VERANO

31 diciembre 2012

Tradiciones Nuevo Año

En España, las doce uvas. Pero solo aquí.

En Japón también despiden el año con campanadas... pero no doce. La tradición  (que recibe el nombre de "joya no kane")  obliga a que durante la transición de Nochevieja a Año Nuevo se toquen hasta 108 veces las campanas de los templos budistas nipones.
Con cada tañido del metal se esfuma uno de los 108 pecados que el ser humano tiene por defecto en la mente, evitando así caer en la tentación de llevarlos a cabo. Entre estos pecados estaría la ira, la envidia o el deseo.

¿Peligrosa? Sí. ¿Desestresante? También. La manera en la que los daneses dan la bienvenida al nuevo año es una mezcla de estos dos adjetivos. La tradición manda romper los platos tras la cena de Nochevieja. Antiguamente la vajilla se estampaba contra la puerta de los familiares, que quedaban encantados con la acción puesto que representa cariño y buenos presagios para el año siguiente.

Símbolo de riqueza y dinero, un buen plato de lentejas no puede faltar en la mesa de ningún italiano durante la cena de Nochevieja, y poco a poco esta costumbre va instalándose en España. Cuantas más se comen, más se gana.

Los estadounidenses creen que no dar un beso justo después de las doce de la última noche del año asegura 365 días de soledad. Inlcuso hay estudios sobre el tema, como el que llevó a cabo el Washington Times. En su análisis se afirmaba que dos tercios de la población de Estados Unidos esperaban compartir el beso de Año Nuevo con alguien, y únicamente un 10% de ellos no tenía espectativas de poder cumplir con la tradición.


Un día después de Año Nuevo, las calles de Ciudad del Cabo se visten de arcoiris para pasear su "Tweede Nuwe-Jaar". Literalmente, el nombre que recibe este carnaval tiene que ver con el momento en el que se celebra, puesto que significa "Segundo Año Nuevo". Cientos de personas salen a disfrutar de la música, el colorido y las comparsas que transitan por las avenidas.


Lo cuenta Aurora Vasco



8 comentarios:

  1. Los japoneses lo tendrían crudo si tuvieran que tomarse 108 uvas. O se ahogaban o cogían una indigestión de caballo.
    En cuanto a las lentejas de los italianos, me parece una ordinariez impresentable. Menos mal que dejé la excursión a Florencia para más adelante.
    ¡Felíz Año, Don Javier!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      No les de ideas a los japos que esos se comen tiburones y otros mosntruos nadadores y además crudos. Por lo que si les gusta lo de las uvas, vamos apañados. Se tragarían todos los viñedos de España y colindantes y nos dejarían sin bodegas de buenos caldos.
      Ya lo hicieron con el descubrimiento de la ANGULA y mire ahora : se las llevan todas ellos y aquí no hemos visto un kgs. de ese manjar desde hace 20 años. Que sigan tocando campanas y si quieren les aconsejamos que lo hagan con cachirulo puesto, que anima mucho.

      Estoy con usted en que lo de las lentejas es pura ordinariez. Si al menos fueran cocochas o sardinas a la brasa, aún.

      Eliminar
  2. A mi las 108 campanadas esas me vendrían de cine con las doce solo me como cinco uvas y no me da tiempo a mas. Un año hice lo de las lentejas y acabe con una trompa de campeonato, el año fue corrientito como los demás, pero la trompa de órdago a la grande.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Pero, hombre, cómo es que te dejas llevar por la costumbre más idiota que el país ha parido. ¿Sabes de dónde viene la costumbre? De que en 1903 hubo un exceso de cosecha de uva y no había forma de que los agricultores las colocaran, y un avispado intermediario sugirió que se celebraran los fines de uña comiendo 12 uvas, como podía haber decidido que fueran 34, y se resolvió el problema.

      Creo que con lentejas o sin ellas las trompas de fin de año suelen ser monumentales para los que no acostumbraís a celebrarlo con zumo de tomate picado de tabasco.

      Eliminar
  3. Javi, acabo de pedir 450 kilos de lentejas, seran suficientes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Si te comes esos 450 kgs de lentejas, dinero no sé si vas a obtener, como creen los italianos, pero que vas a odiar las lentejas para el resto es casi seguro.

      Mejor pide esa cantidad en centollas. Dan más vitalidad acompañadas de buen Ribeiro.

      Eliminar
  4. Se me olvidó tomarme las uvas.. :(

    Creo que se me fue la mano un poco con el fino pero te aseguro que si me hubieran puesto lentejas para cenar, sí lo hubiera notado.

    Y puestos a tradiciones, estaría bien inventar una, el arrastre del político en la plaza del pueblo y posterior emplumado con loctite, tras lo cual, se le deja al relente y a casita que llueve. Qué noche de descanso...!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Menudo favor te hiciste con ese olvido. La tonta costumbre procede de 1903 y por causas de exceso de cosecha de viñedos. Menos mal que el exceso no fue de melones.

      Yo sí brindé por vuestra merced en un especial recuerdo a la dama más brillante del Levante europeo.

      Esa tradición que propones es muy tentadora y debiera de aplicarse en la primera nueva noche de fin de año.

      Eliminar