11 junio 2017

Edgardo Mortara

Cuadro representando el rapto del niño
En Oñate, Guipúzcoa, hay una pequeña calle cuyo nombre reza: Edgardo Mortara.
En 1858, en Bolonia, Edgardo Mortara contaba seis años de edad cuando, en la noche del 23 de junio, un pelotón de soldados de la Guardia Pontificia irrumpió en el domicilio de sus padres, un matrimonio judío.
Le buscaban a él, al pequeño Edgardo, para llevarlo a Roma, asumir su educación católica y afianzar así su tránsito a la fe verdadera.El desconcierto de los Mortara fue mayúsculo, pero las primeras pesquisas revelaron lo ocurrido: el Santo Oficio había tenido noticia del rumor según el cual Edgardo había sido bautizado sin conocimiento de sus progenitores por una sirvienta católica.   Ese bautismo in extremis, sucedido cinco años atrás con el agua de un jarrón, facultaba a la Santa Sede para "apartar" al pequeño de su entorno.
La familia Mortara no se dió por vencida y, durante más de una década, los padres lucharon denodadamente para que el Vaticano les devolviera a su hijo. El caso conmocionó al mundo, y el destino de ese niño llegó a convertirse en el símbolo de la cruzada emprendida para poner fin al poder temporal de la Iglesia católica.
Grandes personalidades dirigieron misivas al Santo Padre, y el asunto generó una controversia en la que tomaron parte tanto influyentes rabinos de América y Europa como los banqueros Rothschild, que financiaban al propio Vaticano mediante cuantiosos empréstitos. Con todo, el escándalo internacional no logró hacer mella en la férrea voluntad del entonces Papa Pío IX.
Fue quien instituyó el dogma de "la infalibilidad del Sumo Pontífice", para evitar cualquier censura a su Gobierno.
Los ingentes esfuerzos de los padres de Edgardo resultaron vanos; perdieron a su hijo, internado en la Casa de los Catecúmenos de Roma.
Pero Pío IX se había convertido en un escollo para la unidad italiana, y el conde Cavour, primer ministro del Piamonte y timonel del proceso unificador, excitó el escándalo para socavar su autoridad. Los biógrafos de Pío IX relacionan su gestión del caso Mortara en 1858 con la pérdida de la mayor parte de su reino terrenal al año siguiente.
Edgardo creció bajo nombre falso en un convento austríaco y más tarde se trasladó a un monasterio en Poitiers, Francia, donde cursó estudios de Teología. En 1873, tras una dispensa especial (a sus 21 años no rozaba la edad mínima), Edgardo Mortara fue ordenado.

Erudito capaz de predicar en seis idiomas, el padre Mortara dedicó su vida a difundir la fe que le habían inculcado, viajando por toda Europa. Mortara llegó al País Vasco atraído por el euskera; de ahí que residiera en Oñate, hacia 1884.
El propio Unamuno le menciona en su libro "Contra esto y aquello" : "Un genuino israelita, vivo y sagaz, ingenioso y emprendedor". Le recuerda recaudando dinero en el balneario de Cestona para un nuevo seminario de la Orden, y pondera su facilidad para los idiomas: "Era un verdadero políglota (...) Le oí un sermón predicado en vascuence, en Guernica".

EDGARDO, cura, con su MADRE
NOTA.
Ahora, en 2017, el caso Mortara ha cobrado un inusitado vigor. Steven Spielberg fragua su adaptación cinematográfica del muy documentado y excelente libro del historiador David I. Kertzer (publicado por Berenice con el título El secuestro de Edgardo Mortara).




16 comentarios:

  1. Vino bien que los italianos eliminaran el Poder territorial del Vaticano. Miguel Servet las pasó canutas por poner en duda la trinidad (a la vez que fue el que hizo una descripción pormenorizada de la circulación de la sangre y de cómo se mezcla con el aire en los pulmones).
    Giordano Bruno más de lo mismo por creer (entre otras cosas) que la Tierra giraba alrededor del Sol y no a la inversa, como aseguraban determinados credos religiosos. Bruno estuvo 8 años preso mientras se desarrollaba el juicio en el que se le acusaba de traición y herejía. Muchas veces se le ofreció retractarse de sus opiniones pero él siempre se negó. Sabiendo que iba a ser quemado vivo, siguió con su firme apego a lo que él consideraba cierto.

    Wiliiam Tyndale también lo pasó un poco mal por traducir la Biblia al inglés. Y también fueron perseguidos o prohibidos por la Iglesia científicos e investigadores como Copérnico, Kepler y Descartes.

    La víctima más famosa de la Inquisición probablemente sea Galileo, aunque, al final, tuvo un final bastante “afortunado”: sólo le “enseñaron” los instrumentos de tortura (el potro, para más señas) y le concedieron la oportunidad de retractarse por “haber creído y defendido que el Sol es el centro del mundo y está inmóvil, y que la Tierra no es el centro y se mueve”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CABALLERO.
      Sí, son ejemplos de lo que ha significado que las autoridades religiosas tuvieran también poder territorial.
      Hoy sucede lo mismo con los Estados Islamistas.

      Eliminar
  2. Muchos protestantes eran víctimas de tales torturas, pero cuando gozaron de la posición dominante las infligieron con el mismo entusiasmo a otros, incluidas cien mil mujeres que, entre los siglos XV y XVIII, murieron quemadas en la hoguera acusadas de brujería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA LUISA.
      Efectivamente los calvinistas y puritanos tanto en Europa como en Usa hicieron tantas barbaridades como los del Vaticano.

      Eliminar
  3. Afortunadamente, esos tiempos oscuros ya han pasado.
    La mayoría de los cristianos en las sociedades modernas son personas tolerantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MELITON.
      Cierto. Hoy unicamente algunas "sectas" católicas tipo Opus son las intolerantes.
      Lo curioso es que las religiones TAOISTA y CONFUCIONISTA nunca han perseguido a nadie ajeno a sus religiones.

      Eliminar
  4. Es una atrocidad separar de sus padres a un niño de seis años y tenerlo en un seminario hasta la mayoría de edad.

    Cuando a los "administradores" de una religión se les deja tener poder militar, se convierten en lo que son Irán o el ISIS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MOLLARRI.
      Y más desde la actual perspectiva en que nos parece un auténtico sacrilegio el uso de niños para temas religiosos. Sólo lo hacen los descerebrados del Islam muy extremistas.

      Eliminar
  5. En 1992, después de 12 años de deliberaciones, la Iglesia Católica a regañadientes admitió que Galileo Galilei había tenido razón al apoyar las teorías de Copérnico. Sus escrituras todavía están en la lista de textos prohibidos por el Vaticano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ANTONIO.
      Ya les ha costado a los sotanados del Vaticano reconocer sus errores históricos. Y sus barbaridades.

      Eliminar
  6. Si supieran en aquellos años la cantidad de bautizados que hay hoy alejados de la práctica católica, ni con la VI flota americana logran hacer volver tanto descarriado al redil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO
      Es que hasta hace muy poquito la costumbre era que a un recién nacido le pusieran la MARCA DEL CLUB con el bautismo y consideraban los sotanados que ya era de su propiedad el pobre sujeto.
      Hoy apenas se bautiza a nadie y los que lo fueron, como bien dices, son muchos los que no quieren saber nada de esa religión ni de ninguna otra.

      Eliminar
  7. Toda persona con poder, toda, abusa del mismo. Esto se aplica ahora a presidentes, ministros, politicos....y antes a reyes, Papas, y como no, otros. Que duda cabe este secuestro es una de esas indignidades que la iglesia cometio en sus muchos siglos de historia.

    Y hoy en día, seguimos parecido, nadie lo dude, de manos de consejeros autonomicos, politicos y otros muchos. ¿O es que unos padres pueden elegir en ciertos sitios que estudien en el idioma oficial del pais?. ¿O es que no se estan fraguando leyes en contra de aquellos que osen criticar al islam o a la ideologia de genero?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Cierto y real todo lo que comentas. Esos abusos son inherentes, casi siempre, a los que detentan PODER, tanto ahora como hace mil años. Y los ejemplos de ahora son tantos que no merece pararse a contarlos. Empezando por los desfiles de maricones y siguiendo con las decisiones de los que gobiernan el Mundo.

      Eliminar
  8. La Iglesia metiendo el dedo donde no debe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Es lo que ha venido haciendo hasta casi el siglo XXI

      Eliminar