Juana Felisa Isabel culturizándose

22 abril 2015

El padre y hermanos del Invicto

RAMÓN FRANCO
Hace 80 años, España despertaba con la noticia de que un grupo de militares de la base aérea de Cuatro Vientos se había sublevado contra el Gobierno de Dámaso Berenguer: "El carácter del movimiento es marcadamente comunista", declaraba la nota de prensa entregada por el ministro de Gobernación, Leopoldo Matos, que aseguraba que sus promotores, entre los que se encontraba el hermano pequeño del futuro dictador, Ramón Franco, eran "agitadores conocidos que descubren el carácter de aquel (comunismo) por el texto de las proclamas por todas partes repartidas y por sus firman estampadas en muchas de ellas".
Ramón no era un desconocido.
Su fama igualaba a la de su hermano mayor, en una época en la que los Franco ocupaban bastantes páginas en la prensa: Francisco como el general más joven de Europa y Ramón como el primer piloto español que cruzó el Atlántico, a bordo del hidroavión "Plus Ultra", en compañía de otros tres compañeros.
Muchos historiadores coinciden en que el posterior Caudillo vivió a la sombra de su hermano Ramón hasta el alzamiento del 36: era el hermano aventurero, popular, irresistible para las mujeres y el hombre que le acomplejaba con sus continuos éxitos.

"En las primeras horas de la mañana de ayer se tuvo noticia por el Gobierno de que se habían sublevado los aviadores de Cuatro Vientos, del que se elevaron tres aparatos, que comenzaron a volar sobre Madrid a muy poca altura, arrojando proclamas. Al paso de los aparatos sediciosos sobre algunos cuarteles fueron tiroteados por la fuerzas adictas al Gobierno, que obligaron a alejarse a los rebeldes", contaba la Prensa.
 "Sublevada guarnición de Madrid; proclamada República, toque diana", se escuchó en la estación de radio del aeródromo poco antes de que despegaran los aviones.

Queipo de Llano y el legendario aviador se hacían momentáneamente con el control del aeródromo militar madrileño, pero no recibieron prácticamente ningún apoyo y tuvieron que huir rápidamente en sus aviones a Portugal.
Fue una acción extremadamente temeraria, pues en sus previsiones contaban con la mayor colaboración del ejército y el apoyo simultáneo de una huelga general. Pero las posturas políticas de la mayoría de los jefes y oficiales del ejército eran, a esas alturas, bastante moderadas, por lo que los conspiradores republicanos lograron un apoyo casi testimonial. Y, además, no se produjo la huelga general. Por ello, en apenas unas horas, la revuelta era reprimida.
Al día siguiente, Queipo y Franco fueron hechos presos en Lisboa y los tenientes Galán y García Hernández (responsables de la rebelión de Jaca tres días antes) juzgados en consejo de Guerra y fusilados.
Seis años después de aquel foco revolucionario, del que hoy se cumplen ocho décadas, Francisco Franco nombró a su hermano Ramón jefe de la base aérea de Baleares, siguiendo la tradición de nepotismo de muchos dictadores. La noticia fue mal acogida entre los franquistas, que recordaba sin duda los hechos de Cuatro Vientos, pidiéndole al Caudillo que su hermano no sirviera en la aviación. Alegaban, entre otras cosas, que había "sido comunista", según escribió el máximo responsable de aviación, Alfredo Kindelán, en una durísima carta al Caudillo.
Pero el Generalísimo no hizo caso. La familia era la familia. Y él era el Invicto.

PADRE DE LOS FRANCO
Es conocida la anécdota de que en los años 1940 y el día del "Desfile de la Victoria" en Madrid, un individuo situado siempre frente a la tribuna principal gritaba : "Franco cabrón". Y que las multitudes próximas se dispersaban a toda prisa con terror. Aquel tipo era el padre de Franquito, Nicolás Franco Salgado, Intendente General de la Armada, jubilado, y que vivía en una pensión barata.
Nunca se atrevió la policia a detenerlo.

Una escena en una tasca de mala muerte del madrileño barrio de La Bombilla. En una mesa unos fulanos hablan de Franco, laudatoriamente, mientras un viejo de aspecto atrabiliario los escucha. Al final no puede contenerse más y grita…
 -¡Ése Caudillo es un cabrón y un chulo!
Dos de la mesa se van hacia él vejete incontinente, que los ve venir, y les corta en el acto sus propósitos…
Si lo sabré yo, que soy su padre!
Los otros arrían velas y se desentienden del arriscado anciano.
-Dejadlo, que está loco-pagan la consumición y se van.

Nicolás hablando de sus hijos varones…
-El más inteligente de mis hijos es Ramón; Nicolás es un petardista, y Paquito sigue siendo un tonto.
El viejo tenía la costumbre de llevar todos su ahorros en el bolsillo, porque una de sus manías era desconfiar totalmente de los bancos. Y como no tomaba un taxi ni en “artículo mortis” por su proverbial tacañería, un carterista le “afanó” en el tranvía todos los ahorros, unas 17.000 pesetas de la época. Que fueron otras tantas puñaladas en el envejecido corazón de Nicolás.
Al poco tiempo murió y su hijo se llevó el cadaver a El Pardo.

NOTA
El otro hijo varón, Nicolás, de profesión oficialmente marino pero de la real "vividor", fue durante casi 40 años embajador del Invicto en Lisboa. Y se dedicaba a sus chanchullos, al actual estilo Rato, siendo sonado el asunto de la volatilización de cientos de miles de toneladas de aceite en Redondela, reserva estatal de aceite para épocas de escasez. Tema que jamás salió en ningún medio español.


SU HERMANO NICOLÁS  FRANCO BAHOMONDE

10 comentarios:

  1. Ay el neopotismo..tan viejo como la humanidad. La democracia no ha logrado acabar con esa lacra, creandose una segunda especie de nepotismo enchufando tambien a "los del partido", especie de segunda familia, al que al estilo futbolistico, se le rinde pleitesia al equipo "local"

    Lo que me hace gracia es que siempre se recuerde al golpista Franco, y no al otro golpista Franco. Si el padre hubiera dado algun golpecito de estado ya hablariamos de toda una estirpe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Sí, das en el clavo con lo del hermano golpista. Todo un precursor. Y según cuentan los documentos de la época, Ramón Franco confesó que tenía intención, cuando voló sobre la ciudad, de dejar caer unas bombas en el Palacio Real, pero que cuando estaba a punto de arrojarlas vió a varios niños jugando en los jardines y que tal visión le intimidó y no bombardeó dicho Palacio Real.
      Este Franco inició la guerra como teniente coronel aereo de la República y en 1937 voló con su avión a Salamanca, Cuartel General del Invicto, en donde aterrizó. Lo detuvieron llevaron ante su hermano. El cual determinó que en adelante siguiera volando con aviones nacionales y con el mismo grado militar. Y luego lo designó jefe de las fuerzas aereas de Baleares.
      El que se mantuvo en sus trece fué el cencerro del padre. La anécdota de sus insultos al hijo el día del desfile la contaba el escritor y periodista Jaime Campmany. Y luego la leí rubricándola por otro escritor que no recuerdo su nombre pero que no era franquista.

      Eliminar
  2. Y es que la familia del Invicto le salió rana: un hermano comunista, otro hermano vago y vividor, un padre gruñón que le ponía en su sitio, una mujer aficionada a las joyas, y unos nietos a cual más cazurro, vago, vividor y aficionado a la cocaína.

    Quiso Franco emparentar con los Borbones pero esto ni de lejos querían arrejuntarse con semejantes elementos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CAROLVS
      Efectivamente le resultó tal cual lo comentas. Y para colmo, siendo él un puritano modélico, sus nietos son más golfos que el bisabuelo y el tío abuelo Nicolás.
      Por eso acostumbro a decir que "una cosa es la familia y muy otra los familiares". Y aunque no se pueda escoger en este tema, sí se puede decidir que parte de la familia de cada quién es considerada como "familiar".

      De esos Borbones a los que la Doña persiguió para su nieta precisamente eligió a la parte menos recomendable. Y lo digo porque yo coincidí en el internado de la Universidad de Deusto con los dos hermanitos (Alfonso y Gonzalo) y eran más bien algo tontitos y fantasmones.

      Eliminar
  3. Con quien no pico el Invisto fue con su yerno, el marqués, eterno aspirante a ministro de sanidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      No, a ese lo tenía muy calado y lo mantenía a raya.
      Según cuenta en sus Memorias el primo del Invicto y que fue su ayudante personal durante 30 años, al marqués no le hablaba ni su mujer, la Nenuca. Unicamente lo protegía la asturiana Collares.

      Eliminar
  4. Sobre el asunto REACE (el aceite de Redondela, que citas), quizá podría contar algo el ínclito Mariano Rajoy Brey, presidente del Gobierno de España y Secretario General del Partido Popular, por cierto él también fue el más joven en algo, el Registrador de la Propiedad más joven de España.
    D. Mariano Rajoy Sobredo (padre de Rajoy Brey), presidía el tribunal en el que se debía juzgar el asunto (uno de los defensores era José Mª Gil Robles y estuvo presente otro ínclito jurista, D. José Mª Stampa Braun). ¿Dónde estaba el sumario del Juicio? ¡PERDIDO! Asunto arreglado: Borrón y cuenta nueva.
    En cuanto a que el tema no salió en ningún medio español. Salió, ya lo creo que salió y quienes osaron airearlo, como el director de la revista agropecuaria CAMPO de Sevilla, Joaquín Carlos López Lozano, fueron rápidamente expedientados y depurados por el ministro de Información, otro que tal: Pío Cabanillas Gallas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, DON TRECCE, gracias por la información que facilitas y que ignoraba.
      Uséase que entre Rajoy padre y algunos más "perdieron" el expediente y archivaron, claro está, el asunto. Estupendo para meterlo en el Curriculum de cualquiera.

      Lo raro es que Stampa Braum estuviera mezclado en eso porque era unos de lso penalistas de más prestigio de España.

      Y lo de la revista CAMPO demuestra que aún quedaban directores de prensa con agallas, aunque no hubiera más de dos.
      El Pío Cabanillas fue el único ministro que le dimitió a Franquito, porque ninguno se había atrevido a hacerlo en 30 años, y quizá porque el Invicto estaba ya más "pallá" que otra cosa. En cualquier caso ese Cabanillas tuvo que cumplir órdenes al cargarse al Lopez Lozano.

      Muy agradecido por tu información.

      Eliminar
  5. Los que hoy más enarbolan las banderas segundorepublicanas, son nietos (biológicos o ideológicos) de los mismos que protagonizaron levantamientos armados contra la II República Española.

    ¿Quizá este sea precisamente el motivo que se pasen el día recordando lo malo que era el paquito, para desviar la atención?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON REPUBLICA
      Sin duda. Todos los falngistas del Régimen franquista se pasaron al socialismo o al comunismo, para disimular sus 40 años de vivir como señoritos, y necesitan ahora seguir simulando que ELLOS siempre eran y son los liberales.

      Y como dice un comentarista, del GOLPISTA REPUBLICANO RAMÓN nadie se acuerda.

      Eliminar