10 junio 2018

Ni AZNAR ni siguientes fueron liberales nunca


El PP de Aznar, como el de Rajoy, no fue un partido ni siquiera remotamente liberal. Acaso pudo impulsar algunas medidas compatibles con el liberalismo, como también lo hicieron Zapatero o Rajoy, pero, en conjunto, su programa de gobierno fue más bien el de una socialdemocracia con tintes conservadores y mercantilistas que el de un liberal clásico.
A. Mantuvo la regulación del mercado laboral, que a su vez conservaría Zapatero y que durante la última crisis provocó una masiva destrucción de empleo hasta ser enmendada por la reforma de Rajoy en 2012.
B. Las privatizaciones, que ya habían sido iniciadas bajo el mandato de Felipe González, estuvieron permanentemente contaminadas por repartos de poder y de favores con los amigos y grupos de presión.
C. La privatización de las eléctricas estuvo masivamente subvencionada por los usuarios a través de los costes de transición a la competencia, cifrados en casi 8.000 millones de euros.
D. Abrazó la infiltración política de las cajas de ahorros, así como su instrumentación clientelar. Tan es así que algunos de sus íntimos amigos, como Miguel Blesa, llegaron a presidir las cajas orgánicamente controladas por su partido.
E. Los medios de comunicación públicos no solo no fueron cerrados o privatizados, sino que se sometieron a una continua injerencia y manipulación partidistas.
F. Los medios de comunicación privados que le resultaban incómodos fueron sometidos a un recurrente acoso institucional. Ahí queda para la historia su exigencia de cese de Antonio Herrero apenas un día antes de su muerte.
G. Los altos órganos del poder judicial continuaron sometidos al 'diktat' de los partidos políticos mayoritarios.
H. Inauguró la barra libre de subvenciones a las energías renovables (con el Real Decreto 436/2004, aprobado el día después del trágico 11-M).

Asociar al PP de Aznar con el liberalismo resulta tramposo y engañoso (como lo es asociar a algún partido mayoritario actual con el liberalismo).
Quienes aspiramos a que el liberalismo llegue a ser algún día una alternativa política y económica para España no podemos más que tratar de distinguirlo de todo aquello que no es liberalismo… por mucho que guste de reivindicar su nombre.


14 comentarios:

  1. Tienes razón : Muy pocos políticos saben lo que es de verdad el concepto de LIBERALISMO, ajeno a los garbanzos y tropezones marxistas que salpican a todos ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON LUIS MARY
      Por la educación anti-liberalismo habida en el país durante décadas, este es un país que ignora lo que eso significa.

      Eliminar
  2. Liberalismo significa huir de todo "protectorado" estatal en las actividades mercantiles y personales de los ciudadanos. Los más próximos a su práctica más real son los del Partido Republicano de Usa. Abogan porque el Estado jamás debe de inmiscuirse ni en los planes de jubilación ni en las asistencias médicas de cada ciudadano.
    Y mucho menos en el hacer de las empresas.
    Lo que significa prohibición total de SUBVENCIONES de todo tipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MARTIN
      Muy conforme con tu comentario. Habría que añadir que los liberales rechazamos la injerencia de lo Público en los privado y que al Estado se le conceden unas competencias en función del mantenimiento de las estructuras : carreteras, vías ferreas, policia, ejército, etc.

      Eliminar
  3. Cuán lejos estamos de esa mentalidad que describe Martin. Aquí está subvencionado por los dineros públicos hasta la sombra que dan los árboles de los parques.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON RAFA
      Efectivamente tanto los políticos como una gran mayoría de ciudadanos están totalmente alejados de lo que significa practicar el LIBERALISMO.

      Eliminar
  4. El liberalismo al ciudadano medio le parece igual de realizable que el anarquismo o el cristianismo de los primeros tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO
      Tan acostumbrado está el ciudadano medio, como bien dices, a que el Estado resuelva todos sus asuntos desde Sanidad a paro, que no entiende otro modo de funcionamiento. Y llevado el sistema ese a lo último se aterriza en lo que era la URSS.

      Eliminar
  5. Y cuando se pueda controlar el consumo del aire, nos cobrarán a cada uno lo suyo, por respirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS.
      Así es. Si pudieran controlarnos el consumo de aire, seguro que nos lo administraban también los poderes públicos.

      Eliminar
  6. Exactamente, esto es así. Es tal el supremacismo izmierdil que han desplazado el eje derechas/izquierdas y la coordenada libertal/socialdemocrata hasta esos extremos. ¿Que mejor forma de perpetuar la socialdemocracia intervencionista que convencerte uno de los lados es lo contrario?.. de esa forma te aseguras que o se vota a la socialdemocracia clasica, la izquierda, o se vota la socialdemocracia que te dicen es libertal: cuentos chinos, intervencionistas son todos.

    Sin olvidar su papelon en la justicia y otras muchas. Ni Aznar , ni nadie, quitaron la bota del cuello de los jueces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Eso es lo que nos trajeron los intelectuales marxistas . EL INTERVENCIONISMO de lo público en lo privado.

      Y ya es de verguenza esa injerencia en lo JUDICIAL.

      Eliminar
  7. Si aquí precisamente lo que les encanta a todos los políticos es legislar y legislar, para tenernos a todos maniatados a su antojo y poder hacer del país su finca particular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Exactamente eso que dices es la ambición de todo político :considerarnos parte integrante de su finca particular.

      Eliminar

Si algún comentarista o lector del bloc lee algo de un tal METAL, hágase a la idea de que es un esquizofrénico analfabeto con vocabulario limitado a CUATRO PALABRAS INSULTANTES.
Por tanto, ni caso.