VERANO

12 febrero 2014

Dubai y otros

Hay una frase, que de hecho es el título de un libro, que resume a la perfección la historia de Emiratos Árabes Unidos: 'De los harapos a la riqueza'.

La publicación en cuestión, de Mohammed A. J. Al Fahim, versa sobre Abu Dhabi, uno de los seis emiratos que actualmente forman UAE, pero es extensible a todos ellos: Dubai, Ajman, Fuyaira, Ras al Jaima y Um al Qaywyn.

El país, que a principios de diciembre celebró su 42 aniversario, es para muchos un ejemplo de desarrollo y de expansión. Su objetivo, tal como recalcan las autoridades, es asegurar la bonanza del país también cuando se acabe el petróleo, el combustible de su milagro. EAU es el octavo productor de petróleo del mundo, mantienen una economía de libre mercado con mínimas restricciones a las actividades del sector privado, al comercio internacional y al movimiento de capitales.

Los cálculos de crecimiento real del PIB para 2012 se sitúan alrededor del 4%, según los datos de UAEInterac.  La 'cara b' de la historia es la falta de libertad, democracia y los problemas que enfrentan los extranjeros por un sistema migratorio que las autoridades dicen ser conscientes de que hay que mejorar.

Un alto cargo de las relaciones públicas institucionales del país repetía, a mínima oportunidad: "Nosotros no tenemos inmigrantes, tenemos trabajadores".

La situación de los derechos humanos en los Emiratos Árabes Unidos (ENosotros no AU) se agravó en 2012 ya que las autoridades detuvieron arbitrariamente y expulsados a activistas de la sociedad civil, y hostigaron e intimidaron a sus abogados, según un informe de Human Rights Watch (HRW).

Según las estadísticas del Gobierno de 2011, los extranjeros representan más del 88% de los residentes de los Emiratos Árabes Unidos, muchos de ellos provienen de países pobres. Leyes de patrocinio de inmigración otorgan los empleadores un poder extraordinario sobre la vida de los empleados.

Los abusos incluyen entornos de trabajo no seguros, la retención de los documentos de viaje, los bajos salarios o la falta de pago de los mismos, a pesar de que en 2009 se introdujo un sistema de pago electrónico obligatoria.

A. Figueras


8 comentarios:

  1. Esos Emiratos por dentro deben de ser una especie de la Argentina de Pinochet en moro. Y lo peor es que como dices tienen un 88% de residentes que son extranjeros, a los que tratan como esclavos.

    Los camelleros, al igual que los albañiles enriquecidos de aquí, suelen ser gente déspota y mal educada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FLORENCIO
      Les faalta la base necesaria para dirigir algo : sentido de la Humanidad. Están acostumbrados a ser despóticos y en cuanto han acumulado, por virtud de la Naturaleza (petroleo) una riqueza, ya no saben cómo enseñarla para que se sepa que son alguien. Y además siguen estando en nuestro siglo XIII a pesar de sus edificios, yates y joyas.

      Eliminar
  2. A veces el oro huele a mierda, y yo creo es el caso.

    Ya pueden poner aceras de platino, son paises islamicos hasta la medula, con el retraso consustancial que eso lleva. Tienen petroleo, y eso les salva, pero mas alla de edificios enormes y presuntuosos, ¿que tienen cuando se fundamentan en el odio al extranjero, en la falta de libertad, y en la discriminacion a la mitad de su poblacion (mujeres)?

    Pueden cagar pepitas de oro, y sus jeques pueden venir por nuestras ciudades para que el Borbon y los joyeros les chupen la flauta, pero para mi siguen siendo monos retrasados, escoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Sí, huele muy mal esa riqueza venida gracias a la motorización de Occidente y el día que no se necesite petroleo para que nosotros hagamos funcionar nuestros vehículos y nuestras calefacciones, volverán a ser camelleros y a vivir en el desierto.

      Tal como comentas, con esa mentalidad islámica que es despótica y excluyente unicamente pueden aguantarse entre ellos en el mejor de los casos.

      Aquí el Borbón se ha enriquecido gracias a ellos y les hace reverencias que luego termina en el quirófano por rotura de espinazo. Y es que nunca se ha visto un Borbón "espabilao".

      También yo los considero pura escoria y me merecen menos respeto que los negritos que llegan en pateras a Algeciras.

      Eliminar
  3. Creo que los Bardem y Cía, así como Tocho y Méndez, van este fin de semana allí a pedir explicaciones.

    ResponderEliminar
  4. DON ISRA
    Muy bueno lo tuyo. Si esos "protectores de los trabajadores" fueran de verdad, los colgaban de las gruas que usan para levantar edificios de 150 plantas.
    Si quieres un día te coges a la parienta y a la princesa y nos vamos todos a Abu Dabi a comer cus-cus, que sé que te encanta..

    ResponderEliminar
  5. Querido, lo prometiod es deuda y aquí estoy en tu nueva andadura.
    Las condiciones de los trabajadores son infimas, salvo para los técnicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MAMUNA
      Gracias por venir. Te lo agradezco. Mientras, los malosos siguen machacando mi otro blog.

      Sí, ahí entre esos moros de oro los pobres trabajadores son tratados como esclavos.

      Eliminar