VERANO

21 diciembre 2012

Navidad en mil novecientos sesenta y cinco

Navidad. La fiesta de la paz. Guirnaldas de bombillas en las calles principales de las capitales. Belenes parroquiales. Puestos de zambombas. Villancicos.

El basurero, el cartero, la junta parroquial y las hermanitas de la Caridad van de puerta en puerta entregando su felicitación y recibiendo el aguinaldo.

Las familias se reencuentran. Hermanos, cuñados, cuñadas, yernos, nueras y demás familia se reúnen en el hogar familiar para la cena de Nochebuena.
Añoranza de tiempos pasados, de cuando se era niño de entre 7 y 10 años..

Frecuentes libaciones. Brindis. Desinhibición etílica. Remembranza de añejos resquemores. Reyertas. Las familias se desencuentran ... calor de hogar.De todo, incluídos cuñados y adheridos pelmas.

-Se nota que va subiendo el nivel de vida de los españoles, -comenta el médico de guardia en la casa de socorro de cualquier ciudad de España..
-¿En qué se nota? -pregunta la enfermera.
-Hemos tenido el doble de ingresos por corte accidental con cuchillo jamonero que el año pasado.
-Es que a la gente que en su vida ha comido jamón le ha dado por comprar una paletilla por Navidad y como no saben cortar ...
-Eso va a ser.

Manadas de inquietos pavos llegan, como todos los años, a las plazas de los pueblos.

Todo eso sucedía en la década de los años 1960. Entre que la mayoría de los habitantes probaban por primera vez el sabor del jamón, el placer de circular en automovil subidos a un Seat 600, y se tomaba "cava" en vez de Sidra El Gaitero, parecía que los españoles se sentían californianos.

Ahora no es muy diferente. Quizá ya no haya tanta gente comprando jamón por méritos de Mary Ano, el Segundo Idiota Nacional. Para terminar de copiar al anterior sólo le falta brindar por el  "Gran Arquitecto del Universo" para salir de la crisis.

Pero se mantiene la "moral" a base de chupitos de Anís del Mono o de Chinchón o de Freixenet. Lo que la plebe no sabe es que los dedicados a la Política acostumbran a celebrar la Navidad a base de Champagnes tipo
 Cristal Brut 1990 “Methuselah”  (18.000 euros botella), o de Dom Perignon White Gold Jeroboamde 40.000 euros botella, o de Pernod-Ricard Perrier-Jouet  de 50.000 euros botella.






12 comentarios:

  1. Siempre nos queda el consuelo de que ellos liban el Pernod "porque no da asidezzz" y porque, qué menos para alguien como ellos, de probada valía y categoría social e inteligencia suprema, como el turrón de Alicante.

    Yo, como soy del vulgo, la bebida que más disfruto de la Nochebuena es ese fino fresquito con los entremeses que, en mi casa es tradición obligada.

    Bonito ejercicio de memoria histórica de la buena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Sí, a los plebeyos que trabajan produciendo esos champagnes les producen mucha ASIDEZZZ.

      No está nada mal la tradición familiar del "fino" bien frío con los entremeses.

      Yo soy de los que apreciaban muy bien las calidades de las bebidas "espitituosas" ( como denominan los americanos y los alemanes a los vinos) pero que lleva 50 años bebiendo unicamente zumo de tomate, café y agua mineral. Y muchas veces, aún así, me siento borracho cuando leo las noticias. Accidente que jamás me sucedió cuando probaba los "espirituosos".

      Sospecho que también tú recuerdas algunas o todas las cosas que se dicen sobre esos años 1960 y las costumbres navideñas.

      Eliminar
    2. Mi primer recuerdo de la Navidad es malo, no sé ni que año era, finales de los 60 pricipios de los 70, creo. Mis hermanos tenían coches teledirigidos y yo una rabieta enorme, no me dejaban jugar :(.

      La bebida, ni tocarla :D :D

      Eliminar
    3. En aquellos años los COCHES TELEDIRIGIDOS eran una novedad apta para muy pocos niños. No me extraña que te encabritaras por no poder jugar con ellos.
      Yo creo que las Navidades primeras que recuerde solía tener también, como tú, unos cabreos monstruos porque los Reyes siempre me ponian una tontada y a mis tres hermanas ( más pequeñas o jóvenes que yo) les traían unas grandes muñecas que estaban de moda (Mariquita Perez o algo así creo que se llamaban).

      Eramos tres chicos y luego tres chicas. A los chicos nos ponian pijamas o cosas parecidas, y a las chicas las susodichas muñecas. Un día cogí todas las muñecas y las metí en una bañera que previamente llené de agua.
      No recuerdo la consecuencia pero debió de ser gorda. Lo que sí tengo claro es que desde niño odio a las muñecas como si fueran entes malignos.

      Eliminar
  2. Lo que más recuerdo es el cocido del día de Navidad y la gallina en pepitoria que se hacían en casa de mis abuelos, porque a mis yayos, allá donde estén, jamás les podré agradecer. por muchos años de vida que me queden, que a este paso no serán muchos, tanto cariño y felicidad como me dieron.
    Te deseo tanta felicidad como te mereces, que es muchísima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CAPI
      Ese recuerdo que guardas de los "yayos" es muy importante. Ahora que yo lo soy lo que más me gustaría es dejar parecido recuerdo en la mente de mis descendientes enanos.

      Gracias por merecer a tus ojos el derecho a tener felicidad y que tú sigas conservando ese espíritu irónico-humorístico hasta que cumplas, como mínimo, los 150 años, mandando sanos a las crematorios o la cama de los hospitales.

      También para tí un abrazo.

      Eliminar
  3. El Dom Perignon ése tiene que ser muy bueno ya que lo tomaba el 007 y hay que ver cómo ligaba con las mozas.
    En casa nos limitábamos a la Viuda, pero no a la Cliquot, sino a la de Seguras.
    Que disfrute Vd. como se merece, de estas Fiestas y reciba un abrazo de su amigo El Bwana.

    ADD: Preciosa tripleta de Mamás Noel. ¡Parecen de carne y hueso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Cómo sabe de buenos espumosos y de los que gustan a las señoras o señoritas más in.

      El Viuda Seguras tampoco estaba mal y creo que debió de agotar usted las existencias porque ahora ni se ven botellas de esa marca en los comercios.

      Que también usted disfrute de las familias de sus tres princesas con sus descendientes, que lo tiene bien merecido. Y ellas lo saben.

      Las Mamás Noel parecen salidas de casa de Isra hace media hora, lugar en donde se concentran el mayor número de preciosidades en forma de parientes.

      Otro gran abrazo, Don BWANA, y que sigamos 45 años más dando "emociones" a los lectores de estos blogs.

      Eliminar
  4. las Navidades son territorio agridulce y ambivalente por excelencia. Sólo en los niños, por la ilusión de los regalos son del todo plenas, aunq el territorio del recuerdo y la añoranza tiene su encanto, claro.¿Te acuerdas...?
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Como bien dices, la Navidad tiene dos caras muy opuestas : la alegría de niños y familias reunidas por un lado, y la soledad inmensa de tanto solitario que no tiene con quién compartir estos días, así como las algaradas que se producen en muchas familias. Es la época del año que más broncas de familia se organizan por causa de cuñados, nueras, primos, etc.

      Eliminar
  5. Jesús lo que liban esos gachos si con un par de botellicas de esas un "probeton" como yo se compra una zahurdita en propiedad horizontal con vecinos rumanos y todo, jajaj. Que cabronacos, muy bueno lo de la paletilla de jamón y el no saber cortarlo, ni jamonero había en casa p'a que.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Calculo que por esos años 60 nacerías tú y, como la mayoría de los blogueros excepto Don Bwana y yo, no conocisteís aquella mentalidad de los 60 y sus características. Entre ellas la de "probar el jamón" (como los ricos finqueros)y las bebidas espumosas imitando al champagne, los cavas.

      Pues sí, aunque parezca mentira hay tipos que se meten por el esófago bebidas de esos precios y aparentando no inmutarse, lo que es un acto de jilipollez por mucha pasta que se tenga.
      Imagino que los clientes de esas marcas, además de los políticos que se las toman a nuestra cuenta, serán los capos mafiosos de todas las tendencias especialmente rusos, tan chulos ellos. Siempre piden lo más caro "que haiga".

      Eliminar