido la ciudad en un Gulag, consiente y promueve la bicicleta hasta el exceso y la amenaza de muerte. Vamos, que a estos gobernantillos les falta un hervor.

    Y ahora viene mi propuesta, que es para lo que entro a comentar en este post: Me parece bien el casco, sobre todo para peatones. ¿Hay quién de más?

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  6. DON XESÚS
    Difiicil lo pones admitiendo que tengamos que salir a la calle con casco puesto.
    Cuando nuestros abuelos vivian entre carruajes, mulas, caballos, asnos arrastrando carros, etc. no precisaban de ninguna protección a pesar de que en muchas localidades no había ni aceras.

    Lo de los ciclistas circulando por las aceras es una pandemia existente en toda España y que ningún munipa jamás sanciona. Y para colmo ni siquiera hacen caso a los colores de los semáforos.

    Se han pasado muchos pueblos esos de Tráfico con sus prohibiones de todo pero que unicamente multan a automovilistas. Y es porque sus jefes odiaan que el ciudadano no vaya en transportes colectivas. Ellos van en coche oficial y chofer pero los súbditos quieren que vayamos todos juntos y en rebaño en autobuses y trenes.

    ¿Porqué? Sencillamente porque el ir en automovil es una demostración de salirse del rebaño y de circular sin control programado por ellos. De ahí viene la proliferación de incitar a trasladarse en bici y a construir tanto carril-bici. Odian al que va en automovil y además él sólo.

    ResponderEliminar
  7. Éso del casco no me parece mal; resulta muy desagradable ver una cabeza humana explotando en la calle como si fuera una sandía. A los ciclistas que van por la acera, debe prohibírseles el uso del casco ya que van por zona peatonal y a los que van en transporte público debería obligárseles a ducharse todos los días y llevar interiores limpios y recién planchados. Para terminar, aunque se me ocurren muchas más, debía estar estrictamente prohibido subir a los buses o metros cuando se lleva encima un resfriado puesto que ir estornudando mocos puede producir una pandemia muy peligrosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Es usted un laboratorio científico de una sola persona pero de efectos similares a los llamados Intelligency atomics Bureau o parecido en inglés.Vaya relación de propuestas a cada cual más realista y práctica.

      Sí, señor. primero de todo hay que barrer de las aceras a los ciclistas y a los curas con teja ancha por sombrero. Establecer detectores, y no es nada dificil, de olfato en las entradas a buses y trenes para que si pita por perjúmenes provenientes de calzoncillos con más de un día de uso o por alerones mojados, se impida su entrada en los susodichos vehículos colectivos.

      Respecto a los que llevan un catarrazo, y eso se nota, y circulan pr las calles las autoridades debieran de aplicarles la Ley de Vagos y Maleantes.

      Y por último, pero sólo para MadriZ, dar vigencia al Decreto aquel que publicó en su día Carlos III y que comenzaba así ="Se prohibe la entrada en la Villa y Corte de Madrid a los gitanos, a los murcianos y demás gente de mal vivir". Podriamos debatir sobre a quienes se debieran poner en sustitución de "murcianos".

      Eliminar
  8. ¿Y qué me dices de los que van mirando el móvil, que ahora con lo del wassap es el pan nuestro de cada día?, esos sí que deberían llevar casco, se dan hasta con las farolas.
    En fin, yo siempre digo que estos tíos (y tías, perdón), legislan sin orden ni concierto para que parezca que hacen algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Mira, se me habían olvidado esos y resultan muuuuu peligrosos. Especialmente si son féminas hablando de rebajas.

      Deséngañate, Don Trecce, legislan para creerse que son algo pero son incapaces de hacer una división con decimales ni con calculadora.

      Eliminar
  9. Pero ¿Qué sería de los políticos si no pudieran dar por culo prohibiendo cosas?
    Recordemos que está a punto de prohibirnos ser gordos gracias a los sucesivos ministros de sanidad.
    ¡No se donde vamos a llegar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFACHORRAS
      Sí, cierto lo que comentas : ¿Qué sería de ellos sin poder prohibir?

      Lo de intentar que seamos gordos ya lo intentaron algunas descerebradas de ZP tratando de prohibir las hamburguesas y el tintorro, pero fracasaron rotundamente.

      En lo que no cejan, día a día, mes a mes, años tras año, es en tratar de que dejemos de usar coches. Quieren que vayamos en rodantes colectivos para que no pensemos por nuestra cuenta, y en bici para que nuestra mente quede anulada al pedalear sin atropellar a nadie o sin que nadie nos dé una fostia cuando pasamos por una acera. No es mi caso, pero sí he visto bicicleteros jugándosela con airados peatones.

      Eliminar