Juana Felisa Isabel culturizándose

01 septiembre 2016

No hay reciprocidad


El niqab es entre otras cosas un órgano de propaganda ambulante. Francia, Holanda, Alemania y otros países europeos están regulando su uso, prohibiéndolo por lo menos en colegios y centros oficiales, y ahora se polemiza y hasta se traban escaramuzas playeras sobre la legitimidad del púdico pero triste burkini.

Es lógico que discutan quienes defienden el derecho del ciudadano a vestir de acuerdo con su fe y quienes encuentran ofensiva y degradante para la mujer esa manía de vestirse de bolsas de basura; a éstos, cada niqab les parece un monumento al machismo, impresión que se refuerza cuando la mujer va acompañada de un varón  y de sus hijas pequeñas, que aún visten con faldita rosa y camiseta estampada con la efigie de la gatita Kitty pero saben ya, echando una mirada a su mamá, lo que les espera en el momento en que les baje la primera regla y pasen de niña a mujer: disfrazarse de bolsa de basura.

¿Libertad religiosa? como aducen algunos. No señor. En Turquia o en Arabia las mujeres occidentales están obligadas a ponerse una especie de colchas de cama en la cabeza y un pareo hasta el suelo para poder entrar en muchísimos edificios.
Eso de la libertad religiosa no es aplicable.

25 comentarios:

  1. No la hay, no. En los países islámicos nos obligan a las mujeres a taparnos la cabeza y de cintura a los pies. En Estambul no había forma de ver un palacio o una mezquita sin que tomaras una bolsa con esos trapos y te cubrieras de arriba a abajo. Como las momjas antiguas..
    Y ¿porqué aquí tenemos que tolerar que ellas, las islámicas, no se adapten a nnuestras costumbres y cultura?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA SOFIA
      Conozco el tema de Turquía y es tal cual lo dices.
      Por tanto es exigible que fuera de sus mezquitas adopten las costumbres nuestras cuando están en Occcidente.

      Eliminar
  2. Por mí por las calles y playas pueden vestirse, las moras, como les dé la gana pero en los centros públicos y escuelas debiera de estar prohibido que no vayan al modo occidental ya que es exigible que repeten nuestra cultura y civilización.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA IRASEMA.
      Completamente de acuerdo con tu opinión. No es lo mismo tolerancia no correspondida por ellos que jilipollez progre.

      Eliminar
  3. Cuando aquí los curas iban sotanados y con el sombrero aquel llamado "teja", si salian a Usa o Gran Bretaña se vestían de "clerigman" al uso de los curas de aquellos países, en donde la libertad religiosa era real pero no podía manifestarse de forma pública en favor de alguna concreta religión o creencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON VILLAR.
      Efectivamente ya conocí aquella época y era así tal como lo cuentas.
      Y esa mentalidad estadounidense o británica era muy aséptica pues respetaba tanto las creencias de cada quién como no ofendía a las de los demás.

      Eliminar
  4. Como dice Villar la "libertad religiosa" existente en las Constituciones de Occidente supone la libertad de cultos en templos de variadas religiones y el derecho a no ser perseguidos por sus creencias. Lo que no incluye que cada creyente haga manifestación pública de su religión en las calles y centros públicos, dado que tal actitud supone atentar contra las creencias de los demás ciudadanos. El sentimiento religioso es algo que pertenece a la PRIVACIDAD de cada uno. Lo mismito que los divorciados o los casados no se ponen trajes que les distingan por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON PEDRO.
      Estoy de acuerdo. Las creencias religiosas pertenecen al ámbito de la privacidad y su manifestación pública viene a suponer libre PROSELITISMO en favor de una u otra, lo que contradice el principio más básico de la libertad religiosa.

      Eliminar
  5. Ni siquiera la reciprocidad, o falta de la misma, puede explicar esto. Y es que burkas, niqabs, burkinis, etc, lo que representan es la FALTA DE ELECCION, NUNCA la eleccion libre de usarlo. Sólo por esto, occidente deberia prohibir esos trapos.

    Por otra parte, limitar el debate a la "libertad individual", entiendo es una burla al sentido comun, y es que esas prendas, ademas de sumision, representa un proyecto totalitario de cambio social, refractario a occidente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      En sí esos trapos suponen un proyecto totalitario de cambio social en Occidente. Pero a tenor de los lemas progres de "libertad religiosa", tampoco son admisibles porque las creencias religiosas en ningún país democrático deben de ser algo externo a la privacidad y propio de libertad de cultos pero en la intimidad de sus templos religiosos.
      En España tenemos las procesiones, especialmente las andaluces, pero esas entran ya dentro del acerbo cultural del folclore local. Son tradición popular al igual que las corridas de toros o el beber de la bota. Nada que ver con creencias religiosas.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS.
      Eso es lo que pretenden y tienen planeado hacer. Pero creo que Europa, al igual que Atenas con Temístocles hizo frente a los persas, también los europeos tendremos que mojarnos en algún momento. Los gabachos y los teutones andan muy cabreados con los muslimes ultimanente.

      Eliminar
  7. Después de conseguir que la Iglesia Católica se modernizase tras el Concilio Vaticano II, relegando muchas de las prácticas discriminatorias con las mujeres (uso del velo en los templos, manga larga en los vestidos...), ahora volvemos atrás con estas costumbres foráneas y encima hemos de aguantar a alguno de los sectores más combativos contra las "manías" del cristianismo, que ven con complacencia estas costumbres totalmente obsoletas y discriminatorias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Sí, lo detallas muy bien. Aquellas costumbres de velos en los mujeres que iban a la iglesia, o las monjas por las calles con las cabezas tapadas con unas alas como paraguas y traje similar al de las moras de ahora, o los curas con sotanas de larga bragueta y tejo en la cabeza. Se consiguió, como dices, eliminar aquellas imposiciones clericales y ahora nos las traen las moras.

      Como vengo repitiendo, las creencias pertenecen al ámbito de la privacidad y no deben de exteriorizarse en afán de PROSELITISMO. Que cada quién vista como quiera pero sin hacer publicidad de ninguna religión.

      Eliminar
  8. Por mi parte, prefiero que vayan lo más ocultas posible con sus trapajos; cuando no hay ninguna maravilla que enseñar y, al contrario, les sobran grasas y son feas, es preferible que se tapen.

    Y esos ojazos verdes que asoman, no son más que un truco para ilusos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      Esos ojos verdes son de una vasca en Arabia a la que obligan a taparse, como a todas las occidentales.

      Las otras, los moras, mejor bien tapadas porque acostumbran a ser culonas y bajitas. Por eso a los harenes de los jeques saudiés llevan neskas de Régil o de Aizarnazabal.

      Eliminar
  9. El asunto esta en lo que dice Trecce, lo que se debe conseguir es "modernizar" el Islam.... Como se hizo con la iglesia católica, se debe tachar a las actitudes discriminatorias de retrógradas y por tanto como no aceptables en la sociedad occidental. No vale entrar en que hay libertad de culto y que se debe respetar la religión, porque si vamos a ello tendríamos que acabar permitiendo incluso asesinatos por parte de cultos satánicos, ya que no puede haber religiones de primera y de segunda.

    El tema del burka y niquab tienen un significado de sumisión de la mujer al hombre, algo no aceptable. Debemos poner por delante de ello la igualdad, hasta que sea algo residual dentro del islam. El tema es explicarles que libertad religiosa SI, pero siempre dentro de los cauces de la legalidad occidental. Deben entender que la religión es una cosa y el estado otra, por lo que la sharia no es aceptable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Eres un utópico en estos temas. No hay fuerza gravitatoria capaz de sacarles de la Edad Media a los muslimes, ni aunque renaciera la Inquisición de Torquemada con sus convincentes argumentos.

      El Islam, al igual que el nacionalismo "basko" o catalufo, es un estado EMOCIONAL enemigo total del raciocinio.
      La culpa de que ahora prolifere en forma violenta es de los jeques de Arabia Saudí y de los Emiratos Arabes, los cuales se hundirian en la miseria si los creyentes se les volvieran racionales y modernizados al nivel de las religiones cristianas.
      Por esa misma razón en el siglo XVIII y XIX no permitieron los jesuitas y los curas en general que la gente de España conociera y asumiera las ideas de la ILUSTRACIÓN, la que predicaba la igualdad de los ciudadanos y la existencia básica de los Derechos Humanos y de las libertades.

      Eliminar
    2. Precisamente por eso soy optimista, porque pese a los jesuitas y la iglesia en general las ideas de la ilustración acabaron calando y modificando la forma de actuar de la iglesia, o como mínimo la forma de actuar del estado y el poder político frente a la iglesia.... es decir mandando a la iglesia a tomar por el saco con según que exigencias, a principios del siglo XX el traje de baño se parecía más al burkini que al bikini, pero eso ha pasado.

      A los moros hay que decirles lo mismo, en tu casa lo que quieras, pero en el cole o en la playa nada de burkas o de comida halal. Si quieres burkini te haces una piscina en casa (o en la mezquita) o vas a una playa donde no estorbes (como hacen los nudistas), y si quieres comer halal en el colegio te traes una fiambrera de casa (y en esto no valen equiparaciones con los alérgicos a algún alimento que tienen derecho a un menú especial). Lo mismo que se les debe decir a los veganos y cualquier otra corriente minoritaria.

      Eliminar
    3. DON CSC.
      Estoy plenamente identificado con tus ideas y he vivido la evolución eclesial desde aquellos trajes de baño como el burkini que además eran pecado para para que los usaban, según nos predicaban, hasta la actual situación en que la sociedad ya ni les hace caso en casi nada sobre costumbres y usos.

      Pero veo muy dificil que tal evolución suceda en ese mundo cerrado y cerril de los islamistas.

      De cualquier forma también en nuestras sociedades occidentales padecemos la dictadura de unas estúpidas feministas, de esos retribuídos ecologistas que provocan arcadas con sus ideas sobre el clima, los alimentos cárnicos y ahora, para más incordiar los "animalistas" o defensores de que a los toros se les cuide en cunas de bebés o que a las perdices unicamente las cacen los halcones.

      Eliminar
  10. En Occidente se ha alcanzado la separación Iglesia-Estado. En mayor o menor medida, los púlpitos no doblegan a los parlamentos. La Iglesia puede decir misa (nunca mejor dicho), pero es el voto libre de los ciudadanos el causante de que la política derive hacia unos postulados determinados, sean estos religiosos, de género, socialistos, económicos, infantiloides o suicidas. En el Islam, esta distinción es papel mojado. El teólogo supremo dicta la ley. La asimilación de un modo de vida tan dispar al nuestro, y hacerlo amparándose en los derechos y libertades que Occidente ha alcanzado, es muy peligroso... un caballo de Troya que, tarde o temprano, torpedeará nuestros valores.
    La sociedad libre debe ser defendida, y mirar para otro lado no es la mejor opción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Cierto al 100%. Ya tuvimos en la civilización occidental varios momentos claves en que casi desaparemos como tal civilización. La primera cuando los atenienses Milciades y Temístocles pararon en el 470 a.C al inmenso ejército del persa Dario e impidieron que Europa fuera en el futuro una cultura persa. Luego cuando el general romano AECIO derrotó, por milagro, al siberiano Atila y sus hordas selváticas. La tercera cuando Felipe II paró a los turcos en Lepanto y en Viena. Y la última cuando los aliados derrotaron a Adolf.

      Ahora estamos con un desafío de similares características y el Mundo occidental tendrá que hacerle frente so pena de ser islamizados.

      Eliminar
  11. Lo que dice HEPEP es el primer mandamiento imperativo de las reglas de juego de los Estados Occidentales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MONSIEUR GREGOIRE.
      Así es. Tenemos como primera obligación imperativa parar a los islamistas en Europa y en el Mundo.

      Eliminar