VERANO

19 febrero 2014

Dos mausoleos

Los seres humanos han dedicado, algunos, su ingenio a la creación de belleza mediante obras de arte que, en muchas ocasiones, son una copia de la belleza existente en la propia Naturaleza. Como decía un famoso científico astrofísico "la divinidad no es otra cosa que la propia Naturaleza".

Las obras, sean de arte o de utilidad, cuando están hechas a conciencia o bien, tienen garantizada la perdurabilidad. Por eso cuando hallamos o nos encontramos con obras terminadas de "artistas", al compararlas con los más sofitisticados y monumentales edificios de las modernas ciudades, sentimos un inmenso asombro que culmina en el desprecio a estos últimos edificios que cito.

El escritor L. Silva ha traído a su blog unas imágenes que hablan por sí solas sobre lo que se trata aquí.

He aquí la primera :


He aquí la segunda :


Ambos comparten la misma finalidad: servir como mausoleo de una persona. Los dos fueron construidos en época del Imperio Mogol, que gobernó Afganistán, Pakistán y el norte de la India entre los siglos XVI y XIX.

El más famoso de los dos, el Taj Mahal, es el monumento alzado a mediados del siglo XVII en la ciudad de Agra por el emperador Shabuddin Mohammed Shah Jahan en honor de su esposa Mumtaz Mahal, la favorita entre las cuatro que tuvo (hasta el punto, dicen los cronistas, de perder todo el interés por las tres anteriores).
La mujer, descendiente de la nobleza persa, falleció en el parto de su decimocuarto hijo. Desconsolado por su pérdida, Shah Jahan mandó alzar un edificio que requirió 20 años de obras y el concurso de 20.000 operarios.

El otro se erigió a finales del siglo XVI en Delhi, y tiene una historia análoga, aunque en este caso los papeles están cambiados. Fue Bega Begum, la esposa principal del emperador Humayun, segundo del Imperio Mogol, la que mandó construirlo tras la muerte de éste, producida al caerse accidentalmente de una escalera en su biblioteca.

Hecho de arenisca roja y mármol, el concepto que lo inspira (una tumba en un jardín, de forma perfectamente simétrica) serviría de inspiración para su mucho más celebrado homólogo de Agra. En ambos mausoleos acabaron reposando quienes los encargaron. Shah Jahan fue enterrado a la izquierda a su esposa, rompiendo con ello la perfecta simetría del edificio.

En cuanto a Bega Begum, yace en una de las salas laterales del mausoleo de Humayun junto a otras esposas del emperador. La sala, dicho sea de paso, es de una belleza sobrecogedora.

Otros edificios más modernos, como es bien sabido, empiezan a caerse a trozos mucho antes, y meten a su arquitecto en pleitos permanentes. Es la diferencia entre el genio y la improvisación, entre el virtuosismo y el alarde, entre querer hacerse notar y desaparecer tras la propia creación.

SALA DE EL ESCORIAL

10 comentarios:

  1. De estas obras centenarias a nuestra casas de papelin. En Vitoria, con la expansion por el este y oeste de la ciudad en forma de 2 grandes barrios (salburua y zabalgana), hemos comprobado esto de primera mano. Malos acabados, casas donde se caen placas y cristaleras, casas que a todas luces no han tenido en cuenta las particularidades de nuestro clima etc. Esto, junto a arquitectos con el ego del Himalaya, lanzan a muchos vecinos a hacer reformas pasandose por el orto los permisos necesarios- y no me extraña lo hagan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía, Señor Ogro, que ya habíais llegado en construir urbanizaciones hasta Salburua y Zabalgana, e imagino que las enorme campas o llanada de Lakua estará también a tope.

      Hablan de aquellas "Casas Baratas" que se hacían durante el franquismo pero creo que las que hacen ahora los que se dicen "arquitectos" no son capaces de hacerlas mejores.
      Y como bien dices, cada uno de ellos se cree capaz de construir un Escorial en un par de meses.

      Eliminar
  2. Todas las construcciones de los arquitectos militares romanos estaban destinadas a perdurar, desde puentes, acueductos a templos, pasando por calzadas, termas o coliseos. En España se necesitaría un tocho de libro oara enumerarlas : Acueducto de Segovia: un coloso de dos mil años, la Torre de Hércules o faro de Brigantium (La Coruña), que tiene 57 m de alto, el Templo romano de Alcántara, provincia de Cáceres adyacente al puente romano de igual nombre, o las termas de cualquier ciudad. Las salas de estas termas con su abastecimiento de agua y calefacción, sus lugares para dejar la ropa y las pertenencias personales, las piscinas de agua caliente y fría, una schola labrum junto al caldarium, letrinas y otras dependencias estaban decoradas con conjuntos pictóricos de gran calidad.

    No digamos nada de las catedrales góticas construídas a partir del año mil por los maestros canteros con la inicial de Notre dame en Paris, etc. etc. etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Florencio, ahí están, basta con mirarlas, las obras de los romanos. Cada vez que hay una riada en alguna parte de España se caen a pedazos los puentes y las escolleras de los puertos, pero siempre de alzan señoriales los construídos por los romanos mediante maestros-canteros de sus legiones.

      Eliminar
  3. Lo que esta claro es que estan mejor construidos que muchos de los actuales. A lo mejor es que en aquellas épocas no había el consabido cazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Sí, sí lo había, el cazo, porque lo ha habido siempre, pero la diferencia es que en otras épocas muchísimos arquitectos e ingenieros tenian AMOR PROPIO PROFESIONAL.

      Eliminar
  4. Soberbias obras de arquitectura que se hicieron para perdurar, no para salir del paso y llevarse una buena tajada el ordenante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, exactamente, Don Bwana. Los "Maestros Canteros" eran gente con mucha profesionalidad y su mayor riqueza consistía en terminar solida y bellamente una obra de construcción.

      Luego se perdió ese "amor propio" y la verguenza.
      En mi pueblo, en el Paseo Marítimo, tenemos dos kilómetros de casas, un puerto de lanchas con un muero de un metro de ancho y un palacio en primera linea que data de hace más de 700 años. Las últimas galernas se han llevado casi todos los bajos de los edificios, el muro del puerto y los barandados de piedra y aluminio, pero el palacio no tienen ni un solo rasguño.

      Eliminar