Mirando al Otoño...en Venecia

07 abril 2011

El "insolvente" conseguidor de los cafelitos

Se abre la puerta y aparece Juan Guerra con la misma barba que le hizo célebre hace dos décadas, aunque ya algo recortada y canosa. Tampoco ha cambiado el latiguillo con el que, igual que Felipe González, despejaba las preguntas más incómodas en sus tiempos como icono de la corrupción socialista.

-Me enteré por la prensa.

Eso decía entonces y eso repite ahora en su chalet de a las afueras de Sevilla. El hermanísimo se refiere al epílogo del Caso Guerra conocido esta semana. La Justicia le ha declarado insolvente, así que se librará de pagar las deudas que contrajo con Hacienda durante sus corruptelas de los 80. Y hoy interrumpe su almuerzo tardío para comentar la novedad con calculada indiferencia.

-¿Le ha aliviado la noticia?

-¿Por qué? Me he enterado por la prensa de lo que ya sabía. Que soy insolvente.

-Pero estará más tranquilo al saber que no pueden embargarle...

-Me da igual. Pueden venir a lo que quieran. No tengo nada.

Vestido con pantalón azul y una camisa de cuadros. El sol se refleja sobre la piscina de su parcela de 961 m². A la puerta le aguarda un Mercedes E280 negro. Desde luego, no es lo que uno imagina como un hombre oficialmente insolvente. Pero, en realidad, nada es lo que parece en la vida de Juan Guerra.

Su biografía parece una versión de baratillo de una novela. Negocios millonarios, fracasos colosales, casualidades infinitas, además de intrigas, pasión y muertes, muchas muertes. Entre ellas, las de dos esposas y ocho de sus 12 hermanos. Y todo desemboca en su semirretiro en una exclusiva urbanización de Espartinas, uno de los pueblos más prósperos de Sevilla.

Ahora, cuando se cumplen 20 años de la dimisión de su hermano Alfonso (12-1-91), llega el colofón del Waterguerra. La declaración de insolvencia de Juan pone fin a seis procesos judiciales que se saldaron con dos condenas y cuatro absoluciones. Esta es, dice, la primera vez que habla desde entonces. También la primera que, a su pesar, se publica su aspecto actual.

Nada más abrir la puerta, Juan Guerra se oculta del objetivo del fotógrafo. Se nota su destreza para escabullirse de los medios, tras tantos años de persecución.

-No quiero saber nada de nadie. Y menos de los periodistas.

-¿Por qué?

-Porque nunca dicen la verdad. Incluso han publicado que iba a las puertas de los colegios a mirar a las niñas. Todo para cargarse a mi hermano. Y lo consiguieron.

-Podemos charlar tranquilamente con un café...

-Gracias, pero no.

-¿No quiere que se sepa nada de su actual vida?

-Sólo que estoy más viejo. Estoy a punto de cumplir 70 años.

En los 80, su despacho en la Delegación del Gobierno era la zona cero del peronismo guerrista. Los negocios más jugosos se regaban con los cafelitos que popularizó el hermano del vicepresidente. Por algo fue el ideólogo del capitalismo descamisao.

Hoy, sin embargo, no se le conoce más ocupación que pasear, llevar a su hija a clase y juntarse con algún amigo. Tampoco tiene ingresos declarados ni propiedades conocidas. De sus seis hijos, los tres mayores ya se han independizado. El resto sigue viviendo con él: Daniel, Ángel y la pequeña, menor de edad, que todavía va al instituto en una localidad vecina.

-¿Cómo mantiene todo esto?

-He aprendido a no decir nada de estas cosas, porque luego le buscáis las vueltas.

-Pero, con 69 años, supongo que cobrará pensión...

-De eso no quiero hablar. Sólo que no tengo nada de nada.

En el pueblo pocos conocen sus actuales actividades. La mayoría le recuerda de hace 20 años, cuando tenía la finca Las Brujas, a las afueras del pueblo.

De su vida actual, nadie sabe nada. Sólo que apenas se deja ver por Espartinas. No frecuenta los bares, ni siquiera la sede del PSOE. Desde que su hija dejó el colegio, apenas tiene motivos para pisar el pueblo, donde sí ha llegado la noticia de su ruina.
"Hacienda somos todos... salvo que te llames Juan Guerra", se burla un jubilado.

Esta insolvencia es el último coletazo de sus dos décadas de topetazos con la Justicia. En concreto, por el impago de 41 millones de pesetas (246.414 euros) a Hacienda en sus años como administrador de la empresa Corral de la Parra. En 1995, el juzgado de lo Penal nº4 de Sevilla le condenó a dos años de cárcel, más una multa de 50 millones (300.000 euros). El caso dio tumbos por los tribunales hasta abril de 2001, cuando el Constitucional lo condenó definitivamente.

A esas alturas, Juan Guerra ya había cambiado Sevilla por Conil de la Frontera (Cádiz). Allí llegó tras separarse de su primera mujer, Ángeles. En ese mismo lugar perdería a su segunda esposa, Mercedes, en un accidente de tráfico en la N-340 a la altura de la Urbanización de Roche en enero de 2001. Sólo quedan vivos cuatro de sus 12 hermanos y, esta Navidad, perdió a su abogado Javier Prados, uno de sus íntimos.

Al año siguiente del accidente de Mercedes, el penúltimo de los Guerra se mudó a su actual domicilio. Resulta irónico que el refugio de este pata negra del socialismo sea uno de los escasos bastiones peperos de Sevilla. De hecho, uno de sus vecinos es el teniente de alcalde del municipio, aunque apenas se conocen. Según las inmobiliarias de la zona, alcanzó un valor de mercado de medio millón de euros en el pico de la burbuja, aunque hoy sólo podría despacharse por unos 400.000. ¿Por qué Juan Guerra no la ha vendido para pagar sus deudas pendientes con Hacienda?

-Porque la casa no es mía.

-¿De quién es?

-De una sociedad.

-Y esa sociedad, ¿de quién es?

-Eso no lo digo.

Según el Registro de la Propiedad, la casa está a nombre de Tichique SL. Y, a su vez, en esta sociedad figura un administrador único que es... Juan Guerra. "Pero eso no significa que sea el dueño de la propiedad: puede ser administrador, pero no accionista", explica su abogado en el caso del Corral de la Parra.

-Ya dije que la casa no es mía.

-Pero es de una sociedad de la que usted es administrador único...

-Eso lo dices tú, no yo. La casa no es mía.

-¿De quién es entonces?

-Eso no lo quiero decir.

Tampoco le inquieta que su declaración de insolvencia sea reversible. La ley contempla que sus deudas puedan reactivarse si el condenado va "a mejor fortuna". Por eso, le quedan cuatro años a partir del 23 de septiembre de 2010 (fecha de la resolución judicial)  para quedar libre de toda deuda. Aun así, Juan no teme que este epílogo del Waterguerra se convierta en el prólogo de una nueva pugna en los tribunales.

Tellagorri
(Con información de Idoia Sota)

NOTA
Así terminan todos estos cuatreros sociatas tras haberse llevado crudo todo lo público. Con chalet en urbanización elitista y con muchos fondos escondidos para seguir viviendo como marquesitos de antaño.


22 comentarios:

  1. Alrededor de treinta años manteniendo en Andalucía a esta panda de corruptos con más cara que la luna llena.
    Tanto llenarse la boca de socialismo obrero y son la peor representación del capitalismo del nuevo rico. Les importan los obreros una higa, sólo sirven a su bolsillo a costa del de los demás. Qué asco de politiquillos y de los que los mantienen en el poder.

    Pero bueno, estamos asistiendo al desmoronamiento del Régimen Andaluz Sociata, creo y espero que el batacazo será tan gordo que se oiga en la Conchinchina.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. DOÑ ELENA
    Sí, así es. Os han robado a manos llenas los cuatreros sociatas durante treinta años y además no les ha sucedido nunca nada por ello. Debieran de estar ahorcados unas docenas de ellos para que hubiera Justicia.

    Esta vez sí creo, como dices, que el estruendo de su caída se va a oir en el Lejano Oriente.

    Aquí tuvimos a los peneuveros haciendo lo mismo durante otros treinta años y ahí están tan fresquitos viviendo en las villas que abandonaron por su culpa los ricos de Vizcaya en Neguri y Plencia.

    Este país tiene dificil remedio hasta que no se linche publicamente a más de veinte por provincia.

    ResponderEliminar
  3. Parece que han creado escuela. Bonito mapa de la corrupción, os recomiendo que lo mireis.

    http://www.lavanguardia.es/politica/20110325/54131780427/mapa-2-0-de-la-corrupcion-en-espana.html

    ResponderEliminar
  4. Me cabreo mucho leyendo estas historias..me dan ganas de decir muchos tacos e improperios..

    Porque si este tipo es un chorizo, un ladrón miserable, no lo son menos los jueces que permiten estos subterfugios "legales", con el que mantienen su dinero escondido.

    ¿Como nadie en Hacienda tira de la manta para ver de donde saca la pasta? ¿como puede ser insolvente un tipo que vive con ese nivel de vida?. Si ese tio es insolvente, el 95% de los españoles vivimos entonces por debajo del umbral de la pobreza.

    Yo siempre lo he mantenido, detrás de cada político chorizo y miserable, existen unos funcionarios que por acción o por omisión de deber, dejan pasar y colar.

    Y lo que está saliendo ahora en Andalucia con los EREs, ... tela, pero tela, tela, tela.

    ResponderEliminar
  5. Inocente de mí pensaba que este pájaro estaba en la cárcel. Agradezco el revelador post de hoy.

    ResponderEliminar
  6. Estos cuatreros modernos, han cambiado las cuevas de Sierra Morena, por chalets en urbanizaciones de lujo.
    Sin meter la mano en el fuego por ningún político, hay que reconocer que los socialistos se llevan la palma del bandolerismo. Ya se sabe, dime de qué presumes (ventajas sociales, lucha por los obreros y desfavorecido… etc), y te diré de qué careces.
    Todos estos son vendedores de sueños, vendedores de crece pelo y elixir de la juventud del lejano oeste. Se aprovechan de los miedos y temores de la gente,” regalándoles” la solución, para una vez elegidos y en el poder, trincar todo lo que pueden y más

    ResponderEliminar
  7. RUFFIAN
    Ese mapa y el que tenía mi abuela de las carreteras de Marruecos son muy parecidos.
    Está avalado, nada menos que, por LA VANGUARDIA, órgano de expresión de la Falange Catalana y de las Jons o ERC.

    Cada quién decide las credibilidades que guste pero ir contra toda evidencia ya es mucho ir.

    ResponderEliminar
  8. SEÑOR OGRO
    Claro, detrás de todas estas corrupciones impunes están unos sinverguenzas de ropones que debieran de terminar ellos entre barrotes.

    El tipo éste ( y muchos más) que vive en una villa de una urbanización de lujo, con un Mercedes 280 en la puerta, y sin dar clavo para ganarse los garbanzos, resulta para HACIENDA un INSOLVENTE al que no se le puede quitar nada a pesar de que debe unos cien millones a esa Hacienda.

    Y cómo tú o yo quedemos incluídos en una LISTA DE MOROSOS por no pagar 3 euros a un canalla como Canal Plus, quedamos de por vida excluídos de la vida comercial de uso de Visas, etc.

    Ansí está la situación.

    ResponderEliminar
  9. BWANA
    Este no ha visto una carcel ni de fuera. Vive como un príncipe saudí y con mucha pasta.

    ResponderEliminar
  10. ZED
    Dices que "los socialistos se llevan la palma del bandolerismo. Ya se sabe, dime de qué presumes (ventajas sociales, lucha por los obreros y desfavorecido… etc), y te diré de qué careces.
    Todos estos son vendedores de sueños, vendedores de crece pelo y elixir de la juventud del lejano oeste.", pero has de tener en cuenta que ellos son los INVENTORES DEL CAPITALISMO DESCAMISAO, ese mismo con el que los de Sierra Morena atracaban.

    ResponderEliminar
  11. Tellagorri: A ver si ahora va a ser que solo hay corrupción en el PSOE. Si no quieres ver la que existe en el PP, alla tú; pero haberla. hayla.

    ResponderEliminar
  12. El ejemplo más putrefacto y asqueroso de la corrupción sociata que vivió sus años dorados en aquellos oscuros años del felipismo. Hoy viven una segunda juventud corrupta que de aquí a unos años nos darán casos como los del hermanísimo, nada más hay que ver la mierda que rebosa por todos y cada uuno de los poros de la Junta andalusí...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. CAROLVS
    Como bien recuerdas, la época más corrupta de España en toda su Historia, incluyendo en ella a los validos Conde-Duque de Olivares y Lerma (que se las traían), ha sido el FELIPATO.

    Y lo de la Junta andalusí del Chaves y familia más amiguetes convierte a los regímenes de Egipto y Túnez en simples aprendices de corrupción.

    Lo triste es que NUNCA PASA NADA. Ahí está MIENMANO viviendo como un Duque ruso del XIX.

    ResponderEliminar
  14. Ese es al que su hermano Arfonzo le puso un despacho para que pareciera que hacía algo. Que yo sepa no ha trabajado en su puñetera vida y además le pasa como a Bono, que tiene el toque de Midas y pinta de chulo de pueblo nuevo rico.

    Aquí lo que haría falta es investigar el patrimonio de cada juez y de cada fiscal, nos llevaríamos gratas sorpresas. Espero que pronto se vayan al infierno de donde salieron y por mí, ojalá y se lo gasten todo en botica.

    ResponderEliminar
  15. DOÑA CANDELA
    Sí, tal como comentas, es el chulo-putas de patillas y "Mercedes" que se paseaba por Sevilla como si Andalucia fuera el cortijo de la familia.

    Lo más curioso de todo éstos y que no se ha publicado en casi ningún sitio, es que de jóvenes tanto "Arfonso" como éste iban a los campamentos del Frente de Juventudes a pasar los veranos. Y como sabes en esos sitios sólo aceptaban a rojos. Qué morro tienen todos estos andaluces y castellanos que siempre han vivido del Erario y del Régimen que tocara.

    Sería una excelente idea la investigación de los PATRIMONIOS DE ROPONES y actuar en consecuencia luego, porque da la impresión de que hay exuberancia de corruptos en este país.

    ResponderEliminar
  16. Muy socialistas los tíos, pero en cuanto trincas se hacen mas fachas que ninguno.

    Hay que ver que calaña de políticos tenemos.

    ResponderEliminar
  17. Los Guerra, los Chaves...Ay, la izquierda y su moral. Me quedo, por honestidad, con los Chichos y los Chunguitos.

    ResponderEliminar
  18. MERLINJOY
    Qué razón tienes. Estos del concepto socialismo lo que han cogido es la idea de que "todo los demás es también nuestro, y para cambiar el orden nada mejor que sustituir a los condes de antes por nosotros".

    ResponderEliminar
  19. REINHARD
    Ni siquiera saben lo que es "moral" o "ética". Su objetivo en la vida es trincar para vivir como los señoritos que había antes en el pueblo. Y eso hacen.
    Sustituir, a costa del erario público, a los antiguos caciques de cada lugar por ELLOS.

    ResponderEliminar
  20. Y lo que rondaré morena. Hace unos días, el descamisao arfonzo, se fue a una de las barriadas más deprimidas de Sevilla, Torreblanca. Allí no dijo otra cosa que había que seguir votando al psoe porquehay que votar contra los barrios del pp.
    ¿Qué te parece?.
    Siguen en las mismas, siguen así porque en una sociedad tan atrasada como la andaluza es lo más parecido que hay al sur de Italia, donde se da el fenómeno del "familismo amoral". y esto no puede cambiarse a menos que el relevo en las instituciones se haga de manera honesta y profunda, modernizando las partes más atrasadas para que este tipo de políticos no tengan asegurada su estancia, más allá de lo estipulado en unas elecciones.
    Lo único que me agrada saber es que a todo cerdo le llega su sanmartin.

    Magnífico relato.

    ResponderEliminar
  21. ELEONORA
    Gracias por la información de la mentalidad y situación local que haces de Andalucia.

    Es sabido que durante siglos los caciques-señoritos en forma de aristócratas han abusado de esa población y han logrado que permaneciera iletrada.
    Estos cuatreros se han dedicado a aprovecharse de ese justo resquemor social pero usándolo a su favor y convirtiéndose ellos en los SUSTITUTOS de los antaño aristócratas-caciques.

    ResponderEliminar
  22. Esta mañana en la portada del Mundo, he leído que los trincones Chaves Griñan y cía, tenían negocios con una empresa llamada Abengoa, cuyos dueños son los clásicos señoritos andaluces de toda la vida, la familia Benjumea, que mangonean en todo lo relacionado con la energía, el medio ambiente y que han hecho pingües beneficios de la mano de estos socialistas que no tienen pudor en poner el cazo y hacer el besamanos si es preciso; pero de que nos extrañamos si todos estos nuevos caciques de Andalucia son hijos de lo mas cutre del régimen de Franco yo diría: socialistas o social-fascistas?
    Un saludo

    ResponderEliminar