Pintor Robert Neffson (Nueva York)

09 diciembre 2014

Nápoles, Nápoles, Nápoles

Nápoles se ha convertido en la capital mundial de la falsificación: ropa, bolsos, CD, pasaportes, carnés de identidad, pólizas de seguros, vinos, aceites y billetes. Aquí se falsifica todo, pero la gran especialidad, hasta el punto de alcanzar la excelencia, es la impresión de euros.

Giran por todo el mundo y los aceptan los distribuidores automáticos de gasolina o de tabaco porque son tan perfectos que engañan incluso a los sistemas electrónicos de seguridad.

El 90 por 100 del dinero falsificado en todo el mundo, tanto euros como dólares, se imprime en Campania o en su capital, Nápoles, como han demostrado las investigaciones que el 26 de noviembre permitieron arrestar a 56 personas. Los billetes de 50 euros son los más falsificados.

El valor estimado de los billetes falsos incautados con la "marca" napolitana en la última década asciende a cien millones de euros, pero el daño desde que entró en vigor el euro es muy superior: 500 millones.
Se sabe que en Nápoles no falta la imaginación y ciertas reglas obligatorias se transforman en algo opcional. Por ejemplo, todavía se recuerda cuando, ante la obligación de tener que abrocharse el cinturón de seguridad para conducir en la ciudad, se inventaron una camiseta en la que diseñaron un falso cinturón. Ahora, como el mundo tiene necesidad de dinero, y Europa de euros,  los napolitanos han encontrado la solución.

BILLETE DE 300 EUROS
El "Napoli Group" (conocido en todo el mundo porque es un holding compuesto por técnicos del máximo nivel) se ha inventado y colocado billetes de 300 euros en Alemania. Falsos, naturalmente, porque, como se sabe, no existen billetes impresos por ese valor.

Son capaces de montar tipografías volantes, abiertas y cerradas en solo tres días. Los mejores son buscados como artistas de fama. Han creado incluso escuela: dan cursos de formación a bandas criminales en medio mundo, desde Colombia hasta Rumanía, sobre cómo realizar las falsificaciones de billetes.
La Policía considera que los países más golpeados son Francia, España, Rumanía, Bulgaria, Marruecos, Túnez, Argelia y Alemania, entre otros.

No solo se "fabrica" dinero en Nápoles. Todo es susceptible de falsificar. El 11 de octubre los carabineros se incautaron de 13.000 pólizas de seguros de automóvil. El arrepentido de la camorra Luigi Giuliano ha revelado que, para su clan Forcella, los CD falsos suponían una ganancia de 50 millones al mes, y otros cien millones las prendas falsas de vestir. Bolsos, zapatos, maletas, camisetas entran también en este mercado del falso, que factura al año en Italia 6.500 millones de euros, según datos del Centro de Estudios Sociales.

 (Á. Gomez)



14 comentarios:

  1. Deberían de pagar los sueldos de la casta con estos billetes de 300 euros; un billete falso para un trabajo inexistente o mal hecho, sería lo suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Buena idea. Me adhiero a ella.
      Sabía y sé que los teutones son cuadrados y avariciosos pero no hasta el punto de ser carne de cañón de los falsificadores con esos billetes de 300.
      En tiempos de Cervantes-Soldado ya era Nápoles la sede de toda la escoria timadora de Europa, y al parecer se han perfeccionado.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. DON TRECCE
      Negocio redondo. Ya que lo hacen tan bién los napolitanos que no detectan las falsificaciones de billetes ni las máquinas electrónicas.

      Eliminar
  3. Si ganan 6.500 millones de dolares falsificando unicamente bolsos, zapatos, maletas, etc., y además trafican con todas las drogas que la Mafia mueve, no es de extrañar que el gobierno de Italia siempre esté medio quebrada pero jamás el país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MELI
      Es que el 60% o más de la Economía italiana es SUMERGIDA desde hace muchísimos años. Para no pagar impuestos. Por eso es un país boyante con una gran industria pero con un Estado semi-arruinado.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Sí da risa pero más me da que sean los alemanes quienes acepten esos billetes más falsos que el rosario de Santiago Carrillo.

      Eliminar
  5. Vamos a ver, sí es cierto que las temperaturas mínimas en mi pueblo están cerca de cero, pero de ahí a especular con la importancia de llamarse Ernesto hay un trecho.

    Dicho lo cual Tella, no seré yo el que diga lo contrario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Haces muy bien en no contradecirte porque hace feo, y a estas alturas llamarse "Ernesto" nos recuerda al Tío Oscar Wilde, lo cual no es necesario porque ya tenemos cubierto el cupo.

      Eliminar
  6. Me gustan esos billetes de 300, aunque solo sirvan para mirarlos. Viendo el diseño es normal que se los colaran a los alemanes, con lo que les gusta ir de parranda a los teutones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC
      Sí, esos italianos saben lo que se hacen : inventan un billete inexistente y falso y se lo meten a los alemanes. Y ponen como imágenes unas yogurinas de chupar pan. Con lo que los germanos ya no se fijaron más en nada.

      Eliminar
  7. Mi amigo José de Luca, que era napolitano, ya me lo decía: "ver Nápoles y después, morir".. Por cierto, era bastante tricalero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Es conveniente en la vida tener también amigos TRICALEROS porque pueden darte ideas para defenderse de otros iguales.

      Eliminar