Paisaje relajante

11 noviembre 2016

Librerias


El Ateneo Grand Splendid (Buenos Aires). El Ateneo, uno de los cine-teatros más elegantes del hemisferio occidental, fue meticulosamente restaurado y ha conservado su impresionante arquitectura (pese a lo discreto de la fachada) donde se apilan más de 200.000 volúmenes.


Think Space B2S (Bangkok). Aunque Tailandia es más conocida por sus mercados flotantes y vibrantes puestos callejeros, cuenta con centros comerciales que nada tienen que envidiar a los de Occidente. En el de Lardprao, al norte de la capital, ha abierto hace unos meses una megalibrería de 3.000 m2 con una impresionante oferta de libros.


Harvard Book Store (Boston). En pie desde 1932 y ubicada en Cambridge, esta es otra parada obligada para todo devorador de libros que se precie. La tribu académica de la Universidad de Harvard compra y vende a diario sus libros en esta librería independiente que fundó Mark S. Kramer con 300 dólares que le prestó su padre.


Dom Knigi (San Petersburgo). La librería más grande y famosa de esta ciudad se encuentra en uno de sus edificios más bonitos y emblemáticos, el Singer Company Building. Sus amplios ventanales y el estilo modernista en su construcción hacen de la fachada de esta librería una de las más artísticas y originales del mundo.


Lello & Irmão (Oporto). Una de las librerías más antiguas del mundo e institución cultural de primer orden, en Lello debes perderte entre sus estantes que, junto a la fachada neogótica y las fastuosas escaleras, datan de 1881.


Librería Pasajes (Madrid). Si buscas una librería internacional en Madrid, aquí encontrarás una amplia variedad de libros en versión original que no se pueden encontrar en otras tiendas. Con obras literarias en todos los idiomas del mundo, esta librería situada en la calle Génova destaca por el impecable servicio al cliente en la búsqueda de las obras literarias.


Rizzoli Galleria (Milán). Abre todos los días de la semana porque la sed de lectura no conoce de calendarios. Renovada en 2015 con motivo de la Expo de Milán, Rizzoli ofrece más de cuarenta mil volúmenes. El perfecto salón de lectura de la capital italiana del diseño.


Tropismes (Bruselas). La librería más céntrica y famosa de la capital belga es conocida por el diseño de sus marcos y columnas decorados al detalle y un gran espejo situado en una de las paredes que crea un efecto de profundidad entre sus estanterías.


Boekhandel Selexyz Dominicanen (Maastricht). La cadena Selexyz eligió esta iglesia gótica del siglo XIII abandonada para establecer uno de sus locales y el estudio Merkx + Girod lo convirtió en un espacio singular: los libros se distribuyen en estanterías de acero negro que se elevan hasta las bóvedas de piedra (tranquilos, ascensores y escaleras llevan a los estantes más altos).

2 comentarios: