Juana Felisa Isabel culturizándose

13 febrero 2015

Joaldunak, tradición ancestral de origen primitivo

Joaldun es un personaje tradicional de la cultura vasca originario de los pueblos navarros de Ituren y Zubieta que anuncia la llegada del Carnaval agitando sus cencerros (joaleak) en la última semana de enero.

Se desconoce el origen de esta tradición rural, siendo únicos tanto en indumentaria como en el sentido de la danza y la función de los cencerros, cuyo sentido es forzar el "despertar" de la naturaleza y la expulsión de los malos espíritus tras el invierno, haciendo ruido.


Visten enaguas de puntillas, abarcas, chalecos de oveja por hombros y cintura, pañuelos de colores (generalmente de cuadros azules) al cuello, gorros cónicos con cintas, hisopos de cola de caballo y una multitud de cencerros de gran tamaño sujetos a los riñones.


Estos cencerros deben sonar al unísono al andar todos los integrantes del grupo al compás.

Los sonidos de las pulunpak, cencerros de hasta 11 litros de capacidad y hasta 4 kilos de peso cada uno, se oyen desde muy lejos.

Todos cogen fuerzas con pantagruélicos desayunos para una jornada que será larga y dura. Tras el saludo que se dedican levantando la mano los joaldunak de Ituren y Aurtiz al unirse a los de Zubieta hacen sonar al unísono sus cencerros hasta la plaza, para ahuyentar los malos espíritus representados por el hartza (oso) que les acompaña.

El ritmo tan característico de este desfile, que te hipnotiza, lo marca uno de los “Joaldun“ con un cuerno que hace sonar de forma intermitente. Además, también marca el ritmo ayudándose de unos gritos que lanza.


18 comentarios:

  1. Hola, Javier:

    Bonito post, con buenas imágenes que me recuerdan a los "cigarróns" de Laza, en Ourense.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON XESÚS
      GRACIAS. Ignoraba que algo parecido había en Laza.
      Los habitantes pre-cristianos tenian sus rituales equinociales a todo lo largo y ancho de la Penísnula y muy en especial tanto en el Pirineo como en las proximidades del Finis Terrae, y algunos aún perviven como los que se citan.

      Hacia 1970 grabó Pío Caro Baroja, con textos de su hermano Julio, imágenes que dificilmente se volverán a repetir. En ellas sólo aparece lo que tiene que aparecer, sin elementos extraños, sin utilizaciones indebidas, con respeto y... sin aglomeraciones. Y sin utilizaciones políticas de "ikurriñas", nacionalismos ni demás, tan habitual en los apropiadores de la propiedad común.

      Eliminar
  2. Muy bonitas imágenes de una fiesta que debe de ser más antigua que todas las iglesias de la zona.
    Es bastante intrigante el origen de esas enaguas con puntillas. Debe de ser un añadido de tiempos posteriores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOLA NEREA
      Muchas gracias por tu coimentario. Ciertamente resulta anacrónico el uso de esas puntillas en un ritual pre-cristiano relacionado con los equinocios.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. DON TRECCE
      Coincido contigo en la apreciación. Lo malo es que se han perdido muchísimas de ellas por causa de "modernidades" y persecuciones de curas nefastos y cerriles.

      Eliminar
  4. Los he visto actuar y la primera vez son un espectáculo digno de ver. Lo que sucede es que los nazios los llevan a cualquier pueblo en fiestas de País Vasco y van a terminar siendo como los gaiteros que los gallegos se llevan a cualquier parte de España.
    Una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MOLLARI
      En mi post decía que había observado que se abstienen de mostrar ningún tipo de enseña nacionalista como ikurriñas, etc., pero ya veo, conforme lo explicas, que los contratan para fiestas de pueblos con ánimo de utilizarlos politicamente. Lástima.

      Eliminar
  5. También yo los he visto desfilar y es una paliza para cada uno de ellos por el enorme peso que llevan encima y no paran de dar saltos durante largos periodos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON VILLAR
      Todas esas pieles más los 12 o 16 kgs. de peso de los cencerros que cada uno lleva, debe de ser para gente bien robusta dado que no dejan de danzar ni un minuto.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. DON BWANA
      Curiosos, efectivamente, personajes porque lo de "momotes" no me suena.

      Eliminar
  7. ¿Qué sería de nosotros sin nuestras tradiciones, don Javier?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Perderiamos nuestras referencias de origen, tal cual les pasa a los habitantes de Minesota o de Dakota del Sur.
      En eso los más enriquecidos son los chinos que llevan miles de años preservando sus tradiciones y sus conocimientos.
      ¿Te imaginas a tu Tarragona sin fiestas de Santa Tecla?

      Eliminar
  8. Estupendo reportaje sobre algo no conocido por la mayoría de los habitantes de España. Muy curiosos o especiales estos "joaldunak".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON LUPERCIO
      Es la primera vez que te leo aquí y te saludo cordialmente.

      Eliminar
  9. Será una tradicción, pero yo he tenido conocimiento del invento hace muy poquitos años, y eso que mis antepasados llevan viviendo "aquí" al menos 700 años. Y mi padre lo mismo. No entiendo la gracia de la tontería, ni porque hay tantos que alucinan con la tontería.

    Para los etno-identitarios: Hace unos pocos días vi unas imágenes, creo que de Galícia, y era algo clavado: Unos tipos con unos cencerros atados a la cadera dando saltos. Cambiaba un poco la forma de los cencerros y la ropa, eso es todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON REPÚBLICA
      No, en Vicaya ni es tradición ni se se sabe que existe. Es propio del Baztán (Navarra) como casi todas los rituales que son de origen precristiano.
      No es algo único porque tal como lo confirma un comentarista también existen muy parecidos en Orense.
      En sí son tradiciones paganas que vienen desde los tiempos romanos.

      Lo cierto es que el espectáculo aparte de lo curioso del primer momento luego es monótono y aburrido.

      Eliminar