Juana Felisa Isabel culturizándose

14 abril 2014

Dos oligarcas para Ucrania

POROSHENKO
Ucrania, decepcionada por la rapiña y el cainismo de sus políticos, ha empezado a colocar su confianza en el dueño del gran imperio del chocolate nacional. Petro Poroshenko, oligarca hecho a sí mismo. Las encuestas dicen a día de hoy que será el próximo presidente del país. El 20% de los ucranianos piensa votar por él en las elecciones del próximo 25 de mayo, donde sólo la correosa ex primera ministra Yulia Timoshenko puede hacerle frente si consigue recoger los votos del resto de los candidatos que no pasen a la segunda vuelta.

De una manera o de otra, Poroshenko lleva 16 años en política, aunque nunca ha tenido un cargo tan crucial como para abrasarse. Su contraste con Timoshenko es radical en las formas, aunque ambos candidatos son favorables a orientar a Ucrania hacia Europa y alejarse de la larga mano de Moscú. Pero Poroshenko es más flexible y pragmático. De hecho sus chocolates juegan con la nostalgia y la estética soviética y los rusos han sido sus consumidores más fieles.

Nacido en la ciudad de Bolhard, en la frontera con Moldavia, es un devoto de la Iglesia ortodoxa que ha sabido mantener buenas relaciones con Moscú durante mucho tiempo. Tan seguro está de que aqui se encuentra la estabilidad que ha expandido su imperio empresarial (que abarca desde la venta de coches hasta la producción de dulces)  hacia la UE.

AJMETOV
No es la primera vez que Poroshenko se mide con Timoshenko. Tras la Revolución Naranja de 2004 ambos aspiraban al puesto de primer ministro y ganó ella. Pero aunque esta vez la eminencia del chocolate ganará en votos, es posible que tenga que compartir de alguna manera el poder con un invitado inesperado en la política ucraniana: otro magnate, el más rico del país, llamado Rinat Ajmetov.

Considerado un apestado en Kiev por sus estrechos vínculos con el anterior presidente y con Moscú, Ajmetov parece aspirar a ser un virrey para amarrar los territorios ingobernables del este prorruso del país.

Algunos creen que Ajmetov, dueño del equipo de fútbol Shakhtar de Donetsk y con una fortuna de 11.000 millones de euros, está detrás de los incidentes callejeros que agitan el este. Si las concesiones del primer ministro a las regiones cuajan como solución política a la crisis, Ajmetov habrá conseguido una triple victoria.
Aparecerá como el hombre que hablando cara a cara con los encapuchados de Donetsk libró al país de una guerra civil. Y lo más importante: su imperio (metalúrgico, minero, bancario y mediático) estará a salvo pese a las convulsiones de un cambio de régimen que podría haberle arrastrado hasta el cubo del olvido histórico.


EL REY DEL CHOCOLATE

8 comentarios:

  1. Que se coman tranquilamente el chocolate ése y se dejen de mandurrias que el horno no está para guerras.

    Que se tranquilicen con maravillas como la prima Tomasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Todo el problema de esos ucranianos, creo yo, es que nunca han visto a primas como Tomasa. Y así les va.
      Ahora el señor de los chocolates, una especie de Polanco medio ruso, dice que va a resolverles el problema con muchas chocolatinas. Quedemos a la espera, que a lo mejor es la fórmula que aquí necesitamos : meterles al Rajjoy y al Rubal toneladas de bombones de la Trapa.

      Eliminar
  2. ¡La tovarich Tomasa para presidenta!

    Aquello tiene todo muy mala pinta, ¿oligarcas en el poder?, ¿van a defender Ucrania o sus cuentas y negocios?. Mientras que bla bla bla, ya tenemos muertos en la mesa, y la realpolik- es decir, la fuerza de Putin- es la que se llevan el premio gordo.

    ¿Y el tontarras de Obama?, bien gracias, fumandose un puro, como Rajoy, esperando a que los angeles bajen y solucionen los problemas sin que ellos se tengan que manchar manos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Pues, sí, todo es o parece ser como lo pintas. Creo que esos oligarcas lo que buscan en exclusiva es mantener sus tinglados, tal como dices.
      Putin, por su parte, intenta impedir que lo que queda de Ucrania se decante definitivamente hacia occidente. Por eso juega la baza del peligro de fractura para disuadir a las autoridades de Kiev de abrazarse definitivamente a Bruselas y Washington. La amenaza está clara: si Ucrania da la espalda a Rusia se partirá en dos y una de las dos mitades resultantes será rusa.

      Las imágenes difundidas por la OTAN mostraban aviones de combate rusos Mil Mi-8 'Hips' y Mil Mi-24 'Hinds' en una base improvisada cerca de Belgorod, localidad ubicada a unos 40 kilómetros de la frontera con Ucrania.

      También difundieron imágenes de filas de tanques y vehículos de combate de infantería apostados en una base militar cerca de Kuzminka, al este del Mar de Azov, ambas cerca del Mar de Azarov e imágenes de un batallón de infantería rusa en una base militar cerca de Novocherkassk, al este del mar de Azov

      Más claro imposible.
      Y, naturalmente, tanto Obama como Rajoy y Hollande no tienen tiempo de ocuparse de esos temas.

      Eliminar
  3. Que no esta el horno para guerras no esta nada claro, que occidente no se va a meter en más guerras si lo está, pero el oso ruso no lo tiene tan claro. Necesita expansionarse un poco, y darle a la gente anímo y que mejor que una guerra contra nadie... Crimea salió barato, ahora el Donetzs y pronto el resto hasta llegar al Dnieper. Y después a recuperar alguna otra república por la zona del Caucaso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC
      Completamente de acuerdo con el análisis que haces de lo que se ve venir en esa zona de Ucrania y alrededores.
      Y nadie va a mover un dedo porque a nadie le interesa el tema por mucho que hablen de "sanciones" a los efectos de atontar a la plebe occidental.

      Eliminar
  4. Tengo la impresión de que todos los agentes del problema están esperando a que venga una mano poderosa que resuelva el jardín donde se han metido Putin y los Ucranianos.
    Sea lo que sea, no será una solución democrática al uso occidental y es que no seamos ingenuos.
    Las democracias no han cuajado en ningún lugar del mundo más que cuando hay clase media culta a porrillo.
    Eso solo pasó en USA en Europa Occidental y .....aunque no lo quieran reconocer muchos, en la España post Franco.
    ¿Cuantos gobiernos democráticos hay de verdad?
    Fuera de la OTAN se pueden contar con los dedos de una oreja y antes teníamos a la OTAN para defender esa forma de vida; ahora con el conguito en los USA, la OTAN parece más una ONG que una alianza militar.
    Y aún podremos darnos con un canto en los dientes si el oligarca de turno no la jode de nuevo en Ucrania.
    Todo esto fruto de una política exterior de la UE que parece estrategia de un grupo de amiguetes de 2 de EGB.
    ¡¡Manda huevos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFACHORRAS
      Cuánto tiempo sin leerte y con toda la peña sospechando de que te habías fugado por ahí, a las Ucranias o cerca, y me alegra muchísimo volver a tener opinión seria de un ingeniero, aunque sea de Cuenca que pinta mucho en MadriZ.

      Lo de las democracias que comentas es totalmente cierto aunque lo de incluir entre ellas a esta española me resulta muy optimista tras comprobar que los banqueros mangantes no van a las cárceles.

      Mi parecer es que Putin sabe perfectamente lo que hace, al igual que Bush padre cuando en 1989 invadió Panamá. Los estadounidenses dispusieron de 26.000 soldados de las unidades de elite, de los comandos navales, del ejército y la 82.ª División Aerotransportada para la invasión.

      Las Fuerzas de Defensa Panameña sumaban apenas 12 mil efectivos y el país disponía de una minúscula fuerza aérea.

      No hubo ninguna declaración de guerra y la acción fue condenada por la Asamblea General de la ONU y por la Organización de Estados Americanos (OEA). La operación duró pocos días ante la superioridad del ejército ocupante y la poca resistencia encontrada. Noriega logró escapar y buscó asilo en la Nunciatura Apostólica. Posteriormente, se entregaría a las fuerzas de ocupación y puesto bajo arresto. Y luego condenado a tropecientos años de prisión en Usa.

      Los de la UE, aparte de para dictar normas teutonas en Bruxelles, es como si no existieran.

      Tengo la convicción de que al final Rusia se quedará además de con Crimea con la mitad de Ucrania y con una cuerda colgada del cuello en la otra mitad para que los rusos les digan hacia dónde vender o comprar sus productos.

      Eliminar