VERANO

04 septiembre 2014

Guerra con Dinamarca durante 172 años

Durante 172 años, el pueblo de Huéscar, al Noreste de la provincia de Granada, mantuvo vigente sin saberlo una declaración de guerra contra el Reino de Dinamarca, dentro del contexto de las guerras napoleónicas.

Un enfrentamiento entre un pueblo andaluz, que en la actualidad no llega a los 8.000 habitantes, y la considerada como la Monarquía más antigua de Europa, que terminó con una simbólica firma de paz en 1981.

Sin embargo, la considerada como la segunda guerra más larga en la historia de España no provocó muerto alguno en ninguno de los bandos.

De hecho, durante más de un siglo y medio se ignoraba que existiera el conflicto, hasta que el investigador Vicente González Barberán descubrió en agosto de 1981 un documento donde el pueblo granadino había declarado la guerra a Dinamarca hace 172 años. La única localidad que realizó la declaración de guerra de forma oficial fue Huéscar.

El origen de la segunda guerra más larga en nuestra historia data de 1809, en pleno levantamiento contra los franceses . A raíz de los sucesos del 2 de mayo de 1808, numerosas ciudades se organizaron a través de Juntas Provinciales. Además de organizar la guerra contra el invasor galo, desde las Juntas de Sevilla se instó a todos los ayuntamientos españoles a declarar la guerra a Dinamarca, aliada de Francia y con la que España había mantenido varios episodios de tensión cuando sus tropas combatieron en el país nórdico.

No obstante, la única localidad que realizó la declaración de guerra de forma oficial fue Huéscar.

Huéscar  cumplió con diligencia la orden de las Juntas y declaró la guerra en un texto que todavía se conserva:
"Atacar a las fuerzas danesas en cualquier parte que se hallen, vengar los insultos recibidos y no cesar las hostilidades hasta que un mutuo convenio de Corte a Corte y un tratado estipule las condiciones de paz".

Por supuesto, los pobladores de Huéscar no tuvieron ocasión de cruzar ningún disparo con el enemigo danés. Y a la expulsión de las tropas napoleónicas, con el restablecimiento de la dinastía Borbón, nadie en Huéscar se acordó de finalizar la guerra con Dinamarca.

Bando que proclamaba la paz
Cuando el asunto fue descubierto en 1981, se tomaron las medidas legales necesarias para zanjarlo, por lo que tras 172 años de "conflicto armado" concluyó una de las guerras más largas que ha tenido España con la presencia del embajador danés, Mogens Wandel-Petersen, y el alcalde de Huéscar, José Pablo Serrano.

La noticia de que una pequeña localidad de Granada había declarado la guerra a Dinamarca hace casi 172 años atrás ocupó un gran espacio en la prensa danesa.


POST  DATUM
La localidad fue repoblada, tras la Reconquista, por gentes de Navarra y trajo consigo muchas tradiciones, como bailes típicos y apellidos del norte de la península, como Aguirre, Aránega, Carricondo, Corcostegui, Huarte, Iriarte, Irigaray, Irigoyen, Peralta. Sola, Trucharte, Viana, Yturriaga, Zabal, y los numerosos Navarro.


10 comentarios:

  1. Llámenme mal pensado, pero me da que ese tratado de paz -algo a destiempo- no sería sino otra excusa para fastos y gastos, y sus inseparables malgastos, comilonas, whiskis, y 3% que se caía por el camino

    Igual entonces no eran así, pero....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Has pensado bien respecto al objetivo real de ese "Tratado" pero en 1981 aún no se habían entrenado los sociatas en el asunto y hasta es posible que la idea partiera del embajador danés.

      De lo que no dudo es de que posteriormente las celebraciones anuales cada año del aniversario de tal evento sí conllevan todo lo que detallas.

      A mí lo que me llama la atención es que los barandas de ese pueblo en los años 1809 escribieran eso de "Atacar a las fuerzas danesas en cualquier parte que se hallen", pues no creo que ninguno tuviera la más remota idea de lo que era Dinamarca, ni habían visto en su vida a un danés.

      Eliminar
  2. Esas guerras son las que gustan a los progres... de todos modos creo que confundes a los ciudadanos (y ciudadanas) de 1809 con nuestros bachilleres de hoy (y no tan bachilleres), los nuestros no sabrían ubicar en un mapa físico de España más allá de su propia comunidad y las fronterizas. imagínate entonces sus dificultades para ubicar países que (a más a más) con su indiferencia son cómplices del sometimiento de naciones históricas como la catalufa y la euscalérrica.

    No entiendo el por qué de esa postura de tu prima, no puedo valorar su verdadera belleza espiritual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Creí que te habías ido a Monrovia a ayudar a los del Ebola, ya que nadie en la circunscripción de la autonomia madrileña sabe dar noticias sobre tu paradero ultimamente. Incluso he llamdo a la Cartuja de Miraflores en Burgos por si se te había ocurrido recluirte allí huyendo del mundanal ruído y sin discos de Elvis.

      Los de ahora desde luego que no tienen puñetera idea de por dónde cae Dinamarca, pero los de 1809 dudo que supieran mucho sobre qué es un danés ni porqué se les declaraba la guerra. Lo que pasa es que llevaban genes navarros y con esos pocas bromas.

      La verdad es que tampoco yo he visto en mi vida a un danés. Aunque sé que existen.

      La belleza espiritual de prima Cristina es superior a la externa, te lo garantizo.

      Eliminar
  3. Curiosa noticia; ahora me explico la escasez de turistas daneses por la costa del sol. A ver si resulta que la Almunia de Doña Godina todavía está en guerra con Letonia o que Santa Perpetua de la Moguda todavía no ha firmado la paz con Bélgica.
    !Qué cosas pasan en estas tierras del Señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Sí señor qué cosas pasan por estas tierras. Y eso que plantea es probable que lleve muchas posibilidades de ser cierto : que los de Doña Godina de Almunia o viceversa se hallen guerra aún con los letones o con los napolitanos, y que haya maños que no perdonen a los belgas la muerte de un antepasado soldado en los Tercios del Duque de Alba.

      La verdad es que mucha imaginación tenían aquellos granadinos de 1809 para saber qué es lo que les habían hecho los daneses ya que yo aún no he visto nunca un danés de origen.

      Eliminar
  4. Nada nuevo, don Javier. Los españoles somos muy dados a firmar decretos y, luego, olvidarnos de lo que se rubricó. Pregúntele al Congreso, donde si no me equivoco, todavía sigue en vigor la autorización al Gobierno para negociar con la ETA que solicitó el anterior gobierno de ZP.
    Si han olvidado un episodio con apenas unos años, ¡qué no sucederá con esta declaración de guerra que cuenta con casi dos siglos!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      No sé si los españoles lo somos, pero los políticos sin duda alguna. Ese ejemplo que pones del acuerdo para negociar con Eta y muchísimas más iniciativas de ese estilo ahí están EN VIGOR y obsoletas.

      Y como dice Don Bwana cuántos pueblos no habrá que mantienen alguna declaración de guerra contra alguien hecha en su momento, hace varios siglos ya.

      Lo que viene a probar, una vez más, que los más solemnes acuerdos o propuestas de los que mangonean el país a cuelquier escala son siempre PURO HUMO.

      Eliminar
  5. Los vikingos daneses quemaron Sevilla (año 844) hasta sus cimientos, lo cual no agradó en absoluto al emir de Córdoba el cual reorganizó una sólida defensa contra las incursiones vikingas, por lo que éstos perdieron su interés por Al-Ándalus y fueron a saquear reinos más débiles en el Mediterráneo.

    Quizá esos de la Junta de Sevilla de 1808 se sabía esta historia y es por lo que ordenó la guerra a Dinamarca. Aunque ese país no se unió a Napoleón sino que aprovechó para anexionarse las Islas Feroe y Groenlandia. Y así siguen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON LUIS
      Será eso : que los analfabetos de 1808 (los de ahora son más analfabetos que aquellos) quizá sabian que los daneses eran los antiguos vikingos que aterrorizaron Al Andalus mil años antes.

      Por lo que he leído en internetes, los daneses son cinco millones y medio en total y son los ciudadanos más felices del mundo. Así lo asegura el último Informe Mundial sobre la Felicidad, elaborado por la ONU.

      Dinamarca es el segundo país más seguro del mundo. En buena medida, porque los daneses se fían del prójimo. Tres de cada cuatro creen en la bondad de los desconocidos. Los padres dejan a los bebés solos en el carricoche a las puertas de los supermercados. Los agricultores colocan sus frutas y verduras en tenderetes junto a la carretera confiando en que los automovilistas pagarán lo que se lleven.

      Desde luego nada que ver con los andaluces.

      Eliminar