VERANO

10 marzo 2013

"Adopta a un español"

En la peli "Plácido", ollas Cocinex ponía en marcha un evento para que los matrimonios pudientes se llevaran a casa a un pobre y lo invitaran a cenar en blanco y negro.

En Noruega, los Garlind han decidido apadrinar a una familia de ibéricos necesitados a todo color.

Sale una madre con su hijo en una infravivienda donde no hay baño y las necesidades se hacen a la antigua. Elena Urbano no es Cassen, el pueblo de Liria no es de largo metraje y esto no es una película agridulce. Pero España ya está de Berlanga y en este filme cabemos todos: dos ancianos noruegos conmovidos con la ruina que ven por televisión; los 270 euros que han decidido mandar cada mes a esta familia; un niño valenciano de siete años sin recursos llamado Aarón; una madre que pasó de estar a cargo de 30 empleados en una empresa de construcción a tener que robar algarrobas para comer.

El niño no lo recuerda, pero Elena sí: lo de que el padre fuera adicto a la heroína. Por ahí se fue el amor un día. Y Elena de la mano del hijo dice :

"Desde los 16 años trabajaba y estudiaba. Yo me pagué todo. El coche, los implantes en el pecho, todo... Estuve de secretaria en una empresa de serigrafía, ponía copas... Por entonces podías cambiar de trabajo cuando quisieras... Tuve al niño... Y llegó la crisis en 2007. Era una de las encargadas del departamento de logística en una empresa de suministros para la construcción. En 2008 ya estaba en la calle. Los 15 últimos días me los pasé sola en la oficina". Aarón también. En la calle. Jugando con los dos perros de presa que guardan la infravivienda.

El país perdía oxígeno.
"Con el niño empecé una nueva vida en un piso que era de una amiga de mi madre. Estaba superbien por 200 euros. No teníamos ingresos (mis padres viven de los 600 que gana el viejo). Entonces mamá decidió montarnos una casa de comidas y pidió un préstamo de 8.000 euros. Los del local nos estafaron y la tienda cerró. Y ahora mis padres tienen que pagar aquel préstamo y apenas llegan a fin de mes".

Así que esta infravivienda de 60 metros que le dejó el hermano  es hoy el Palace y un puerto refugio. Con dos bull-terrier apostados a la entrada como leones de las Cortes y la inmensidad del campo como letrina.  De sol a sol. En cuclillas. Dos meses sin descansar un día.

Fueron a Torrevieja  Elena y Aarón para conocer a la pareja de noruegos que los habían citado allí. "Fuimos en octubre el niño y yo. Los Garlind viven en Oslo, pero tienen una casa en Torrevieja en la que se pasan la mitad del año", desgrana Elena.

Ellos se enteraron de nuestro caso por la tele noruega y quisieron apadrinarnos, vaya. Era para verlo... Aarón les abrazó como si los conociera de toda la vida. Nos pagaron el viaje, nos invitaron a comer...

Los abuelos escandinavos mandan hoy 270 euros al mes y ya son cuatro los casos de noruegos apadrinando a un español.

Aquí, en la infravivienda que tienen en el campo, Aarón no sabe por qué el mundo mayor a veces está como revuelto, ni por qué su madre casi nunca se enfada con él.
 -Mamá, cuando seamos ricos, ¿me llevarás al cine?

 P.Simon-Liria
 

ELENA URBANO

12 comentarios:

  1. Creo recordar que el título original de PLACIDO era "Siente un pobre a su mesa" que era el leit motiv de toda la película que se repetía continuamente, así como la frase "en una noche como esta...." . A la censura le pareció un título demasiado fuerte y obligó a cambiarlo.
    Gran película, con guión de Azcona, enorme guionista que si viviera todavía, cogía este tristísimo suceso que narras y confeccionaba un guión que te pondría los pelos de punta.
    Neorrealismo a la española pero lamentablemente basado en hechos reales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON F.J.EUGENIO
      Sí, gran peli la de Plácido, como todas las de Berlanga. Y ésta es una vergonzosa situación a la que hemos llegado en la que el pobre a "sentar en la mesa" por las señoras de collares vamos a ser la mayoría de los españoles, NO TODOS.

      Eliminar
  2. Que vergüenza, de verdad que vergüenza. Al final nos tendrán que apadrinar hasta los tanzanos, bien que nos han jodido. Empiezo a entender lo de tantas guerras civiles en España, así no se puede...
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Eso mismo pensé yo al leer la información : Qué verguenza de país. Al final los jubilatas nórdicos nos van a tratar como si fueramos tanzanos o congoleños o de Biafra en Etiopía.

      Y la causa básica no la tenemos los paga-impuestos españoles sino sus habituales dirigentes desde Carlos III para aquí, pero en especial el ZP y su copia el Rajoy.

      No creo que terminemos en otra guerra civil porque ni ganas para eso hay en el ambiente pero podriamos ser una copia de la Venezuela bolivariana en cuanto a modos de enfocar los asuntos de cada día : los farsantes a lo Pepiño, Bárcenas, Rubal o Cospedal, y los demás.
      Los "demás" muy preocupados con Mouriño o como se llame.

      Eliminar
  3. Amen de quedarme ojiplático con el caso, a esto hemos llegado, una cosa: ¿que hacen manteniendo a 2 perrazos que comerán posiblemente más que madre e hijo?.

    En otros paises se dimite hasta por ocultar multas.. aqui no se dimite ni tras arruinar el pais o que te pillen con sacas de dinero. Este es el auténtico hecho diferencial español, y ojo, apoyado constantemente por los votos de los españoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      A esto hemos llegado y fuera ya lo saben. No hay quien maquille la situación por mucho que las Mary-Lolis y Sorayas se depilen y nos hablen con mentira tras mentira.
      Supongo que los perros serán la última propiedad que tenía el niño y seguramente ya se buscaran su propia comida.

      Importante es dejar constancia de lo que indicas : esoa mangarranes que nos han hundido han contado con el VOTO de los españoles.

      Eliminar
  4. Ignoro si la Prima Ursulita es noruega pero, si no lo fuera, no me importaría nada que me apadrinara, aunque solo fuera una semanita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Tampoco a mí me importaría nada que Prima Ursulita me adoptara, y si hubiera alguna posibilidad de ello, ambos nos hacemos "adoptables" cueste lo que cueste.

      Eliminar
  5. Me imagino el enfado de los noruegos al ver que día sí día también salen nuestros queridos políticos patrios llevándoselo crudo mientras el pueblo se muere literalmente de hambre y subsiste con limosnas del estado... ¿éste es el país de la expo, de las olimpiadas, del tren de alta velocidad, de aeropuertos en todas las ciudades?.

    Y que todavía tengan la poquísima vergüenza los sociatas de permanecer un solo minutos más en sus cargos...

    Sinceramente, como dice Zorrete, vergüenza total y absoluta, noticias así te avergüenzan de ser español y la imagen que damos fuera.

    Lo que han hecho los sociatas, especialmente la etapa zp, a España no se recupera en 30 años, con suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Casos así son los que vienen a sensibilizarnos con el desastre TOTAL provocado por los cabrones sociatas y sus sucesores actuales (los cuales siguen mangando a manta). Y nos produce, eso que comentas acertadamente, una VERGUENZA sin límites de ser como en otro tiempo eran los bolivianos o los ecuatorianos : gente a la que había que ayudar a dar de comer a sus niños.

      Hoy los ecuatorianos o biafreños somos NOSOTROS para los nórdicos. Y para colmo nos conocen de primera mano porque pasan el invierno en alguna de nuestras costas levantinas.

      Mucho aeropuerto y tranvia urbano modelnos pero miles de casos de suicidios por embargos de vivienda o de gente como el niño AARON.

      Eliminar
  6. eva sanum, noruega de pro, creo, quiso, ya ves, dejarse apadrinar por Principe Felipe, mas no hubo manera. Plácido es obra maestra.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Lo correcto hubiera sido que la EVA SANUM se hubiera llevado al Borbón hijo a Noruega o a Finlandia para SIEMPRE.

      Tanto "Plácido" como las demás pelis de Berlanga eran joyas de Arte. Y fueron producidas no en tiempos de estos titiriteros sino con el régimen del Invicto.

      Eliminar