Juana Marisa Isabel culturizándose

10 mayo 2015

España, felices y chuscos

Hablabamos hace unos días de los suizos (de Suiza) y hoy toca hacer parecido ejercicio con nosotros mismos lo que, según Rafael del Cerro, nos lleva a admitir que somos un país en el que hacen trampa hasta los notarios (se ausentan para que saquemos el dinero negro con el que pagaremos parte de nuestra vivienda).
O sobre trabajadores que se marchan voluntariamente de una compañía pero piden "deme el paro" como si los hubieran echado. O sobre fontaneros alérgicos al IVA.
Por supuesto, la responsabilidad es de todos, políticos incluidos, y para empezar, de los electores que están enganchados a votar a los corruptos. No sé si hay una metadona contra eso.
La culpa es también de nuestra idea de que Hacienda no es nadie.
Y de nuestra particular concepción de la aritmética: si ingresamos tres, gastamos cuatro.

Los aparcacoches son gestores profesionales de la ilegalidad: explotan la doble fila. Así, los ocupantes de los coches pueden entrar despreocupados en garitos donde otros intoxican su hígado con alcohol de alambique chungo.
Si toda la gente ingeniosa que se devana los sesos para estafar a los demás se empleara en algo honrado, tendríamos el producto interior bruto de Estados Unidos.
Si Lázaro de Tormes resucitara huiría del país presa del pánico, asustado de ver tanto pícaro. El Lazarillo estaba acostumbrado a ver muchos menos golfos y no siempre presidiendo diputaciones.

Como se sabe, hay una ley orgánica que prohíbe desayunar en casa y fumar en casa: lo hacemos en el tajo. Nuestro cerebro no discrimina los conceptos teléfono de empresa y teléfono particular, de tal suerte que para charlar con la "neska" o con el gachupín sobre planes en común utilizamos el primero, el de atender a los clientes.
Alguno se preguntará si todo eso no pasa en muchos otros países. No lo sé. Lo que desde luego no hay afuera es esta tolerancia social tan generalizada a la desidia, a los comportamientos indignos y al fraude fiscal, especialmente al del IVA.
Por otra parte, no es lo mismo que me roben los rojos que que me roben los azules. Dos ejemplos. Si soy de derechas me escandaliza el barrizal de mirar hacia otro lado en el que se ha convertido Andalucía. Sin embargo, me molestan mucho más la Gürtel y sus franquicias en el caso de que mi ideología sea de izquierdas.

Orwell decía "muy español" cuando encontraba algo chusco.

MUCHO TRASERO Y POCO CEREBRO

14 comentarios:

  1. Sí, todos tranqulizamos nuestras conciencias con considerar como los únicos ladrones y corruptos a banqueros y políticos, pero nadie mira sus propios trapos sucios. Cada país tiene el gobierno y oposición que se merece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO
      Como bien dices aquí la "cultura social o cívica" es la proveniente de la Picaresca. Y así no hay posibilidad de tener dirigentes políticos honrados. Provienen de los mismos nidos que los habitantes trapicheros.

      Eliminar
  2. Que nos robe el azul está mal, que nos robe el rojo no 8 (¿EREs, qué EREs?)...ya sabemos que la izquierda se autoproclama superior moralmente a cualquier individuo. Del "choriceo" a pequeña escala del español medio (teléfono de empresa, fotocopiar los libros del niño en el curro, llevarse las toallas del hotel, etc), qué decir, es el ejemplo de porqué los chorizos nos gobiernas: porque cualquier españolito es potencialmente un chorizo a gran escala, sólo hace falta que le pongan en un sitio con mucho que trinar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CAROLVS.
      Das en la diana con tu frase de " cualquier españolito es potencialmente un chorizo a gran escala, sólo hace falta que le pongan en un sitio con mucho que trinar.
      "
      Ni los directores de hoeteles ni los azafatos de aviones ni los contratantes de empleados pueden evitar que les roben toallas o mantas de viaje o que se usen las fotocopiadores y los teléfonos para fines privados.

      Eliminar
  3. Está clara la cosa. ¿Como puede ser el PSOE siga gobernando Andalucia si no fuera porque sus subditos así lo quieren?. Oigan; paro, corrupcion por quintales, y ahí siguen, votados por un pueblo encantado con tal gestion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      La palabra que describe todo eso que enumeras de Andalucia es CHUSCO. Este es un país chusco y adorador de pícaros y bandoleros.
      Es la explicación que se impone a la subsistencia de una SUSANOTA tras los Eres y demás contubernios mafiosos para robar a lo público.

      Eliminar
  4. No entiendo la sensación de regocijo, satisfacción y tranquilidad de la muchacha ubicada en la trinchera, salvo que se haya cargado ella solita al enemigo y no haya peligro alguno..

    No mesocurre que más comentar así que ya si eso pues eso, mañana más y mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el famoso Cross Internacional de Alcalá-Toledo se ha caído en un charcal embarrado y está feliz. Debe de ser por la sensación de frescura que ha sentido al hundirse en el barro aguado.A lo peor es porque al darse un baño de barros piensa que su pìel rejuvenece.

      Que su merced disfrute de la tarde y mañana ya será otro día que hasta quizá le resulte plácido.

      Eliminar
  5. Los aficionados al choriceo y la comisión, en su mayoría no traen el vicio en los genes; Lo corriente es que les suceda como a mi amigo Hipólito que, a pesar de ser un tío honradísimo, no pudo resistir que su mujer estuviera llamándole jilip..., idiota y memo, cada vez que traía su sueldo de concejal de urbanismo a casa, limpio de comisiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      Pobre Hipólito, obligado cuasi militarmente a NO SER HONRADO, que es lo que le pedía el cuerpo.
      Y es que en este país no sólo la esposa sino cualquier cículo de amigos tacharían de jilipollas e imbecil a un concejal de Urbanismo que no se lleva comisiones. Como si fuera retrasado mental.

      Eliminar
  6. Hace unos años el que no fumaba era el raro de la cuadrilla, pues eso....Ya veréis la "TANGANA" que se montará en "españilla" si van a la huelga las estrellas del esférico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS
      Efectivamente los que no fumaban y ahora los que no beben alcohol siempre son rarillos del grupo. En España lo es el que procura ser honrado en todas sus acciones.
      No sé si habrá tangana con lo de la huelga de las estrellas pero me resulta vegonzoso que unos señores que aportan nada a la sociedad, aparte entretenimiento como en Roma los leones o los gladiadores, se subleven por dejar de cobrar unso milloncetes a los muchos que ya ganan y que ninguna persona trabajando podrá nunca llegar a cobrar.

      Eliminar
  7. El problema es la impunidad, corruptos los hay en todas partes pero el problema es que hasta hace bien poco en España lo de la corrupción salía gratis, como muchas otras costumbres patrias de almorzar tres veces, no ir los lunes a trabajar porque me duele la cabeza, romper el mobiliario urbano, etc. etc. etc.

    En el resto del mundo más o menos hacen lo mismo, o querrían hacerlo, pero como al que le pillan le cortan los huevos pues la gente se corta un poco, o no tanto, pero cuando los cogen se van a casa y parece que no roban tanto.....

    Yo lo llevo diciendo años, en 2007 en el bar cuando salía un caso de corrupción el bocazas de turno decía: "¡¡¡ Pues aún es poco, yo trincaría el doble!!!"... en 2011 (y desde entonces hasta ahora) el mismo bocazas dice "¡¡¡Cabrones de políticos, a la hogera!!!, ¡¡¡Hay que votar al coletas!!! ¡¡¡Para que aprendan!!!.... etc. etc. etc.

    En el fondo, ¿Que ha cambiado? Nada, seguimos siendo un país de bocazas sin criterio. La envidia el deporte nacional, antes como nos iba más o menos bien envidiabamos el no poder trincar y eran nuestros ""ídolos"", ahora como nos va mal envidiamos que algunos se hayan forrado y los queremos quemar, ¡¡¡¡pa que se jodan!!! como decimos en Aragón, SIN TALENTO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC
      Efectivamente tu comentario se resume a la perfección en el párrafo que te he copiado =
      En el fondo, ¿Que ha cambiado? Nada, seguimos siendo un país de bocazas sin criterio. La envidia el deporte nacional, antes como nos iba más o menos bien envidiabamos el no poder trincar y eran nuestros ""ídolos"", ahora como nos va mal envidiamos que algunos se hayan forrado y los queremos quemar, ¡¡¡¡pa que se jodan!!! como decimos en Aragón, SIN TALENTO.

      Eliminar