Paisaje relajante

25 noviembre 2016

Herencia inesperada


Un francés heredó una casa en Évreux, a unos 100 kilómetros en el este de París, y encontró en ella un total de 100 kilos de oro escondidos bajo los muebles, en el cuarto de baño o en una caja de whisky.

Los 100 kilos, cuyo valor se ha estimado en unos 3,5 millones de euros, estaban repartidos en dos barras de oro de 12 kilos cada una, 37 lingotes de un kilo y 5.000 pequeñas piezas, precisa el semanario "La Dépêche".
El antiguo dueño los había comprado legalmente durante los años 50 y 60 del siglo XX y tenía certificados de autenticidad, agregó el mismo medio. Además del nuevo propietario, el Estado francés también se podría beneficiar de este inesperado hallazgo, pues, según establece la ley de sucesiones, le corresponde hasta el 45% del valor económico del oro.


10 comentarios:

  1. Eso sí es suerte y no lo de las Bonolotos y Onces. Habrá que mirar bien cuando se compre un piso de segunda mano antes de hacerlo. Para que Hacienda no se lleve el 45% .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ANDONEGUI.
      Efectivamente el piso le ha brindado, además de la gratuidad de compra, un buen montón euros.

      Eliminar
  2. Vaya chollo de piso.
    Ese, el anterior dueño, parece como que no se fiaba un pelo de los BANCOS ni de la BOLSA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CABALLERO.
      La realidad escondida es que hay montones de personas que guardan sus tesoros en su casa. Por otra parte hay que tener en cuenta que los franceses SON MUY CODICIOSOS y no les guata dejar a nadie la administración de sus patrimonios.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS.
      El piso le salido gratis y se va aembolsar un montón de euros a pesar de que el FISCO le va a quitar casi la mitad.

      Eliminar
  4. Eso es suerte, mudarse y hallar un tesoro. Servidor se ha mudado innumerables veces con resultado contrario: siempre se me pierden cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      Siendo su merced el campeón mundial de las mudanzas de domicilios personales, ya es raro que nunca le haya sucedido lo que la francés. Debe de ser porque las mudanzas esas habría que hacerlas en La France en donde sus habitantes son muy aficionados a esconder en casa sus bienes.

      Eliminar