Mirando a tierra firme......

03 junio 2008

CONTRA EL HAMBRE y CONTRA MANIPULADORES



Combatir el hambre es más barato y rentable que la lucha contra el cambio climático

La lucha contra la malnutrición y la puesta en práctica del plan de desarrollo de Doha son las dos propuestas más eficientes desde el punto de vista económico, puesto que ofrecen los mayores beneficios con un coste menor, mientras que las medidas para luchar contra el cambio climático aparecen relegadas a las últimas posiciones de las acciones recomendadas por los 50 economistas que durante los dos últimos años han estudiado cuáles serían las mejores soluciones para hacer frente a los diez mayores desafíos del planeta.


Durante la pasada semana, una comisión compuesta por ocho reputados economistas a nivel internacional, entre los que se figuraban cinco premios Nobel, confeccionó en Copenhague una lista con 30 soluciones específicas para combatir algunos de los mayores desafíos del planeta.

En concreto, los economistas reunidos bajo el auspicio del Copenhagen Consensus 2008 debían plantear respuestas a desafíos como la polución ambiental, las enfermedades, la educación, los conflictos armados, el calentamiento global, la malnutrición y el hambre, los subsidios y barreras comerciales, el terrorismo, la igualdad de la mujer, y el agua.

De este modo, el comité de expertos fijó como primera prioridad la lucha contra la malnutrición, que afecta a 140 millones de niños, y señaló que “proporcionar micronutrientes al 80% de estos niños en forma de cápsulas de vitamina A y suplementos de zinc, sólo costaría 60 millones de dólares al año, mientras que reportaría beneficios anuales de más de 1.000 millones de dólares”, lo que representa que cada dólar invertido en este programa crearía beneficios valorados en más de 17 dólares.

La segunda solución para mejorar el estado del planeta, atendiendo a la relación coste-beneficio, sería la puesta en práctica del plan de desarrollo de Doha, lo que en opinión de los expertos incrementaría los ingresos mundiales en más de 3.000 millones de dólares al año, de los que 2.500 millones irían a parar a países en desarrollo.

Mientras tanto, el comité de expertos relegó las políticas de lucha contra el cambio climático a los últimos lugares del listado de 30 soluciones. En concreto, la primera recomendación sobre el tema aparece en el puesto 14 en referencia a la investigación y desarrollo de tecnologías energéticas de bajo nivel de carbono.

Los llamados "verdes" son el cáncer de la sociedad occidental, intentan llenarnos de misivas "eco-destructivas" para mitigar la mala conciencia de nuestra sociedad ultraconsumista.


Van a sus manifestaciones con los móviles 3G y por supuesto los iPod o mp4.
Son antinucleares y favorecen el biodíesel que arruina las zonas boscosas del mundo (hasta se ha hecho más rentable plantar cereales que opio, véase Afganistán) y por supuesto, y sobre todo, impiden al tercer mundo alimentarse, y lo peor está por ver.


Por no contar la contaminación del paisaje, fauna y naturaleza que producen los gigantes molinos eólicos y las absurdas "huertas" fotovoltáicas (vaya nombre -huerta- para esperpentos de aluminio y cristal de silicio que arruinan el paisaje de nuestros campos).
¿Quién subvenciona o favorece a estos lobby s verdes?: Simplemente grandes grupos industiales que se gastan nuestro dinero como contribuyentes a través de macro-subvenciones públicas para cumplir absurdos como el de Kioto y subvencionan, a su vez, a través de fundaciones a los "mamarrachos-verdes".
Blogalaxia Tags:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada