Paisaje relajante

22 agosto 2016

Debre Damo

 2216 metros sobre el nivel del mar
En la cima de una montaña del norte de Etiopía hay un monasterio que tiene una curiosa política de admisión: solo puede acceder hombres al recinto (y animales de sexo masculino) y deben hacerlo trepando por una cuerda hasta 30 metros.
Esta cuerda de cuero trenzado se ofrece o se retira en función de si la persona que quiere entrar es o no bienvenida. Las mujeres deben permanecer a los pies del acantilado y rezar desde ahí. Los visitantes se atan la cuerda alrededor de la cintura y mientras escalan uno de los 600 monjes tira un poco de la cuerda.

La montaña es plana en su parte superior, lo que permitió la construcción del edificio en el siglo VI; se trata de uno de los monasterios más inaccesibles del mundo, pues hay que estar en una excelente forma física para llegar a su interior. Cuando se logra trepar por la cuerda, la prueba física no termina, pues es necesario subir una escalinata tallada en la montaña.



Incorporo al monasterio de Taktshang, enclavado sobre un risco adosado a un acantilado de 700 metros por encima del valle del entorno, en BUTAN. Y éste es budista.

10 comentarios:

  1. Dos excelentes sitios para meter dentro a los chorizos nacionales de la Política, y quitar las cuerdas después.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ARMANDO.
      Les daría tiempo sobrado para meditar sobre la inutilidad de almacenar billetes de 500 euros y de disponer de Jaguares en los garajes de sus casas.

      Eliminar
  2. Es bonito el monasterio ese de Bután... el otro no iría a visitarlo, porque manda narices que después de la escalada te encuentres con ese ladrillo... lo único igual las vistas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAVICHU.
      Sí, si es bonito el monasterio de Bután. El otro, lleno de misóginos monjes ortodoxos, debe de resultar asfixiante.

      Eliminar
  3. Toneladas de libros, silencio y un excelente lugar para retirarse, don Javier.
    Y si llega la conexión vía satélite, el paraíso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      Sí, con mucha biblioteca buena y sin monjes medievalizados que ignoran hasta la existencia del teléfono, un paraiso para tí y para mí. Pero con los habituales habitantes del lugar lo de la conexión a internet viene a ser como pretender instalar al DIABLO, Belcebú, en esos lugares.

      Eliminar
  4. Esos pobres frailes no queriendo ver a ninguna mujer, lo único que consiguen es pensar en ellas.

    Cuánto atraso arrastran algunas gentes. Y quien diga que sin mujeres el mundo es más grato, es un gran enfermo mental.
    Y que conste que aborrezco de las feministas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA PAOLA.
      Será porque les han dicho que en el Mundo mandan las mujeres y ellos no quieren eso.
      Ellos se lo pierden.

      Eliminar
  5. Si tuvieron que subir el material con esas cuerdas, ha debido ser un trabajo muy difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      Dado que parece que el monasterio es de los años 500 es de suponer que subirian los materiales a hombros de esclavos y vaya a saber cuántos se mataron en la labor. A mayor gloria Dei. Los romanos ya construyeron cosas más dificiles como el acueducto de Segovia encajando enormes pedruscos unos junto a otros sin una gota de argamasa. Por otra parte sabian construir ANDAMIOS de madera para cualquier obra gigantesca como un puente sobre el Rhin.

      Eliminar