VERANO

27 junio 2013

Submarinos que se van a pique en vez de programa científico

El escándalo ha sido tan grande que ha ocupado los titulares de la prensa mundial; sin embargo, muy pocas protestas han surgido en España. No ocurre todos los días que un arma militar, en este caso un submarino, se anuncia ante el mundo como una obra maestra de innovación científica, y después se va a pique.

¿España produciendo submarinos? Uno se pregunta ¿por qué? España es uno de los Estados menos bélicos del mundo: no tomó parte ni en la Primera ni en la Segunda Guerra Mundial, y no ha desempeñado ningún papel militar en ningún conflicto internacional en los últimos 80 años. Sin embargo, tiene una de los mayores presupuestos militares de Europa, como demuestran claramente las cifras oficiales. Es verdad que el ministro Morenés afirmó a principios de este mes: "Nosotros somos, con Luxemburgo, el país que menos gasta en Defensa en relación con su PIB". La realidad es distinta. Sólo otros cuatro países (entre ellos Alemania y el Reino Unido) gastan proporcionalmente más de sus ingresos en armamento.

Según algunas estimaciones, el presupuesto total de Defensa, incluyendo compras de armamento, partidas de investigación y subvenciones a la industria, asciende a 15.000 millones de euros. Los dos últimos Gobiernos, el socialista y el popular, han endeudado a España hasta el año 2025 con unos créditos destinados a los llamados programas especiales de armamento, cuyo coste final previsto será de unos 35.000 millones de euros.

Con este presupuesto se ha comprometido la compra (entre muchas otras armas) de 87 aviones Eurofighter (a 80 millones de euros cada uno), 239 carros de combate Leopard y 80 torpedos. Todos, si seguimos la explicación oficial, completamente necesarios para nuestra defensa.

¿Defensa?
¿Contra quién?
¿Por qué, cuando el país se encuentra al borde de la quiebra, se invierte dinero en material de guerra que nunca se va a usar y no contribuye en ningún aspecto esencial a la salud económica de España? ¿Por qué, cuando el país necesita más alfabetización y más tecnología, se tira el dinero en armas de guerra inútiles?

La intención parece ser simple: el propósito de este gasto es el de convertir a España en una potencia militar mundial. Sabemos que España es uno de los mayores proveedores de armas en el planeta. Tal vez por eso España esta construyendo submarinos, ¡con el fin venderlos a alguien! Pero, por supuesto, nadie va a comprar un submarino que no puede flotar correctamente.

El evento del submarino no sólo desató en internet una avalancha de comentarios satíricos sobre la experiencia tecnológica de España y el destino de sus fuerzas navales a través de la historia, sino que recuerda también la desafortunada historia de la persona cuyo nombre lleva, Isaac Peral.

Peral (1851-1895) es considerado a menudo como el "inventor del submarino", pero eso es un error. Tanto la teoría como la práctica de una nave submarina existían siglos antes de Peral. El diseño mejor documentado para un submarino precoz fue el de Leonardo da Vinci, pero la idea no se puso en práctica hasta mucho más tarde. El primer prototipo "submarino" fue diseñado por el holandés Cornelio Drebble en 1623, y probado en Londres. Hubo numerosos submarinos factibles que precedieron a Peral. Uno de ellos, de hecho el primero en atacar a un buque enemigo con éxito, fue el "submarino" inventado por el estadounidense Bushnell en 1776. En los años 1860, el alemán Wilhelm Bauer estaba desarrollando submarinos. Por último, en 1870, todo el mundo occidental sabía sobre submarinos gracias a la novela de Julio Verne, en la que al famoso barco del Capitán Nemo se le dio el nombre de Nautilus.

Fue una década memorable para las naves submarinas, con los inventos del americano de origen irlandés Holland y el sueco Nordenfeldt, y el Gobierno de Estados Unidos incluso ofreció dinero para cualquier persona que pudiera inventar un submarino militar que fuera operativo.

Peral (y su predecesor catalán Monturiol) no fueron pioneros, pero ocupan un lugar digno en la larga historia del desarrollo del submarino occidental. La mala suerte del submarino de Peral (1888), una invención honesta que podría haber tenido éxito si el inventor hubiese vivido más tiempo, fue que no atrajo ninguna inversión y pronto fue olvidado.

Habrá quien  afirme que España ha hecho una contribución brillante, y citarán como prueba el nombre de Severo Ochoa. Lo que no dicen es que Ochoa decidió convertirse en estadounidense, y que toda su investigación fue financiada por Estados Unidos, no por España. Nadie, de hecho, fue más crítico de la ciencia española que el propio Ochoa.

Unos cuantos años antes que Ochoa, Ortega sentenciaba: "En España no hay ciencia". ¿Es eso todavía cierto? A riesgo de exagerar, podemos decir que es probablemente cierto. El Gobierno está reduciendo la inversión en I+D, y está asesorando a los jóvenes expertos para ir a Alemania o Estados Unidos o a cualquier otro país que los acepte.

Mientras tanto, a través del Premio Príncipe de Asturias, el mismo Gobierno regala cientos de miles de euros a científicos y artistas extranjeros y deja a los investigadores españoles sin recursos.

¿Cómo acabará esta búsqueda desesperada por el reconocimiento internacional? La financiación de armas de guerra sigue devorando los recursos de los contribuyentes españoles.

KAMEN
(Henry Kamen es historiador británico y su último libro publicado se titula La Inquisición española.)


8 comentarios:

  1. Me parece bastante injusto el comienzo de este artículo que, entiendo, se debe a la pluma del "hispanista" Kamen.
    Como el debería saber, el submarino en cuestión no se ha ido a pique, entre otras razones porque todavía es un nasciturus que diría un teólogo.
    Sin animo de la vanidad de autocitarme, remito a mis diversos escritos sobre el "S-80"; en particular el último de ellos de fecha 18/06, titulado "Los problemas del S-80".
    En un proyecto de esa importancia pueden aparecer siempre problemas no previstos inicialmente y cito varios ejemplos de astilleros extranjeros de reconocido prestigio que los han sufrido, precisamente en el diseño de submarinos; en todas partes cuecen habas.
    Lo que si creo es que ya se debería haber dado una extensa explicación en el Parlamento por el ministro de Defensa incluyendo los desfase económicos, repercusión presupuestaria y reprercusión en la defensa nacional por los retrasos en las entregas.
    Finalmente, creo que la investigación en España está bastante mal organizada pero eso no afecta precisamente a algunas empresas, algunas muy relacionadas con la defensa, que tienen programas de I+D+i bastante importantes y con resultados muy positivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON F.J.EUGENIO
      En efecto, llevas razón en los matices que abordas y que ya los dejaste bien claros en tu blog. Pero he traído a KAMEN en relación a lo global del asunto : la falta de inversión en programas científicos y también en la ALFABETIZACIÓN de los niños en este país.

      En sí el hispanista viene a decir que para qué necesitamos armas en un país en donde el sistema EDUCATIVO es una merde. Cada vez nos vamos pareciendo más a esos trogloditas de Africa que no tienen agua ni comida ni pero les sobran los medios más sofisticados para exterminarse.

      Eliminar
  2. Es viernes, estoy contento y con ganas de discrepar un poquito, al ataque:

    Lo del submarino por lo que he oido, debe ser cuestion de precisamente la parte que le hace especial (no me acuerdo que era , creo algo del generador de oxigeno), que al parecer ha salido más pesado de lo esperado. También tengo entendido que ha habido una parte de politiqueo de por medio, con ciertos mandos metiendo las narices en cosas de ingenieros navales; pero no tengo detalles.

    Yo del tema de armamento y estas cosas, parto siempre de dos bases:
    - El mundo no es bueno, y el actual periodo de paz es ciertamente una excepcion en la historia de europa. Ojala dure mucho.
    - EL pacifismo se sustenta en estar preparado para la guerra; la otra opcion es estar INDEFENSO, y no tiene que ver con pacifismo, sino con impotencia.

    Quiero decir, considero importante tener un buen ejercito, bien armado. Cosa que muchas veces no sucede en España, porque una cosa es fabricar mucho armamento para fuera, y otra que nuestras tropas estén bien equipadas.

    Educacion, ¿de verdad a estas alturas cree alguien que nuestro problema educativo es de dinero?. Ayer mismo leiamos como España es de los paises europeos que MAS invierten por alumno. Recordemos la diferencia de inversion por alumno entre publica y concertada (mas en la primera), mientras que los mejores resultados los da la concertada. El problema en educacion en España es otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Para eso se inventaron los blogs : PARA DISCREPAR.

      No me meto con la "tesknología" usado en el "parato" ese sumergible y que al parecer lo diseñaron unos madriles en vez de los que saben que son siempre de Bilbao.
      Pero apoyo a KAMEN en el aspecto de que hoy un país como España, por mucho armamento que tenga, ya no pinta nada en el ámbito de las decisiones internacionales por causa de los gigantes : Usa, China, Rusia e incluso la India. Lo de estar organizados con un ejército poderoso no nos sirve ya para nada : hasta Marruecos (que fue colonia nuestra) nos daría para el pelo en una guerra de invasión, y no es Marruecos el que pudiera decidir si invade España o no.
      Hacé un par de décadas Francia se armó de armas nucleares e impuso su poderío en la diplomacia internacional, pero hoy ya ni siquiera eso vale. Canadá es un país que nos triplica o cuadriplica en poder económico y ni se molesta en disponer de ejércitos. No los necesita.

      Fíjate alavés de pro en que cuando Ansar mandó 500 o 700 soldados a Irak parecía que estaban organizando un mundial de Futbol, y un poquito antes los USA trasladaron de un continente a otro medio millón de combatientes armados de carros, viones y lo último en tecnología militar, sin darle más importancia. Y cuando ponemos 200 milicos en Haiti o en Kosovo parece que hemos mandado al Duque de Alba y sus Tercios a Flandes.

      Si aquí se invirtiera en programación científica universitaria lo que se gasta en chollos de políticos, podriamos tener hasta cohetes para ir a Marte y volver.

      Eliminar
  3. No comprendo tanto bullicio porque se ha hundido un submarino si, precisamente, se inventaron para navegar bajo el agua. Tampoco creo que la educación en España ande tan mal si países más avanzados que nosotros se disputan a nuestros graduados. Nuestro principal problema me parece que es la economía, debilitada por falta de imaginación y exceso de políticos que la succionan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      También es verdad : están fabricados para irse al fondo. La problema surge cuando no pueden volver a superficie.

      Sin duda nuestro problema gordo es la ruina que han provocado los banqueros y los políticos, todos a UNA.

      Eliminar
  4. El problema ha sido el ser un submarino a la carta y ya se sabe.
    Un mando " ponme un billar "
    Otro mando "ponme una barbacoa"
    Y a sí hasta llegar al sargento de cocina que dijo" ponme dos frigoríficos americanos".
    Y con tanto añadido, al fondo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Más o menos como lo cuentas.
      Es que no se puede dejar en manos de madrileños la construcción de nada que flote.Si quieren construir tractores, adelante. Pero no cosas destinadas a la mar.

      Eliminar