VERANO

24 enero 2013

Congo, tema ocultado

Tenía diecisiete años y estaba embarazada. Le abrieron la tripa en cesárea con un cuchillo de monte y le arrancaron el bebé. Trocearon a la criatura y la echaron en una cacerola en la que hervían las orinas y los excrementos de la madre.

Reían mientras cocinaban, ebrios de alcoholes y drogas. Una vez cocido todo, hicieron comer aquella sopa siniestra a la madre moribunda, en presencia de sus amigos y amigas. La pobre niña murió entre sufrimientos atroces.
Eso es la guerra. He escuchado esta historia en un canal de televisión, sobre el Congo, hoy. Me he acordado de hace casi cuarenta años cuando fui corresponsal de guerra en aquel país, enviado por el ABC verdadero.

Entonces no había ordenadores ni teléfonos móviles ni tribus de Leguineche ni vainas en vinagre. Sólo dos españoles estuvimos allí: Quadra-Salcedo, que filmó unas escenas de televisión y se fue en cuarenta horas, y yo, que pasé un mes en la guerra del Congo.

Me quedé hasta el fin, hasta la liberación de las monjas españolas con las que regresé en un vuelo que nunca olvidaré y que aterrizó en Madrid entre la apoteosis popular, el despliegue del No-Do y la expectación periodística.

Pasé la Nochebuena y la Navidad de aquel año 1964 en el Congo. Viví la guerra en su más descarnada expresión. Entré con los mercenarios en Stanleyville. Huyó el ejército de Lumumba a la selva. Los vencedores, entre los que yo me encontraba, tuvieron la deferencia de adjudicarme la habitación del capitán Calistrat para dormir en el hotel Congo Palace. Era aquel mercenario un rumano inteligente e idealista, con un valor que erizaba.

Junto al hotel, una jovencita de ojos extraviados y piel de leche negra se pasaba las horas inmóvil. Un matrimonio belga me contó la historia. Los simbas la habían atado en una silla dentro de la tienda de alimentación que ellos regentaban.
Tomaron luego su bebé, lo metieron vivo en la máquina de cortar jamón y, delante de la madre, hicieron lonchas a la criatura.  A aquella niña de ojos extraviados la llevé de la mano al psiquiátrico de Leopoldville, gracias a un permiso especial que me concedió el capitán Calistrat.

Photobucket Fue entonces cuando comprendí que no hay guerras santas ni justas ni necesarias ni inevitables. Todas son una atrocidad. Mi vida profesional me llevó a ser corresponsal de guerra siete veces en Vietnam, dos en Camboya, otras dos en Israel... No cambié de opinión. Estoy, por principio, contra la guerra, contra todas las guerras. Goya tenía razón. Sus desastres de la guerra son la verdad profunda de lo que ocurre cuando se desatan los instintos primarios del hombre.

Hablé del Congo con Vargas Llosa en la Academia. He visto varios reportajes de televisión sobre la situación actual. Lo que allí está ocurriendo ahora es lo mismo a lo que yo asistí hace casi cincuenta años. Nihil novum sub sole.
Se están reproduciendo las mismas salvajadas de entonces.


Lo cuenta : ANSON

Photobucket
NOTA DEL BLOG
Lo de Africa clama a los dioses del Olimpo y lo del Congo por la desidia de belgas, europeos y gringos, todos en busca del "pringue" allí, mientras los bastardos hijos de puta negroides alivian sus instintos de exterminio del prójimo.

Y seguimos sin oír una sola sílaba sobre las pobres gentes de Africa por parte de los que siempre tienen los mofletes hinchados a cuenta de la palabreja "solidaridad". Esa cuadrilla de retro-progre-pijos.

Sí, se nos queda la cara como a esa imagen de Picasso a la izquierda  de estas lineas : cara de jilipollas.





 

16 comentarios:

  1. El auténtico problema del CONGO, se llama COLTAN.
    La República Democrática del Congo posee el 81% de las reservas mundiales estimadas de COLTAN. Como este mineral está considerado como un recurso no renovable altamente estratégico, existe una guerra en el Congo desde 1998.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. F.J. EUGENIO
      Sí, ahora será el COLTAN pero poco antes eran las minas de diamantes y era exactamente. La cuestión no es el porqué de ir al Congo a explotarlo, sino el porqué de ese salvajismo y barbarie de los propios negros con otros negros.

      Eliminar
  2. "Bastardos hijos de puta negroides".
    Txalo bero bat.

    ResponderEliminar
  3. La guerra es el triunfo de la barbarie. Pero incluso dentro de esa barbarie hay grados y niveles. Incluso en una guerra puede haber humanidad. Pero lo mencionado en esta entrada es el salvajismo más pavoroso que es capaz de desplegar el ser humano.

    Porque no es siquiera una guerra capaz de explicar tal grado de salvajismo y crueldad. Ahí hay un fondo de odios ancestrales y primitivos, entre pueblos y etnias. Ignoro de donde sale ese odio atávico, que me recuerda mucho al asunto de tutsus y utus en Uganda.

    Los europeos sin duda dejamos un buen problemon en africa, pero me da que antes de los europeos ya había suficiente odio por allí como para llenar plazas de toros.

    Y la ONU callada. Buena para nada, mala para todo. Urge abandonar esa casa de putas y crear una organizacion mundial de naciones estrictamente democraticas y que se interesen realmente por la paz. Y para la paz solo te puedes preparar de una forma, estando dispuesto a la guerra. La paz, como la libertad, no es gratis, y fuera del imperio de la ley y de la democracia está el salvajismo: llamese ETA, o vease este caso del Congo o de otras partes del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Tu comentario es un EDITORIAL DE ANTOLOGÍA, digno de figuran en primera página de los diarios. Lo explicas todo y estoy completamente de acuerdo con las razones que expones.

      Subrayo tu párrafo final =

      "para la paz solo te puedes preparar de una forma, estando dispuesto a la guerra. La paz, como la libertad, no es gratis, y fuera del imperio de la ley y de la democracia está el salvajismo: llamese ETA, o vease este caso del Congo o de otras partes del mundo. "

      Eliminar
  4. Dur<nte una de mis visitas a Tanzania, en 1976, pensaba darme un garbeo por el Zaire pero mis porteadores se negaron a cruzar la frontera. "Bwana, territorio bakongo, malo para el bwana".
    Esa gente ya era conocida por sus salvajadas en los países fronterizos.

    PS: Supongo que Prima Rigoberta es una jugadora de badmington sensacional, por lo que se ve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Hizo muy bien en hacer caso a sus porteadores : ese territorio BAKONGO es como para pasarlo con napalm diariamente.

      Prima Rigoberta está de las primeras en el ranking de su "especialidad" y además lo enseña muy bien.

      Eliminar
  5. Joder Tella, ya me has dado la mañana, y eso es el Congo pero vete a países más o menos civilizados, México o la ex-Yugoslavia, para que luego vengan rojazos de mierda y antisistemas a pedir la anarquía... no queda ni el tato.

    Me parece que para compensar esto necesito que mañana vengan, como mínimo, 4 de mis primas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Me parece excelente que mañana lo compenses, el disgusto, trayendonos a cuatro primas primorosas.
      De cualquier manera te ha venido bien pasar un día sin tragarte los "curasantitos" esos que dice la plebe y que tú por elitismo denominas "croisants".

      En México creo que también saben hacerlo muy bien, lo de cortar en rodajas a los vecinos, con motosierras.

      Eliminar
  6. uff, con razón se habla entonces de odio africano. Interesante aporte, sobre todo para evitar bobas idealizaciones.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSE ANTONIO
      Las idealizaciones sobre Africa provienen casi siempre de progres que no la han visto ni en cine, o de fantoches redentores. Los periodista serios que han escrito libros sobre el tema como Javier Reverte que se recorrió toda Africa a pulso, o del polaco Ryszard Kapuscinski que escribió el mejor libro existente sobre Africa y que se titula "EBANO", han dejado siempre clarísimo que es un continente brutal, con odios insuperables entre tribus y cuyo destino está más allá del transcurso de varios siglos.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. ¿Porque me borras Tella? ¿La verdad duele?
    Seguro que han leido el mensaje antes de que lo borraras, pero aun asi...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, MUTIKO, lo que has escrito es ajeno al tema de la Entrada, de principio, y en lo fundamental porque utilizas cualquier tema para ATACAR a los españoles, y no te voy a consentir que este blog lo utilices como medio para satisfacer tus odios (inyectados no sé por quién) a todo lo español, ya que todos los contertulios lo son y yo también.

      Personalmente prefiero que tú no lo seas, igual que tú que no quieres serlo, pero la realidad es que también eres español.

      En segundo lugar hoy te he borrado ya tres, y otros días varios, porque ofendes o tratas de hacerlo con comentaristas de mi blog. Por tanto, estás a un milímetro de que pases a engrosar la lista de EXCLUÍDOS de este blog, en cuyo caso ya puedes ir buscando una Borriko Taberna en donde contar tus machadas de razista xenófebo ( por tus menciones despreciativa a todos los negros y judíos) totalitario incapacitado para convivir con personas que tienen múltiples odeologías diferentes a la de pensamiento único que expones.

      Aquí los comentaristas en su mayoría son gentes universitarias y con gran altura cultural y eso preconiza una total "tolerancia" hacia el discrepante pero jamás hacia el totalitario comunista, o nazi o hacia quienes defienden a asesinos de niños y pacíficos ciudadanos, en NOMBRE DE TU MEDIEVAL IDEOLOGÍA FEUDAL.

      Badakizunez, puta-semeak bere etxera eta alde hemendik.

      ¿Ha quedado claro? Sospecho que no has entendido nada pero quédate con la idea única de que en mi casa ni se insulta u ofende a mis comentaristas ni se exalta el totalitarismo abertzale.

      Eliminar
  9. Como decía un comentarista anterior, el problema de el Congo se llama COLTAN, antes se llamó ORO, DIAMANTES y así, codicia de occidentales, pero tambien de congoleños, ademas en paises con tantos años de guerras locales, la sensibilidad se ha perdido y asesinar es cuestión de rutina para muchos de ellos, no sienten nada, empiezan como niños soldado y terminan con un tiro en la cabeza mas pronto que tarde; en ese lapso de tiempo pareciera que se disputan haber quien hace mas y mayores barbaridades.
    En cuanto al mutiko, esta bien que le enseñes educación y le exijas que en tu blog no practique la xenofobia, por que no es de recibo, salvo para el y la gentuza que defiende sus ideas
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAIME
      Así es, como lo explicas. Esa pobre gente casi recién bajada de los árboles se ha metido en un infierno de matanzas y barbaries, y no creo que en muchas generaciones se transformen en personas mentalmente normales y en seres civilizados.

      Respecto al MUTIKO te agradezco tu apoyo porque ha dejado comentarios, borrados por mí, referentes a matanzas por los españoles en todas partes como si fueramos hutus. Y ya le vale. Lleva días burlándose del nombre de Doña Candela y algún otro.

      La tolerancia termina donde comienza la beligerancia contra los que él odia y que son todos los españoles.

      Eliminar