VERANO

24 marzo 2014

Invasión a lo Gila

SOLDADOS RUSOS EN CRIMEA
Algunos corresponsales de guerra llegados a cubrir el conflicto de Crimea se han visto superados por las peculiaridades de una invasión que por momentos se ha parecido más a la guerra que retrataba Gila en sus chistes que a una batalla de verdad.

Por un lado, una multitud aclamaba con banderas del país vecino (Rusia)  a un ejército invasor al que le falta precisamente la enseña nacional. Por otro, los comandantes ucranianos anunciando por Facebook si se rendían o no, mientras su seguidores daban a 'me gusta'.

Los civiles protegían a los militares, que al mismo tiempo no querían reconocer que eran soldados. Aunque el presidente Vladimir Putin ha dicho que sólo pretendía proteger a los ruso-parlantes de Crimea, han sido las 'brigadas del chandal' las que han impuesto su ley cortando calles y custodiando edificios públicos en Simferopol bajo la atenta mirada de unos soldados que apenas han disparado un tiro. Esta semana en la toma del Cuartel de la Marina había vecinos sacando vídeos con el móvil.  El pulso que se ha librado para echar al ejército ucraniano hubiese hecho sonreír al genio del humor.

La pasada semana llegaron a la base ucraniana de Bajchisaray cinco vehículos militares sin matrícula cargados de esos uniformados que portan armamento pesado pero que Moscú insiste en que no son soldados rusos. Querían que los ucranianos se rindiesen.

Vladimir, un comandante, les explicó que no estaban por la labor de entregar las armas. El diálogo, según un testigo presencial, fue de este estilo:
-Si no os rendís no nos vamos.
-Pues no os vayáis.
-Mañana volvemos. A ver si os rendís.
Al día siguiente regresaron, seguidos a los pocos minutos por una caravana de coches con banderas rusas que hacían sonar sus cláxones. Los soldados que no son rusos pero en el fondo sí que lo son eran vitoreados bandera en mano por vecinos que no son rusos pero que querían serlo cuanto antes. Al otro lado de las rejas algunos soldados ucranianos miraban hacia el suelo, como si el ruido de todo su sistema al desmoronarse fuese ensordecedor.

"Por cierto, los militares ucranianos bloqueados van a dormir a sus casas fuera de la base. Por la mañana vuelven. Vamos, una defensa numantina", comentaba con sorna un periodista tras volver de uno de los cuarteles ocupados.
SOLDADOS UCRANIANOS

En Bajchisaray, por ejemplo, las esposas traían agua mineral y comida para los maridos. En la base de Perevalnoye algunas intentaron acercarse al perímetro de seguridad con las tarteras en la mano pero se lo impidieron los "soldados rusos que no son rusos pero todo el mundo sabe que son rusos", como les llaman en el barrio. Algunos vecinos, hartos de los políticos de Kiev y partidarios de seguir el camino que marque Moscú, observaban la escena con regocijo.

Pero al día siguiente se encontraron algunos accesos a su urbanización cortada por las trincheras. La cosa iba en serio. Una mujer se bajó del coche para preguntar cuánto iba a durar esa molestia. Los soldados se la llevaron junto a uno de los tanques "desde aquí no nos ven los jefes", se disculpó uno. Querían ayuda para instalar tarjetas de teléfono ucranianas en los móviles y poder conectarse a internet. Conseguida la conexión, fue 'liberada'.

En el cuartel de la calle Karl Marx, en Simferopol, tampoco se podían pasar ni latas, ni paquetes ni cigarrillos a los soldados: "Los militares rusos ya se encargan de que no nos falte de nada, son gente pacífica", confesaba el coronel Mamchur, jefe de la base cercada.

En la verja, una chica pelirroja hablaba con el móvil con su novio, militar ucraniano, que la miraba embelesado a 50 metros. Estaba permitido hablar con los sitiados, pero los rusos te regañaban si estropeabas el césped de la base enemiga al acercarte demasiado.

En una base las tropas desplegadas por Moscú irrumpieron por la fuerza pero al retirar la bandera ucraniana se dieron cuenta de que no tenían bandera rusa, pues en teoría son un ejército de incógnito. Decidieron salir al exterior, donde había ucranianos con banderas rusas, para pedir una prestada. Un soldado raso pidió una a un grupo de crimeos, pero le pidieron dinero por ella. Fue de corrillo en corrillo hasta que al final un alma caritativa le dio una enseña y pudo volver al interior. Para cuando entró sus compañeros habían pintado en la puerta una bandera rusa con pintura de colores.

El día antes del referéndum uno de esos misteriosos soldados sin enseña en el uniforme verde  recorría una librería del centro de Simferopol.
 -¿Tiene banderas rusas?
-Sí. ¿Cuántas quiere?
 -De momento diez.
Los crimeos les han vendido a los rusos sus propias banderas por el doble de precio de lo que costaban hace un mes. Y en algunos casos los soldados ucranianos se han rendido pero antes han cargado en el coche la lavadora de la residencia de oficiales.

Los jefes militares de cada base han concedido ruedas de prensa al otro lado de las rejas mientras eran sitiados y en algunos casos han anunciado en Facebook si se rendían o no. Y todo mientras mientras Crimea pasaba de manos ucranianas a manos rusas.

(Por Colás, enviado especial)

SOLDADOS RUSOS QUE NO SON RUSOS

26 comentarios:

  1. Aysss ... ay ... me partooooooooooooooo ... uff ... no puedo escribir, señor Tellagorri ... tengo desencajada la mandíbula de la risa. Menudo dolor de barriga me ha procurado usted con esta guerra estilo Gila. Ayssss ... que no puedo más ... Lo mejor ha sido eso de "ejército de incógnito" ... jajajajajajaja ... Disculpe este comentario tan chalado ... pero es que no puedo .... ayyssss ... mi barriga ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROMERO LANDA
      No me extaña nada que te desternilles de risa con la situación que se describe de esa "invasión".
      Al parecer ha sido muy duro para los ucranianos militares soportar tanta presión enemiga.

      Eliminar
  2. Amigo Tella, si no fuera porque el hijoputin tiene bombas atómicas cadí parecería que en vez se Ucrania y Rusia los países en conflicto son Banana y Chiquitistán y los dirigentes de cada catarro son Cañita Brava y Chiquito de la Calzada.
    En fin bueno está lo que nos hace reír.
    Recuerdo un monólogo de Gomaespuma sobre un pueblo de un solo habitante donde el alcalde (el único habitante) estaba peleado con el sacristán (el mismo) y estoy riéndome solo en mi sofá.
    Muy bueno lo tuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFACHORRAS
      Sí, parece la guerra aquella que hubo entre Guatemala y Salvador y que al final ganó el que compró una avioneta.
      Ojalá en Africa fueran también así las batallas entre los bestias esos de los machetes y los kaladnikov.

      Eliminar
  3. Por cierto que a Colas hay que no mimarlo para el Pulitzer

    ResponderEliminar
  4. No puedo negar que esto serí firmado por el gran Gila, pero la cosa no es tan divertida: se rompe la legalidad internacional, se meten tropas y blindados, ha habido tiros, entiendo que habrá muertos, pero además -y es lo peor- se habran excitado viejos odios y rencores entre los civiles. Los nuestros y los otros que tanto conocemos en este terruño supervasco. Se empieza así, se acaba con una milicia practicando la limpieza ideológica o racial, lo que toque.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Eres pesimista de órdago. Jodó con el alavés, lo ves como si estuvieras entre Zarzalluses y Korkorekas.
      En una cosa son muy parecidos los ucranianos con los gudaris peneuveros : en su feroz resistencia "numantina" ante la barbarie de los requetés.

      Eliminar
  5. Yo siempre he tenido la convicción de que, salvando las distancias y los orígenes culturales, los rusos (y adyacentes), son tremendamente parecidos a nosotros, empezando por la manera de afrontar sus desgracias, a base de hacer chiste de ellas por trágicas que resulten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Literariamente, es decir leyendo a los clásicos rusos como Dostoiewsky, Tolstoi, Gogol, Chejov, Turguenev, Gogol, Cholojov, etc. etc. sí se encuentra mucho parecido entre nosotros y los rusos, especialmente en figuras clásicas también españolas.
      Creo que ambos pueblos tenian, ahora ya no, mucho de místico y de sufridores. Al igual que tú, cuando leía la vida de los mujiks y de los aristócratas rusos me recordaban a los campesinos de la ancha Castilla y a los señoritos soberbios de la Corte de un Felipe IV.

      Los grandes Duques Rusos y los Conde-Duque Olivares, Lerma, Medinacelis, Medinasidonias, Albas, etc. no se diferencian en mucho en su forma de vivir y de pensar.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. DON MAMUNA
      A mi modesto parecer no se va a montar nada. Los crimeos quieren ser rusos y los ucranianos no pintan nada, salvo que el Putin se quiera tragar también a media Ucrania que dice ser pro-rusa.

      Eliminar
  7. Eso, lo único que demuestra, es que todos saben que Crimea es Rusia, otra cosa habría sido que durante un par de generaciones les hubiesen lavado el cerebro a los crimeos en icastolas o colegios catalufos, ahí sí que pensarían que Crimea era anterior al hombre e independiente de Rusia.

    En el fondo EEUU y Uropa están deseando pasar página pero tiene que hacer "gestitos" de cara a la opinión pública, y el soso y su gobierno deberían salir a explicar porqué lo que ha pasado ha podido pasar y porqué aquí no puede ni debe pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Completamente de acuerdo con todo el comentario. Saben los crimeos y los uigures que Crimea es Rusia lo mismo que sabemos que Torrejón de Ardoz es España a pesar de las dudas que pueda haber sobre si Zarauz es Europa o Asia.
      El Memo, como bien dices, debiera de salir a explicar estas cosas a la plebe para que nhagan raras especulaciones y luego alguno termine bolinga perdido en Geometría.

      Eliminar
  8. Es de risa hasta no parar, pero que se invada un país con soldados disfrazados de no-soldados, es ilegal a todas luces, solo se lo pueden permitir las grandes potencias y como siempre, nadie hará nada contra esa gran potencia invasora.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAIME
      Es que como bien dices sólo se lo pueden permitir las grandes potencias y de ahí deriva lo que es o no es LEGAL. Ellos lo deciden. Y así ha sido siempre.

      Otra cuestión sería si Rusia invade Polonia, por poner un ejemplo. Ahí ya no podrían las otras potencias estar calladas y darlo por bueno.
      Crimea, lo mismo que Cataluña y Vascongadas, jamás han sido entes independientes y por tanto ha pertenecido en cada momento a quien de ella se apoderaba : chinos, turcos, rusos y ucranianos sucesivamente.

      Eliminar
  9. Me parece estupendo que la escaramuza parezca la guerra de Gila. Me estaba temiendo que los fabricantes de armas aprovecharan la oportunidad para aumentar sus ingresos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Temor muy justificado teniendo en cuenta que en las Rusias existe la mayor mafia de tráfico de armas. Unicamente que ellos, los ruskis, en vez de "mafia" la llaman MAFIYA y está dirigida por un poderoso grupo que se apoderó de las fábricas de la antigua URSS.

      Eliminar
  10. Extraña, esta forma moderna de hacer la guerra. Sin banderas en los uniformes, pidiendo consejo en las redes sociales, defendiendo cuarteles de día mientras se pernocta en el domicilio particular...
    Esa es una de las cosas que más extraña me parece, Javier. ¿Por qué no llevan distintivo las tropas de Putin?
    No lo entiendo... a no ser que, conociendo el talante irónico del presidente ruso, esto no sea más que otro "bofetón" silencioso al todopoderoso occidente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Hombre, está claro que el Putin ha querido aparentar ante el Mundo que él no ha mandado tropas militarizadas a posesionarse de Crimea, y por otra parte los milicos ucranianos deben de estar demostrando que para oradores y bailarines son aptos pero no están por la labor de hacer la guerra y recibir un disparo por culpa de sus mafiosos políticos de Kiev.

      Tanto los unos como los otros no tienen el más mínimo sentido de patriotismo respecto a Crimea y los crimeos prefieren estar bajo la bota rusa antes que bajo la ucraniana. Lo mismo que les pasa a los "llanitos" gibraltareños, que prefieren vivir bajo bandera british aún siendo andaluces.

      Y a Obama y demás políticos del Mundo les trae floja lo que sucede en un territorio que historicamente ha sido turco y ruso.

      Eliminar
  11. Yo sólo me rendiría ante un ejército de primas rusas de Tellagorri...

    En fin, mientras no se derrame sangre, parece más violento lo de los indignatas en MadriZ.

    Fugisaludis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FUGI
      Hombre, gracias por compartir el buen gusto de disfrutar de las primas que van llegando aunque no todas son rusas.

      Sin duda alguna que los destrozos y beligerancias de Madrid son muchísimo más brutales que lo que está sucediendo en Crimea, a pesar de lo que digan los que dicen lo contrario.

      Un cordial saludo de camaradas ya antiguos.

      Eliminar
  12. Hola, Javier:

    Creo saber cómo los ucranianos podrían revertir la situación, al margen de cómo se la pueda describir humorísticamente. Creo que a los ucranianos les falta una estratega militar como CARME CHACÓN.

    Un cordial saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON XESÚS
      Mira, eso no se les había ocurrido a los de Kiev, y seguro que sería la solución total. Con la Chacón al frente de las tropas ucranianas no hay Putin que resista.

      Cordiales saludos

      Eliminar
  13. Pues un poco sí la verdad, para ser tan terribles esos "nazis" de Kiev como dice alguna lumbrera, ha sido un verdadero paseíllo lo de Vladi, "vuelve el hombre" que decía un anuncio de colonia; claro que a la larga las sanciones hacen más pupita de lo que parece y a lo mejor nos reímos menos cuando nos comamos los rublos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA
      Ha sido como un chiste esa invasión. Y tiene lógica : los dirigentes ucranianos son tan gangsteriles que sus soldados no tenian ninguna gana de jugarse el tipo por ellos. Y respecto al "odio al enemigo" eso es propio de catalanes y korkorekas en relación a España, pero son los ucranianos tan rusos como españoles los andaluces.

      Eliminar