VERANO

31 marzo 2013

Niños adoptados por maricones

Lo que te voy a contar te prometo que es real, y me importa tres bledos si escandalizo a travestidos o a mamarrachas hormonadas

NIÑO CON MARICONES
Rondaban los años 70, época en que los divorcios empezaban a emerger socialmente en España, cuando tuve la ocasión de vivir muy de cerca el divorcio de Manolo, uno de mis mejores amigos. Él y su mujer se separaron a los cuatro años de casados con un “nano” de 3 años por el medio. Manolo me contaba todos los días su angustiosa experiencia viendo cómo su hijo mal llevaba el tema de la separación.

Su hijo volvió a hacerse pipí en los pantalones y en la cama, tiraba la comida del plato al suelo, no quería ir con su padre los fines de semana, etc.  Fue entonces cuando un común amigo le sugirió a Manolo que fuera a ver a una amiga suya psicóloga para tener un encuentro de manera informal. Manolo me pidió que le acompañara y fuimos los tres a tomar café a su casa.

De los varios encuentros que tuvimos con la psicóloga, hay dos cosas que no he podido olvidar. De forma muy resumida te cuento. La primera es que le recomendó a Manolo que él y su mujer se tenían que reunir con su hijo y hablarle claramente de la separación. Explicarle que a los abuelos, amigos, etc. se les quiere mucho pero eso no implica vivir en la misma casa. Mano de santo, a pesar de tener 3 años la actitud del niño cambió radicalmente.

¡¡Ya ves!!, los niños son capaces de entender más y mejor que muchos adultos.

NIÑO CON LESBIANAS
El segundo tema que me impactó y es el motivo de este artículo fue cuando la psicóloga le recomendó a mi amigo Manolo que debía mantener una relación muy estrecha con su hijo los fines de semana. Le recomendó que se ducharan juntos, jugar a la pelota, juegos varoniles, etc. para crear patrones de conducta, máxime que su mujer vivía con su madre y dos hermanas, es decir, en un ambiente entre mujeres.

Yo no voy a entrar en valoraciones ni entiendo de psicología, pero tengo dos hijos y si una cosa he aprendido es que los hijos no obedecen, imitan.

Entonces, ¿qué patrones de conducta puede tener un niño que se ha educado entre dos hombres viendo cotidianamente mariconadas afeminadas o cómo se besan o se tocan el culo? O el mismo caso con dos mujeres.
¡¡Seamos serios!!, si la TV2 nos está diciendo continuamente en todos sus cansinos documentales que los bebés de primates, leones, osos, etc. adquieren patrones de conducta de sus progenitores en los primeros años de aprendizaje en la vida, ¿cómo no va a ser importante para nuestra especie?.

Por supuesto que no critico las relaciones homosexuales, ni siquiera las censuro, tengo amigos sexualmente despistados y los respeto. Cada uno es libre de hacer lo que le de la gana, hasta “follarse” un pez, siempre que no perjudique a terceros.
Pero aquí los terceros son menores y esto no se puede admitir ni se puede normalizar, porque ya saben ustedes; cuando algo se quiere normalizar es porque no es muy normal y en España se quiere normalizar hasta la imbecilidad.

Santacreu


FAMILIA HETEROSEXUAL


NOTA DEL BLOG :


16 comentarios:

  1. El poderoso "lobby gay" se va a poner contento con este artículo...
    Me supongo que no te importará demasiado.
    Pero el tema de esos niños es particularmente grave y triste; no hay que ser psicólogo para saber como son los niños de crueles para burlarse sin misericordia de un compañero que tiene dos papas o dos mamas y a partir de eso podemos suponer el calvario de esas criaturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON F. J.EUGENIO
      Al lbby gay lo espero sentado y con la A-47 en las manos por si asoma y me dan el placer de disminuir el número de ellos.

      Esos niños, como dices, dan una inmensa pena por lo que van a ver en costumbres y modos de sus "progenitores" (A o B) y la posible imitación que todo niño hace del comportamiento de sus padres o cuidadores.

      Algún día veremos casos de asesinos en serie de maricones, como ahora de depredadores a manos de sus víctimas.

      Eliminar
  2. claro, la adopción de niños es una de las piedras angulares en la discordia. Quizás habría que ver caso por caso y sólo en muy contadas ocasiones concederla.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Yo creo que jamás deben de entregarse niños en adopción a los HOMOSEXUALES.

      Eliminar
  3. Además de que, probablemente, se les "peguen" las costumbres de sus papás o mamás, lo peor tiene que ser el calvario que tendrán que pasar aguantando burlas de condiscípulos y amigos.
    El artículo de Santacreo coincide con mi opinión al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Claro que se les pegan las costumbres de amariconamiento conviviendo con ellos. Los niños IMITAN a sus mayores cercanos.
      Y para colmo, lo que comenta usted : las burlas del cole.

      Eliminar
  4. Totalmente a favor del artículo, Javier.
    Siempre he sido partidario de la Ley Natural y, como aparece en el artículo, en los reportajes de La 2, nada se dice de que las especies puedan reproducirse sin la acción de un macho y una hembra.

    Variar eso es, en mi opinión, una aberración de consecuencias altamente negativas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Estamos de acuerdo, y es que resulta lógico racional estar de acuerdo con todo esto porque lo ANORMAL es lo contrario. Y están empeñados en hacernos creer que esa ANORMALIDAD es lo NORMAL.

      Conozco un sitio, en el que viven a menos 50 grados de temperatura, del que hablaré mañana, a donde mandaría yo a todos los maricas y "demás gentes de mal vivir" que decía Carlos III.

      Eliminar
  5. Tema complejo, mi buen amigo que te llevará, inevitablemente a la confrontación, ya sea a favor o en contra. Por mi parte hace mucho tiempo que dejé de calentarme la cabeza con esas cosas. Decía mi padre que una hostia a tiempo obra milagros y a fe mía que es cierto, pues el mejor patrón de conducta es, sin duda, no pasarse de la raya, previo tortazo correctivo. Hoy en día no se puede hacer así, por lo tanto, lo que salga después puede ser bueno, malo o peor...

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON PEDRO
      En efecto, en una casa normal "una hostia a tiempo obra milagros" pero en el caso de los niños entregados a maricones para ser educados, las hostias habría que repartirlas entre los que los entregan a esos y a los propios maricones.

      Y no me molesta ninguno de ellos mientras se comporte adecuadamente. Allá ellos.

      Eliminar
  6. "... cuando algo se quiere normalizar es porque no es muy normal y en España se quiere normalizar hasta la imbecilidad"

    Inútil y aburrido resulta ya tanto debate y tanta relatividad. Son 34 años "normalizando" al personal. O no tiene remedio o llegará tan tarde que ninguno lo veremos.

    Saludos a todos. Y quediosnosproteja
    http://ansiadalibertad28012013.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ANSIADALIBERTAD
      Esa frase de Santacreu es una verdad como una pirámide.
      Lo que sí me duele, como persona y porque me gustan los niños, es que haya ropones y leyes que permitan EDUCAR A NIÑOS CONVIVIENDO CON ELLOS.

      Eliminar
  7. Un artículo que ha dado mucha cancha en las redes sociales, y sigue dándola.

    Además de subrayar que los derechos son de los niños, utiliza un lenguaje normal, que no normalizado.

    Destaco tambien el notable egoismo de quienes apoyan estas barbaridades sin pensar que en el futuro, esos niños, deberán afrontar un mundo muy diferente al que ven en sus casas, no me atrevo a aventurar reacciones pero que se vayan preparando esas parejas de homos para ser señalados por sus hijos como causa de su marginación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Me alegra muchísimo lo que dices : que este artículo haya sido muy difundido porque no tiene desperdicio.

      La sociedad que exista con tus nietos va a resultar mucho más conflictiva que la nuestra, y ésta es de "manda caralho". Esos pobres niños educados por homosexuales se van a encontrar, como comentas, DESCOLOCADOS cuando se enfrenten a una realidad NORMAL.

      Eliminar