Juana Marisa Isabel culturizándose

25 agosto 2015

El Idioma del dinero

John Lanchester recuerda con nostalgia los días en que su actividad se centraba sobre todo en escribir novelas “Luego llegó la crisis de 2007 y la economía irrumpió en mi vida y en la de todos”, cuenta este ciudadano del mundo, nacido en Hamburgo en 1962 y crecido entre Calcuta, Brunéi, Rangún y Hong Kong antes de acabar estableciéndose definitivamente en Londres.

Conceptos como contracción del crédito, austeridad, externalización o prima de riesgo empezaron a formar parte de una gran conversación mundial un tanto histérica sobre cómo el dinero se había vuelto loco y de repente estábamos todos jodidos”, recuerda.
Se impuse la tarea de ser capaz de hablar el idioma del dinero para poder ayudar a los demás a entenderlo.  “La economía es una herramienta y es posible hacer de ella todo tipo de usos. Los que llevan contribuyendo a convertir nuestro mundo en un lugar peor desde 2007 son sólo una de las tribus del dinero, ni siquiera la mayoritaria. Y esos, precisamente, son los menos interesados en que nos unamos a la conversación: cuanta más gente hable su idioma, más fácil será desenmascararles y evitar que nos sigan engañando”.

Según su experiencia, el idioma del dinero permite mentir, como cualquier otro idioma, pero sobre todo es rico en eufemismos y medias verdades: “Sabemos que reestructuración quiere decir despidos, que moderación significa peores salarios, que austeridad es sinónimo de servicios públicos precarios, exclusión social y puede que incluso hambre”.

En su caso, aprender economía le ha servido para “votar más o menos lo mismo, aunque por distintas razones”. Y además, para practicar con su esposa modestas técnicas de manipulación psicológica que dice llevar en su interior: “Por ejemplo, conseguí que comprase la barbacoa que yo quería mostrándole una un poco más cara y otra un poco más barata. En microeconomía, eso se llama triangulación de precios, y les aseguro que funciona.


NOTA. Lo que es evidente y palpable, y que los carentes de criterio deben de memorizarla es la frase de Winston Churchill sobre las diferencias entre "capitalismo" y "Comunismo" : "El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al comunismo es el equitativo reparto de miseria "

12 comentarios:

  1. El lenguaje, en este, como en otros casos, es un medio de control, de ejercer superioridad por quien lo maneja, sobre quienes no lo dominan, en ocasiones incluso de forma inconsciente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Es una copia de lo que practicaban en otros tiempos los frailes y predicadores para encubrir lo que decían y nadie supiera de qué iba el asunto para que no se pararan a pensarlo.

      Eliminar
  2. Pues si con tres precios se consigue una triangulación, ¿cómo se llamará el fuego cruzado al que es sometido al que osa entrar en una gran superficie comercial?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO.
      Buena pregunta. Basta con que se lo preguntes a una docena de economistas, de los miles existentes, y tendrás 12 respuestas diferentes.

      Eliminar
  3. Los economistas son muy cabrones. Ciertamente se han inventado un metalenguaje que a duras penas lo entienden 4. Y aunque lo entiendas, las llamadas "ciencias" economicas no aciertan una, o dan x diagnosticos distintos ante un mismo problema. Y claro, cuando pasa algo, todos encima sacan pecho cuando han metido la zarza y se ha demostrado no saben controlar ciclos ni nada de nada.

    Desde luego, con mas cultura financiera al menos no nos timarian tan facil estos politicos de mierda. Por ejemplo, para que la gente entendiera lo que supone imprimir mas dinero, o lo que significa una devaluacion para cualquier ahorro que podamos tener. Y tantas cosas mas claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Coincido con el contenido de tu comentario. Ya parece que, con los escarmientos, que empezamos a entenderles lo que quieren ocultarnos toda esa hueste de ECONOMISTAS.

      Sabes que hay dos profesiones que jamás aciertan a predecir nada del futuro : metereólogos y economistas, y la masa popular tiene mucha fé en general de lo que cada día dicen los unos y los otros.
      Recuerdo que en tiempos de los gobiernos OPUSDEISTAS de Franquito sacaron dos palabrejas que usaban continuamente los ministros aquellos : "estructural" y "coyuntaral".
      Luego seguimos sin saber mucho a qué se referían.

      Eliminar
  4. Lo que dice ese sujeto respecto a la economía es extensible a la política. Cojamos un evento político cualquiera: El debate de los presupuestos. Vemos mucha palabrería grandilocuente. El PP por ser el partido que está en el gobierno lo defiende; el PSOE, IU,.... por ser la oposición lo rechaza. Estos dos posicionamientos no están vinculados a un análisis racional del presupuesto, sino al "¿Es propuesto por los míos o por los adversarios?".

    El ejemplo de "triangulación de precios" yo lo veo más vinculado al marketing que a economía.

    Buena frase la de Churchill.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON REPÚBLICA.
      Todo es uno a los efectos. Usan la "Economía" como herramienta para quitar el Poder a los que lo tienen y para mantenerse en él los que lo disfruta.
      Entre tanto la masa popular no tiene ni idea de qué hablan ya que usan el idioma secreto del dinero.

      Era un Gran Adivinador el amigo Winston.

      Eliminar
  5. Frases grandilocuentes que a la postre es para que nos mentalicemos que lo que hace ocho o nueve años "mil eurista" sinónimo de pringao y se decía en modo peyorativo.Y en la actualidad "mil eurista" sinónimo de Capitan General. Mientras los bancos, principales y no tan principales empresas españolas ganado los "chines" a tutiplén. Y los conniventes gobiernos encantados de servir al ciudadanojajajaja...En la siguientes elecciones voy a todo correr a votar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS.
      Los economistas más que frases y palabras "grandilocuentes" lo que buscan y usan son palabros NUEVOS cuyo significado únicamente lo conocen ellos. Porque decir "reestructurar" significa "
      •reorganizar, remodelar, reformar, modificar
      , pero ELLOS la utilizan para decir DESPEDIR GENTE DE LAS EMPRESAS.
      Y así sucesivamente hasta que el gentío los cala y ya no les hacen el mínimo caso. Como sucedía cuando los freires predicaban y soltaban frases en latín para dar más consistencia a su discurso, ante un pueblo analfabeto, soltaban frases como "In singula diei tempora" (Para cada momento del día) a efectos de subrayar que todos iban a ir al infierno si no daban el óbolo al párroco.

      De lo que se deduce que los más meritorios políticos son igual de quinquis que aquellos frailungos tan aficionados a aterrorizar y hacer fogatas.

      En vista de lo cual...................................seguiremos sin votar a ninguno. Para no perder el tiempo.

      Eliminar
  6. La economía son números, y los números, según me enseñaron en el bachillerato unificado y polivalente, son ciencia exacta. A partir de ahí, si la ecuación no cuadra es por culpa de quienes han de resolver el problema, más interesados en arrimar el resultado a su sardina, fin para el que no son necesarias más que un par de tardes de estudio con algún reputado economista afín al keynesianismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      El problema no reside en que cuadren o no las cuentas y los números, sino en el LENGUAJE disfrazador de la realidad económica. Muy propio de políticos pero que les han enseñado los economistas esos que nunca aciertan a predecir nada.
      No son capaces de llamar a cada situación con su nombre : sabemos que la DEUDA PÚBLICA del país tiene que pagar un interés a los que han prestado dinero para no quebrar. Explicado así lo entiende todo el mundo, pero no les interesa a los economistas que se entienda y lo llaman PRIMA DE RIESGO.

      Eliminar