VERANO

03 octubre 2012

Esquela de la Coronela


Soledad Hernández, una extremeña que vivió hasta los 78 años, dejó "encargada" la publicación de esta esquela para "manifestar su perdón" a los familiares que "la abandonaron cuando más les necesitó", y cita a sus hermanos Juan y Manuel y a su hija María Soledad.

 A todos ellos les acusa de "absoluta falta de cariño y apoyo durante su larga y penosa enfermedad".

OLÉ por los ovarios de la Coronela (Vda. de Coronel).



Texto completo de la esquela

Ilustrísima señora Soledad Hernández Rodríguez, nacida en Badajoz el 1 de agosto de 1934, hija de Juan Hernández y Soledad Rodríguez, viuda del coronel D. Honorio García Polo, falleció en Madrid el día 2 de septiembre de 2012, a los setenta y ocho años de edad, habiendo recibido los Santos Sacramentos. Descanse en Paz.

Quiso en sus últimos momentos de vida dejar encargada la publicación de esta esquela para manifestar su perdón a los familiares que la abandonaron cuando más les necesitó, sus hermanos Juan Hernández Rodríguez y Manuel Hernández Rodríguez y su hija María Soledad García Hernández por su absoluta falta de cariño y apoyo durante su larga y penosa enfermedad. El cuerpo fue sepultado cristianamente en el cementerio de Camarma de Esteruelas (Madrid). Su hijo y amigos ruegan una oración por su alma.


19 comentarios:

  1. En la esquela de España tendremos que poner algo así, solo que la lista de miserables ocuparía, al menos, todas las páginas de la Enciclopedia Británica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CAPI
      No sé si los tomos de esa Enciclopedia serían suficientes para rellenar con los nombres de todos los miserables que debieran de figurar en una esquela de MUERTE DE ESPAÑA.

      La esquela habría que redactarla antes, como hizo la Coronela. Por ver si las cucarachas esas desaparecen, de la vista al menos.

      Eliminar
  2. ¡Vaya! La Coronela no tenía quien le escribiese?...

    Perdón por el chiste fácil. Es la crueldad de algunos malnacidos para con sus seres queridos.

    En España, quien Mas y quien menos, tenemos cainitas para dar y tomar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FUGITIVO
      Al parecer, la pobre debía de sentirse muy dolida y sola para "vengarse" publicando este texto que pone a su hija y a sus hermanos como chupa de dómine.

      Eliminar
  3. ¡Jodó! Don Tella, espero que si alguien tiene algo que perdonarme a mi no me saque en la prensa como esta señora para que se entere todo el mundo, jajaj.
    Buen detalle has tenido mostrandonos esta esquela. Su hijo y amigos seguro que enmarcan la esquela y la ponen en el nicho.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Eso de "perdonar" es exactamente lo que no hace Doña Soledad, sino vengarse y a modo de su HIJA y de sus dos hermanos. Supongo que muchísima gente de Madrid que conozca a la hija hará que "la miren" un poco raro. Con lo que la Coronela debe de estar disfrutando por la cabronada de haber vivido tan sola.

      En el tema "esquelas" las hay de tan variado pelaje que en muchísimas ocasiones es como leer libros culturización. Había otra que los amigos le decían al difunto, en la esquela, "Manolo, tú a tu aire, como siempre".

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. DON BWANA
      Tan sola que pensó en vengarse de esos familiares que cita y lo hizo de forma que ya no tuvieran que decirle nada, por aquello de la "ausencia". La hija esa a la que cita debe de andar buscando un rincón en donde ocultarse de los conocidos.

      Eliminar
  5. Si se extiende la costumbre iniciada por Doña Soledad, va a haber pavor en muchas familias a leer esquelas de los familiares muy mayores fallecidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ZALDUM
      Mira podrían las páginas esas de los diarios convertirse en base diaria de cotilleos muy entretenidos.
      "-Fíjate, la hija de Doña Angustias con lo maja que parecía y resulta que a su madre la tenía abandonada, a la pobre. Cómo engañan algunas con su carita."

      Eliminar
  6. Que bueno. Esto es un zas en toda la boca.
    Si se pone de moda no me extrañaría ver esquelas bien rellenitas de palabrotas y recuerdos a la p.m. de alguien.

    Me extraña de hecho nadie se haya acordado de esta casta política a la hora de dejar este mundo de impuestos, meganormativas e injusticias por toneladas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Como dice Zaldum, como esto se ponga de moda vamos ir de entrada a leer esquelas en los diarios, y desde luego mucho más alegre que leer lo que han dicho o dicen los de la Castaza.

      Estás dando ideas y verás como algunos dejen notas redactadas para sus esquelas acordándose de Kurkullus, Korkorekas o Ensaimadas mallorquinas de Bilbao.

      Eliminar
  7. Tella, espero sepa disculpar mi falta de sensibilidad, pero el muerto al hoyo... y YO A TOMARME UN CAFELITO CON MI PRIMA.

    De todos modos el hijo se salva y se lleva la herencia... tuvo más vista que la hermana.

    ¿conocemos la versión de la parte aludida? ¿puede ser que fuese una bruja?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Comprendo que las viudas de coronel no te caigan bien, acostumbrado a tratar con las de Tenientes Generales, pero esa señora ha usado la navaja con destreza albaceteña.
      ¿Que si era muy bruja? A lo peor es que la bruja era su hija, aunque yo ya no me fío mucho de gente con más de 70 años. Suelen ser de venganza fría y rotunda.

      Lo que está claro es que la niña María Soledad García Hernandez va a tener que cambiar de domicilio a poco que sus vecinos sean algo cotillas.

      Eliminar
  8. Seguro que la única felicidad que tuvo en vida fué regodearse pensando en la putada que iba a gastar a su hija y a sus hermanos.

    Pues muy bien que hizo, que se joroben...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Juraría que sí, que disfrutó como una enana pensando en el efecto de su esquela.

      Tú, al contrario que el Isra, das por descontado que la hija y los hermanos de ella se lo merecen. Y probablemente sea así porque hoy a los vejetes se abandona por comodidad particular de cada quién.

      Eliminar
  9. Valiente la Coronela y con mala lecha.
    ¿Quien dijo que la venganza se sirve fría?, esta venía directamente de la necera a los morros de los supuestos culpables.
    Si es verdad me alegro y si no que se defiendan; ella ya no les contestará.
    La idea es cojonuda, me la apunto por si me hiciera falta, para acordarme de algún bandolero disfrazado de político.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAIME
      Sí, valiente la Coronela y con más mala leche que todas las cabras del Pirineo.

      Verás cómo pronto comienzan a proliferar esquelas de este estilo a poco que el gentío se entere de la idea de Doña Soledad Hernández Rodriguez. La hija va dada si es un poco conocida en su vecindario.

      No estaría mal, Don Jaime, que encargaramos unas esquelas por el estilo con referencia a como las que apuntas :bandolero-político de turno muy japuta.

      Eliminar
  10. Tremendas palabras postmortem, pero sospecho que a la familia de Doña Soledad le resbala y habran contratado alguna plañidera, por la cosa de las formas, y quizas nacieron por de-generacion espontanea Me acaba de recordar usted la deliciosa peli "La Familia", de Ettore Scola. Los de la viuda ni de lejos la verian.

    ResponderEliminar