VERANO

08 marzo 2013

Franco y su bomba nuclear

Franco estuvo obsesionado con conseguir la bomba atómica
Sabiamos que la CIA había contratado etarras para volar a Carrero Blanco pero ahora nos hemos enterado (algunos) del porqué de aquello.

De ciencia ficción, quizás esta sea la mejor forma de definir la obsesión de Francisco Franco por lograr que España fuera uno de los países en disponer de la bomba atómica.
De hecho, tal fue el riesgo de que nuestro país llegara a tener potencia nuclear tras la Segunda Guerra Mundial, que incluso varios documentos de la C.I.A alertaron de esa posibilidad.

El interés del Invicto de Ferrol por la energía atómica comenzó después de que Estados Unidos lanzara en 1945 dos grandes explosivos nucleares sobre Hirosima y Nagasaki. Al parecer, los casi 100.000 muertos que provocaron las bombas no pasaron desapercibidos para Franco, ávido de situar a España entre las primeras potencias mundiales.

"Se barajan varios motivos por los que Franco pretendía conseguir fabricar la bomba atómica", afirma  José Lesta.  "El primero, por supuesto, era entrar en el selecto club nuclear (lo que haría que España probablemente tuviera derecho a veto en la ONU)",  y "A su vez, esta tecnología daría un espaldarazo muy importante a la situación geoestratégica de la dictadura franquista en Europa, pues sería el único país con armas nucleares (tras Francia) en el continente". "La persona que se obsesionó con el asunto fue Carrero Blanco" y  "Finalmente, sin duda, para Franco sería importante disponer de una bomba atómica de cara a ejercer una gran presión real sobre su eterno enemigo: Marruecos y, por extensión, sobre todo el Magreb-, teniendo muy en cuenta al Sahara que, no por casualidad, era donde debía probarse la primera detonación experimental", finaliza el experto.

Lo cierto es que las altas cúpulas del gobierno español pronto comenzaron las investigaciones para dar forma a su sueño atómico.  Así, y por orden de Franco, en 1951 se creó la Junta de Energía Nuclear y se dio comienzo a un proyecto secreto para, en pocos años, conseguir disponer en el arsenal español de la bomba atómica.

"Fue el general Juan Vigón quien se encargó de promover los primeros centros científicos y de centralizar a los teóricos y la ingeniería española que, en la década de los cincuenta, se diseminaban por toda la península", determina Lesta.

"Carrero tuvo carta blanca hasta el día de su muerte para conseguir el ingenio nuclear", añade el experto. A pesar de todo, lo que permitió a España dar un salto en sus investigaciones fue Estados Unidos, país que cedió nada menos que 350.000 dólares para favorecer la evolución de energía nuclear a nivel civil en la península. Lo que los americanos no suponían era que Franco, por el contrario, usaría ese capital para iniciar el proyecto de la bomba nuclear.

Tras la inyección de capital, Carrero Blanco ya sólo necesitaba de material científico para que comenzara el proyecto, pues los primeros informes indicaban que España poseía el resto de medios para la fabricación de la bomba.

El rompecabezas iba tomando forma. Con el capital, la tecnología y los conocimientos, Franco ya sólo necesitaba poder crear el combustible, el cual se elaboraba a base de plutonio. No obstante, la suerte quiso que la vecina Francia, que ya se había convertido también en una potencia nuclear, se ofreciera a ceder a España una central nuclear en la que poder fabricar el elemento que faltaba. "Se trataba de una planta de grafito-gas que no necesitaba enriquecer el uranio para su funcionamiento y de cuyos residuos se podía obtener un producto de alto valor militar: el plutonio .

La central de Vandellós I se inauguró después de un acuerdo de colaboración firmado entre Carrero Blanco y De Gaulle, destaca por su parte el grupo Garvi en un texto. Todas estos acuerdos se llevarían a cabo a espaldas de Estados Unidos y la U.R.S.S, países que no querían que ningún vecino rompiera su hegemonía nuclear.

Quizá sorprenderá a mucha gente el saber que España en la década de los sesenta disponía de los científicos (tanto teóricos, como ingenieros experimentales) para fabricar el artefacto. Por otra parte, también disponíamos, gracias a los franceses, de las centrales nucleares para la fabricación de Plutonio militar (el cual podía ser creado en una cantidad de casi doscientos kilos al año).

"Esta cantidad era más que suficiente para la elaboración en serie de un stock nuclear moderado y, con ello, comenzar una carrera armamentística", añade por su parte Lesta.

Así, a finales de los 60, Franco sabía secretamente que la opción del armamento nuclear era una realidad salvo por un pequeño cabo suelto. "España carecía de un elemento clave, y no se trataba del material fisible, ya que incluso en ese sentido podíamos autoabastecernos de uranio procedente de nuestras minas (somos el segundo europeo país con reservas naturales de Uranio). Ese elemento clave, que era un componente tecnológico indispensable para la detonación, fue conseguido de manera "casual" en el incidente nuclear de Palomares.

"A pesar del secretismo que rodeaba al proyecto, los progresos que España estaba realizando en instalaciones y tecnología nuclear de doble uso, civil y militar, no pasaron desapercibidos para los Estados Unidos", determina Garvi en el texto. El recelo hizo que los Estados Unidos enviaran a uno de sus emisarios, Henry Kissinger, a visitar a varios mandatarios nacionales.

"Kissinger se entrevistó en diciembre de 1973 con las más altas personalidades del estado, incluido Franco y el príncipe Juan Carlos. Y el 19 de diciembre, le tocó el turno al almirante Carrero Blanco, con el que mantuvo la charla más prolongada que tuvo en nuestro país"  afirma Lesta.

Sabemos que la conversación subió de tono cuando tocaron el potencial nuclear que tenía España, y su negativa a firmar el TNP. Según parece, esta conversación fue, cuanto menos, poco amable, según afirma Lesta:
"Carrero le comentó a Kissinger su pretensión de convertir a España en un país "importante" gracias a la baza nuclear,  a lo que Kissinger contestó pero es que cuando España es importante, es peligrosa".

"El asesinato de Carrero, junto con un sabotaje de las instalaciones, frenó muy gravemente el proyecto nuclear español."

"En cualquier caso, siempre me pareció significativa la desaparición en el stock de la base aérea de Torrejón de varias minas antitanque de alta tecnología (controladas inalámbricamente y con sensores acústicos). Un material que había venido fletado desde la base de Fort Bliss -Texas- antes de la voladura de Carrero por los aires", finaliza Lesta.

 Tras la muerte de Carrero y, posteriormente, la de Franco, el proyecto se estancó.  Estados Unidos consiguió su objetivo y, con la llegada de la democracia, hizo que España firmara el tratado para limitar la energía nuclear. Definitivamente, el proyecto había muerto a pesar de sus posibilidades.

 Al parecer, en 1987 la cúpula de exteriores de Felipe González mantuvo una serie de reuniones con el establishment americano para firmar definitivamente el TNP (Tratado de No Proliferación nuclear), lo que zanjó el asunto para siempre. Hay que pensar que las presiones desde 1977 en la época de Suarez eran ya brutales, pues la posibilidad de fabricación propia en un plazo relativamente corto (no más de cinco años) era elevadísima.

Ante la pregunta  ¿Llegó a tener España la posibilidad real de fabricar armamento nuclear?,  LESTA contesta  : Sí. Se puede decir que en 1967 España se encontraba en una cuenta atrás para la elaboración, no sólo de una bomba atómica, sino la fabricación en serie de armamento nuclear.

 Por Villatoro
Carrero le comentó a Kissinger su pretensión de convertir a España en un país "importante" gracias a la baza nuclear. Saltaba por los aires menos de 24 horas después, y a tan sólo escasos 400 metros de la embajada estadounidense.

16 comentarios:

  1. Este artículo contiene información interesante y probablemente desconocida para el gran público pero creo que exagera mucho.
    Personalmente he conocido algo de cerca las actividades de la Junta de Energía Nuclear en la década de los 60 y puedo afirmar que allí se trabajaba en el diseño y puesta a punto de un reactor nuclear primer paso para cualquier desarrollo posterior bien pacífico, centrales nucleares para generación de potencia eléctrica o armamentístico bomba atómica, o equipos con propulsión nuclear, por ej. submarinos.La impresión que obtuve es que ni el ritmo de los trabajos de investigación ni los medios de que se disponía no eran excesivamente acelerados ni generosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON F.J.EUGENIO
      Ya que trabajastes cerca de esa Junta de Energía Nuclear, tú sabes muchísimo más que yo y no puedo dicutirte lo que afirma el experto Lesta.

      Personalmente he leído variados artículos sobre las circunstancias del viaje de Kissinger la víspera de la voladura de Carrero así como su evaporación de España media hora antes del atentado, y resulta todo muy sospechoso.

      Sabemos que la CIA contrató a los etarras y que éstos trabajaron en el subsuelo de Madrid, casi junto a la Embajada de USA, sin que los yankees se apercibieran de ello oficialmente, y de que el artefacto que usaron los etarras resultaba casi imposible de adquirir en el mercado negro, esa mina anticarro de la que se habla en el artículo, y que coincide con la implicación de los gringos en la voladura de Carrero.

      También se han publicado artículos de gente de los servicios secretos en que sostienen que Carrero se negaba a prolongar el Acuerdo de las Bases Americanas en España en razón a que le dijo a Kissinger que ya no las necesitaban para nada porque en breve España iba a disponer de armas nucleares.

      Y hay una frase de Kissinger que explica muchas cosas : el que franceses, ingleses y americanos nos vienen puteando desde hace más de un siglo en todo ( recuérdese el apoyo y ocultación de etarras durante decenios, los boicots a España en los asuntos marroquies y la Marcha Verde, etc., etc.) y la dicha frase es =
      "ES QUE CUANDO ESPAÑA ES IMPORTANTE ES PELIGROSA".

      Eliminar
  2. No creo que yo sepa "muchísimo" de nada y menos de un tema tan abstruso como el que nos ocupa.
    Creo que estamos comentando dos temas distintos si bien conectados entre si de alguna manera:
    a) Las investigaciones nucleares de la J.E.N.
    b) Las circunstancias del asesinato del Almirante Carrero, que como bien dices, resultan "muy sospechosas".
    Que no existía buena química entre Kissinger y Carrero parece confirmado por multitud de documentos, lo mismo que la falta de sintonía durante su última entrevista horas antes de la voladura del Almirante.
    El tema del atentado y sus motivaciones y circunstancias nos daría para largas horas de tertulia y / o intercambio de información pues me parece que tu, amigo Javier, conoces bastante este trascendental episodio de la vida nacional.

    ResponderEliminar
  3. ¿el pie de página intenta establecer alguna relación causal entre ambas cuestiones?... los motivos por los que voló están claros, les dejaron hacer, sólo así se explica que cablearan cientos de metros de calle a cascoporro con todo a la vista a nada que uno se fijase. Motivos muchos, y éste uno de los muchos existentes.

    De todos modos otra cosa habría sido la bomba finalizada la segunda guerra mundial, a esas alturas (finales 60 principios 70), con España casi metida de lleno en la "sociedad internacional" no tenía sentido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      El pié de página, puesto por mí, sólo induce a hacer pensar que los gringos estaban muy metidos en el asunto de la voladura de Carrero, pues esos días con etarras delante de la embajada empalmando cables y cavando en el subterraneo, más todas las carreteras, aeropuertos y ferrocarriles absolutamente libres de controles tras el atentado, dan para sospechar que el KISSINGER era algo más que los moritos de los locutorios del 11-M.

      No tengo ni idea de si había medios en aquella España para fabricar armas nucleares pero por lo que dice el experto del artículo parece que SÍ.

      Me he limitado a sospechar de todo ya que tras leer los fascinantes escritos de Zorrete sobre la CIA, soy capaz de creer ya que nunca es nada ni parecido a lo que se supone.

      Y también soy propenso a creer que tanto la Marcha Verde como el 11-M no son productos nacionales marroquies y españoles, sino de muchos colaboradores más.

      Fíjate si soy desconfiado en estas cosas que he empezado a pensar que el hecho de tener a ZP y Rajoy como gobernantes es una conspiración contra los españoles. Muy bien organizada.

      Eliminar
  4. Hola Don Javier, los dos asuntos son relacionados por muchos ex-miembros de la inteligencia y si se leen las declaraciones de los familiares, escoltas (a los que4 dieron permiso cuando había una alerta de distintas fuentes ya que se dice que hasta un centenar de etarras circularon por Madrid) e incluso del secretario de la embajada de España en París, es blanco y en botella.
    ¿Sabías que tuvieron una fuga en la Junta de Energía Nuclear?. No se si sera el sabotaje al que se refiere el articulo, pero sucedió, no dijeron nada y toda la vega del Manzanares se contamino, posteriormente retiraron toda la tierra del solar de la Junta y de los huertos de los margenes del Manzanares-Jarama pero el daño ya estaba hecho. Cuanta gente las palmó de cáncer por comer de esos huertos???.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Quería leer tu interpretación de estos hechos que se relatan y observo que relacionas ambos hechos ( posibilidad de crear armas nucleares por España y voladura de Carrero) aportando el dato del ATENTADO A LA JUNTA DE ENERGIA NUCLEAR, silenciado, ocultado y con las contaminaciones radioactivas que citas.

      Yo le añado la desaparición de la modernísima mina anti-carro de los almacenes de Torrejón, y la ausencia de todo tipo de controles fronterizos, de carreteras, de ferrocarriles, etc. que yo sí observé el mismo día del atentado y posteriores, cosa inaudita tratándose del asesinato del un Jefe de Gobierno.

      Eliminar
  5. La "voladura de Carrero" dió la razón a los que pensamos que oir misa todos los días es malo para la salud y no garantiza la protección del Señor. Tampoco deja en buen lugar a la pericia de su serv icio de seguridad, pues es elemental no hacer lo mismo todos los días ni recorrer el mismo trayecto. A los asesinos se lo puso en bandeja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Está demostrado que ir a templos todos los días puede causar trastornos en la salud ya que no es seguro que algunas piedras de cúpulas no se desprendan de vez en cuando.
      Los servicios de "seguridad" esos eran tan poco fiables como ir escoltado por Carrillo y sus chicos.

      El amigo De Gaulle sufrió más de un centenar de atentados por los de la OAS tras la independencia de Argelia pero nunca "lo cazaron". ¿Será que los gabachos son más listos? También a la Margaret Thatcher la quisieron convertir en crema de guisantes los del IRA, pero no les fue posible nunca.

      No ha pensado nunca que con gobernantes como ZP y Rajoy nadie en España realiza atentados políticos?

      Eliminar
  6. Cada vez me cae mejor Franco, sería un dictador pero tenía en la cabeza la idea de que España fuera algo más que la Cuba europea, que es en lo que la quieren convertir.

    Ya hay de todo, carreteras de p madre, infraestructuras, parques temáticos, salas de convenciones, playas, casino y aeropuertos..lujos que los españoles, al modo cubano, no podremos disfrutar por falta de medios. ¿Existe alguna duda de a qué amos sirvieron los sociatas y ahora Rajoy?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Franco era, a mi parecer, un singular personaje muy pragmático que vivió, todo lo que estamos viendo ahora nosotros, en la época de la Monarquia y la República y se propuso, si tenía posibilidad, eliminar todo aquello que él consideraba dañino para la idea de España que albergaba. Y lo nocivo, al igual que ahora comprobamos nosotros, estaba en los partidos políticos y en los políticos.

      Por ello carecía de ideología alguna y se servía de ellas (la falangista por ejemplo) para imponer su MANDO CUARTELERO. Pero no le gustaban ni los monarquicos, ni los carlistas ni los falangistas ni mucho menos los sociatas y comunistas.

      Careciendo, como comentas, hasta de carreteras normales, aspiró a construir una clase media y lo logró. Yo juraba en chino contra el franquismo por las cercenadas libertades de expresión o de reunión, por los abusos de los chulos falangistas de recortado bigotito, y por la dictadura que imponian en la sociedad los obispos y párrocos.

      Ahora todo aquello me parece una minucia comparando con la dictadura de las Castazas mangantes, y más aquí en donde el Peneuve es un Franco duplicado en todo.

      Creo que tendriamos que irnos a vivir a Gran Bretaña, Usa o Francia para conocer el sabor de las MENTALIDADES democráticas. Del respeto al de opinión contraria y en donde se vota en contra de los que perjudican, no a favor de "los nuestros".

      No, no existe ninguna duda de a quién sirven los ZP y Rajoy.

      Eliminar
  7. información interesante, aunque me ha hecho recordar un poco a Calabuig de Berlanga. Gracias por la información.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSE ANTONIO
      Sí, parece un chiste sobre españoles "pobres" pero, al parecer, debe de ser cierto que estuvimos a punto de ser "importantes".

      Saludos

      Eliminar
  8. interesante información, Tella, que me ha hecho en parte recordar a Calabuig de Berlanga. Gracias por el articulo.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  9. De hecho aún podríamos hacerlo si hubiera la voluntad política suficiente. Pero en un país donde no hay voluntad política ni para llamar a una región al orden, ya me diras tu a mi que haríamos con una bomba atómica. Viendo cómo nos roban los alijos incautados de las aduanas creo que algún rumano la vendería al peso en alguna chatarrería, enterándonos de la sustracción por la prensa, sin ver a nadie dimitir, cómo es preceptivo.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON PEDRO
      Ahora aún sería más facil fabricarla pero, además de los problemas que sugieres saldrían, tendriamos nuevas REIVINDICACIONES de catalufos y peneuveros : también ellos querrán armas nucleares. No iban a ser menos que el "Estado" español.

      Eliminar